Para chicos

Las mejores actividades extraescolares para tu hijo

equipo de futbol infantil

Que tu niño tenga otra actividad además de asistir a la escuela no sólo lo tendrá más ocupado, sino que lo ayudará en su desarrollo físico e intelectual. Generalmente los niños que realizan actividades extracurriculares desarrollan mejores vínculos sociales, así como valores asociados con el respeto y la responsabilidad.

Al ser parte de un equipo deportivo o una orquesta musical los niños desarrollan un mayor sentido de pertenencia social, así como mayor disciplina para cumplir con sus actividades. Muchas veces las actividades extraescolares también ayudan en la escuela, pues muchas de las opciones que hay estimula también el desarrollo cognitivo del niño.

Saber escoger cuál es la actividad adecuada para que tu niño realice fuera de la escuela es una decisión que debe ser evaluada entre tu pequeño y tú. No se debe obligar al niño a asistir a algo que no le guste, sino por el contrario, los padres deben estar muy atentos a sus intereses para reconocer la actividad extraescolar ideal para su niño.

Acá te dejamos una lista de las mejores actividades que tu niño puede realizar, sin embargo esto no quiere decir que deba hacerlas todas. La cuestión está en mantener un equilibrio y realizar la que más le llamen la atención, tomando la previsión de que le quede el tiempo suficiente para descansar en casa y realizar las tareas que le asignen en la escuela.

Practicar deporte

Mantener el cuerpo ocupado con un deporte va a beneficiar al desarrollo físico y cognitivo de tu niño. La Organización Mundial de la Salud recomienda que los niños realicen ejercicios aeróbicos por lo menos una hora al día para mantener un estado de salud óptimo.

El realizar ejercicios desde temprana edad ayuda a prevenir enfermedades de adultos, así como a reducir la posibilidad de obesidad infantil. Además, la práctica de ejercicios ayuda a controlar la hiperactividad que tienen algunos niños, así como a reducir la ansiedad y el estrés.

Otro punto a favor en la práctica de ejercicios desde temprana edad es que estos también influyen en el rendimiento académico de los pequeños, pues el ejercicio físico estimula a las neuronas, por lo que el aprendizaje y la memoria se ven favorecidas.

Para determinar a qué tipo de deporte puedes llevar a tu niño es esencial que arrope su interés. Puedes inscribirlo en algún equipo de fútbol, baloncesto u otra disciplina. También puedes llevarlo a clases de natación o karate.

El ballet es otra disciplina que debes evaluar, pues tiene la ventaja de combinar el ejercicio físico con el arte y es una disciplina que encamina a quien la practica por los valores de la responsabilidad, el trabajo en equipo y la creación de lazos de amistad.

Estudiar Música

Los beneficios para los niños que aprenden a tocar algún instrumento musical son sorprendentes. El simple hecho de escuchar música hace los pequeños desarrollen habilidades mentales importantes que conllevan al aumento de su inteligencia, al desarrollo de mejores capacidades sociales y a la disminución de niveles de ansiedad.

Tocar algún instrumento musical y aprender a leer y escribir música logra que los niños aumenten su capacidad de razonamiento del mundo en el que viven y desarrollen un sentido de responsabilidad y pertenencia social que mejora su rendimiento en la escuela.

Es importante que inicies a tu niño en lo básico de la música. Para escucharlo tocar un instrumento puede pasar algún tiempo. Lo ideal es que lo inscribieras en una academia de música en la que se puede desarrollar en toda su edad escolar y de hecho pueda seguir después. También puedes buscar un profesor particular que le imparta clases al niño en la propia casa.

Expresiones artísticas

Si notas que a tu niño le gustan las manualidades o la pintura, entonces puede ser el momento perfecto para inscribirlo en una clase de artes plásticas en la que pueda desarrollar este gusto y maximixar sus habilidades creativas con una técnica mucho más profesional.

Si en cambio notas que tu hijo es extrovertido y se interesa por la actuación, entonces tomar clases en una academia de teatro o actuación puede ser una buena idea. De esta forma se divertirá a la vez que perfeccione esta habilidad mucho más.

Estudios señalan que los niños que desarrollan habilidades artísticas expresan mucho mejor sus sentimientos y emociones y son capaces de ver el mundo desde la perspectiva de la otra persona, generado mucho más empatía con sus compañeros.

La recomendación en este caso es que inscribas a tu niño en un curso de verano y si muestra suficiente interés en ello, puedes buscar clases que se den durante todo el año escolar.

Recuerda siempre que cualquiera que sea la actividad extracurricular que tu niño escoja, es importante que le expliques la importancia y la responsabilidad que esto implica, para que así sienta que es algo en lo que debe esforzarse.