Bebes Familia Maternidad

7 Consejos para ir a la playa con tú bebé por primera vez

Bebe pequeña en una playa
Los bebés pequeños pueden ir a playa, siempre y cunado sean cuidados y protegidos del sol.

Te encanta disfrutar de la playa y el sol durante las vacaciones de verano, y ahora que tú bebé ya tiene varios meses, quieres compartir con él la experiencia relajante de estar a la orilla del mar y disfrutar del sol y la arena. Es comun antes de empacar las maletas e irte de vacaciones, comienzas a tener dudas e inquietudes sobre si la playa es un lugar seguro para llevar a tu bebé.

Cuando tu bebé aún está tan pequeño, es difícil decidir si es buena idea llevarlo a conocer la playa, especialmente porque a esa edad su piel es extremadamente delicada ante el sol y la arena. Sin embargo, la experiencia sensorial de observar el paisaje, escuchar el ruido de las olas y respirar el aire puro de la costa,  es una de las vivencias más fascinantes que le puedes regalar a tu bebé.

123

Ir a la playa con tu bebé por primera vez

Aunque no está completamente prohibido llevar a la playa a los bebés menores de 6 meses, se recomienda no hacerlo y esperar hasta que cumpla su primer año, cuando es menos riesgoso que se deshidraten, se quemen la piel, o sufran de algún contratiempo.

Siempre es mucho más seguro y divertido llevarlos cuando ya dominan el gateo, pues además de que se les puede soltar en la arena, su piel ya no estará tan expuestas al reflejo del sol producido por esta.

La arena seca o húmeda les puede ofrecer a cualquier bebé, unas texturas muy interesantes para caminar, gatear, jugar, y favorecer su circulación y la formación del arco en sus pies, la brisa marina los ayudará a dormir mejor por las noches y los baños en el mar les fortalecerá sus músculos, sin olvidar que se divertirán mucho y lo pasarán genial.

7 Consejos y cuidados para ir a la playa con tu bebé

Para que tu bebé no se pierda esta maravillosa experiencia que sólo el mar le puede ofrecer, es importante ir bien preparados y protegerlos de sol y del viento, por está razón te traemos todo lo que necesitas saber y algunos consejos indispensables para que disfrutes con mucha precaución de todas las actividades relacionadas con tu bebé la playa y el mar.

Bebé jugando en la orilla de la playaEl rato que los bebés pasarán sentados o gateando en la arena puede ser muy beneficioso para su estimulación.

  • Evita llevar a tu bebé de menos de seis meses a la playa

¡No te apresures! Recuerda que los bebés menores de 6 meses tiene la piel más delicada y sensibles a los rayos del sol, además no están preparados para usar cremas protectoras, pues su piel se encuentra vulnerable y podría causarles reacciones alérgicas.

  • Siempre debe estar protegido ante el sol

Si vas a la playa o a la piscina debes procurar que tu bebé esté siempre protegido y cubierto debajo de una sombrilla grande de playa y con ropa ligera de tejidos naturales como el algodón, pues en bebés y niños, los filtros físicos como los gorros, camisetas, sombrillas y pañuelos son más eficaces para proteger su delicada piel, ante los rayos ultravioletas.

Actualmente hay prendas especiales para proteger la piel del bebé, que también pueden usarse para el momento del baño como cualquier traje de baño común. Son ideales para aquellos niños más grandes que suelen pasar mucho tiempo en el agua.

Mama con su bebe en la playa
La sombrilla para un día de playa con tu bebé es una gran necesidad, para procurar la protección de su delicada piel
  • Cuida su piel con cremas protectoras

En bebés menores de seis meses, las cremas protectoras no son recomendables porque les pueden provocar irritaciones y alergias a su delicada piel. Pero si tu bebé ya supera los seis meses de edad, puedes hacer una prueba y aplicar un poco de crema en la parte interior de su antebrazo para saber si la absorbe bien.

Lo ideal para proteger la piel de tu bebé a orillas del mar, es elegir una crema de protector solar especial para bebés y niños, con un factor de protección superior a treinta y procurar que sea resistente al agua. Asegúrate de aplicar la crema por todo su cuerpo media hora antes de ir a la playa, y renovarla con frecuencia, es decir después de cada baño o cada 2 horas.

  • Procura mantener a tu bebé bien hidratado

En la playa, tu bebé deberá estar siempre bien hidratado, así que además de alimentarlo bien con leche materna o leche de formula durante todo el tiempo que pasen allí, lleva contigo mucha agua mineral para que no le falte la hidratación en ningún momento y así puedas disfrutar de estas vacaciones sin ningún tipo de preocupación.

Para garantizarle agua fresca a tu bebé, lleva un termo o una pequeña nevera portátil. En ella podrás llevar también algo de fruta y otros alimentos saludables.

Bebé en la playa debajo de una sombrilla tomando leche
Lleva siempre en tu bolso del bebé, un biberón de agua y frutas para resfrescarlo
  • Evita los rayos del sol a ciertas horas

Procura que tu bebé no esté en la playa en las horas centrales del día, pues los rayos del sol son menos dañinos que en las primeras horas de la mañana (de 8 horas a 10 horas) y a últimas de la tarde (de 17 horas en adelante). Además es importante que prestes atención a su temperatura corporal, pues su mecanismo termorregulador (la sudoración) no funciona del todo bien, así que si no somos precavidos, el bebé puede sufrir de un ataque de calor sin que nos demos cuenta.

Cumple con los horarios, hidrátalo con frecuencia y procura ponerlo a la sombra para que su estancia en la playa sea segura y divertida.

  • Usa polvos de talco para cuidar su piel

Los polvos de talco para bebés son la mejor forma para eliminar rápidamente cualquier resto de arena que tenga, sin la necesidad de frotar o dañar la piel de tu bebé. Recuerda que la piel de tu pequeño es muy sensible, y algo tan sencillo como quitar la arena de su piel puede causarle irritaciones. El talco te ayudará a remediar esto y conseguir que se desprenda la arena sin lastimar a tu pequeño.

El primer baño del bebé en el mar

Antes de meterlo en el mar por primera vez, siéntalo en la orilla del mar para que pierda el miedo, y vaya tomando más confianza, mientras se mojan sus piesitos con las olas. Sujétalo bien en tus brazos y ve acercándolo poco a poco, pero sólo en la orilla. Eso sí, ten cuidado con las olas porque de un momento pueden llegar a ser muy traicioneras.

Haz que tu bebé disfrute de sus primeros minutos en el mar, jugando con él y llevándolo al ritmo del vaivén de las olas, para que  se sienta cómodo y feliz en su primera aventura marinera. Para su primer baño basta con un remojón rápido que lo refresque, luego puedes ir prolongando los baños hasta unos 10 minutos, pues hay que estar atentos siempre a su temperatura corporal.

¡Haz que sea una experiencia única!

Procura que el agua no esté demasiado fría y que no se sienta incómodo. Sin en algún momento empieza a llorar, lo mejor es que no insistas y lo vuelvas a intentar al día siguiente. Recuerda que se trata de una experiencia relajante y divertida, lo último que queremos es que se asuste y lo pase mal.

bebe caminando en la orilla del mar
Nuestro bebé puede disfrutar de unos minutos en el mar a partir de los tres meses de edad.

Los bebés, bien cuidados por mamá y papá, pueden disfrutar de unos días de playa en las próximas vacaciones, siempre y cuando procures proteger su piel con sombrilla, gorritos y lentes, de los rayos del sol y del viento, además de checar constantemente su temperatura y no exponerlo a las horas más intensas de sol.

Recuerda que son muchos los beneficios y ventajas que un día de playa le puede ofrecer al crecimiento de tu bebé, sólo es cuestión de tomar las precauciones necesarias y seguir estos fáciles consejos para que el primer viaje con tu bebé al mar se convierta en una experiencia bonita de recordar.

 

12 comentarios

Click aqui para dejar un comentario