Bebes Maternidad Vida sana

¿Cómo sacarse leche materna? Guía para la lactancia mixta

madre junto a su bebe en la cama
Sacarse le leche permite a las madres continuar con su vida laboral



¿Cómo sacarse leche materna? ¿Qué beneficios o desventajas trae para el bebé? y ¿Cuál es la mejor forma de conservarla? son algunas dudas que surgen en la madre cuando decide extraer leche materna para seguir alimentando al bebé así ella no esté en casa.

La extracción de leche es una gran alternativa para las madres que quieren seguir brindándole a su bebé los beneficios de la leche materna, pero que deben volver a una rutina laboral en la que los horarios de alimentación del bebé no se ajustan. De esta forma no hay necesidad de escoger entre la alimentación de tu pequeño o tu trabajo. Las mamás pueden sacarse la leche y guardarla para los momentos en los que no estén en casa.

Recuerda que antes de realizar cualquier procedimiento de extracción de leche materna, lo primeo que debes hacer es consultar a tu médico todas tus dudas para que te asegures de hacer siempre lo correcto para ti y tu bebé.

Beneficios de la extracción de la leche materna

La extracción y conservación de la leche materna es una práctica que aporta numerosos beneficios tanto para ti como madre como para tu bebé. Sin dudas, es una alternativa para mantener la lactancia materna a pesar de no estar junto a tu bebé todas las horas del día.

  • En primer lugar, ayuda a descomprimir los pechos, aliviando el dolor y las molestias ocasionadas por la presión
  • Otro beneficio importante es que estimula y prolonga la producción de lactancia materna cuando no es posible dar pecho a tu bebé
  • Esta práctica también permite a la madre almacenar la leche. Contar con reservas de leche facilita a la madre alimentar a su pequeño de la forma más completa y sana posible, cada vez que lo necesite
  • La extracción también te ayuda a mantener la cantidad de leche necesaria que tu senos producen, en caso de que se impida que tu bebé amamante temporalmente porque estas ingiriendo medicamentos que le hacen daño al bebé o en caso de que llegues a sufrir de una enfermedad
  • Otra ventaja es que en caso de que tu bebé sea prematuro o por algún motivo permanezca recluido en el hospital, con la extracción de leche podrás procurar su correcta alimentación para fortalecer su salud
  • Finalmente, la extracción de leche también significa que la madre pueda descansar un poco cuando esté en casa, ya que de esta forma tú pareja o algún familiar puede darle a tu bebé la leche de reserva en un biberón.
  • .
Madre dando biberón a su bebé
Saber cómo sacarse leche materna ayuda a las madres a continuar con su vida laboral

¿Cuándo puedo empezar a sacar leche materna?

Debes esperar que pase el primer mes para comenzar a sacar la leche materna. Los pediatras advierten que comenzar a extraer la leche antes de que tu bebé se haya acostumbrado a la lactancia materna puede provocar que tu bebé experimente una confusión entre la boquilla del biberón y el pezón, lo que puede llevar a que prefiera el biberón antes que el pecho materno. Lo más aconsejable es que te asegures que tu bebé amamanta sin ningún problema, antes de empezar a usar el biberón.

Si piensas reincorporarte a tu trabajo, te recomendamos que comiences a intentar extraer la  leche como mínimo dos semanas antes de la fecha de reincorporación. Si esperas al último día para intentarlo es posible que no consigas extraer la leche con efectividad, porque necesitas un poco de práctica para usar el extractor de leche materna de la forma correcta.

Intenta acostumbrarte a usar extractor de leche materna unas semanas antes de trabajar, para que cuando llegue el momento de alimentar a tu bebé, sepas como funciona, como se siente, y cuanta leche produces

¿Cómo sacarse leche materna? 

Para decidir cómo sacarse leche materna puedes evaluar tres técnicas. La primera es la extracción manual,  la segunda es por medio de la extracción manual pero con extractor y por último la extracción eléctrica.

Si te decides por la extracción eléctrica, es importante que primero realices varias sesiones de extracción manual para que tu pecho se vaya acostumbrando antes de colocar el aparato. Otra cosa que debes tomar en cuenta es que la cantidad de leche que puedas extraer puede variar según el momento del día, su habilidad para extraer la leche, el ambiente que la rodea y hasta lo cómoda y tranquila que estés.

Sacaleches eléctrico
La selección del sacaleches más adecuado dependerá de la frecuencia con la que te extraerás leche

 Extracción manual

Generalmente la extracción manual de la leche materna puede llevar mucho tiempo, por lo que no se aconseja utilizar esa técnica si necesitas extraer la leche con regularidad. En caso de que sigas intentándolo de esta manera, entonces debes seguir los siguientes pasos.



  • Procura lavarte bien las manos y tus pechos antes de comenzar. Es sumamente importante que la extracción se realice en las mejores condiciones de higiene y limpieza
  • Escoge un momento y ambiente tranquilo para que te sientas cómoda y relajada
  • Antes de sacarte la leche, realiza un masaje suave con movimientos circulares en la zona del pezón y la areola. También puedes colocarte dos toallas tibias encima de tus pechos, esto ayudará a estimular el flujo de la leche
  • Un truco extra es que puedes sentarte e inclinarte hacia adelante para que la gravedad te ayude
  • Utiliza los dedos de tu mano para formar la letra “C” a unos 3 centímetros de la base del pezón sin tocarlo. El pezón no debe presionarse en ningún momento, pues te causará daño y de esta forma no lograrás sacar la leche.
  • Presiona tus dedos hacia atrás, contra las costillas y luego acércalo a su posición inicial. Usa movimientos suaves sin lastimarte, se trata de presionar un poco con tus dedos y variar el movimiento.
  • Cambia la posición de tus dedos para vaciar otras áreas de tus pechos. Repite los movimientos a medida que vaya saliendo la leche
Extracción de leche manual
Cómo sacarse leche materna

Sacaleches manual 

Lo mejor de los sacaleches manuales es que extraen la leche de forma sencilla e indolora y al imitar la succión de tu bebé no causan ningún dolor. Te recomendamos usar protectores de plásticos en tus senos a la hora de extraer tu leche, para que no pinches e irrites tu piel.

Existen muchos tipos de sacaleches manuales, sólo es cuestión de que conozcas cuales son y determines cuál es más cómodo para ti.

  • De tipo pistola: Son recomendables pues son fáciles de usar y dan buenos resultados. Producen un vacío al jalar la palanca, y relajan la presión al soltarla. La leche queda almacenada en la parte inferior.
  • De tipo jeringa o cilindro: Están compuestos por dos cilindros de plástico que promueven un vacío que genera que la leche salga. Se recoge la leche en un recipiente y son fáciles de limpiar. Suelen dar buenos resultados.
  • De tipo bocina: Son los menos recomendados. Causan daño en el pecho, son difíciles de limpiar y no sirven para recoger la leche extraída.

    Modelo de sacaleche manual de leche materna
    Sacaleche manual de leche materna

Sacaleches eléctrico

Los sacaleches eléctricos son la mejor opción para aquellas madres que necesitan regresar al trabajo a tiempo completo, tienden a ser más rápidos y extraen la leche de ambos pechos a la vez.

Al utilizar un extractor eléctrico, debes colocar la copa protectora de pezones, sobre tu pecho y luego puedes proceder a encender el aparato para que haga su trabajo de succionar la leche y depositarlo en el recipiente que se incluye en el extractor.

Con los extractores automáticos la madre solo tiene que ajustar la succión y  la velocidad en la que más cómoda se pueda sentir y el aparato hará el resto. Son los más fáciles y rápidos de usar. Recuerda limpiar las piezas del extractor con especial cuidado luego de cada sesión para evitar una posible contaminación bacteriana para tu bebé.



¿Cómo conservar la leche materna? 

La mejor forma para conservar la leche materna es a través de envases y biberones de plástico o de vidrio que contengan un cierre hermético. También están las bolsas de almacenamiento de leche que pueden ayudar a evitar una posible contaminación.

Si la leche extraída va a ser utilizada en las próximas 24 horas, solo basta con guardar el biberón en el refrigerador hasta el momento de alimentar al bebé. Luego se saca del frigorífico y se procede a calentarla.

Si necesitas conservar la leche materna es recomendable que congeles únicamente la cantidad de leche que tu bebé ingiere en cada toma, así no desperdiciaras la leche y será más fácil y práctico para la madre. Recuerda anotar la fecha de extracción en cada biberón para que vayas usando desde las más viejas a las más nuevas.

La leche materna congelada  permanece fresca durante al menos tres meses e incluso hasta 6 meses siempre que la temperatura se encuentre en 20 grados bajo cero.

 ¿Cómo descongelar leche materna?

Es muy fácil. Una  vez saques la leche, déjala reposar para su descongelación en el refrigerador durante toda la noche o a temperatura ambiente durante varias horas. Otra recomendación es que coloques el biberón o bolsa de almacenamiento en una olla con agua caliente bajo el grifo de tu cocina, mientras dejas correr agua caliente. No uses el microondas para su descongelarla pues mata todos sus nutrientes.



Si necesitas transportar la leche, llévala fría y espera a utilizarla para calentarla

¿Qué tipo de extractor debo utilizar?

La selección del extractor de leche más adecuado dependerá en gran medida de la frecuencia con la que lo necesites utilizar y el tiempo que quieras pasar sacando tu leche. Si necesitas estar fuera de casa porque trabajas todo el día y necesitas extraerte la leche en tu lugar de trabajo, lo mejor que puedes usar es un extractor automático que te permitirá extraer leche de los dos senos a la vez.

Si por el contrario solo necesitas unos pocos biberones de leche para que tu pareja te ayude a alimentar al bebé mientras tú no estás en casa, un sencillo extractor manual será suficiente para ti.

Sacaleches manual
Los sacaleches manuales extraen la leche de forma sencilla e indolora

Desventajas de la leche materna extraída

Una de las desventajas de usar la leche extraída es que si no se tiene el cuidado necesario en su almacenamiento se corre el riesgo de que la leche se dañe. Además, al momento de utilizar los implementos, debes tener especial cuidado en su esterilización y limpieza para que tu bebé no corra el riesgo de contraer infecciones por bacterias.

Otra desventaja a tomar en consideración es que la congelación de la leche para su conservación destruye algunos de los anticuerpos y nutrientes que contiene la leche materna. Por lo tanto se aconseja no congelar la leche a menos que sea necesario.

También, como ya te lo habíamos comentado, el uso de biberones puede llevar a confusión en el bebé sobre el pecho de la madre y la boquilla del biberón, debido a que hay una diferencia en la succión del niño en el biberón y el pecho.

Sin embargo, sacarse leche para conservarla sigue siendo una excelente opción para las madres que salen de casa a trabajar y que quieren seguir dándole a sus hijos todos los nutrientes que solo la leche materna les puede brindar. Lo más importante es que evalúes las opciones y que consultes con el pediatra el mejor procedimiento para que tu bebé continúe alimentándose de ti. 

3 comentarios

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *