Belleza

Cómo lavar el cabello graso (y evitar que se ensucie tan deprisa)

Un good hair day mejora el día de cualquiera

Tener un cabello graso puede llegar a ser una pesadilla, y es que el cuidado del cabello es muy delicado cuando se trata de cabellos grasos. Saber cómo lavar el cabello graso y como mantenerlo limpio es un gran reto cuando una mujer que trabaja y se dedica al hogar necesita “25 horas al día”.

El exceso de grasa hará que tu pelo se ensucie con más facilidad y que creas que necesitas lavarlo continuamente para lucir una melena brillante

El exceso de grasa hace que indefectiblemente tu pelo se ensucie con más facilidad y sientas que necesitas lavarlo continuamente para lucir tu pelo siempre brillante. Cuando se trata de pelo graso lo importante no es la cantidad de veces que lo laves, sino sobre todo la manera Cómo lavar el cabello graso.

Peina frecuentemente

Cómo lavar el cabello graso y que te dure más tiempo limpio

Para saber que tipo de tratamiento debes darle a tu cabello, saber que tipo de cabello es el tuyo es el primer paso. Graso, seco o normal son los más comunes. En el mercado conseguirás miles de tratamientos que te ayudaran a mejorar el aspecto de tu melena. Cómo lavar el cabello graso depende del producto que usaras.

 En el caso de los cabellos grasos, las glándulas sebáceas están más activas y pueden producir más grasa de lo normal

  • Cepilla tu pelo antes de lavarlo: Esto te ayudará a quitar los enredos que puedan haberse formado, facilitando que los productos que apliques para lavar tu cabello penetren correctamente en todo el cabello. Además, eliminarás partículas y sustancias que hayan podido acumularse en tu melena durante el día o la noche.
  • Aplica agua tibia: Mejor que demasiado caliente, ya que el agua caliente favorece la aparición de sebo y grasa en el cuero cabelludo. El agua tibia favorece la circulación y te ayuda a mantener las cutículas cerradas, evitando que la suciedad penetre en la fibra capilar.
  • Champú específico para cabello graso: Como sabes, cada pelo es diferente y es importante utilizar productos específicos para tu tipo de cabello. En el caso del pelo graso, esto es incluso más importante, ya que utilizar productos para cabello normal o seco puede conllevar un exceso de hidratación que fomente la aparición de grasa en tu melena.
  • Cuidado con el acondicionador y la mascarilla hidratantes: Recuerda que estos productos hidratan el cabello, por lo que no está de más utilizarlos, pero en el cabello graso es importante que recuerdes dos cosas: primero, que existen acondicionadores y mascarillas para pelo graso y es mejor que elijas uno de ellos; y que debes aplicarlo únicamente en las puntas.
  • Ojo con la frecuencia de lavado: Lavar el pelo graso todos los días, lejos de ayudarte a combatir el aspecto aceitoso y la aparición de grasa en tu melena, puede tener precisamente el efecto contrario. Un lavado excesivo del pelo fomenta una sobreproducción de sebo en las raíces.
  • Valora utilizar champú en seco: Para evitar lavar tu pelo con tanta frecuencia. Este producto te ayudará a mantener tu melena limpia durante más tiempo y evitar que,  lavarlo demasiado tenga justamente el efecto contrario al que buscas.
  • Lava en profundidad: Una vez bien elegido el producto. Es fundamental que laves tu melena de forma profesional, haciendo pequeños masajes en el cuero cabelludo y poniendo especial atención en la zona de la nuca y detrás de las orejas. Eso sí, no abuses del masaje capilar, ya que este abre las cutículas y fomenta la circulación sanguínea de tus capilares, fomentando la producción de sebo.
  • El uso de herramientas de calor: El secador o la plancha del pelo también puede perjudicar a tu pelo graso, ya que el calor influye en la producción de grasa en el pelo, por lo que, siempre que puedas, evita el uso de estas herramientas sobre tu melena.
Al peinar eliminas residuos

¿Por qué unos cabellos son más grasos que otros?

El sebo es necesario para nuestro organismo pues la grasa se encarga de evitar la sequedad y proteger la piel de las agresiones externas. Es un buen lubricante y protector del cabello. En el caso de los cabellos grasos, las glándulas sebáceas están más activas y pueden producir más grasa de lo normal.

El exceso de grasa puede generar que el cuero cabelludo esté más brillante, más untuoso, y con un aspecto más lacio y apelmazado

  • Causas internas del cabello graso: Las causas más comunes pueden ser los cambios hormonales (como un embarazo), que provocan mayor sensibilidad de las glándulas sebáceas, produciendo más sebo; algunos medicamentos; el estrés; o factores genéticos. Por otro lado, las causas externas son más fáciles de identificar, entre ellas los tratamientos capilares que puedas aplicar.
  • Cambios de tiempo:  Cambiar de clima o las subidas y bajadas de temperatura pueden provocar una reacción en el cuerpo que aumenta la cantidad de sebo. La finalidad de este aumento es proteger nuestro cuero cabelludo.
  • Exceso de productos a base de aceite: Es importante no abusar de productos a base de aceites, ya que puede ser una de las causas del cabello graso. Además, si se utilizan, se deben aplicar manteniendo una cierta distancia con la raíz y es recomendable siempre no pasar de las puntas, ya que es la zona más seca del cabello.

¿Qué champú utilizar para lavar el pelo graso?

luego de saber la técnica de cómo lavar el cabello graso, es importante centrarte en que debes utilizar un champú de limpieza profunda para cabello graso. Por lo tanto, al comprar el champú un buen indicativo es que esté señalado para pelo graso.

Algunos pueden indicar que son productos con astringente y sin sulfatos, parabenos ni siliconas para recuperar el equilibrio natural del cabello y el cuero cabelludo. Su recomendación es encontrar un producto con ingredientes como el jengibre, el romero, la caléndula, el tomillo, la menta, el té verde, el romero y aceites esenciales como el limón y el aceite de árbol de té.

Lava con abundante agua

¿Cómo cuidar el pelo graso?

Si te ha tocado tener la piel y el cabello grasos, tienes que hacerte a la idea, porque es casi imposible evitarlo de raíz, pero es fácil controlar sus consecuencias. Usar un cepillo de cerdas naturales, que distribuye la grasa uniformemente a lo largo del pelo y puede equilibrar las pequeñas acumulaciones de sebo del cuero cabelludo y distribuirlo hasta las puntas.

Estos son algunos trucos y consejos para mantener a raya el pelo graso:

  • Secar el pelo con la cabeza hacia abajo: Ya que ayuda a levantar la raíz, separándola del cuero cabelludo, evitando que se ensucie antes de tiempo.
  • No te toques el pelo excesivamente: Con las manos ensuciarás más el cabello, ya que se traspasa parte del sebo de las manos. Además, es conveniente optar por cortes y peinados que mantengan el cabello alejado del rostro (produce sebo).
  • Tintes: Esta puede ser una buena manera de equilibrar el exceso de grasa. Hacen que el cabello se vuelva más poroso, y por tanto, acepte mejor la sobreproducción de sebo.
  • Permanente: Es un proceso químico que altera la estructura interna del cabello: lo deshidrata. Sin embargo, en el caso de los cabellos grasos puede resultar de gran ayuda, especialmente cuando se realiza sólo en las raíces. Al levantar el pelo de la raíz, éste tarda más tiempo en ensuciarse.
  • Reducir el uso de productos fijadores: Geles, gominas y lacas ensucian el cabello más rápidamente.
  • Frecuencia de lavado: Todos los especialistas coinciden en que el cabello debe lavarse con la frecuencia necesaria. El pelo no produce más sebo si se lava más. Por lo tanto, no tienes que cambiar tu frecuencia habitual. Si te gusta lavarte el pelo cada día, usa productos suaves, de pH neutro, que no alteren el equilibrio del cuero cabelludo.
Evita utilizar secador de cabello o plancha

Remedios caseros para eliminar la grasa en el cabello

Si después de utilizar los productos comerciales tu cabello sigue luciendo grasoso, significa que tu cabello tiene excesiva producción de sebo. Es hora de utilizar la segunda alternativa los productos naturales y caseros.

Una sensación de pelo sucio que no es agradable para las personas con tendencia a cabello graso

Zumo de limón

Un remedio casero para el cabello graso muy popular es la aplicación de zumo de limón. El limón tiene propiedades astringentes que son ideales para regular la producción de sebo del cuero cabelludo y mantener el pelo limpio por más tiempo. Solo tienes que exprimir dos limones, mezclar el zumo con dos tazas de agua y aplicar la loción sobre el cabello del enjuague.

Cortante natural de grasa

Enjuague de cerveza

La cerveza es ideal para combatir la grasa en el cabello y mantener su producción a raya. Además, tras su aplicación, el pelo queda mucho más brillante y bonito. Este remedio casero consiste en realizar un enjuague con cerveza después de aplicar el champú, finaliza el lavado enjuagando el cabello con agua tibia.

La cebada ayuda a eliminar la grasa

Cola de caballo

Además de ser una planta con  fines medicinales, la cola de caballo es excelente para tratar el cabello graso. Se emplea para eliminar el exceso de sebo y también para fomentar un crecimiento saludable del pelo gracias a su contenido en silicio, que estimula la formación de colágeno y es esencial tanto para fortalecer el cabello como las uñas.

Prepara este remedio casero, añadiendo dos hojas secas de cola de cabalo en agua hirviendo. Deja reposar durante 15 minutos y luego cuela el líquido resultante. Una vez se enfríe, ya podrás aplicarlo sobre el cabello húmedo tras tu champú habitual.

Además de ser un remedio casero para otras partes del cuerpo

Aloe vera

¿Tu cabello es demasiado graso pero, además, luce deshidratado? Si es así, el áloe vera será sin duda tu mejor aliado, pues normaliza las secreciones sebáceas pero también hidrata las fibras capilares en profundidad, haciendo que el cabello se vea mucho más sano y reluciente.

Para aprovechar este remedio casero para el pelo graso, debes cortar dos hojas de áloe vera, extraer la pulpa y licuarla. Luego, aplica la crema obtenida por todo el pelo de manera uniforme y deja actuar durante 20 minutos.

Ideal para quitar manchas en la piel

Loción de menta y romero

Se trata de añadir en agua un puñado de hojas de menta y hojas de romero frescas, dejar hervir y colar la mezcla para obtener una loción capilar casera. Después del lavado, aplícala sobre tu cabello, incidiendo en el cuero cabelludo, y verás como las raíces se mantienen limpias y el exceso de grasa disminuye enormemente.

Mascarilla para el pelo graso de huevo y limón

El limón es un ingrediente usado habitualmente para mantener la grasa a raya, y mezclado con el huevo da como resulta una combinación genial.

  • 1 huevos crudo
  • 2 limones
  • 1 cucharada de miel
  • 1 sobre de gelatina sin sabor

Mezcla el sobre de gelatina con agua tibia y la cucharada de miel hasta que se disuelva perfectamente. Agrega el jugo de los dos limones y el huevo, aplica en tu pelo después del lavado a modo de acondicionador durante 5 minutos y luego enjuaga con agua fría. Usa dos veces a la semana y disfruta de un pelo menos graso.

Mascarilla para el pelo graso de yogur, romero y salvia

El poder del yogur y las hierbas se unen en esta genial mascarilla para el pelo graso. Para prepararla necesitarás:

  • 1/2 taza de yogur natural sin azúcar
  • 2 tazas de agua
  • Una cucharada de hojas de manzanilla, romero y salvia

Coloca el agua a hervir y agrega las cucharadas de manzanilla, romero y salvia, dejando que las hierbas hiervan durante 5 minutos. Deja que el líquido repose y una vez que se haya enfriado adecuadamente agrega el yogur y mezcla.

Aplica la mascarilla durante 20 minutos masajeando un poco el cuero cabelludo. Retira con agua fría. Puedes aplicarla entre dos y tres veces a la semana.

Corta la grasa de raíz

Una vez tu cabello limpio, no te olvides que abusar de herramientas de calor como el secador o la plancha del pelo también puede perjudicar a tu pelo graso, ya que el calor influye en la producción de grasa en el pelo, por lo que, siempre que puedas, evita el uso de estas herramientas sobre tu melena.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.