Bebes Familia Maternidad

¿Cómo despedirte de tu bebé sin que llore?

mama besando al bebe

Alejarnos de nuestro bebé por cualquier circunstancia no es fácil y si nuestro bebé se queda llorando nos podemos sentir mucho peor.

Pero tranquilas, lo primero que hay que entender es que es muy normal que nuestro bebé nos extrañe cuando lo dejamos un momento y lo segundo es que salir de casa sin él no nos hace malas mamás, simplemente nuestro bebé poco a poco entenderá que no lo estamos abandonando.

El apego a la mamá va aumentando en el bebé

Desde que nace hasta los 9 meses vas a notar que tu bebé se separará de ti sin llanto, por lo que le será mucho más fácil quedarse con algún familiar o con alguna otra persona que se dedicará a cuidarlo. Sin embargo, a partir de los 9 meses y hasta los 3 años el niño va a empezar a llorar en las despedidas.

Lo que sucede es que es en este momento en el que le pequeño se siente mucho más vinculado a la mamá y la extrañará la mayor parte del tiempo. Para evitar estas despedidas llenas de llanto, lo importante es que tomes en cuenta que el objetivo no es que te deje de extrañar, sino que sepa que vas a regresar.

mama le da un beso a su hijo
Despedirse de tu bebé no es fácil, pero debes mantener la calma

Técnicas para disminuir el llanto del bebé en las despedidas

Son varias cosas las que puedes hacer para evitar que cada vez que salgas de casa o dejes a tu bebé con los abuelos la situación se vuelva un drama. La solución no será de la noche a la mañana, pero poco a poco y con mucha constancia verás que tu pequeño tendrá mucho más independencia.

1. Mantén la calma

Lo importante al despedirte de tu bebé es que mantengas la calma en todo momento y te despidas con una sonrisa en el rostro. Aunque creas que no te entiende, dile que ya mamá se va un momento y que pronto vas a volver.

Si tu bebé siente que estás relajada él también se relajará. A pesar del llanto, si ya saliste no regreses, pues si lo haces tu bebé entenderá que al llorar conseguirá mantenerte en casa en todo momento.

2. No dejes de despedirte

Un error que cometemos muchas madres al momento de dejar a nuestro bebé en casa es salir a escondidas sin despedirnos de él para evitar que llore. Esta no es la solución más acertada.

A pesar que al principio puedas sentirte un poco mejor al no escuchar el llanto de tu bebé, esto no quiere decir que no llore cuando se dé cuenta que no estás. El hecho que no te despidas lo que puede generar es que precisamente el bebé sienta mucho más el abandono.

3. Haz que tu bebé comparta con otras personas

Es bueno que tu bebé se acostumbre a estar rodeada de las personas que la van a cuidar desde antes que lo dejes en casa con ellos. La idea es que se acostumbre a que los abuelos, tíos y amigos lo carguen sin que empiece a llorar.

Poco a poco se irá relacionando con ellos y después será mucho más sencillo despedirse de tu bebé cuando se queda en casa con gente de confianza.

4. Practica las despedidas en casa

Puedes empezar a dejar a tu bebé solo mientras estás en casa. Despídete de tu pequeño cuando vayas a bañarte o cuando necesites dormir un rato y lo dejes con su papá o con alguien más.

De esta forma tu pequeño entenderá que las despedidas no son para siempre, sino que simplemente mamá tiene que hacer algo y que cuando termine vendrá a su lado.

5. Juega al escondite

El juego de taparse la cara y después destaparla genera una gran sorpresa y muchas risas en tu bebé. Aunque creas que este es un simple juego divertido para tu pequeño, la realidad es que pronto lo preparará para entender que lo desaparece de la vista no deja de estar allí.

Al principio, los bebés piensan que lo que dejan de ver se ha ido para siempre, pero con este juego comprueban que aún tu rostro sigue allí. De esta forma tu bebé podrá saber que como el juego del escondite, el despedirse no implica que ya no estarás sino que pronto volverás.

6. Alarga poco a poco el tiempo que estás afuera

La primera vez que salgas hazlo rápido. Puede ser una media hora o una hora. Así el tiempo de ansiedad de tu bebé por no tenerte será menor.

Poco a poco incrementa este tiempo y tu bebé se irá adaptado a que estés fuera de casa. De esta manera notarás que su ansiedad disminuirá porque sabrá que vas a volver.

3 comentarios

Click aqui para dejar un comentario