Vida sana

Remedios caseros para la faringitis: +11 Soluciones naturales que aliviarán tu garganta

Remedios caseros faringitis recetas naturales

El invierno, las lluvias o los cambios de temperatura pueden provocar alergias, catarros o gripe, amigdalitis y faringitis. Afortunadamente, existen muchos remedios caseros para la faringitis que pueden ayudarte a aliviar los síntomas y prevenir esta molesta inflamación de la garganta.

La faringitis, o dolor de garganta, es una inflación en la faringe que provoca ardor o picazón, la cual puede empeorar a la hora de comer o beber. Esta molesta inflamación se produce, principalmente, por infecciones víricas o bacterianas, sequedad en la garganta, reacciones alérgicas o enfermedades por reflujo gástroesofágico.

La faringitis es una inflamación dolorosa de la garganta muy común en invierno debido a los cambios de temperatura

Aunque la faringitis desaparece al cabo de una semana, durante la inflamación es fundamental tomar abundante líquido, para que la garganta permanezca bien lubricada, y probar remedios caseros naturales que ayuden a reducir la inflamación, el dolor y el escozor.

Remedios caseros faringitis naturales
El principal síntoma de la faringitis es el dolor de garganta, el cual puede empeorar por comer o beber alimentos y bebidas muy frías o abusar del aire acondicionado.

11 Remedios caseros para la faringitis que aliviarán el dolor al instante

Una inflamación en la garganta es tan común como el resfriado, puesto que sus causas son muy variadas: alergias al polvo o al polen, virus y bacterias que dan lugar a procesos infecciosos, espacios cerrados o simplemente tener las defensas bajas.

Para aliviar el dolor y la molestias en la garganta no hace falta tomar medicamentos, remedios caseros naturales como hacer gárgaras o tomar tés calientes pueden ayudarte a aliviar las molestias y reducir la inflamación.

Antes de acudir al médico pon a prueba algún remedio natural, pero si el problema persiste lo mejor será ir a consulta.

Si además del dolor y escozor en la garganta no hay fiebre que indique una infección, toma nota de estos sencillos pero efectivos remedios caseros para la faringitis ¡Te ayudarán a aliviar el dolor y reducir el proceso inflamatorio cuanto antes!

1. Infusión de helenio balsámico

El helenio es una planta de flores amarillas muy grandes que crece normalmente en las montañas europeas y en la península ibérica. Posee grandes propiedades antitusivas, balsámicas, antiespasmódicas y antisépticas que se le atribuyen al aceite esencial con helenina que contiene esta planta.

Según los herbolarios, esta planta es considerada uno de los mejores remedios caseros para la faringitis ya que alivia varias afecciones del sistema respiratorio como la inflamación de la faringe, la laringitis, la gripe o los procesos asmáticos.

Ingredientes

  • 1 raíz de helenio balsámico
  • 1/2 litro de agua

¿Cómo prepararlo?

  1. Pon a calentar una cacerola con medio litro agua
  2. Espera que hierva e introduce la raíz de helenio. Deja hervir unos minutos más y retira del fuego.
  3. Vierte la preparación en 4 vasos de cristal.

Toma 2 o 4 cucharadas de esta infusión al día y notarás un gran alivio.

infusion de helenio balsamico
Para los fines medicinales, se utilizan la raíz y el rizoma del helenio en decocción junto a otras plantas.

2. Infusión de Agrimonia

La agrimona es una planta muy delicada, con recortadas hojas y pequeñas flores amarillas, que suele aparecer en verano sobre los terrenos húmedos y las líneas forestales.

Esta planta contiene una elevada cantidad de flavonoides que le aportan un gran poder antinflamatorio. La infusión natural de agrimonia es perfecta en casos de afonía y carraspera, por eso se recomienda a los oradores, profesores y cantores.

Ingredientes

  • Un poco de llantén
  • Flores de agrimonia
  • 1 litro de agua

¿Cómo prepararlo?

  1. Busca una olla grande y coloca a cocinar el agua con las flores de agrimonia y el llantén.
  2. Deja que hierva, espera un par de minutos más y baja del fuego.
  3. Reserva la preparación en una jarra.
  4. Bebe de dos a tres tazas por día, lo más recomendable es una entre cada comida.
infusion de agrimonia
La infusión de agrimonia ayuda a aliviar la irritación de la garganta y a reducir la inflamación de las vías respiratorias.

3. Gárgaras con vinagre de sidra de manzana

Al vinagre de sidra de manzana se le atribuyen muchos beneficios, entre ellos su poder antibacteriano. Debido a su acidez, el vinagre de manzana es buenísimo para deshacer las membranas mucosas que se adhieren en la garganta y, de esta forma, evitar que las bacterias puedan propagarse.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • 1 taza de agua

¿Cómo prepararlo?

  1. En una taza con agua tibia o fría, diluye 2 cucharadas de vinagre de manzana.
  2. Mezcla muy bien con una cuchara.
  3. Bebe un sorbo de la preparación, haz gárgaras y escupe.
  4. Repite este proceso al menos dos veces por hora.

Importante: El consumo o uso frecuente de vinagre de manzana pueden causar problemas digestivos y caries dental.

remedios caseros faringitis vinagre de manzana
El vinagre de manzana es muy útil para realizar gárgaras breves, pero continuas, para aliviar la molestia en la garganta.

4. Gárgaras con bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un ingrediente increíble capaz de aliviar tantos males como sean posibles, entre ellos, problemas estomacales, respiratorios, bucales, entre otros.

En este caso, hacer gárgaras con agua y bicarbonato de sodio ayuda a aliviar el dolor de garganta y eliminar las bacterias que se alojan en la faringes.

Ingredientes

  • 1 taza de agua tibia
  • ¼ de cucharadita de bicarbonato de sodio
  • ¼ de cucharadita de sal

¿Cómo prepararlo?

  1. En una cacerola pequeña pon a calentar el agua con el bicarbonato y la sal.
  2. Deja que caliente, pero no hasta hervir y baja del fuego.
  3. Sirve la preparación en una taza y espera hasta que entibie.

Haz gárgaras con la mezcla, escupe y repite este proceso hasta que se te termine la preparación o dos veces por hora según como sea necesario.

gárgaras con bicarbonato
Hacer gárgaras con bicarbonato de sodio es uno de los remedios caseros para faringitis más efectivos para aliviar el picor de garganta.

5. Té de jengibre, limón y miel

El jengibre es una raíz que posee numerosas propiedades que ayudan, entre otras cosas, a aliviar la garganta dolorida e irritada. Su acción antiflamatoria relaja las vías respiratorias y disminuye la inflamación de la faringe, además ayuda a combatir los microbios que se alojan allí.

Para gozar lo grandes beneficios del jengibre, puedes preparar un té casero con limón y miel para potenciar las propiedades antiinfecciosas.

Ingredientes

  • 20 a 40 gramos de la raíz de jengibre fresco
  • 1 taza de agua
  • 1 cucharada de miel
  • zumo de 1 limón

Preparación

  1. En una olla pequeña, hierve el agua junto con la raíz de jengibre
  2. Una vez que hierva, espera un par de minutos más y retira del fuego.
  3. Sírvelo en una taza y espera que enfríe un poco.
  4. Antes de beberlo agrega un poco de miel o zumo de limón para mejorar su sabor y potenciar su efecto antiflamatorio.

Importante: En ocasiones el té de jengibre puede ocasionar acidez estomacal. ¡Ten cuidado!

 te de jengibre y limon
El efecto antiinflamatorio del jengibre proporciona una sensación de alivio y la reducción de la inflamación de la mucosa de la garganta.

6. Té de ajo

El té de ajo es otro de los grandes remedios caseros para tratar y aliviar la faringitis. Este ingrediente tiene propiedades analgésicas, antigripales, antimicrobianas, expectorantes y, además, es un excelente antiséptico para los pulmones.

Ingredientes

  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de miel
  • ½ limón
  • 1 taza de agua

¿Cómo prepararlo?

  1. Pela y machaca los tres dientes de ajo
  2. Incorpora el ajo machacado en una cacerola con agua y deja que hierva durante 5 minutos.
  3. Luego, exprime ½ limón y sirve caliente.
  4. Endulza con miel al gusto y bébelo.

Toma este té natural una vez al día hasta notar mejoría.

Remedios caseros faringitis te de ajo
El té de ajo posee alicina un compuesto organosulfurado que es capaz de aliviar las infecciones como las que producen la faringitis.

7. Remedios caseros para faringitis: Infusión de malva

En los casos en que la faringitis causa mucha irritación y dolor en las vías respiratorias altas, la infusión de malva es excelente. Esta flor tiene el poder de aliviar la congestión nasal, eliminar las molestias que causan ardor en la garganta y los síntomas causados por enfermedades respiratorias.

Ingredientes

  • Hojas de Malva
  • Anís verde
  • Flores de Malva
  • 1 taza de agua

¿Cómo prepararlo?

  1. Prepara una infusión con las hojas y las flores de la malva
  2. Cuando esté lista, añade una cucharada de anís verde y deja reposar.
  3. Cuélalo bien, sirve tibio y bebe la infusión.

Cuando hay un resfriado agudo es recomendable tomar este té 2 veces por día.

Remedios caseros faringitis te de malva
La infusión natural de flor de malva ayuda a suavizar la garganta y permite respirar con normalidad.

8. Sopa de pollo

Uno de los mejores remedios caseros para combatir refriados, gripe o malestar de garganta es la sopa de pollo. Aunque no hay evidencia científica, esta comprado que las sustancias y nutrientes que aportan cada unos de los ingredientes ayudan a reducir la mucosidad y a aliviar la garganta.

La sopa de pollo es perfecta para combatir el malestar general porque tiene vitaminas A, C y E que apoyan el incremento de la resistencia del sistema inmune, Además, su aporte de sodio ayuda a regular la temperatura del cuerpo en caso de presentar fiebre.

La sopa de pollo tiene efectos antiinflamatorios que podrían aliviar los síntomas de la faringitis

Ingredientes

  • 3 litros de agua
  • 1 puerro
  • 1 papa
  • 2 zanahorias
  • 1 rodaja de calabaza
  • 4 alas de pollo
  • 4 huesos de pollo
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 ramillete de perejil
  • Sal al gusto

¿Cómo prepararlo?

  1. Pon a secar los huesos y las alitas del pollo, en el horno. Ambos le darán un rico sabor a la sopa.
  2. Cuando ya estén completamente secos, colócalos en una cacerola con agua
  3. Déjalo cocinar durante 45 minutos. Pasado este tiempo, aplasta los huesos con una cuchara.
  4. Entre tanto, lava, pela y pica las verduras en cuadritos e incorpóralas al caldo.
  5. Deja cocinar la sopa por media hora y sazona con una cucharada de sal y el ramillete de perejil.
  6. Cuando las verduras de la sopa estén cocidas, retira lo que queda de los huesos con un colador
  7. Cocina la sopa de nuevo por unos 10 minutos y sirve en un plato hondo.

En aproximadamente hora y media podrás disfrutar de una deliciosa sopa de pollo, el mejor remedio casero para aliviar el malestar de garganta.

Remedios caseros faringitis sopa de pollo
Una sopa de pollo para la garganta, cuando esta presenta dolor, es el mejor remedio debido a que te aporta una sensación de alivio y un rico sabor al paladar.

9. Gárgaras con agua tibia y sal

Hacer gárgaras con agua tibia y sal mientras se tiene dolor de garganta podría ayudar a aliviar ciertas molestias causadas por la inflamación de la faringe. La sal extrae la mucosidad del tejido hinchado y reduce el dolor y la irritación.

El agua con sal reduce las flemas y la mucosa que se aloja en la garganta

Ingredientes

  • 1 vaso de agua tibia
  • 2 cucharadas de sal

¿Cómo prepararlo?

  1. Hierve en una olla pequeña el agua.
  2. Cuando el agua llegue al punto de la ebullición, retírala del fuego
  3. Añade las dos cucharadas de sal, mezcla todo muy bien.
  4. Toma un trago cuando esté tibia y haz algunas gárgaras por 1 minuto

Repite la operación varias veces al día si lo consideras necesario, pero ten en cuenta que hacer gárgaras con agua salda puede causar deshidratación.

Remedios caseros faringitis gargaras
Esta solución natural puede ayudar a calmar la garganta irritada y a reducir la inflamación.

10. Inhalaciones de vapor de menta

Las inhalaciones de vapor son un buen remedio para descongestionar las vías respiratorias de la mucosidad que suelen causar el molesto dolor de garganta.

Una de las mejores plantas para realizar vaporizaciones es la menta, ya que posee múltiples propiedades expectorantes, analgésicas, antiinflamatorias, antibacterianas y antisépticas  efectivas para aliviar la faringitis y los síntomas provocados por esta.

Ingredientes

  • Hojas de menta
  • ½ medio litro de agua
  • 1 toalla limpia y seca

Preparación

  1. En una cacerola grande, vierte el agua con las hojas de menta.
  2. Deja que hierva durante unos 5 minutos y retira del fuego.
  3. En un recipiente grande y hondo, vacía el agua con las hojas de menta.
  4. Con ayuda de una toalla, cúbrete la cabeza y comienza a aspirar el vapor de la solución de menta.

Realiza las vaporizaciones de menta 3 veces al día durante 5 minutos aproximadamente, esto te ayudará a mejorar la descongestión.

Remedios caseros faringitis inhalaciones
Inhala los vapores durante 5 minutos. Si notas el calor en tu piel, espera un poco hasta que se enfríe.

11. Remedios caseros para faringitis: Té de manzanilla con miel

La manzanilla posee propiedades antiinflamatorias y astringente capaces de aliviar los síntomas de la faringitis como, el dolor o la irritación en la garganta.

El té de manzanilla con miel no solo te proporcionará una sensación de alivio, sino que te ayudará a hidratar los tejidos irritados.

Ingredientes

  • 3 gramos de flor de manzanilla o 1 bolsita de té de manzanilla
  • 1 cucharadita de miel
  • 1 taza de agua

¿Cómo prepararlo?

  1. Coloca a hervir el agua junto con la bolsita de té o las flores de manzanilla.
  2. Deja reposar hasta que el agua tome un color amarillento propio de la manzanilla
  3. Retira del fuego, filtra la infusión y añade la cucharadita de miel
  4. Toma un poco de la preparación y haz gárgaras.

Bebe el té 2 o 3 veces al día para notar una mejoría.

Remedios caseros faringitis
El té de manzanilla alivia los problemas digestivos que, muchas veces, aparecen junto con la faringitis.

¿Qué es la faringitis?

La faringitis es una inflamación dolorosa que se produce en las vías respiratorias altas. La causa más frecuente suele ser una infección viral a causa del resfriado común y de la gripe, pero también puede generarse por una infección bacteriana provocada por una bacteria del género Streptococcus, conocida como faringitis estreptocócica.

Las enfermedades virales que suelen ocasionar faringitis son: resfriado común, catarro, gripe, sarampión, monucleosis, varicela y el Covid-19. Mientras que las infecciones bacterianas capaces de causar la faringitis son: irritaciones, alergias, tumores, sequedad, tos ferina, difteria, entre otras afecciones.

No obstante, los padecimientos que provocan el dolor de garganta podrían causar otros síntomas.

Síntomas de la faringitis

Los síntomas de la faringitis pueden cambiar según sea su causa. Existen varios síntomas asociados a las enfermedades virales o bacterianas que causan el dolor de garganta, los cuales varían de persona a persona.

Entre los más comunes se pueden mencionar:

  • Sensación de picazón o dolor en la garganta
  • Odinofagia, el dolor se agrava al hablar o tragar la comida
  • Garganta inflamada
  • Sequedad en la faringe
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Ganglios inflamados en el cuello y la mandíbula
  • Erupciones en la piel
  • Ronquera
  • Dolores en los músculos y articulaciones
  • Dificultad para respirar leve
  • Amigdalitis o amígdalas inflamadas
Remedios caseros faringitis que es
Los síntomas más comunes de la faringitis son sensación de quemazón, dolor e inflamación de la garganta.

¿Cómo prevenir la faringitis o dolor de garganta?

Existen múltiples maneras de prevenir la faringitis, desde beber mucha agua durante el día para mantenerse hidratados, hasta la más complicada como lo es evitar el humo de cigarrillo o algún otro agente contaminante.

La mejor forma de prevenir los problemas en la garganta es lavándose constantemente las manos, sobre todo después de estornudar

Algunas claves para prevenir la faringitis son:

  • No compartir vasos, alimentos o cubiertos
  • Lavarse las manos con agua y jabón antes de comer, después de ir al baño y al toser o estornudar
  • Estornudar o toser con un pañuelito de papel o cubriéndose con el brazo
  • Utilizar alcohol o antibacterial si no es posible lavarse las manos con agua y jabón
  • No tocar los teléfonos públicos o los filtros con la boca
  • Limpiar objetos de uso diario como los teléfonos, los controles del televisor, etc.
  • Evitar estar en contacto con personas que estén enfermas
  • Usar un humificador en casa para humedecer el ambiente y evitar la sequedad en la garganta
  • Procurar evitar el consumo excesivo de alcohol y de cafeína

Si bien no es necesario tratar la faringitis con antibióticos, es importante acudir al médico para saber si se trata una faringitis estreptocócica, la cual requiere tratarse con este tipo de fármacos.

Ante cualquier duda consulta con tu médico de confianza

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.