Bebes Familia Moda infantil

¿Por qué es necesario que tu niño use gafas de sol?

niña con gafas de sol

La moda o lo bello que se ven no es la única razón para que le compres unas gafas de sol a tu niño. La organización Mundial de la Salud (OMS) dice que su importancia va mucho más allá que un tema de estilo.

Aunque sea algo en lo que a veces no pensamos mucho, que nuestros niños usen gafas de sol es sumamente importante para resguardar el cuidado de su vista, así que escoge el modelo que más te guste para tu pequeño y enseña a tu pequeño a llevar unas gafas puestas.

Tu niño tiene los ojos mucho más sensibles

Al igual que la piel, los ojos de los bebés y los niños pequeños son mucho más sensibles que los de un adulto. Esto sucede porque los niños aún no tienen completamente desarrollada el sistema protector del cuerpo, por lo que las lesiones en este sentido pueden ser mucho más graves.

Además, el daño que puedan a llegar a tener los ojos podrá causar lesiones para toda la vida. Así que colocar gafas mientras se está bajo el sol es algo esencial para la salud.

niña con gafas de sol
Es importante que los niños usen gafas cuando están expuestos al sol

¿Qué pasa si mi niño no usa gafas de sol?

Hay que dejar claras dos cosas. La primera es que las gafas de sol no son un accesorio que debe tener tu hijo en todo momento. Su uso se debe limitar a los días en los que el pequeño esté expuesto directamente al sol.

Lo segundo es que las consecuencias de la exposición al sol de los niños pueden ser varias. Una de ellas,  la más común, es el padecimiento de conjuntivitis, que se puede notar por los ojos más rojos o el lagrimeo constante en el pequeño.  Pero cuando la exposición es mucho mayor puede desencadenar en daños en la retina o la córnea que puede generar problemas de visión.

Escoge las mejores gafas para tu niño

Lo primero que debes evaluar al buscar unas gafas para tu niño es que la montura sea muy ligera para que no le resulte fastidioso tenerlas puestas.

Otro aspecto importante es que los lentes deben ser lo suficientemente grandes para que arropen por completo los ojos del pequeño. Así estará protegido mucho mejor.

También hay que evaluar la forma de los lentes. Lo más recomendable es que sean de silicona para mayor comodidad y que la parte que va detrás de las orejas este cubierta con goma para que no le moleste al niño.

2 comentarios

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *