Saltar al contenido

¿Cómo lavar el cabello recién teñido?

como lavar el cabello recien tenido

Al teñirte el cabello, tu melena tiende a debilitarse, por lo que es importante poner en práctica una serie de cuidados. Para mantener el color vivo e intacto por más tiempo, es imprescindible saber cómo lavar el cabello recién teñido, así como la frecuencia y los productos más adecuados. 

Los tonos y la duración del tinte en el cabello va a depender de la frecuencia del lavado

Alargar la vivacidad y el tono de tu tinte va a depender de muchos aspectos, entre ellos, el tipo de tinte que utilizarás (con amoniaco o sin amoniaco), la marca y el color que te aplicaste. No obstante, el lavado del mismo después de aplicar el tinte es crucial para conservar el color y la salud de todo el cabello.

Lavar tu cabello con agua y champú sin sal es lo más recomendable para mantener el color vivo.

¿Cómo lavar el cabello recién teñido?

Es muy importante aprender cómo lavar el cabello recién teñido o después del tinte correctamente, ya sea casero o de salón. Para mantener un color vivo es siempre necesario saber que todo depende de la marca y la técnica con la que pintas el cabello, por eso siempre es recomendable ir con un experto en la materia.

El agua es el enemigo del tinte, por ejemplo, es importante esperar al menos 72 horas después de tinturar el cabello antes de lavarlo. También se debe reducir el número de lavadas y no usar agua tibia ni caliente. Por último es importante usar un champú seco y un sistema de lavado para el cabello tinturado.

Los expertos en peluquería «profesionales» recomiendan esperar tres días después de haber hecho el proceso. Esto se debe a que la cutícula capilar se cierra en dicho tiempo, atrapando las moléculas del color. Si lavas el cabello antes de este proceso, las capas capilares no retendrán el color adecuadamente.

El resultado será un tinte tenue y no duradero el cual tendrás que retocar nuevamente en un par de semanas.

¿Cómo mantener el color de tu tinte en casa?

Pintarte el cabello es una idea genial para cambiar de look y darle personalidad a tu cabello, en tus manos esta hacerlo con un profesional o hacerlo desde casa, Internet es muy útil para este tipo de tutoriales. Pero mantener un color vivo y que nuestro cabello se vea saludable, a veces resulta un poco complicado. Recuerda que los tintes podrían resecar tú cabello.

Algunas marcas generalmente de tintes de supermercado indican que no se debe lavar el cabello con champú después de aplicarlo en la melena, simplemente indican que se debe aclarar con agua. Algunos recomendarán que debes esperar un día para lavar el cabello. Mientras tu cabello absorbe por completo el color deseado

Con los tintes de pelo profesional se deben lavar después de haberlos aplicado. Lo recomendado es que una vez haya pasado el tiempo de exposición, pongas un poco de agua en tu melena y lo emulsiones todo y te restriegues bien por el contorno para eliminar las marcas de tinte en la piel.

Cuidados después de teñir el cabello

Es muy cierto que los tinten causan resequedad y tienden a quebrar el cabello más cuando no han sido aplicados con la técnica correcta. Pero con los cuidados adecuados después del tiente y en sus días próximos hará que no te suceda esto. Lo importante es saber que entre menos laves tu cabello teñido mejor se mantendrá su color.

¿Debo lavar mi pelo antes de teñirlo?

Tu pelo debe estar limpio y seco. Como te puedes imaginar si tu cabello tiene restos de productos químicos como mascarillas o productos de peinado, estos pueden impedir que el tinte penetre correctamente y se fije como corresponde a la fibra capilar.

Protege el color del agua, calor y sol

No es un secreto que el agua es el enemigo número uno del cabello tinturado, debido a que altera su composición química. Es por eso que los expertos no recomiendan lavar el cabello con tanta frecuencia. También sugieren aplicar una base repelente que genere una barrera protectora contra el agua.

Utilizar productos con ingredientes como aceite de semilla de girasol y extracto de pomelo, para proteger el color del calor y el sol. Aplícalo antes de lavarlo para que los componentes del agua no destiñan el color.

Los colores más intensos

Evita la oxigenación del tinte

De los cuidados para el cabello teñido, específicamente el decolorado, el más importante es el champú púrpura. Este producto no puede faltar en tu arsenal de productos, debido a que es un tonificante y matizante especial. El tono púrpura del champú, ayuda a matizar y neutralizar el amarillo que ocurre cuando el pelo rubio se lava.

La mayoría de estos productos son básicos y no le proveen humectación al cabello, pero éste es la excepción. Rico en aceite de coco y queratina, este champú sin sulfato, le alarga la vida a tu tinte y repara el cabello. Además este tipo de champú retiene el color y combate el frizz. El resultado es un color vibrante y un cabello sedoso al toque.

Cuidado al lavar el cabello teñido

Siempre es importante no lavar el cabello teñido con tanta frecuencia. Es decir, necesitas dejar que el cuero cabelludo desarrolle sus aceites naturales, lo cual ocurre entre lavadas. Claro que esto no significa que tengas que vivir con el cabello sucio, y por lo tanto, debes usar un champú seco.

Utilizar productos con tapioca, sin aluminio, silicona, sulfatos ni parabenos, este tipo de productos revive el cabello entre lavadas. Refresca la raíz, y el resto del cabello para alargarle la vida a tu tinte.

Humecta una o dos veces por semana

Después de pintar tu cabello notarás que se enreda con facilidad y que su textura es reseca y tirante. Esto se debe a que los químicos del tinte extirparon los aceites naturales de las hebras. Es importante reponerlos con la ayuda de una mascarilla nutritiva e humectante.

Utilizar productos enriquecidos con proteína de elastina, quinoa y aceites nutritivos, Utilizalo como mascarilla para inyectar hidratación a cada hebra. Notarás la diferencia inmediatamente después de usarla por primera vez.

Hidratación sin enjuague

Entre más hidratación le ofrezcas tu cabello pintado, mejor, y un acondicionador sin enjuague es una opción excelente. Además de reparar el cabello dañado, el acondicionador, crea una barrera protectora contra el frizz. El resultado es un cabello suave, brillante y fuerte.

Evita el exceso de agua cuando te duches

Aunque todos sabemos el placer que nos proporciona estar bajo la ducha sintiendo el agua correr por todo nuestro cuerpo, no deberías hacerlo con tu melena teñida puesto que esto no le va bien al tinte.

Utiliza agua lo más fría posible

El agua caliente hace que la cutícula del cabello se abra y por tanto el color del tinte puede desprenderse más fácilmente de tu melena. Por lógica no es agradable ducharse con agua fría, intenta ajustar la temperatura a la temperatura menos caliente con la que estés cómoda.

En la piscina o en la playa protege tu pelo antes del baño

Tanto el cloro de la piscina como el agua salada del mar, y el propio sol, son agentes externos muy agresivos para el color del cabello teñido o cabellos con mechas. Utilizar acondicionador para protegerlo es lo más recomendable.

Hidratación profunda

Lavado de cabello en peluquería

Si vas a lavarte el cabello a una peluquería (entendemos que te aplicas allí también el color) vas a ver que el procedimiento es algo diferente a lo que solemos hacer en casa. Sin embargo, sólo hay que ir una vez para darse cuenta de que nosotros podemos hacer exactamente lo mismo en la ducha o en la bañera.

En el salón de belleza, por lo general, se hacen tres lavados después del tinte.

El primero se realiza masaje al propio tinte a modo de champú, es decir, lo mojamos y no aplican producto. Esto se debe a que en su formulación se cuenta ya con propiedades detergentes, es decir, de limpieza, lo que significa que el propio tinte ayuda, al mojarlo y masajearlo, a retirarlo por sí mismo.

Masajea el tinte en tu cabello

Después, generalmente, se utiliza un champú de propósito general (sin sal), pues el objetivo es retirar la mayor cantidad posible de producto de tintura. Es posible que este tenga propiedades de arrastre para llevarse cualquier posible residuo.

El tercer lavado ya se realiza con un champú de alta calidad. Habrá lugares en los que usen alguno protector del color, otros en los que se opte por un champú alcalino y otros salones de belleza en los que dispongan de muchas posibilidades y te den a elegir o te aconsejen el mejor en función de tu tipo de cabello; esta ya es una cuestión de funcionamiento de cada peluquería.

Después, se aplica, si se desea, un tratamiento. Este puede ser reestructurante, nutritivo, hidratante, todo dependerá de lo que tu cabellera necesite. Finalmente, tocará aplicar, si se desea y son necesarios, productos protectores y de peinado.

Lava profundamente con productos profesionales.

¿Cada cuánto lavar el pelo después del tinte?

Luego de acertar en el tono de color que deseas es hora de mantenerlo, recuerda que lavar el cabello todos los días es lo menos recomendable. Dependiendo del color que escogiste debes saber que tanto puedes lavar tu cabello en la semana. Cuidar el color y la salud de tu cabello debe ser tu objetivo.

Productos para pelo teñido

Existen dos tipos de productos que se deben utilizar si llevamos el pelo teñido. Puedes elegir unos u otros o alternarlos sin problema e incluso ir combinándolos con los tuyos propios de tu rutina de higiene y cuidado capilar.

Productos protectores

Son todos aquellos que trabajan para mantener y/o mejorar las características del cabello, de manera que ponerse el tinte no estropee el pelo. Lo mejor de todo es que puedes usarlos a diario sin problema o bien, como podrás suponer, alternar estos productos con aquellos de cuidado específico para tratar tu tipo de cabello.

Puedes aplicar esta técnica desde casa

Productos de color

En cuanto al conocido “shampoo con tinte”, no es más que un producto de limpieza capilar que incluye pigmento y que, por tanto, te vuelve a poner color en las fibras con cada lavado. Ello supone que este se mantenga pues, aunque vas arrastrando un poquito al frotar, también vas dejando color con su aplicación.

Como este, también tenemos mascarillas con color, matizadores e incluso pigmento que se aplica mezclado con tu mascarilla habitual o con el acondicionador. En cualquier caso, el truco está en ir aplicando color con cada lavado para, por mucho que frotes, el tono se mantenga vivo y bonito.

Aplica cada tratamiento por mechones

Tinte semipermanente

Si has optado por uno de esos tintes que se van con los lavados, es decir, un semipermanente, y quieres mantener el color al máximo, tendrás tanto que distancias los lavados como utilizar productos protectores y potenciadores de color si bien, como ya hemos visto, no hay problema alguno si deseas mojarlo o lavarlo en cuanto te venga bien.

Tinte de un solo lavado

Con los tintes de un solo lavado no hay fantasía alguna ni lugar a error. Este producto desaparecerá, en teoría, en cuanto lo laves. Por este motivo, depende de ti el mantenerlo más o menos tiempo según te apetezca lucirlo.

Lavado de color

Eso sí, ten en cuenta que, en función de tu tono de pelo y su calidad y del pigmento que te apliques (tanto en el caso de tintes de sólo un lavado o en semipermanentes), el tinturado de cabello exprés puede dejar algún matiz que tardará un par de duchas más en desaparecer.

 Champú en seco

Es una estupenda opción para llevar el pelo limpio sin tener que lavarlo y, con ello, arrastrar el color. Eliminas grasas, das solturas y mantienes la viveza del tono durante más tiempo.

Evita aplicar productos calientes a tu cuero cabelludo

 El proceso

Cuando te laves, utiliza el agua lo más fresca posible, no te embobes y no frotes más de la cuenta. De este modo, conseguirás mantener el pigmento más tiempo y más adecuadamente en el cabello.

 Frecuencia lavado pelo teñido

Realmente, hay mucha leyenda al respecto basada en malas experiencias, desconocimiento e incluso creencias populares. Lo cierto es que puedes lavar el cabello un día después de teñirte si es lo que quieres y consideras que lo necesitas o te apetece. Eso de que la cutícula se queda abierta y se va el color es un bulo.

Eso sí, como ya hemos visto en otras ocasiones, sí que es cierto que todos los tintes van perdiendo viveza conforme se lavan, sobre todo si no se utilizan productos específicos para cabello teñido. Te recomendamos lavarte el cabello día por medio o cada dos días dependiendo de lo graso que sea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.