Bebes Maternidad

Los bebés bilingües tienen mayor actividad cerebral ejecutiva

bebe con gorro y lazo

Siempre hemos escuchado que las personas que hablan más de un idioma tienen una mayor actividad cerebral que quienes solo manejan uno solo, sin embargo en lo que respecta a los más pequeños de la casa algunos tienen dudas si es conveniente o no que aprendan dos idiomas al mismo tiempo. La respuesta a esta pregunta la dio un estudio realizado en la Universidad de Washington, que reveló que además de no existir ningún problema en que los bebés aprendan dos idiomas desde que nacen, puede llegar a resultar muy positivo para el desarrollo de la función ejecutiva del cerebro.

Los expertos señalan que la función ejecutiva presente en el área del cerebro se relaciona a la resolución de problemas, a la capacidad de trabajar junto a un equipo y a controlar los cambios en el ambiente. Pues bien, según la reciente investigación esta capacidad se puede desarrollar en los bebés que nacen en familias bilingües a tan solo pocos meses de vida.

El estudio fue realizado con un conjunto de bebés entre 6 y 11 meses, unos provenían de familias bilingües, mientras que otros estaban en contacto con solo un idioma. Los resultados fueron sorprendentes al comprobar el alto funcionamiento del cerebro del bebé a tan temprana edad.

  • Los bebés a los seis meses están abiertos a aprender nuevos sonidos provenientes de distintos idiomas, pero al cumplir los 11 meses, los pequeños criados en familias monolingües ya no aprenden de forma natural los sonidos de otros idiomas, mientras que los bebés de familias bilingües continúan con su proceso de aprendizaje.
  • Las regiones encargadas de la función ejecutiva en el cerebro se activa con mayor fuerza en los bebés criados en familias bilingües que en aquellos pequeños que pertenecen a una familia monolingüe, por lo que hablar dos idiomas no solo influye en la capacidad de lenguaje sino también en la capacidad cognitiva.
  • Los bebés que están escuchando dos idiomas mientras crecen presentan la misma actividad cerebral cuando escuchan cada uno de los idiomas, por lo que esto comprueba que los bebés aprenden al mismo ritmo los idiomas sin ningún inconveniente.
  • Si bien los niños pequeños no son los únicos capaces de aprender otro idioma, la infancia temprana es el momento ideal para que este aprendizaje se dé de forma natural.