Familia Maternidad Vida Positiva Vida sana

Problemas de ansiedad en niños: ¡Ayudamé con mis nervios mamá!

Los problema de ansiedad en niños pueden ser muy graves
Los problema de ansiedad en niños pueden ser muy graves

¿Notas a tu hijo nervioso constantemente? ¿Lo observas inseguro cuando no está a tu lado? ¿Se aísla con frecuencia? ¿Tu niño se muestra preocupado a menudo por todo de forma irracional? ¿Presenta quejas sobre problemas de salud? Si la respuesta a la mayoría de estas interrogantes es “Sí”, podemos estar en presencia de problemas de ansiedad en niños.

Los pequeños al igual que los adultos, experimentan ansiedad teniendo como motivo diversos factores que van desde los cambios en el desarrollo hasta los entornos sociales. Los problemas de ansiedad en niños pueden solucionarse con el tratamiento adecuado, así que ¡No te angusties mamá! Es importante entender qué son los problemas de ansiedad en los niños para poder intervenirlos desde la disposición y el amor de madre.

Generalmente, los pequeños con problemas de ansiedad son etiquetados como “niños nerviosos” y no son atendidos bajo ninguna modalidad. Por ello, la observación de la madre y el poder percibir los pequeños cambios en el comportamiento de los hijos, es la mejor cualidad de toda madre. La información que se pueda otorgar sobre la conducta del niño es relevante al momento de hablar sobre problemas de ansiedad.

Durante la niñez y adolescencia, 13 de cada 100 presentan algunos de los problemas de ansiedad, siendo las niñas las principalmente afectadas. Adicionalmente, el carácter del niño juega un rol importante en el desencadenamiento de los problemas de ansiedad.

Inicialmente, debemos conocer sobre la ansiedad en niños y sus síntomas, así como también los diversos trastornos de ansiedad en niños. Luego, se podrá lograr un mayor entendimiento sobre el impacto de los problemas de ansiedad en los entornos donde se desenvuelva tu hijo.

¿Qué es la ansiedad infantil?

La ansiedad es una respuesta emocional que tiene el niño ante un objeto o situación amenazante para él. La ansiedad prolongada en el tiempo es peligrosa por lo que su adecuado tratamiento se vuelve necesario. Sin embargo, como mamá puedes ayudar enormemente a prevenir o controlar la ansiedad en tus hijos con los consejos que veremos más adelante.

Cuando somos niños algunos de nuestros miedos están motivados por la oscuridad, perder amistades, los monstruos, entre otros. Son situaciones que pueden generar mucha ansiedad en el infante. Luego, a medida que vamos creciendo nos damos cuenta que estos miedos pueden ser producto de nuestra mente, por lo que el manejo de la ansiedad es mucho más óptimo. No obstante, hay niños que a medida que crecen se les dificulta el manejo adecuado de la ansiedad y es cuando surgen los problemas de ansiedad.

Es importante saber que más del 90% de los niños que sufren de trastornos de ansiedad, logran recuperarse por completo ¡Todo tiene solución!

La ansiedad en niños puede manifestarse con síntomas somáticos, es decir, en el cuerpo; como síntomas cognitivos que tienen que ver con las ideas y pensamientos que vaya creando el niño en relación a una situación en particular.

Los diferentes problemas y tipos de ansiedad en niños

Acá veremos una serie de trastornos asociados a la ansiedad en niños, pero debes saber que el auto-diagnóstico no es recomendable. Si observas a tu pequeño y notas uno o más de los síntomas de algún trastorno es necesario que consultes a un especialista de la salud mental.

  1. Trastorno de ansiedad por separación.

Trastorno de ansiedad por separación.
La separación es una gran causante de la ansiedad infantil

Es aquel miedo o ansiedad desproporcionada al niño experimentar la posibilidad de separación de mamá, papá o cuidador. Generalmente este problema de ansiedad se presenta con figuras significativas para el niño.

Asimismo, puede presentarse la situación contraria para el niño, es decir, la posibilidad de perderse, ser secuestrado o cualquier situación que implique separación de la figura significativa.

Te presento alguno de los síntomas que se pueden presentar:

  • Pesadillas que se encuentren vinculadas a la separación y/o muerte de personas o pérdida de objetos significativos.
  • Dificultad para ir a la escuela, ya que la misma implica la separación de sus cuidadores.
  • Momento previo a la separación de sus cuidadores, el niño manifiesta sentir algún síntoma físico. Por ejemplo, durante el recorrido hacia la escuela el niño indica sentirse con náuseas, dolor de cabeza, entre otros síntomas físicos.
  1. Mutismo selectivo en niños.

Mutismo selectivo en niños
¿Tu hijo no quiere hablar o le da miedo decir lo que piensa?

Este trastorno de ansiedad infantil se presenta de forma particular en los niños, ya que nuestro pequeño se le dificulta el poder hablar de tal manera que no lo logra hacer al estar es situaciones sociales específicas. Un ejemplo de este problema de ansiedad sería el mutismo al estar en la escuela.

Como madre es importante que mantengas una comunicación constante con los maestros de tu pequeño, ya que son ellos los que te pudieran dar este tipo de información relevante.

  1. Fobia social infantil.

Fobia social infantil.
La fobia social en los niños debe tratarse

La fobia social es aquel miedo o aquella ansiedad intensa que experimenta el niño que tienen como motivo las situaciones sociales donde se siente expuesto a la mirada del otro.

Los pequeños con este problema de ansiedad presentan gran dificultad para hablar o actuar en público, ser observados o reunirse con personas que no conoce el niño. Adicionalmente, su hijo puede sentir gran temor a ser rechazo por el otro. El niño evita de cualquier forma las situaciones sociales.

Estos problemas de ansiedad son los más comunes en los niños. Acá veremos algunos consejos que te permitirán contribuir en la reducción de la ansiedad en tu pequeño.

Primero, como mamá debes saber que la ansiedad generalmente es tomada como algo “normal”, y esta no es la mejor opción. La aparición de la ansiedad debe ser vigilada en los niños, ya que los síntomas prolongados pueden ocasionar un problema de ansiedad más severo.

¿Mi hijo presenta una ansiedad normal o se trata de un problema de ansiedad preocupante?

Todos experimentamos ansiedad cotidianamente, ante diferentes situaciones. Es importante saber si nuestro pequeño está atravesando un problema de ansiedad al que debemos preocuparnos o si solo es una ansiedad “aceptable”, debes considerar el grado en el que se presenta la ansiedad  ¡Este es el factor diferenciador!

Además, los niños presentan miedos específicos de acuerdo a su etapa de desarrollo. Inicialmente, le tememos a la oscuridad, ruidos muy fuertes, lluvias torrenciales, monstruos e indudablemente a la separación de sus cuidadores. Luego, entre los 6 y 12 años los principales miedo son desencadenados a la posibilidad de sufrir algún daño físico y al fracaso escolar.

Los miedos son una respuesta emocional que todo niño experimenta y que están fuertemente asociados a su nivel evolutivo. Recuerda que debes observar el grado en el que se presenta, esto marcará la diferencia.

¿Influye la familia en la aparición de problemas de ansiedad en el niño?

La familia es un círculo social importantísimo para el niño, por lo que sí se puede considerar un factor influyente en la aparición de problemas de ansiedad en el niño.   El cómo las personas significativas para nuestro pequeño manejen su propia ansiedad, tendrá un impacto en la interpretación que pueda tener el niño de sus miedo y el cómo  pueda él enfrentarlos.

Consejos para combatir los problemas de ansiedad en niños

Veamos algunos consejos para  solucionar los problemas de ansiedad infantil

  • ¡No lo obligues! Ayúdalo a enfrentar sus temores.

El niño no siempre tendrá las palabras exactas que describan lo que está sintiendo, en ocasiones él no entiende lo que siente. Es por ello, que como madre puedes ayudarlo poniéndole palabras a esas emociones. Esto permitirá que el niño identifique más adelante sus propias emociones y pueda tomar acciones sobre ellas.

Luego, ayúdalo a enfrentar sus miedos, ya que esto lo ayudará reducir los niveles de ansiedad. Supongo que te preguntarás, ¿cómo lo puedo hacer? ¡No te preocupes! Cuando nos referimos a enfrentar no tiene nada que ver con obligar a tu pequeño a exponerse ante su miedo, porque puede por el contrario aumentar los síntomas de ansiedad.

La mejor opción es poder ir elogiando cada intento que el niño haga para solucionar su miedo. Esto le brindará seguridad a tu pequeño.

  • ¡Tómatela light mamá!

Mamá y papá son un ejemplo a seguir para tus pequeños, por lo que las conductas de los padres serán copiadas por los hijos, conductas tanto positivas como negativas y ansiosas. Por esta razón, ¡Respira! ¡Baila! ¡Disfruta la vida! Recuerda que una mamá feliz y atenta, es un hijo sano y feliz.

  • Muéstrale a tu pequeño la relajación.

Los niños pueden experimentar altos niveles de ansiedad ante un ritmo de vida acelerado. Un exceso de actividades causa ansiedad. Es aquí donde las actividades extracurriculares o de relax se vuelven vitales. Entonces se preguntarán, ¿cómo hago si mi hijo no le gusta estas actividades grupales? En un primer momento, puedes considerar actividades más individuales como el dibujo, tocar algún instrumento musical, entre otros. Sin embargo, con el tiempo puedes incorporar poco a poco a tu pequeño en una actividad donde la interacción social esté presente en un nivel bajo e ir aumentando. Siempre y cuando el niño lo desee.

  • Entender a tu pequeño, siempre es la mejor opción.

Los problemas de ansiedad en ocasiones aumentan por la ausencia de compresión de los padres hacia los síntomas del pequeño. La realización de señalamientos como “¡Miedoso!”, “¡No es para tanto!”, exponen al niño al rechazo por lo que la ansiedad aumentará significativamente.

A veces es mejor un “¿Qué pasó?, ¿qué sientes?” a tiempo para evitar diagnósticos en nuestros pequeños.

Los problemas de ansiedad en niños impactan en la niñez

Los niños son pequeñas personas sensibles, inocentes pero que tienen una gran fuerza para dar amor a quien le ofrece amor. Es por ello, que como padres son nuestra prioridad, nuestro tesoro que debemos cuidar pero que también tenemos que aprender a soltar. Los problemas de ansiedad tienen solución, y es más efectiva cuando los síntomas son reportados a tiempo. Aplica estos sencillos consejos y notarás mejoría en tu pequeño, pero si observas que la ansiedad persiste es mejor que recurras a un especialista en salud mental para identificar el problema.

1 comentario

Click aqui para dejar un comentario