Belleza

Cabello reseco ¿Cómo cuidarlo y repararlo en casa?

Despídete del cabello reseco con estos cuidados, recomendaciones y tratamientos naturales

Si tu pelo se torna sin vida, opaco, con poco volumen y áspero al tacto, es muy probable que estés sufriendo de cabello reseco. No es una afección capilar de gravedad, pero si requiere cuidados y un tratamiento oportuno para evitar que tu melena se vuelva frágil y se vea desagradable.

La resequedad en el cabello se debe a la deshidratación del mismo

Muchas veces, los malos hábitos de higiene y el descuido en la rutina diaria hacen que el cabello sufra daños severos. La resequedad es uno de ellos, ya que, debilita el pelo, afecta su aspecto, textura y estructura. Algo que ninguna mujer quiere, pues el cabello es un elemento atractivo que siempre debe lucir espectacular.

Y, ¿Cómo evitar que se reseque el cabello? Parece muy complicado, pero el primer paso es evitar los elementos y factores que deshidratan el pelo ¿Cómo hacerlo? Disminuyendo el uso del secador y la plancha, reducir la exposición directa al sol, comiendo saludable y usando productos o tratamientos hidratantes

A continuación, te compartimos más información sobre el cabello reseco, remedios para repararlo y recomendaciones muy útiles que te encantarán ¡Veamos!

El cabello reseco puede ser una afección capilar temporal o constante, todo depende de los factores que están causando la deshidratación

¿Por qué tengo el cabello reseco?

Las causas del cabello reseco y maltratado son muy variadas, ya que estas dependen de diversos factores, genéticos, externos o los que se relacionan con los hábitos de cuidado e higiene.

La resequedad suele presentarse cuando el cabello pierde nutrientes y cuenta con una hidratación deficiente. Identificar qué provoca esta resequedad es importante porque así sabrás como contribuir a la reparación de tu pelo seco.

Estas son algunas razones por las que podrías tener el cabello reseco:

  • Factores genéticos: En algunas personas el cabello reseco se debe a una herencia genética, aunque, no necesariamente se presenta en los primeros años, a veces es en la edad adulta cuando el pelo se torna seco y quebradizo.
  • Lavado excesivo o mal lavado: Una de las causas más comunes de la resequedad en el pelo es lavarlo mal, es decir, con productos de baja calidad. Aunque también podría ser efecto de lavar mucho el cabello, ya que se remueve la humedad natural del cuero cabelludo
  • Mala alimentación:  Aunque no lo parezca, una dieta e hidratación inadecuada influye en la salud del cabello. Por lo que, de allí podría partir el problema de la resequedad, así que tenlo en cuneta. Come bien y toma mucha agua.
  • Abuso de calor: Usar con demasiada frecuencia el secador, la plancha o las tenacillas para el pelo es perjudicial para el cabello, y aunque parecen ayudar con la apariencia del pelo, abusar de ellos le causa resequedad.
  • Exposición excesiva al sol:  Los agentes ambientales también pueden influir en la salud del pelo, por eso, hay que cuidarlo, especialmente de los rayos UV. En verano o días muy soleadas, el cabello puede deshidratarse y comenzar un problema de resequedad.
  • Estrés: Algunas situaciones de carga emocional y mental pueden afectar el cabello, sobre todo, el estrés y el cansancio excesivo.
El cabello reseco se puede identificar por su falta de brillo, fragilidad y textura áspera

¿Cómo reparar el cabello seco y dañado?

Una vez hallas identificado cual es la causa de tu resequedad en el cabello, será mucho más fácil saber cómo repararlo. No es una tarea sencilla, ya que requiere mucha dedicación y sutileza.

Sin embargo, puedes comenzar con algunos cambios en la rutina de higiene y cuidados. Generalmente, estas son las recomendaciones para reparar el cabello seco y dañado:

1. Usa los productos adecuados

Aplicar el champú y acondicionar correcto e ideal para tu cabello es el primer paso para contribuir con su preparación. Una buena elección de productos ayudará a nutrirlo e hidratarlo, así se verá mejoría en su estructura.

Deben ser productos libres de sulfatos para que el pelo no pierda sus aceites naturales y de preferencia, que contengan extractos naturales.

También es importante limitar el aseo del cabello a 2 o 3 veces por semana

2. Hidratación extra

La necesidad más latente del cabello seco es la hidratación, por lo que será fundamental acudir a un tratamiento para pelo reseco súper hidratantes que mejoren su condición, es decir, que restaure la humedad natural del pelo.

Los remedios más comunes son aceites naturales, como el de coco, oliva, avellanas, etc., ya que son nutritivos, humectantes y le dan brillo y suavidad a la melena.

Las mascarillas hidratantes a base de ingredientes naturales son esenciales para darle vida al cabello reseco

3. Cuida la alimentación

La salud de tu cabello no solo depende de los cambios externos que hagas en él, sino también de los internos. Por eso, es indispensable que comas saludable y completo.

Introduce en tu dieta frutas, verduras, proteínas y alimentos ácidos grasos con omega 3, hierro, antioxidantes.

Si el cuerpo está deshidratado el cabello también lo estará, así que recuerda también tomar mucha agua

4. Alternativas

El uso excesivo del secador y la plancha son de gran riesgo para el cabello, por ende, si quieres reparar a resequedad tendrás que disminuir su uso o incluso descartarlo. Pero, no debe ser un asunto de gran preocupación, ya que hoy día existen muchas alternativas tecnológicas para alizar o encrespar el pelo.

Por ejemplo, puedes optar por los cepillosecadores que son nuevos en el mercado, estos no son tan dañinos y evitan el sobrecalentamiento de las hebras.

Cambiar ciertos hábitos de cuidado e higiene en el cabello es parte de la reparación, por otro lado, debes aplicar tratamientos naturales para hidratar el pelo

¿Qué hacer para hidratar el cabello seco?

Un tratamiento para cabello reseco no solo consiste en cuidados exteriores, sino también de los internos, es decir, del organismo. Para hidratar el pelo puedes optar por mascarillas naturales hechas de ingredientes nutritivos, ricos en ácidos grasos y que reparen la humedad, por ejemplo, el aguacate, el huevo, aceite de oliva, aceite de coco, yogur, etc.

Asimismo, es importante hidratar correctamente tu organismo para contribuir con los niveles de humedad natural del cuero cabelludo. Toma al menos 8 vasos de agua al día todos los días y no olvides tener una alimentación rica en frutas y verduras.

¿Qué es bueno para la resequedad del cabello? ¿Cómo nutrir el cabello seco y maltratado en casa?  Es muy sencillo, las mascarillas naturales son las mejores aliadas para revitalizar el cabello reseco y brindarle la hidratación que este necesita.

Son hechas con ingredientes nutritivos que puedes conseguir fácilmente, incluso muchos de ellos ya los tienes ¡Apunta estos remedios infalibles!

Al iniciar un tratamiento hidratante para el cabello reseco, veras como mejora su estructura, textura y apariencia, volviendo más suave, brillante y fuerte

Mascarilla de aguacate, miel y huevo

La combinación de todos estos ingredientes es un poderoso hidratante para tu cabello. Algunos de los nutrientes que contiene son vitaminas A, B, C, D y E, y minerales como el selenio, hierro y zinc. Al aplicarlos en tu pelo ayudarán a fortalecerlo, hidratarlo y mejorar su estructura.

 Ingredientes

  • 1 aguacate maduro
  • 3 cucharadas de miel
  • 1 huevo

 Preparación

  1. Separa la yema y la clara del huevo
  2. Corta el aguacate maduro a la mitad y extráele toda la pulpa
  3. Luego, colócala en un recipiente
  4. Añade la yema de huevo y la miel
  5. Ahora mezcla todo bien hasta obtener una pasta cremosa y homogénea

¿Cómo aplicar esta mascarilla?

Cepilla tu cabello para desenredarlo y sepáralo en varias divisiones. Luego, aplica la mascarilla desde la raíz del cuero cabelludo hasta las puntas, frotando suavemente.

Cúbrelo con un gorro y déjalo actuar por 30 minutos. Finalmente, retira con abundante agua. Repite 3 veces por semana.

El aguacate y el huevo son ricos en grasas, las cuales ayudan a humectar el cabello, reestableciendo poco a poco su humedad natural

Mascarilla de huevo con leche y aceite de almendras

Uno de los mayores problemas de la resequedad es que le resta brillo a tu cabello, y con esta mascarilla puedes recuperarlo.

La leche, el huevo y cualquier aceite de almendras ayudan a humectar el cuero cabelludo, además de ofrecerle al pelo fortaleza, suavidad y vitalidad.

Ingredientes

  • ½ taza de leche
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de aceite de almendras

 Preparación

  1. Vierte la leche en un recipiente
  2. Añade el huevo y revuelve
  3. Agrega las cucharadas de aceite de almendras y mezcla bien hasta integrar

 ¿Cómo aplicar esta mascarilla?

Humedece tu cabello y aplica la mascarilla de manera uniformemente. Espera que actúe unos 40 minutos y enjuaga con mucha agua. Repite dos veces por semana.

Si no cuentas con aceite de almendras puedes usar cualquier otro aceite natural como el de oliva o el de coco

Mascarilla de yogur con aguacate

El aguacate es, sin duda alguna, de los mejores aliados para cuidar el cabello, pues es rico en ácidos grasos nutritivos y saludables. Contiene vitaminas y minerales que revitalizan el cabello, más el efecto humectante y exfoliante del yogur ¡Es una mascarilla milagrosa!

 Ingredientes

  • ¼ de taza de yogur natural
  • 1 aguacate maduro

 Preparación

  1. Abre el aguacate a la mitad y extrae la pulpa
  2. Tritúrala en un recipiente hasta obtener una crema
  3. Luego, agrega el yogur natural y mezcla bien

¿Cómo aplicar esta mascarilla?

Aplica la mezcla obtenida sobre el pelo seco. Luego, espera que actúe por 30 minutos y enjuaga con abundante agua. Esta aplicación debe repetirse al menos dos veces por semana.

El yogur contiene propiedades que ayudan a equilibrar el pH del cuero cabelludo y el aguacate mejorar sus niveles de humedad natural

Mascarilla de manteca de cacao y aceite de coco

Es importante restablecer la humedad del cabello para que este mejore su estructura, textura y apariencia. Y para lograr esto se recomienda la aplicación de ingredientes oleosos como los aceites naturales y la manteca de cacao. Esta última es rica en antioxidantes que protegen el pelo de los danos del sol y también posee variedad de minerales como magnesio, cobre, potasio y hierro.

El aceite de coco, que es el que se usará en esta mascarilla, posee vitamina E, poderosa propiedad para la salud del cabello.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de manteca de cacao
  • 1 cucharada de aceite de coco

 Preparación

  1. Calienta la manteca de cacao al baño María hasta que esté fundida
  2. Luego agrega el aceite de coco y revuelve hasta que se integre bien
  3. Deja que repose y tome una temperatura ambiente.

 ¿Cómo aplicar esta mascarilla?

Aplica la mascarilla en todo el cabello y frótala con suavidad. Espera que actúe durante 20 minutos para enjuagar con abundante agua. Úsalo como un acondicionador 3 veces a la semana.

El aceite de coco le dará brillo natural a tu pelo, más suavidad y fortaleza para evitar que esté quebradizo y débil

 Mascarilla de áloe vera y miel

El áloe vera es un poderoso remedio para revitalizar las melenas, hidratarlas y fortalecerlas, sobre todo, porque la resequedad ocasiona que se caiga mucho el cabello.

Al combinarlo con un poco de piel, obtendrás una mascarilla muy hidratante que mejorará la condición de tu pelo.

 Ingredientes

  • 2 hojas de áloe vera
  • 2 cucharadas de miel

Preparación

  1. Lava las hojas de áloe vera y ábrelas a la mitad
  2. Extrae todo el gel interno
  3. Colócalo en un recipiente
  4. Agrega la miel y revuelve muy bien

 ¿Cómo aplicar esta mascarilla?

Lava tu cabello de forma habitual, luego, aplica la mascarilla y masajea el cuero cabelludo suavemente. Deja actuar durante 20 minutos y retira con agua.

Se puede realizar este tratamiento dos veces por semana.

El aloe vera puede evitar la aparición de caspa y ayudar a que el cabello crezca con una estructura más saludable

 Mascarilla de plátano y miel

Es normal que el cabello reseco luzca apagado, opaco y rebelde. Pero, con esta mascarilla puedes mejorar su aspecto, pues el plátano es ideal para fortalecer las hebras capilares, darle brillo y suavidad. Por su parte, la miel aporta una buena dosis de hidratación.

Ingredientes

  • ½ plátano maduro
  • 2 cucharadas de miel

 Preparación

  1. Retira las conchas del plátano y tritúralo en un recipiente
  2. Agrega la miel
  3. Revuelve bien hasta crear una crema homogénea

¿Cómo aplicar esta mascarilla?

Humedece el cabello y aplica la mascarilla desde la raíz hasta las puntas. Espera que actúe por unos 30 minutos y luego, enjuaga.

El plátano ayuda a tener un cabello hidratado y fuerte, pues es rico en A, C, E; y minerales como el potasio y el zinc

¿Cómo prevenir la resequedad en el cabello?

Contrarrestar y prevenir la resequedad en el cabello es posible aplicando los cuidados pertinentes. Dentro de ellos se incluye un cambio en la rutina de higiene, el uso de productos especiales para reparar el pelo, aplicación de remedios caseros, mejorar la dieta alimenticia y, por su puesto, dejar a atrás ciertas prácticas que afectan la salud de la melena

¡Toma nota de estas recomendaciones!

Utiliza productos adecuados para ti

Cada champú y acondicionador está formulado para cumplir una función específica, y los que debes usar son especiales para cabello reseco. Sus componentes no le harán ano, todo lo contrario, aportarán nutrición e hidratación para que no se seque tan rápido.

Deben ser productos libres de sulfatos o alcohol, de preferencia, con extractos naturales y propiedades revitalizantes.

Lava el cabello solo lo necesario

Dos o tres veces por semana es suficiente para mantener el cabello limpio, más de allí es excesivo y puede afectarle. Lavar demasiado el cabello causa fragilidad, opacidad y seca los aceites naturales del cuero cabelludo.

Aplica productos hidratantes

Asegúrate de escoger un acondicionar súper hidrante especial para pelo seco. De preferencia, con aceites naturales y textura ligera. Y se constante en su aplicación.

Apuesta por tratamientos intensivos

 Es importante que cada cierto tiempo te apliques mascarillas u otros tratamientos revitalizantes. Estos ayudarán a reparar el daño que ha sufrido tu cabello y lo protegerán.

Disfruta la naturalidad

Olvida por un tiempo las visitas al salón de belleza, el uso del secador y la plancha. Disfruta tu pelo al natural, deja que tome forma y mantente atenta a su transformación.

También es bueno que lo ejes suelto y evites el uso de pinzas, colas o peinados que tensan el cabello.   

Protege tu pelo ante la naturaleza

Si vas a exponerte al sol, usa un gorro y aplica protector solar capilar en caso de que decidas tenerlo descubierto. En caso de que nades en el mar, lava el cabello después. Y si es en la piscina, cuidado con el cloro, usa gorro preferiblemente.

Hazte un corte con frecuencia

Un recorte de puntas cada dos o tres meses ayudará a que tu pelo se mantenga sano, ya que esta es la parte más afectada y en la que suele reflejarse la resequedad.

 El cabello es un elemento atractivo que juega un papel fundamental para la mujer, y por eso, ninguna quiere que este se vea opaco, seco ni dañado. La clave de tener una melena hidratada, saludable y deslumbrante esta en los cuidados que se aplican en ella.

Si estas comenzando a presentar problemas de resequedad, lo ideal es que actúes de inmediato, en primer lugar, detectando qué le hace daño a tu cabello para después evitar sus efectos. Asimos, aplicar los tratamientos naturales pertinentes y hacer ciertos cambios en las rutinas de cuidados e higiene capilar.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.