Saltar al contenido

Primeros auxilios en quemaduras de aceite de la piel

Quemaduras de aceite en la piel

¿Alguna vez te has quemado con aceite caliente? La desesperación y el susto no te dejan pensar. Seas tú u otra persona siempre debes dar los primeros auxilios y ayudar a que la piel no se deteriore del todo con alguna quemadura de aceite. Los remedios caseros y los consejos de las abuelitas son de gran ayuda.

Las quemaduras se clasifican en cuatro grados, según la profundidad que tengan

Toda la vida hemos conocido de tres niveles de quemadura, primer grado, segundo grado y tercer grado. Algunas más recuperables que otras, vamos de grave a leve. Pero como sabes los primeros auxilios con quemadura de aceite son cruciales al momento para una recuperación pronta. Y con un final feliz, pero con cicatrices.

Debes tener cuidado al cocinar

¿Qué hacer ante una quemadura de aceite?

Ante una quemadura con aceite debes mantener la calma, todos sabemos que es lo suficientemente dolorosa y peligrosa para la piel. Asimismo, debes tener mucho cuidado que, si la quemadura es profunda, de inmuto debes acudir al médico. Además, si luego de curarla en casa ves que empeora ir al médico es la mejor opción.

Algunas recomendaciones son:

  • Refresque (enfríe) la quemadura. Ponga la parte afectada bajo un chorro de agua fría por cerca de cinco minutos. Esto ayuda a evitar que se siga quemando y disminuye el dolor y la inflamación. No ponga hielo sobre una quemadura. No frote una quemadura porque esto puede empeorar la lesión.
  • No rompa las ampollas ya que puede aumentar el riesgo de una infección en el sitio de la quemadura.
  • Cubra la quemadura. Cubra el área afectada con un vendaje limpio que no se pegue a la quemadura. Esto ayuda a disminuir el riesgo de infección y alivia el dolor.
  • Proteja la quemadura. Mantenga el sitio de la quemadura limpio, lávalo suavemente con agua y jabón. No aplique ungüentos sino se lo ha indicado el médico tratante. Nunca debe aplicar mantequilla, grasas u otros remedios caseros a la quemadura sin consultar con su médico, ya que esto puede aumentar el riesgo de infección.

una de las peores quemaduras

Tipos de quemaduras con aceite ¿cómo tratarlas? 

Quemarse con aceite cuando estamos friendo la comida es uno de los accidentes más comunes que pueden ocurrir. Sin embargo, no muchos saben tratar las quemaduras adecuadamente y esto es clave para evitar dolores agudos, ampollas u otras complicaciones. Saber clasificar la quemadura que te ocasionaste accidentalmente siempre es importante.

Evaluar el grado de la quemadura, es lo más importante antes de cualquier otra cosa

Quemaduras de aceite según el grado de gravedad

  • Grado I o quemaduras epidérmicas: afectan a la parte más superficial de la piel, la epidermis. El aspecto de la misma es rojo, pero no se levantan ampollas. Típica quemadura solar.
  • Grado II. Se dividen en dos grados: Grado IIA o quemaduras dérmicas-superficiales: afectan a la epidermis y parcialmente a la dermis. Producen ampollas llenas de líquido, que si se retiran, tienen un color rojo intenso. Sería la quemadura por escaldadura por agua caliente. Grado IIB o quemaduras dérmicas-profundas: afectan a mayor espesor de la dermis. Si tienen ampollas, éstas apenas tienen líquido, y el color por debajo es blanquecino. Cuando la quemadura es con aceite hirviendo.
  • Grado III o quemaduras dérmicas totales: Afectan a toda la dermis, y el aspecto es sin ampollas, y con color grisáceo. El ejemplo sería una quemadura por llama con gasolina, alcohol, etc.
  • Grado IV o subdérmicas: Afectan a estructuras más profundas y el aspecto suele ser carbonáceo. Característico de quemaduras eléctricas de alto voltaje.

Importante: «A partir del grado IIB, todas las quemaduras requieren atención hospitalaria especializada. Las quemaduras grado IIA lo requerirán si la superficie es importante o si la evolución no es favorable.

Determinar el grado de la quemadura es primordial para su tratamiento

¿Cuánto dura una quemadura?

  • Una quemadura de grado I se cura en 2-3 días y suelen curarse sin dejar cicatriz.
  • Una quemadura de grado IIA, por definición, se cura en menos de 3 semanas. Si no hay complicaciones, entre 10-14 días, y pueden dejar cierta alteración en la coloración de la piel.

¿Cómo debemos tratar una quemadura leve?

  • Las quemaduras de grado IIA, por regla general, se tratan con una cura con gasa vaselinada para que no se pegue a la herida.
  • Una vez tratada, no debemos levantar esa cura con mucha frecuencia para permitir así que vaya cicatrizando. Lo ideal es hacerlo cada 3-5 días.
  • No debe levantarse ni mojarse el vendaje para permitir las condiciones óptimas de curación.
  • Por su parte, las quemaduras más profundas requieren supervisión por el médico especialista, es decir, por un especialista en cirugía plástica.

Para tratar las marcas o cicatrices, ¿Qué podemos hacer?

Una vez cicatrizada la quemadura, los mejores aliadas para una evolución favorable de la cicatriz son:

  • Hidratación abundante.
  • Masajes.
  • Protección solar para que no deje marca.

Debes tapar con vendaje adecuado

¿Cuándo puedes tratar una quemadura en casa?

Puedes tratar en casa la mayoría de las quemaduras de primer y segundo grado si el área lesionada tiene menos de 3 pulgadas de diámetro. Las quemaduras leves suelen tardar alrededor de una semana o dos en sanar por completo y generalmente no dejan cicatrices. El objetivo de tratar una quemadura es reducir el dolor, prevenir infecciones y sanar la piel más rápido.

  • Agua fresca: Lo primero que debes hacer si sufres una quemadura menor es dejar correr agua fresca (no fría) sobre el área de la quemadura durante aproximadamente 20 minutos. Luego lave el área quemada con agua y un jabón suave.
  • Compresas frías: Colocar una compresa fría o un paño húmedo limpio sobre el área quemada ayuda a aliviar el dolor y la hinchazón. Puedes aplicar la compresa en intervalos de 5 a 15 minutos. Trata de no usar compresas excesivamente frías porque pueden irritar más el área quemada.
  • Ungüentos antibióticos: Las cremas y los ungüentos antibióticos ayudan a prevenir infecciones. Aplica una pomada antibacteriana como Bacitracin o Neosporin en tu quemadura y cúbrela con una película adhesiva, un apósito o un paño estéril que no sea esponjoso.
  • Aloe vera: El aloe vera se suele promocionar como la “planta para las quemaduras”. Hay estudios que demuestran que el aloe vera es eficaz para sanar quemaduras de primer y segundo grado. El aloe es antiinflamatorio, promueve la circulación e inhibe el crecimiento de bacterias..
  • Miel: Ahora te gustará mucho más la miel. Además de su delicioso sabor, la miel puede ayudar a curar una quemadura leve cuando se aplica tópicamente. La miel es un antiinflamatorio y un antibacteriano y antifúngico natural.
  • Evita estar bajo el sol: Procura evitar exponer tu quemadura a la luz solar directa. La piel quemada será muy sensible al sol. Cubre la piel afectada con ropa.
  • Toma un analgésico de venta libre: Si sientes dolor, puedes tomar un analgésico de venta libre como paracetamol (Motrin, Advil) o naproxeno (Aleve). Asegúrate de leer la etiqueta para que tomes la dosis correcta.
  • No revientes las ampollas de las quemaduras: Por muy tentador que sea, no toques las ampollas. Reventar una ampolla puede provocar una infección. Si te preocupan las ampollas que se formaron por tu quemadura, consulta con un profesional médico.

Remedios caseros

Remedios que debes evitar ante una quemadura

Hay muchos remedios caseros extraños y recetas de abuelitas, pero no porque te digan que funcionan son buenos para ti. Debes evitar los siguientes remedios caseros comunes para las quemaduras:

  • Mantequilla: No pongas mantequilla sobre una quemadura. La evidencia que respalde la efectividad de la mantequilla como un remedio para quemaduras es poca o nula. Es más, la realidad es que puede empeorar tu quemadura. La mantequilla retiene el calor y también podría contener bacterias dañinas que pueden infectar la piel quemada.
  • Aceites: Contrario a la creencia popular, el aceite de coco no cura todo. Por la misma razón por la que no debes aplicar mantequilla a tu quemadura, los aceites, como el aceite de coco, el aceite de oliva y los aceites de cocina, retienen el calor e incluso pueden hacer que la piel se siga quemando.
  • Claras de huevo: Es otra creencia popular, pero las claras de huevo crudas conllevan un riesgo de infección bacteriana y no deben colocarse sobre una quemadura. Los huevos también pueden causar una reacción alérgica.
  • Pasta dental: Nunca apliques pasta de dientes sobre una quemadura. Esta es otra creencia popular sin evidencia que la respalde. La pasta de dientes podría irritar el área quemada y crear un ambiente que favorezca la infección. Además, no es estéril.
  • Hielo: El hielo y el agua muy fría pueden irritar aún más el área quemada. Es más, el hielo puede causar una quemadura fría si se usa incorrectamente.

Olvídate de las pócimas mágicas

Lo mejor es consultar a tu médico

Es importante que sepas reconocer cuándo puedes tratar una quemadura en casa y cuándo debes buscar atención médica. Debes buscar ayuda de un médico si:

  • La quemadura afecta un área de más de 3 pulgadas de diámetro
  • La quemadura fue en la cara, las manos, los glúteos o el área de la ingle
  • La herida empieza a doler o huele mal
  • Tienes fiebre
  • Consideras que tu quemadura es de tercer grado
  • Tu última vacuna contra el tétanos fue hace más de 5 años

Las quemaduras de tercer grado nunca deben tratarse en casa. Conllevan el riesgo de complicaciones graves, como infecciones, pérdida de sangre y conmoción. Una quemadura de tercer grado, a menudo conocida como “quemadura de espesor total” llega a los tejidos subyacentes e incluso puede dañar los nervios.

Los síntomas de la quemadura de tercer grado incluyen:

  • piel cerosa y blanquecina
  • carbonización
  • de color marrón oscuro
  • textura levantada y correosa

También es demasiado arriesgado tratar en casa las quemaduras causadas por una descarga eléctrica. Estas quemaduras suelen alcanzar las capas debajo de la piel e incluso pueden causar daño a los tejidos internos. El daño interno podría ser peor de lo que crees. No te arriesgues, acude al médico.

Pregúntale a los que saben

Luego de dar estas recomendaciones siempre es mejor acudir al médico y cerciorarte que tu piel, tratamiento y recuperación están en manos de los que saben. No te arriesgues a infecciones y a empeorar cualquier situación que se te presente al momento de manipular aceite en casa. Cocina con precaución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.