Lavar el cabello ¿Con agua fría o tibia?

Mantener un cabello limpio y saludable es un arduo trabajo para quien lo posee. Por eso en el mercado hay infinidad de productos de limpieza e hidratación en fin para acicalar tu curo cabelludo y tu cabello. Pero aun así todo el cuidado que puedas tenerle a tu cabello siempre lo vez seco y con frizz.

Lo ideal es comenzar con agua tibia o un poquito más caliente del clima y terminar con agua templada o fría

Utilizar un producto adecuado para cada tipo de cabello, es igual de importante saber si es mejor lavar el cabello con agua fría o tibia. La temperatura que utilices para lavar tu cabello es súper importante, esto delimitará que tan limpio puede quedar tu cabello y cuantos días puede durar limpio. Lavar el cabello con agua fría o tibia tiene sus pro y contra.

Lavar de la raíz a la punta

¿Es mejor lavar el cabello con agua fría o tibia?

Aunque no lo creas, la temperatura del agua con la que te bañas puede tener un impacto positivo o negativo en el aspecto de tu cabello e incluso de tu piel. Existen muchos factores que deberías tener en cuenta antes de exponer tu melena a cada lavado, y hoy te revelaremos los pros y contras de lavar el cabello con agua fría o tibia.

Un gesto tan cotidiano como lavar el pelo con agua fría o tibia puede ser causa de un pelo sin brillo o menos limpio de lo que debería

Agua Fría

Las duchas frías pueden resultar desagradables para la mayoría, especialmente en las mañanas frías. Sin embargo, a pesar de ser incomodas, estas reducen el volumen del cabello, haciéndolo ver más denso. Si tienes el cabello delgado, tal vez sea buena idea considerar reducir las duchas con agua fría.

Las duchas frías le dan brillo y reducen el frizz en tu cabello. Esto sucede porque el agua fría ayuda a sellar las cutículas y poros capilares luego de lavarse el pelo. Cutículas y poros abiertos son ideales cuando estas aplicando champú y acondicionador en tu cabeza, pero necesitas cerrarlas con agua fría cuando termines.

Además de sellar la humedad que aporta el acondicionador, cerrar las cutículas y poros capilares con agua fría ayuda a prevenir que la grasa, el aceite y la suciedad entren en el cuero cabelludo. En resumen, lavar tu cabello con agua fría puede ser de gran ayuda para mantener tu cabello hidratado y fuerte.

Múltiples beneficios del agua fría

Agua caliente

Si el agua fría ayuda a fortalecer el cabello, ¿eso significa que el agua caliente facilita la caída del cabello? La respuesta corta es “SÍ”. Esto porque el agua caliente puede deshidratar el cuero cabelludo y eliminar aceites naturales beneficiosos que ayudan a prevenir la caída del cabello.

El agua caliente también debilita las raíces del cabello, especialmente si la temperatura del agua es muy alta. Las raíces débiles pueden rizar el cabello, lo que, de no controlarse, puede ser causa inminente del frizz e incluso en el desarrollo de canas en forma prematura.

Además, si tienes el cabello teñido, probablemente sea mejor alejar tu cabello del agua caliente para mantener el color intacto. El calor puede levantar y remover la capa exterior del pelo, lo que resulta en que el color se desvanezca más rápido. Por otro lado, el agua caliente tiene sus méritos al ayudar a limpiar el cabello mejor que el agua fría.

El agua caliente te relaja

Beneficios del agua fría para tu cuerpo

El agua fría puede aportar numerosos beneficios a nuestro cuerpo que de hecho ya se conocen desde hace siglos y han sido empleados por diferentes civilizaciones para mejorar su estado de salud.

Bañarte desde la mañana también ayuda a  activarte para un día largo de trabajo

  • Mejora la circulación: Uno de los principales beneficios que tiene el agua fría aplicada a nuestro organismo es que mejora nuestra salud cardiovascular. En efecto, ante la exposición al frío nuestro ritmo cardíaco aumenta y se contraen nuestros vasos sanguíneos. Es así que la sangre viaja con mayor velocidad como consecuencia de queaumenta la presión y mejora con ello la circulación.
  • Ayuda a despejar nuestra mente y nuestro estado corporal: Otro de los beneficios que tiene el agua fría para nuestro cuerpo es la sensación inmediata que nos da de quitarnos nuestro aletargamiento. En efecto, se nota nada más introducirnos en ella que estamos más activos y despejados.
  • El agua fría mejora nuestro estado de ánimo: También hay que decir que el agua fría repercute favortablemente sobre nuestro estado de ánimo. En efecto, el choque térmico que se produce entre nuestra temperatura corporal y el agua fría hace que se estimule la producción en el cerebro de la noradrenalina.
  • Mejora la atención: Gracias a la activación de nuestro sistema nervioso se produce la secreción de química neurotransmisora como la noradrenalina que nos permite implementar nuestro estado de atención y con ello desempeñar posteriormente mejor nuestras tareas.
  • El agua fría estimula el funcionamiento de nuestro metabolismo: Otro de los beneficios que tiene el agua fría es que nos ofrece otra respuesta muy interesante: ante la exposición al frío, nuestro cuerpo se activa pidiendo un mayor consumo de energía para poder regular internamente su temperatura.
  • Implementa la cantidad de oxígeno en nuestro organismo: Al entrar en contacto con el agua fría, nuestro cuerpo acelera su respiración como consecuencia de que también se ha producido un aceleramiento de nuestro ritmo cardiovascular. Es por ello que el agua fría contribuye a aumentar los niveles de oxígeno presentes en nuestro organismo.
  • Refuerza nuestro sistema nervioso: Una de las respuestas más beneficiosas de la activación del sistema nervioso es que con ella también se activa y mejora el funcionamiento del sistema inmunológico. Por ello, implementamos su capacidad y su funcionalidad para protegernos tanto de agentes externos como para liberar una mayor cantidad de glóbulos blancos o leucocitos.
  • Ayuda a combatir el dolor: Otro de los beneficios más inmediatos que pueden descubrirse del agua fría sobre nosotros es que, en caso de sufrir algún golpe, inflamación o lesión, el frío contribuye a mitigar su dolor y también la hinchazón que se produce en la zona afectada. Por lo mismo, es muy recomendable para personas que tengan algún tipo de lesión o estén en proceso de rehabilitación.
  • Mejora la líbido: En el caso de los hombres, el agua fría estimula la producción de testosterona e incrementa la líbido así como la cantidad  y calidad del esperma.
  • Activa el sistema inmune: La activación generalizada del sistema y la aceleración del metabolismo generada por el agua favorece la activación y mejoría del sistema inmunológico, el cual se encuentra más preparado para luchar contra infecciones y agresiones externos al liberarse mayor cantidad de leucocitos o glóbulos blancos.
  • Promueve una mejor diuresis y el funcionamiento renal y linfático: Los riñones y el sistema linfático también ven mejorado su funcionamiento con el frío, permitiendo una mejor expulsión de los elementos tóxicos y los residuos de nuestro organismo.
  • Refuerza la autoestima y la sensación de autocontrol: El hecho de ducharse con agua fría puede ser vivido como un pequeño reto o desafío a superar, lo que en último término genera mayor sensación de autocontrol, autoeficacia y autoestima.

Una baño rápido

Beneficios del agua caliente para tu cuerpo

Llegar a casa muerta de cansancio, seguir con las labores del hogar después de un gran día en tu trabajo es un desafío. Luego de todo llega la hora del baño y lo más relajante que has conocido es el agua tibia, ducharte e ir a la cama a dormir es tu deseo al final del día.

El agua tibia te aportará grandes beneficios para tu descanso y amanecer con las pilas al 100% al siguiente día

  • Relaja los músculos del cuerpo: El agua caliente dilata los vasos sanguíneos y mejora la oxigenación de nuestra sangre. Esto hace que los músculos reciban más oxígeno, acelerando su recuperación y aliviando el dolor muscular y el cansancio.  El agua caliente también afloja tendones y tejidos que pueden estar rígidos, lo que ayuda a prevenir lesiones.
  • Reduce la fatiga de tu cerebro: Llegar a casa, quitarse la ropa, descalzarse y darse una ducha calentita, relaja hasta al más nervioso. Lo más importante es disponer de un rato para relajarnos, pero una alta temperatura del agua antes de dormir provoca vasodilatación y predispone a conciliar el sueño.
  • Alivia el dolor de cabeza: El calor dilata los vasos sanguíneos y permite que el oxígeno llegue a las células de todo tu cuerpo. Hace desaparecer el dolor palpitante de las cefaleas gracias a la vasodilatación.
  • Estimula la circulación: La función principal de nuestro sistema circulatorio es la oxigenación de las células y con el agua caliente se dilatan los capilares sanguíneos, mejorando el paso de la sangre por todo nuestro cuerpo. Si usamos una esponja aumentamos este estímulo a la circulación y al sistema linfático, que es el responsable de mantener saludables a los tejidos de tu cuerpo.
  • Descongestiona las fosas nasales: Al ducharnos con agua caliente, el vapor que se libera ayuda a descongestionar las fosas nasales y a limpiar los senos paranasales, facilitando la eliminación de la mucosidad. Los cambios del clima nos hacen más propensos a resfriarnos y también la época de alergias, por lo que podemos ayudarnos de un baño caliente para mejorar la molesta congestión nasal.
  • Calma la ansiedad: La clave para que un baño de agua caliente relaje es convertirlo en un hábito. Así será nuestro aliado perfecto para sobrellevar el estrés y la sensación de ansiedad. Cuando salimos del agua caliente nuestro cuerpo experimenta una ligera disminución de la temperatura corporal que hace que el cerebro se adormezca.
  • Elimina toxinas: El agua caliente en nuestra piel mejora el flujo de la sangre de nuestro sistema circulatorio y se abren los poros facilitando la eliminación de toxinas. Además, se estimulan los sistemas circulatorio y linfático, permitiendo a nuestro cuerpo drenar y expulsar los desechos que ya no necesita, y limpian las fosas nasales.

Relájate con una ducha cliente

Lavar tu cabello es una tarea que deberías hacer casi a diario. Solo toma en cuenta la temperatura ideal para hacerlo según las características del mismo, así podrás darle ese plus extra para que tu melena luzca siempre hermosa y saludable.

Lavar el cabello con agua fría o tibia sera definitivo para que tu melena luzca increíble.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *