Vida sana

Remedios caseros para el reflujo: Recetas y consejos para aliviar el malestar

Alivia la acidez y el dolor estomacal con estos efectivos remedios caseros reflujo

¿Qué es el reflujo gastroesofágico? ¿Cómo aliviar sus síntomas? Aunque no se trata de un malestar estomacal grave, el reflujo es muy desagradable y un episodio de este malestar es suficiente para presentar dolor, ardor, incluso mala digestión. Para aliviar todos estos síntomas no hay nada mejor que los remedios caseros reflujo.

El reflujo gastroesofágico es producido por la devolución de la comida a través del esófago

Si después de comer sientes que la comida se te regresa, aunque no se trate de vómitos, probablemente estás sufriendo de reflujo. Esta sensación suele acompañarse por acidez, ardor y oros síntomas en el estómago. Por suerte, puedes aliviarlo con algunos remedios caseros.

Las infusiones, los tés y algunos jugos que prepares en casa te ayudarán a reducir el malestar. Además, son necesarios ciertos cuidados diarios en la alimentación para que el reflujo no se haga repetitivo y se convierta en una sombra de tu salud digestiva.

Remedios caseros para el reflujo
El reflujo gastroesofágico puede tratarse con remedios caseros, pero en caso de que estos no hagan suficiente efecto sobre el malestar, lo ideal es asistir a un médico de inmediato.

8 Efectivos remedios caseros para el reflujo

El reflujo es una enfermedad muy común que suele afectar esporádicamente a las personas. Ante un episodio de malestar, es una buena opción optar por remedios caseros reflujo, pues estos se preparan con ingredientes que contiene propiedades antiinflamatorias y digestivas que alivian los síntomas de esta afección ¡Toma nota de cuales son y cómo hacerlos!

Agua de limón

El agua de limón es muy favorable para aliviar el reflujo, pues, aunque posee un pH ácido, al ser metabolizado por el organismo su pH cambia. Se hace más alcalino, y esto podría ayudar a neutralizar los ácidos estomacales, disminuyendo así ciertas molestias que produce el reflujo.

Además, esta bebida es muy recomendable para bajar peso, de esta manera se puede tratar uno de los factores causantes de ERGE.

Sin embargo, no actúa siempre del mismo modo, en caso de que a usted le empeoren los síntomas con el agua de limón, opte por oro remedio casero reflujo.

¿Cómo hacer este remedio?

Exprima un limón y vierta una cucharada de zumo en 1/2 vaso de agua. Mezcle bien y tome por la mañana en ayunas.

El limón es rico en vitamina C y, debido a su efecto antioxidante, protege al organismo del daño generado por los radicales libres en las células

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio ayuda a disminuir la acidez estomacal, ya que es una sal alcalina natural que puede utilizarse como calmante de este síntoma de reflujo. Incluso, es utilizado en algunos medicamentos antiácidos que se pueden comprar en la farmacia.

Seguramente, cuentas con este ingrediente en casa así que te será muy útil.

¿Cómo hacer este remedio?

Disuelve 1 cucharada pequeña de bicarbonato de sodio en polvo en 250 ml de agua. Revuelve bien y bebe de un trago.

El bicarbonato debe tomarse con precaución para no causar efectos secundarios, no abuses de su ingesta, con una toma del remedio estará bien

Té de jengibre

El jengibre es un remedio muy efectivo para mejorar la digestión y evitar el reflujo gastroesofágico. Esto se debe a que estimula la producción de enzimas del sistema digestivo para que los alimentos vayan al estómago en un menor tiempo.

Contiene compuestos fenólicos y propiedades antinflamatorias, por lo que es buena opción para aliviar la irritación gástrica y evitar que el ácido suba por el esófago.

¿Cómo hacer este remedio?

Agrega 2 cucharadas de jengibre rallado en 1 litro de agua fría, debe estar completamente disuelto para beber. Prepáralo en la mañana y toma a lo largo del día, poco a poco.

Tomar té de jengibre controla la inflamación, alivia la sensación de ardor estomacal y reduce la producción excesiva de materiales ácidos

Glutamina

La glutamina es un aminoácido que ayuda a regenerar el tejido del esófago y del estómago dañado por el reflujo. Aunque el organismo lo produce de forma natural, también podrías obtenerla consumiendo alimentos como la carne de res, pollo, pescado, los huevos y productos lácteos.

Así como en algunas frutas y vegetales como el perejil o las espinacas.

¿Cómo hacer este remedio?

La mejor forma de optar por la glutamina como remedio para el reflujo es comiendo los alimentos mencionados.

La glutamina tiene efectos antinflamatorios que permiten reducir la hinchazón abdominal producida por el reflujo

Jugo de sábila

La sábila es una planta medicinal con muchas funciones, no solo tópicas, sino también internas. Contiene propiedades antiinflamatorias y está demostrado que puede ayudar a tratar dolores estomacales y otros malestares, como la gastritis y el reflujo.

¿Cómo hacer este remedio?

Pela 2 hojas de la sábila y extrae el gel interno. Luego, agrega a la licuadora con un vaso de agua y un poco de azúcar para darle sabor. Mete a la nevera por unos minutos y toma frío.

Remedios caseros para el reflujo áloe vera
La sábila ayuda a tratar algunos síntomas del reflujo, como lo son el dolor y el ardor estomacal

Té de manzanilla

La manzanilla es otra de las plantas naturales que funciona como remedio efectivo ante los síntomas del reflujo, sobre todo, del dolor y la mala digestión.  Sus propiedades son calmantes, antiinflamatorias, antiespasmódicas y digestivas.

¿Cómo hacer este remedio?

Prepara un té de manzanilla con 1 taza de agua y 20g de manzanilla. Ponlo a hervir en una olla, agrega dulzor al gusto y bebe 2 o 3 veces por día.

Remedios caseros para el reflujo te de manzanilla
La manzanilla ayuda a controlar las malas digestiones, la acidez y otros problemas estomacales más graves como las úlceras

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana posee ácido que ayuda a regular y equilibrar el pH del estómago, por lo tanto, mejora el malestar del reflujo. Ayuda a aliviar la sensación de ardor, la formación de gases y la hinchazón abdominal. Además, favorece el proceso digestivo.

¿Cómo hacer este remedio?

Mezcla una cucharada de vinagre de manzana en un vaso de agua y bebe en ayunas cuando sientas malestar.

Aunque el vinagre de manzana es rico vitamina A y B; y minerales como magnesio, azufre, hierro, zinc, no debe tomarse en exceso para evitar efectos secundarios

Infusión de regaliz

La raíz de regaliz aumenta la secreción de mucosidad estomacal, esto permite que se cree una barrera protectora que ayuda a la recuperación de los tejidos dañados y previene futuros episodios de reflujos. Además, reduce la acidez, el dolor estomacal u otros síntomas.

¿Cómo hacer este remedio?

Hierve una taza de agua con 1/2 cucharadita de raíz de regaliz en polvo o rallada.  Cuelo, deja reposar un rato y bebe.

La raíz de regaliz contiene glicirrina, de acción antiinflamatoria, por eso es ideal para aliviar el reflujo y hasta otras enfermedades más graves como la hepatitis C

¿Qué es el reflujo gastroesofágico?

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) es una afección que se produce cuando el ácido del estómago fluye con frecuencia o se devuelve hacia el esófago (el tubo de deglución que conecta la boca y el estómago).  Este malestar suele causar acidez gástrica, irritación y otros síntomas, por eso se recomienda tratarlo lo antes posible.

La ERGE es muy común, pero, no debe pasarse por alto cuando es frecuente. Las personas pueden sufrirla periódicamente, pero si se hace repetitiva es necesario consultar a un médico. Puede presentarse de forma leve al menos una vez por semana o un reflujo ácido más grave dos veces por semana.

Generalmente, esta enfermedad se puede controlar y aliviar el malestar. Para ello, es necesario un cambio en el estilo de vida, apegarse a un tratamiento específico y optar por algunos remedios caseros reflujo.

Causas del reflujo gastroesofágico

La causa principal del reflujo se debe a que el esfínter esofágico inferior (EEI), unas fibras musculares en la parte inferior del esófago, no se cierran bien. Su función es impedir que el alimento deglutido vuelva a subir y cuando esta acción no se cumple, aparece el reflujo gastroesofágico.

Hay algunos factores que produce la enfermedad por reflujo gastroesofágico con cambios en el estilo de vida o medicamentos de venta libre. Sin embargo, hay factores de riesgo para el desarrollo del reflujo, como:

  • Consumo frecuente de alcohol
  • Hernia de hiato
  • Obesidad
  • Embarazo
  • Esclerodermia
  • Tabaquismo
  • Reposos menores de 3 horas después de comer
  • Ingesta de ciertos medicamentos
  • Intolerancia a algunos alimentos

Síntomas del reflujo

El reflujo puede presentarse con diversos signos y síntomas, a los que debes permanecer atentos, pues si no se tratan suelen empeorar con el paso del tiempo. Dentro de los más comunes están:

  • Sensación de ardor en el pecho o acidez estomacal luego de comer, sobre todo, en las noches
  • Dolor en el pecho
  • Dificultad para tragar
  • Regurgitación de alimentos o de líquidos agrios
  • Sensación de tener un nudo en la garganta o estar atorado
  • Tos crónica
  • Laringitis
  • Dificultad para respirar mientras se está acostado
  • Trastornos del sueño
Remedios caseros para el reflujo que es
Si tienes algún síntoma de reflujo gastroesofágico puedes optar por remedios caseros para aliviarlo, pero, en caso de que no haya mejoría es mejor ir al médico.

Consejos para evitar el reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico puede tratarse tanto con remedios caseros como con un tratamiento médico especial, estos ayudan a reducir los síntomas de la enfermedad y evitar que los episodios de reflujo sean tan repetitivos.

Pero, además de ello, es necesario que apliques algunos cuidados en tu rutina diaria, sobre todo, en la forma de alimentarte ¡Toma nota de estos consejos para evitar el reflujo gastroesofágico!

  • Reduce las raciones de tus comidas: El cardias es el orificio superior del estómago, por el cual se comunica con el esófago. Cuando comes en menor cantidad y más veces al día, el riesgo de sufrir acidez se reduce porque el cardias no se abre. Por eso, se recomienda realizar varias comidas en raciones pequeñas y nutritivas.
  • Come despacio y pausado: Al estómago le toma alrededor de 20 minutos avisar que está lleno. Por eso, mientras más rápido comas, mayor cantidad de comida podrías ingerir, incluso más de la necesaria. E masticar menos y darle mayor trabajo al estómago, dándole posibilidades de sentir reflujo.
  • Alimentación ligera: Los alimentos pesados y difíciles de procesar no son favorables para las personas que sufren de reflujo. Es mejor que optes por comer sano, ligero y nutritivo. Reduce la cantidad de aceite en tus comidas, en vez de hacer frituras, opta por recetas al horno, hervido, al vapor, a la plancha, etc. Y procura que sean fáciles de digerir, ricas en fibra.
  • Respetar horarios de comida: Come a la hora y asegúrate de hacer digestión antes de realizar otra actividad. Por ejemplo, es fundamental cenar al menos 3 horas antes de dormir para que el reflujo no aparezca por las noches a causar insomnio y malestar.
  • Evita presionar el estómago: Cuando hay presión física sobre el estómago es más fácil que el cardias se abra y deje pasar contenido al esófago, produciendo reflujo. Por eso, hay que evitar que haya presión en la región abdominal. No uses cinturones o ropa ajustada luego de comer.
  • Toma remedios caseros: Las infusiones y té, de manzanilla, jengibre u otras plantas medicinales son de gran ayuda para aliviar los síntomas del reflujo. Prueba los que te hemos compartido.
  • Evita algunos alimentos: Algunas comidas y bebidas se convierten en detonantes para las personas que sufren reflujo, así que es preferible evitar su consumo. Estas son el café, el alcohol, el chocolate, las gaseosas, los condimentos, comidas picantes y las frituras. Son irritantes para la mucosa del estómago y generan acidez.

Para que el reflujo gastroesofágico desaparezca o disminuya es necesario hacer un cambio en el estilo de vida, sobre todo, en la alimentación. De allí parte un proceso de mejoría que la persona sentirán a corto, mediano y largo plazo.

En primera instancia puedes optar por remedios caseros reflujo para aliviar los síntomas leves, pero, si no ves que se calman y la enfermedad se agrava lo mejor será acudir a un médico que evalúe la situación.

De igual modo, es importante aplicar los cuidados necesarios para evitar que el reflujo sea constante ¡Cuida tus hábitos alimenticios! 

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.