Belleza

Cosmética natural: La revolución verde que cambió el mundo de la belleza

cosmetica natural
Muchos términos se utilizan en referencia a la cosmética, ¿sabes lo que significa cada uno? Te lo decimos

Actualmente todos los mercados se inclinan hacia un mundo más ecológico. Las industrias alimenticias, de textiles y de cosméticos buscan dejar una huella más verde en su paso por el mundo, lo que resulta beneficioso para el planeta y los usuarios. A muchas mujeres nos resulta particularmente atractiva la idea de la cosmética natural ¿Conoces sus beneficios? ¡Te los contamos todos!

La piel es el órgano más extenso de nuestro organismo, pero también es el más expuesto a las amenazas del mundo exterior. Al tratarse de la primera línea de defensa ante los microorganismos, nuestra piel merece el mejor de los cuidados, y para ello, la cosmética natural resulta ser el aliado perfecto.

El término “cosmética natural” no está regido por ninguna autoridad o país, por lo que deberás prestar atención a que los productos que adquieras, respeten su etiquetado.

Aunque la cosmética natural puede encontrar raíces prehistóricas, muchas mujeres y hombres no la utilizan por desconocimiento, hoy decimos ¡basta!

Te contamos todo lo que necesitas saber para que compres tus cosméticos con mayor certeza de los ingredientes que colocarás sobre tu piel.

La cosmética natural ofrece grandes beneficios, ya que se dejan de lado ingredientes que resultan potencialmente nocivos para la salud.

¿Qué es la cosmética natural?

No hay una regulación pública que establezca claramente cuando se habla de cosmética natural, sin embargo, existen normativas privadas que ordenan este tipo de productos y que han sido desarrolladas por entidades especializadas en el sector. Es decir, hay una base común de criterios que deben respetarse, más no se trata de algo 100% delimitado.

Al dejar espacio en sus regulaciones, muchas empresas hacen referencia a la cosmética natural con aquellos productos que son elaborados a partir de ingredientes naturales o de origen natural.

También se suele hacer mención a la cosmética ecológica, otra rama del cuidado de la piel, que se refiere a los cosméticos naturales con procedencia ecológica.

Los productos que engloba la cosmética natural deben haber utilizado únicamente procesos que no resulten perjudiciales para el medio ambiente o la salud de las personas.

Con la descripción de cosmética natural podrás encontrar todos aquellos productos que utilicen materias primas de origen natural. Esto incluye aquellos que han pasado por un proceso de transformación posterior sencillo, con una mínima intervención de aditivos o transformaciones químicas.

Técnicamente, elaborar un cosmético con ingredientes exclusivos de origen natural, resulta casi imposible. Por ejemplo, en el caso de los detergentes, su elaboración necesita de una transformación química, por lo que algunos podrían considerarlo como un producto demasiado procesado.

En la cosmética natural, la clave radica en que los derivados de los procesos de transformación posean la menor cantidad de residuos tóxicos contaminantes. Por esto, las empresas buscan utilizar los procesos menos agresivos posibles.

cosmetica natural
Los parabenos son uno de los ingredientes no admitidos en la cosmética natural.

Diferencias entre la cosmética natural y otros términos

Natural, orgánica, ecológica, biológica, tantas son las denominaciones que recibe la cosmética hoy en día, que muchas compradoras pueden confundirse a la hora de elegir un producto. Es por esto que muchas se preguntan cuál es la mejor o cuál deben comprar y, en esencia, la base de todos estos productos es la misma.

Aunque en los diccionarios encuentres matices que los diferencian, en la cosmética los términos orgánico, biológico y ecológico son sinónimos. Es por esto que todos estos adjetivos se pueden utilizar indistintamente desde el punto de vista de la certificación.

Muchos fabricantes utilizan pequeñas proporciones de ingredientes naturales para poder utilizar ese término pero no cualifican ni certifican para poder decir que son ecológicos.

La cosmética bio, eco u orgánica, atribuyen su clasificación a que sus ingredientes, además de ser naturales, se han producido siguiendo los criterios para la agricultura ecológica. Es aquí donde encontramos la única diferencia entre estas categorías y la cosmética natural, pues todos los cosméticos ecológicos son naturales, pero no todos los productos naturales serán ecológicos.

El sello NOP de Estados Unidos, exige a los cosméticos ecológicos requisitos idénticos a los de un producto alimentario.

Beneficios de la cosmética natural

Todos los cosméticos naturales son clasificados en función del porcentaje de ingredientes ecológicos que contengan, así como que no incluyan determinados ingredientes considerados como muy perjudiciales.

Las ventajas de la cosmética natural en comparación a la cosmética tradicional son variadas, estas son algunas de las más resaltantes:

  • Se adapta muy bien a nuestra piel, debido a la mayor afinidad de sus componentes con nuestra epidermis
  • No utiliza componentes químicos derivados del petróleo, ni aditivos artificiales
  • Potencia el uso de ingredientes vegetales de procedencia ecológica
  • No provoca residuos químicos o agresivos, que sean perjudiciales para el medioambiente
  • Potencia el uso de envases y embalajes reciclados y/o reciclables
  • Regenera, cuida y protege la piel con eficacia
  • Son aptos para todo tipo de piel
  • No son testados en animales
  • Respetan el medioambiente
  • No poseen aromas sintéticos, conservantes o perfumes artificiales
  • Algunos son veganos
  • No tienen efectos secundarios
  • Hidratan y tienen propiedades antioxidantes que ralentizan el envejecimiento de la piel
  • Son especialmente positivos para las pieles sensibles
cosmetica natural
En la cosmética natural, los ingredientes deben ser naturales u obtenidos mediante procesos poco agresivos y sin tóxicos.

¿Cómo saber si el producto que compraste pertenece a la cosmética natural?

Muchas marcas se aprovechan de los vacíos en la regulación de los productos etiquetados como naturales, es por esto que debes conocer los detalles que te ayudarán a identificar un cosmético verdaderamente natural.

Algunas marcas pueden promocionar sus productos como naturales, cuando en realidad contienen solo uno o dos ingredientes naturales.

Debido a que tú serás quien tome la última decisión respecto a lo que realmente representa un cosmético natural para ti, te ofrecemos algunos consejos que pueden ayudarte a determinar si ese producto es realmente lo que buscas:

1.Lee la etiqueta

Un consejo válido para casi todo lo que compramos. Leer la etiqueta de lo que adquirimos, especialmente en el caso de los cosméticos, puede significar la diferencia entre usar productos naturales o con ingredientes nocivos.

En la etiqueta de los cosméticos no sólo se muestran los ingredientes que contienen, sino también cuál de ellos está presente en mayor o menor proporción.

2. Acude a internet

Si leíste la etiqueta y no logras entender lo que te ofrecen, entonces investiga los ingredientes en la web. Investiga las materias primas y despeja todas tus dudas. De esta forma podrás disfrutar mucho más la experiencia de la cosmética natural.

3. Visita el sitio web de la marca

Ya sea una página en la web o perfiles en redes sociales, al investigar más sobre la marca podrás conocer las opiniones de otras usuarias tras usarlas.

Además, podrás conocer información extra que quizás no esté reflejada en la etiqueta de los productos, como el origen de las materias primas, los procesos de producción, los envases utilizados, etc.

4. Comprueba los certificados

Actualmente, las normas y certificaciones para la cosmética natural son privadas, esto quiere decir que no hay regulaciones oficiales, por lo tanto, las marcas ofrecen una gran variedad de sellos o certificados, lo que implica que no todos tendrán el mismo rigor, minuciosidad y estudio que requiere la certificación para este tipo de producción.

A pesar de que no existe una regularización a nivel internacional, muchas empresas pasan sus productos por estudios que certifiquen la calidad y pureza de sus ingredientes.

Algunos de estos son: certificado BDIH, sello Ecocert, NATRUE, Sello de la Asociación de Cosmética Ecológica y Natural Española.

Para estar segura de adquirir un producto con ingredientes naturales, deberás fijarte en su etiquetado y certificado.

Implementa la cosmética natural desde casa

Elaborar tus propios cosméticos en casa es más fácil y beneficioso de lo que podrías pensar. En la naturaleza existen numerosos ingredientes que no necesitan pasar complicados procesos para extraer resultar beneficiosos. De igual forma, muchos ingredientes podrás conseguirlos fácilmente en farmacias o incluso en el supermercado.

El ácido hialurónico, a pesar de poseer un proceso de obtención más complejo, sigue considerándose como un ingrediente de origen natural.

Materias primas como la miel, la leche o la cera de abeja, aceites como el de oliva, de jojoba, de karité, o esenciales, como el de lavanda, son ideales para el cuidado de tu piel. En el caso de los aceites, estos siguen considerándose ingredientes naturales, pues su proceso de extracción o prensado, son incluidos en las transformaciones aceptadas por agencias reguladoras privadas.

Diferentes tipos de arcillas y frutas también son utilizados en la cosmética natural por sus números beneficios a la piel. No obstante, no debes utilizar estos ingredientes sin conocer sus efectos y modos de uso. Por ejemplo, el limón puede producir manchas en la piel si lo incluyes en cremas que utilices mientras te expones al sol.

cosmetica natural
Ingredientes como la baba de caracol, la seda en polvo y el aloe vera, son comúnmente incluidos en la cosmética natural.

Cómo hacer una crema cosmética natural

Hacer una crema cosmética natural no es más que una mezcla de agua, aceite y un emulsionante para ligar las 2 partes. El secreto para realizar una crema está en entender cómo se componen estas 2 fases.

Elaborar tus propias cremas cosméticas puede resultar un proyecto muy divertido, así que si te animas a prepararlas, toma nota de los siguientes consejos.

Crema nutritiva de aloe y avellanas

Existen diferentes formas de preparar emulsiones, una para cada tipo de piel, identifica la tuya y obtendrás los mejores resultados.

Ingredientes

  • 25 gr de agua
  • 5 gr de pulpa de aloe vera
  • 1 gr de glicerina
  • 12 gr de aceite de avellana
  • 2 gr de aceite de rosa mosqueta
  • 1 gr de manteca de karité
  • 3 gr de emulsionante
  • 2 gotas de vitamina E
  • 8 gr de conservante
  • 10 gotas de aceite esencial de zanahoria o palo de rosa

¿Cómo prepararla?

  1. En primer lugar vierte el agua, el aloe y la glicerina en un recipiente de vidrio.
  2. Seguidamente toma otro recipiente de vidrio y vierte el aceite de avellana, el de rosa mosqueta, la manteca de karité y el emulsionante.
  3. Lleva ambos recipientes a baño María hasta alcanzar los 70°C.
  4. Retira ambos vasos del fuego y mézclalos con la batidora por dos minutos.
  5. Introduce los envases en un recipiente de agua con hielo sin dejar de batir
  6. Después de hacer la emulsión, añade el resto de ingredientes uno a uno mezclando todo muy bien con la varilla.
  7. Finalmente vierte la mezcla en el envase y mide su pH, debe marcar entre 5 y 7. Deja la crema durante 24 horas en el refrigerador antes de usar.
Antes de utilizar cualquier aceite esencial, lee las precauciones a tener en cuenta.

Crema hidratante de almendras y pomelo

Lo artesanal está de moda y si nos decantamos por lo natural, los productos que elaboremos seguirán esta tendencia al dedillo. Con esta receta podrás preparar una crema hidratante corporal ideal para piel seca, y lo mejor, en pocos pasos y con pocos ingredientes.

Ingredientes

  • 30 gr de aceite de coco
  • 40 gr de aceite de almendras dulces
  • 10 gr de aceite de trigo
  • 20 gr de aloe vera
  • 16 gr de emulsionante
  • 85 gr de agua destilada
  • 40 gotas de extracto de semilla de pomelo
  • 15 gotas de aceite esencial de lavanda

¿Cómo prepararla?

  1. Para comenzar, mezcla el aceite de coco, de almendras dulces y de trigo, en un tazón junto al emulsionante.
  2. En otro tazón, integra el agua y el aloe vera. Reserva.
  3. Lleva ambos tazones a baño María hasta alcanzar los 70°C. Una vez conseguido este punto, retira del fuego.
  4. Integra la mezcla acuosa en la preparación oleosa con movimientos circulares por al menos tres minutos. Debes batir la crema hasta que alcance una temperatura inferior a los 40º para asegurarte de que sea estable
  5. Después de obtener la consistencia ideal, añade el extracto de semilla de pomelo y el aceite esencial de lavanda uno a uno, mezclándolos muy bien.
  6. Finalmente vierte la crema en un envase, lleva a la nevera por 24 horas y estará lista para usar.
cosmetica natural
Los envases de cristal son los mejores para conservar tus cosméticos naturales.

Al contrario de los productos tradicionales, la cosmética natural suele ofrecer resultados a largo plazo, ya que trabajan la piel desde el interior. Aunque los resultados tarden en salir a la luz, estos serán duraderos, por lo que se trata de una excelente opción para mantener nuestra belleza.

Si todavía no te has aventurado a probar la cosmética natural, te invitamos a hacerlo, ¡no te arrepentiras!

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.