Bebes Maternidad Vida sana

¿Cuánto duerme un bebé o un niño? Hábitos y reglas para dormir

Un bebé recién nacido necesita dormir normalmente 16 horas a lo largo del día, después de cada toma de leche

¿Cuál es la hora más adecuada para dormir a mi hijo? ¿cuánto duerme un bebé  o un niño para estar descansados al día siguiente? ¿será que mi hijo duerme mucho o muy poco? y ¿esto le puede traer algún problema en su desarrollo? son solo algunas de las muchas interrogantes que quizás te hayas realizado respeto al sueño de tu hijo, y es que sabemos que lograr que los pequeños vayan a la cama cuando tienen distractores como la televisión puede convertirse en un problema diario. Así tu niño es un recién nacido, o ya tenga edad para ir a la escuela, el sueño de nuestros hijos es fundamental para su buen desarrollo.

Un mal descanso en los niños puede influir en su estado de ánimo, volviéndolo más irritables, a la vez que los hace más propensos de contraer enfermedades. Los problemas de sueño pueden incluso frenar el crecimiento de los niños, por esta razón es importantísimo que desde que son pequeños, se establezcan rutinas que favorezcan el buen descanso.

Sin embargo, acostumbrar a que nuestros pequeños a dormir temprano es una de las situaciones más difíciles de lograr, aún más cuando estos se rehúsan a hacerlo. ¡No te angusties! Es cuestión de que aprendas a calcular cuál es la hora adecuada para ir a la cama, crear rutinas diarias y seguir los siguientes consejos para lograr que tu pequeño duerma todas las horas que necesita.

Niño durmiendo sobre la cama
El irse a dormir temprano marca una gran diferencia en el desarrollo y crecimiento del niño

¿Cuánto duerme un bebé o un niño? 

Para poder establecer una rutina de sueño correcta para tu hijo, es importante que primero sepas cuánto duerme un bebé o un niño, al saberlo podrás determinar cuál es la hora apropiada para irse a la cama. En este punto todo dependerá de la edad de tu niño y de sus necesidades fisiológicas. Pues un bebé recién nacido no necesita la misma cantidad de horas que necesita dormir un niño de 6 años.

De acuerdo a las distintas edades de los pequeños, los especialistas de la Academia Americana del Sueño han establecido una guía de las horas de sueño recomendadas, según sus necesidades para cada etapa de su crecimiento.

Un bebé recién nacido necesita dormir normalmente 16 horas a lo largo del día, después de cada toma de leche, y a medida que tu niño crece y van pasando los meses, las horas de sueño se van reduciendo de la siguiente manera:

  • A los 3 meses de vida dormirá 15 horas diarias, aunque sean con siestas cortas.
  • Al cumplir el año, suelen dormir entre 13 y 14 horas / 11 horas por las noches y 2 o 3 en el día.
  • De 1 a 3 años de edad, deben dormir entre 10 y 13 horas al día con algunas siestas opcionales durante el día. Si a partir de los 3 años de edad tu bebé se resiste a las siestas durante el día, quizás es porque es momento de abandonarlas, recuerda que desde el primer año de edad es cuando tu pequeño  comienzan a dormir toda la noche sin despertares.
  • Entre los 4 y 5 años de edad, duermen de 10 a 12 horas por la noche.
  • A partir de los 6 hasta los 8 años, los niños necesitan de 11 a 12 horas de sueño
  • Y con 10 y 12 años, unas 10 horas diarias.

¡Calcula la hora adecuada!

El sueño de calidad en los niños es vital, especialmente cuando comienzan la escuela, por eso la mejor forma para asegurar el buen descanso de tu hijo es calcular a partir de esta guía, la mejor hora para que se vayan a la cama, en función de a qué hora debe levantarse el niño al día siguiente.

En el caso de los niños menores de 5 años, se debe considerar su edad, el tiempo de sueños nocturnos, y las siestas durante el día, para saber con certeza, cuándo es hora de llevarlos a la cama.

Por ejemplo, si tu niño tiene entre 1 y 5 años de edad y necesitas llevarlo a la guardería o a la escuela, debemos calcular la hora en la que lo despiertas, (a las 7:00 de la mañana) y las horas que debe dormir, (aproximadamente unas 13 horas), lo más aconsejable es que necesite irse a la cama entre las 19:00 horas y 19:30 horas.

Para los bebés se usaría la misma fórmula: hora en la que lo levantas-horas de sueño que necesita dormir durante la noche= la hora en la que debe llevarlo a la cama.

Recién nacido en la cuna durmiendo
Las recomendaciones comienzan a partir de los cuatro meses, puesto que antes es difícil establecer criterios en cuanto a horas de sueño

El sueño estimula el buen desarrollo de los niños

Un sueño saludable en los niños no es sólo importante para procurar su rendimiento en la escuela, sino que es vital para su salud. De acuerdo a estudio ‘Trastornos del sueño en la niñez’, publicado por la Asociación Española de Pediatría, un buen descanso repercute directamente en el rendimiento escolar, afecta el desarrollo del lenguaje y la capacidad de aprendizaje, por lo que no tener un buen sueño puede generar en los niños la aparición de comportamientos hiperactivos, así como cambios de humor.

El estudio incluso asegura que dormir menos horas de las recomendadas  puede alterar la velocidad normal de crecimiento de los niños. Esto sucede porque el desarrollo del sistema nervioso depende de la cantidad de horas que duerman los niños y de la calidad de sueño que estos tengan, ya que durante las primeras horas de sueño se produce el 60% de la secreción total de la hormona de crecimiento.

Niña pequeña durmiendo en la cama
Un buen sueño mejora la atención, el comportamiento, el aprendizaje, la memoria, la calidad de vida y la salud.

Las rutinas son claves: ¡Crea una rutina de sueño para él!

La mejor forma para que los niños se acostumbren a ir a la cama temprano es implementando rutinas, a establecer una serie de actividades, las cuales deben repetirse cada noche antes dormir. Un ejemplo es bañarlos, ofrecerle un biberón, cepillarles los dientes y luego leerles un cuento antes de dormir.

De esta forma, crearás en él una rutina que ayudará a la formación de hábitos y a conciliar el sueño a la hora adecuada. Llegada la hora, serán ellos los que te pidan ir a la cama.

Al crear una rutina de sueño en el niño, deberás tomar en cuenta que la hora de levantarse también debe ser la misma. El que tu hijo cuente con horarios fijos, hará mucho más fácil la hora de dormir y tu pequeño aceptará acostarse sin ningún tipo de resistencia.

Aunque en periodos de vacaciones estos horarios tienden a cambiar, lo más aconsejable es que días antes de regresar a la escuela se vaya acostumbrando nuevamente a su rutina anterior.

Reglas de oro a la hora de dormir

  • El niño no debe ver tv ni usar videojuegos de noche: Lo más aconsejable es evitar que vean la televisión o usen videojuegos en las últimas horas del día, ya que no ayudarán a que le niño se relaje y dificultará que concilien el sueño. Opta por la lectura de cuentos antes de apagar la luz, para que se relaje antes de dormir.
  • Evita que se duerma en otro sitio que no sea su cama: Los niños tienen que conciliar el sueño en su habitación. Es importante para que asocien su habitación con el descanso.
  • Luz tenue durante el sueño del pequeño: Lo mejor que se puede hacer es mantener la habitación lo más oscura posible y evitar que la luz de la calle se refleje, por ello se recomienda taparla con alguna persiana o cortina gruesa. También puedes usar una luz tenue en la mesa de noche para evitar que el niño tenga miedo en el medio de la noche.
  • Cada uno en su cama: Si luego de haber realizado toda la rutina de sueño el niño vuelve a levantarse, lo más recomendable es que se le acompañe a su cama y se le tranquilice, siempre procurando que el niño pueda dormirse sin que sus padres estén allí.
Mamá leyendo un libro a su bebé
Tener ciertos hábitos para ir a dormir favorece el descanso de los más pequeños.

Recuerda que proporcionarle rutinas de sueño y un ambiente relajado, con música suave, luz tenue, y lecturas antes de dormir son la mejor forma para acostumbrar a tu niño a respetar su sueño. Finalmente,  es importante entonces establecer una hora razonable de ir a la cama para evitar que los niños se acuesten cada vez más tarde, y asegurarnos de que obtengan el descanso que necesitan.

1 comentario

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *