Belleza

Laminado de cejas: ¿Qué es, cuánto dura y qué beneficios le aporta a tus arcos?

El laminado de cejas tiene la capacidad de transformar tu mirada gracias a su acabado único.

Para nadie es un secreto que las cejas han cobrado cada vez mayor relevancia en los maquillajes y el aspecto general del rostro. Es por esto que con el paso de los años han visto la luz nuevas técnicas para embellecerlas, siendo el laminado de cejas una de las favoritas.

Atrás han quedado aquellos años en que depilábamos las cejas hasta dejarlas súper finas, como una línea sobre el ojo, aunque mejor ni recordarlo ¿cierto? Pues bien, las modas evolucionan y hoy en día el estilo dominante es llevarlas al natural pero estilizadas.

Las últimas tendencias en cejas se enfocan en un acabado más natural, con una forma ancha y tupida.

La tecnología cosmética está constantemente en búsqueda de nuevas formas para mejorar el aspecto del rostro y, aunque existen otros tratamientos similares, el laminado de cejas ofrece beneficios que sus pares no. ¿Te animas a conocerlo? ¡Pues vamos allá!

Las cejas han cobrado tanto protagonismo en los últimos años, que han llegado incluso a convertirse en protagonistas de algunos maquillajes.

¿Qué es el laminado de cejas?

Las cejas gruesas son la tendencia, eso ya lo sabemos, pero conseguirlo puede suponer pasar por incómodos procedimientos o varios minutos de maquillaje cada día. Si lo que quieres es llevar tus cejas a la moda sin pasar por esto, entonces el laminado de cejas es para ti.

El laminado de cejas, es una técnica que permite engrosar, ordenar y direccionar el vello de tus cejas para crear un look de cejas pobladas, definidas y maquilladas.

Inicialmente ideado en Rusia hace ya algunos años, este procedimiento ha ganado cada vez más adeptas en todo el mundo. Sin importar si tus cejas son ligeramente despobladas, o si los vellos crecen en direcciones que parecen indomables, con este tratamiento eso dejará de ser un problema.

El brow lamination es un tratamiento semipermanente que remodela los pelitos en las cejas para darles dirección y un poco de volumen. Este procedimiento aprovecha al máximo las características naturales de las cejas, para hacerlas lucir mucho más bonitas.

Se trata de un método ideal para las personas con cejas rebeldes, con vello largo, grueso y, en general cejas que cuesta peinar y mantener controladas. Gracias a esto podrás prescindir de productos como el gel fijador o el lápiz de cejas por una larga temporada.

Un laminado de cejas te permite reestructurar los vellos de las cejas para mantenerlos en la forma deseada.

¿Cómo hacen una laminación de cejas?

¿Miedo a las agujas? No hay problema, el laminado de cejas no requiere de ninguna aguja. A diferencia de la micropigmentación o el tatuaje, el laminado ha logrado imponerse como una alternativa totalmente indolora con excelentes acabados.

La preparación de un laminado de cejas paso a paso comienza con el diseño de la ceja junto al profesional encargado y, una posterior limpieza del área con agua micelar o un tónico limpiador. Tras esto se procede a aplicar una crema encargada de ablandar la estructura de cada vello.

Es importante que antes de iniciar el procedimiento, comentes al encargado cuáles son tus expectativas acerca del resultado que esperas obtener, así como del estilo que sueles llevar en las cejas.

El siguiente paso será el laminado de las cejas como tal. Aquí se alisarán los pelos de forma química (al igual que ocurre con el cabello al aplicarle queratina en el salón de belleza), con la ayuda de un producto que fijará de manera permanente la forma y dirección de los vellos.

Después del fijador, se utiliza un “suavizante” para que las cejas luzcan moldeadas pero no pegadas, sino más bien naturales. Una vez que transcurre el tiempo necesario, se peinan todos los pelitos para verificar el resultado final.

Finalmente se aplica un compuesto hidratante y nutritivo en el área, tras el cual se pueden aplicar procesos complementarios como la depilación, el tinte o el encerado.

laminado de cejas
Una sesión de laminado dura aproximadamente 40-60 minutos, durante los cuales el experto realizará todos los pasos del procedimiento.

Ventajas del laminado de cejas

Cada procedimiento de embellecimiento tiene sus ventajas y, en el caso del laminado, hay varias razones para sumarse a la tendencia.

  •  Versatilidad. No está pensado solo para un tipo de cejas, en realidad funciona para distintas formas de cejas y, aunque está indicado para las más gruesas y rebeldes, ayuda a las más finas a lograr un efecto de mayor volumen.
  • Técnica indolora. Al tratarse de un tratamiento superficial aplicado directamente en el pelo, el laminado de cejas no implica ningún nivel de dolor durante o después de su realización.
  • Es semipermanente. El resultado se mantiene entre 4 y 8 semanas. Después de ese tiempo se puede desistir en caso de no estar convencida o se puede volver a realizar una sesión para mantener los beneficios a largo plazo.
laminado de cejas
Laminado de cejas antes y después.

¿Cuánto dura un laminado de cejas?

Es obvio que si buscamos un tratamiento alterno al maquillaje y sus retoques, es para que este nos dure el máximo tiempo posible, de tal forma que no tengamos que estar asistiendo al centro estético cada semana. Pues bien, el laminado ofrece una muy buena respuesta a esto.

La duración de un laminado de cejas puede ser de hasta dos meses si se siguen las recomendaciones tras el tratamiento. Durante este tiempo no será necesario que apliques ningún producto de fijación o peinado de cejas, pues todo el trabajo ya estará hecho.

Lo más importante para prolongar la duración del laminado de cejas, serán los cuidados que le des a tus cejas en casa. Durante las primeras 48 horas tras el procedimiento deberás evitar que el área tratada se moje o se humedezca, por lo que el gimnasio, la piscina o la sauna estarán prohibidos.

Debido a que notarás una mayor resequedad en la zona, es recomendable que mantengas el área humectada. Cremas humectantes para el rostro serán suficiente.

Pasadas unas cuantas semanas deberás regresar al centro estético por retoques, todo dependerá de los cuidados que hayas tenido y el desgaste que presente el trabajo.

laminado de cejas
Aunque debas incluir en tu ritual de belleza un momento de hidratación para las cejas, esto no debería suponer un gran esfuerzo extra, o al menos no uno tan latoso como arreglarlas cada día.

¿Cuál es la diferencia entre planchado y laminado de cejas?

Al entrar en boga nuevas tendencias muchas personas suelen confundirlas, por esto, es importante que tengas claro qué te ofrece cada una y cuáles son los aspectos que las diferencian.

En el caso del laminado, no son pocas las personas que piensan que es lo mismo que el planchado de cejas, pero la realidad es que se trata de procedimientos ligeramente diferentes.

Existen algunas diferencias claves que podrás tener en cuenta para diferenciarlos.

Aspectos clave del brow lamination:

  • Diseño de la forma de la ceja
  • Redireccionamiento de entre 45 y 90° de los vellos en las cejas
  • Utilización de producto para suavizar y fijar el cabello
  • Efecto muy natural, de ceja gruesa poblada
  • Duración de 4 a 8 semanas

Por su parte, el planchado de ceja te ofrece:

  • Respeto a la forma natural del cabello
  • Alisado de los vellos, respetando la dirección del crecimiento de los mismos
  • El producto solo se aplica en los vellos y no toca la piel de la zona
  • Duración de 6 semanas aproximadamente

Como ves, el laminado puede ser fácilmente confundido con el planchado de ceja. No obstante el último solo te ofrece domar lo rebelde de los vellos, mientras que el primero te permite rediseñar casi por completo el acabado de la ceja.

Un laminado de cejas utiliza productos específicos para conseguir el acabado perfecto, siendo el tinte el compañero por excelencia para ganar mayor grosor y densidad.

Consejos tras un laminado de cejas

El o la especialista que realice el laminado deberá indicarte los cuidados específicos que deberás mantener tras tu tratamiento. No obstante, existen algunas recomendaciones comunes en el post tratamiento del laminado de cejas.

Durante las primeras 24 horas es aconsejable:

  • No retirar el producto humectante aplicado al final del procedimiento
  • Evitar el vapor (duchas prolongadas, sauna, baño turco)
  • No mojar las cejas
  • Posponer actividades físicas en las que haya sudor excesivo
  • Prescindir de cualquier producto cosmético o maquillaje en las cejas
  • Obviar exfoliaciones en la zona, pues la piel queda sensible después del tratamiento

Pasadas las primeras 24 horas podrán ser recomendables ciertas atenciones como:

  • Evitar productos con base aceitosa en las cejas
  • Hidratar a diario la zona con una crema regeneradora o hidratante (libre de aceites)
  • Peinar con el cepillo para las cejas cada mañana, y cuando considere necesario, para mantener las cejas ordenadas
laminado de cejas
El laminado es ideal para quienes desean darle ese plus a su rostro, sin recurrir a cambios muy drásticos.

Laminado de cejas y henna

Al igual que esas parejas inseparables, como la mantequilla de maní y la jalea, la henna y el laminado hacen un dúo mágico.

La henna para cejas consiste en la aplicación de un tinte natural, elaborado a partir de la planta Henna, que ofrece un efecto de sombreado en la piel. Este compuesto deja un efecto de “tatuaje” en la piel, además de recubrir el vello de las cejas, dando una apariencia de mayor abundancia.

Se trata de una excelente compañía para el laminado, pues no es una técnica invasiva. Además, permite recuperar y reconstruir las cejas para ayudar a que sean más expresivas, disfrazando huecos en las partes depiladas o poco pobladas.

Existen diferentes formulaciones de henna, hay quienes utilizan químicos, y quienes prefieren un producto más natural. El efecto que ofrece la henna orgánica suele ser de aproximadamente 2 semanas, mientras que aquella que incluye químicos puede durar hasta 3 meses.

La henna puede ofrecerte una diversa gama de tonos que se ajusten a tu piel y cabello. Acude con profesionales si decides aplicar cualquiera de estos productos en tus cejas, además, la henna química puede ocasionar reacciones en pieles sensibles.

En la mayoría de lugares que ofrecen las cejas con henna o HD, también practican el laminado.

¿Cómo quitar un laminado de cejas?

Supongamos que te realizaste un laminado en casa y no te gustó el resultado, o simplemente no quieres renovar este tratamiento, pero tampoco quieres esperar a que se termine de ir por sí solo. Pues bien, no hay que alarmarse, la solución está allí mismo, en tu cocina.

Para remover los productos aplicados en las cejas tienes dos opciones, puedes acudir al centro estético en el que te realizaron el tratamiento y pedir que lo remuevan, o puedes optar por alguno de los siguientes remedios caseros:

1. Vinagre

Mezcla medio vaso de vinagre blanco con una taza de agua tibia. Aplica con la ayuda de un disco de algodón en cada ceja. Deja actuar durante 30 minutos y aclara con abundante agua tibia.

Se muy cuidadosa durante la aplicación del vinagre, pues este líquido sería bastante irritante si llegara a salpicarte los ojos.

2. Bicarbonato y champú

Para este remedio deberás mezclar en un recipiente media cucharada de bicarbonato de sodio y otra media cucharada de champú anticaspa, remueve hasta que obtengas una pasta homogénea.

Aplica la mezcla en las cejas con la ayuda de los dedos o un pincel. Deja que actúe durante 5 minutos y, una vez pasado ese tiempo, aclara con abundante agua templada.

3. Vitamina C

En este caso prepararás una mascarilla de vitamina C, y para ello deberás calentar medio vaso de agua y añadir cuatro cápsulas de vitamina C. Una vez que las cápsulas se deshagan, remueve bien la mezcla hasta que tengas una pasta gelatinosa.

Humedece las cejas con un poco de agua y aplica la mezcla en ellas, dejando que actúe durante una hora. Finalmente retira la mascarilla con abundante agua templada.

4. Zumo de limón

Como con cualquier mascarilla o remedio que incluya limón, ten mucho cuidado a la hora de aplicarlo en la piel, pues no debe entrar en contacto con la luz del sol, ya que dejaría manchas.

Exprime un limón y aplica el zumo en las cejas con un disco o bastoncillo de algodón. Masajea suavemente y deja que actúe por 10 minutos. Aclara con abundante agua templada.

Uno de los beneficios de este tipo de tratamientos es la posibilidad de removerlo o abandonarlo si no nos complace totalmente.

Dudas frecuentes

Como todo lo nuevo, es común tener dudas respecto a este tratamiento y, aunque el concepto de las cejas fijas en una posición pueda llegar a parecer extraña, la realidad es que los acabados son bastante espectaculares.

La laminación de cejas es básicamente una permanente para las cejas, ya que se les da una forma fija y uniforme por un determinado periodo, solo que en lugar de rizos, la fijación dejará los vellos cepillados y levantados.

Si aun tienes alguna que otra duda acerca del laminado de cejas, presta atención, pues es muy probable que las resuelvas a continuación.

¿Qué precio tiene un laminado de cejas?

Como todos los procedimientos estéticos, un laminado de cejas variará de precio dependiendo del país, la región, o incluso, el centro estético que visites. No obstante, los precios suelen variar entre 25 y 60 dólares estadounidenses.

En comparación a sus pares, el laminado es un tratamiento bastante asequible para embellecer las cejas, lo que lo que posicionado en poco tiempo como uno de los más demandados.

¿Dónde lo hacen?

Al tratarse de una técnica relativamente nueva, con solo dos años en el mercado, no se suele encontrar personal calificado para aplicarla en cualquier centro estético. Sin embargo, cada vez son más quienes se suman a la ola de ofrecer esta opción a sus clientas.

Asegúrate de escoger un lugar que cumpla con las normas de higiene y cuente con personal calificado para el trabajo. Expresa todas tus dudas antes de someterte al proceso y, si no te sientes cómoda, suspende todo.

laminado de cejas
Comúnmente podrás encontrar la oferta de este procedimiento en lugares especializados en embellecimiento de cejas.

¿El laminado de cejas tiene contraindicaciones?

Es un método que se puede aplicar sobre cualquier tipo de cejas para solucionar diferentes problemas comunes como vellos desiguales, forma indefinida o incorrecta, crecimiento descontrolado, entre otros.

Por el contrario, es recomendable que aquellas personas con piel muy sensible, con alergias o heridas, se abstengan de practicarse este procedimiento hasta consultar con un especialista. Así mismo, este proceso no es recomendable en casos de cejas con alopecia o cejas recortadas.

Como la mayoría de los procedimientos estéticos que implican el uso de químicos, existe un riesgo de alergia o irritación en las pieles muy sensibles. Si este es tu caso, lo más recomendable es realizar un test previo, contando siempre con asesoría experta antes de aventurarse.

¿Se puede hacer un laminado de cejas en casa?

Nuestra recomendación siempre que vayas a realizarte un procedimiento estético será que acudas a centros especializados y correctamente certificados. No obstante, en el mercado puedes conseguir kits que te ofrecen la posibilidad de realizar una laminación de cejas en casa.

Un “laminado de cejas” casero también puede ser con métodos menos especializados, como con el uso de jabón o gel. Sin embargo, estos tratamientos no te ofrecerán un acabado tan pulcro o duradero como en el caso de la opción profesional.

Lo mejor es que si decides realizarte un laminado de cejas escojas un buen centro estético y no practiques con tu rostro. Recuerda que la piel de la cara es bastante delicada.

Este tratamiento es ideal para cualquier persona con vellos irregulares en la dirección y en la forma.

Al tratarse de un procedimiento corto, económico, indoloro y sin muchas complicaciones, el laminado de cejas puede ser la ayuda perfecta para mejorar el aspecto general de tu rostro. No más fijador en las cejas o retoques cada cierto tiempo.

Dile adiós a esos vellos indomables y consigue un aspecto favorecedor en tus cejas al optar por este tipo de procedimiento.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.