¿Qué es el lifting facial? Tipos, beneficios y riesgos (Resultados antes y después).

A partir de los 40, la principal preocupación estética para nosotras las mujeres suelen ser las arrugas y la falta de elasticidad en la piel. En la actualidad, son diversos los tratamientos estéticos que pueden ayudarnos a mejorar considerablemente la apariencia de nuestra piel y ralentizar el paso del tiempo en ella. Entre los más populares está el Lifting Facial.

El lifting facial es un tratamiento que promete una piel visiblemente más joven y radiante.

Aunque es importante reconocer que no vamos a frenar la edad cronológica y que el proceso de envejecimiento es natural, sí podemos disponer de tratamientos que nos ayudan a mejorar la apariencia de la piel arrugada por los años.

Te contamos ¿En qué consiste el lifting facial? ¿Cuáles son los resultados? ¿Cuáles son los tipos de lifting y cómo se realizan? Recuperación y recomendaciones. Y más…

El lifting facial nos permite tensar la piel y conseguir un rostro de apariencia más joven.

¿Qué es el lifting facial?

Con el paso del tiempo, la piel del rostro se va deteriorando, los tejidos se caen y las arrugas se intensifican. Para frenar las arrugas y retrasar las líneas de expresión en el rostro existe el lifting facial, un tratamiento estético que ayuda a combatir los signos del envejecimiento.

El Lifting facial no puede parar el proceso natural de envejecimiento. Lo que sí puede hacer es “retrasar el reloj” mejorando los signos más visibles de la edad mediante la extracción del exceso de grasa, el tensado de los músculos subyacentes y el redefinimiento de la piel de la cara y el cuello.

¿Para qué se realiza un lifting facial?

El principal objetivo del lifting facial, o ritidectomía, es disminuir las arrugas y atenuar los signos del paso del tiempo. Con este tratamiento, el rostro rejuvenece y su apariencia mejora.

¿Cuáles son los primeros síntomas del envejecimiento facial?

Las arrugas son una de las señales que más pueden envejecernos. De hecho, las encuestas revelan que es el signo de la edad que más “molesta” a las mujeres, y un 80% querría hacerlas desaparecer.

Entre los síntomas más notorios del paso del tiempo en la piel de nuestro rostro destacan:

  • Aparición de bolsas en el párpado inferior
  • Pérdida de la elasticidad de la piel
  • Incremento de la presencia de arrugas
  • Flacidez y caída de los tejidos
  • Papada y pliegues en la zona del cuello
  • Descolgamiento de la cola de la ceja

Para solucionar este tipo de problemas estéticos y rejuvenecer la piel de forma duradera se realiza el lifting facial o ritidectomía, una de las cirugías plásticas más satisfactorias.

¿Cómo saber si soy buena candidata para un lifting facial?

La persona que se hace un lifting facial, sea hombre o mujer, busca mejorar su aspecto exterior.

Sentirse más atractivo y joven es el primer objetivo de esta cirugía estética. Hay que tener claro que el envejecimiento es inevitable y las expectativas en cuanto a los resultados siempre han de estar dentro de la normalidad, acordes con nuestra edad.

De esta manera, si cumples con los siguientes dos requisitos, según los expertos, serás una buena candidata de lifting facial:

1. Piel elástica

Esta característica es importante porque con el lifting se realiza un estiramiento de la piel. Con esta acción se pretende atenuar las arrugas. Así, cuanto más flexible sea la piel, mejores resultados obtendremos.

2. Estructura ósea fuerte y bien definida

Esta cualidad contribuye a una mejor consecución de los objetivos de rejuvenecimiento que buscamos con el lifting facial.

Se puede aprovechar esta intervención para realizar un aumento de pómulos, que maximizará los resultados obtenidos.

El lifting facial es una excelente opción cuando las arrugas comienzan a acentuarse y la piel de la cara y cuello pierden firmeza.

¿Puede alterar el lifting la expresión de mi cara?

 

Uno de los principales temores que podemos experimentar al momento de plantearnos la posibilidad de someternos a una cirugía de este estilo es cómo va a cambiar nuestro rostro luego.

Sin embargo, en este sentido hay que estar tranquilas porque si se practica correctamente el resultado será satisfactorio.

Un lifting facial realizado de forma profesional no cambia la fisionomía ni tampoco “quita años”.

Siempre se respeta el contorno y la forma del rostro, el paciente notará que su cara ha cambiado, pero siempre debe ser de una forma natural.

Desde la década de los 70 hasta la actualidad la técnica del lifting facial ha evolucionado. La tendencia actual es buscar la naturalidad, practicar un estiramiento más suave y que las cicatrices apenas sean apreciables.

¿Se me quitarán todas las arrugas?

Esta es una pregunta frecuente al momento de pensar en someterse a tratamientos estéticos de este tipo, que prometen combatir los signos de la edad.

Como ya lo hemos dicho antes, gracias a la técnica del lifting facial se consigue lucir un aspecto rejuvenecido y más radiante.

Con esta cirugía estética conseguimos eliminar el exceso de grasa, se remodelan los músculos y el tejido facial, y se reduce la flacidez de las mejillas y las mandíbulas.

En general, el paciente va a presentar un aspecto menos cansado, pero no se eliminan todos los signos del envejecimiento.

Por este motivo, el lifting facial suele combinarse con otros tratamientos de rejuvenecimiento como la blefaroplastia o cirugía de párpados.

Cuando aparecen los primeros signos de la edad en la piel de nuestro rostro es común empezar a buscar maneras de impedirlo.

¿Cuáles son los tipos de lifting y en qué consisten?

El lifting facial puede realizarse con técnicas muy diversas, en función de la parte del rostro que quiera tratarse.

De igual modo, si eres de las que le temen a las cirugías existen otros métodos no quirúrgicos a los que se puede acudir de forma independiente o complementaria.

Estas son algunas de las técnicas de lifting facial más empleadas:

Lifting facial quirúrgico

Está diseñado para elevar la piel colgante y algunas veces las estructuras más profundas. En este procedimiento la piel sobrante se quita y la piel de la cara se tensa, eleva y sutura.

La piel sobrante se quita y la piel de la cara se tensa, eleva y sutura.

 La principal finalidad del lifting facial es lucir un rostro más joven. No obstante, es un procedimiento que no puede revertir el paso del tiempo.

1. Minilifting

 

La particularidad de los Miniliftings está en la técnica quirúrgica y el emplazamiento de las cicatrices.

A diferencia del lifting convencional, la incisión se limita a la parte inferior de la patilla y la anterior de la oreja alcanzando el lóbulo.

Lo que es más importante, el despegamiento cutáneo es mucho menor por lo que la inflamación también lo será.

¿Qué diferencia hay entre Lifting y Minilifting Facial?

Es una diferencia de extensión de la intervención. En los casos incipientes de descolgamiento facial, es decir, pacientes sobre los 40 o 50 años, el Minilifting es la técnica preferida.

El resultado es conservador y la recuperación es muy rápida. Según expertos es la que se realiza aproximadamente en la mitad de los casos. A partir de los 60 años se suele indicar el Lifting facial.

No es extraño hacerse 2 Lifting a lo largo de la vida: primero un Miniflifting y luego un Lifting estandar.

  • ¿Cómo son los resultados? Los resultados son muy naturales. No hay cicatrices, o no deberían notarse, luego de la intervención.
  • ¿A qué edad podemos plantearnos un minilifting? La genética y el paso del tiempo son algunos de los factores que aceleran y condicionan el envejecimiento de la piel.

El Minilifting facial es el tratamiento de cirugía estética más recomendado si eres joven y prefieres dar un pequeño rejuvenecimiento a tu rostro. Ya que te permitirá suavizar los signos del envejecimiento facial en vez de someterte a intervenciones más complejas como un lifting cérvico-facial convencional.

2. Lifting de cara y cuello

 

Se centra en las arrugas de cara y cuello. Los cortes se hacen detrás de las orejas para evitar que sean visibles. Se redefine la mandíbula, con ello la apariencia mejora y se reduce la grasa de la papada.

3. Lifting de tercio medio

Es una buena opción para pacientes jóvenes que no necesitan un lifting completo. Aporta una mejoría en el aspecto alrededor del ojo, zona nasolabial, y labio superior.

Se hace mediante técnica endoscópica y se suele complementar con un lifting endoscópico de cejas.

Dicha técnica es también una posibilidad para aquellos que necesitan un lifting vertical más que una tracción horizontal o diagonal ya que produce una mejora sutil más que un cambio radical. Esto es algo que muchos pacientes desean.

4. Lifting frontal

Uno de los signos de envejecimiento más tempranos es la caída de las cejas y la formación de bolsas o pliegues de piel en los párpados superiores.

En la frente la principal función del lifting es elevar las cejas a su posición inicial. La mejora de la posición y su forma mejora el aspecto facial.

Un lifting frontal puede mejorar las arrugas transversales de la frente, las arrugas del entrecejo, la caída de las cejas y ligeros excesos de piel en los párpados superiores.

La extensión de esta intervención puede ser muy variable dependiendo del problema de cada paciente. Puede abarcar toda la frente, cejas y párpados, o limitarse a zonas concretas de cejas y de las sienes.

5. Lifting endoscópico

Este procedimiento se realiza a través de varias incisiones cortas (de unos 2 cm) en el interior del cuero cabelludo, por las que se introducen la óptica endoscópica.

Mediante el control visual que permite la endoscopia, es posible liberar tejidos y efectuar puntos de sutura de suspensión para fijar o mantener en una posición elevada selectivamente las zonas que nos interesen.

La duración de los resultados puede ser variable. Requiere un adiestramiento para trabajar “a ciegas”, mirando un monitor de vídeo.

Entre las ventajas de la vía endoscópica destaca que las incisiones son más cortas, aunque sean más numerosas, y tienen un postoperatorio más llevadero.

La mayor ventaja de este procedimiento quirúrgico es que el rejuvenecimiento que se obtiene es notablemente más natural y duradero que el que se obtiene con las técnicas no invasivas.

Lifting facial sin cirugía

Existen distintas opciones para conseguir un estiramiento de la piel del rostro sin necesidad de acudir al quirófano.

1. Botox

Uno de los tratamientos más eficaces, no es casualidad que sea el preferido en lo que se refiere a combatir el paso del tiempo en la piel del rostro y es que ofrece claras ventajas y sus resultados son visibles de inmediato.

El Botox (botulinum tipo A), es un fármaco que actúa paralizando temporalmente los músculos.

Las arrugas dinámicas del rostro, o sea, las que se muestran más al realizar determinados gestos, como fruncir el seño, sonreír o subir las cejas, se deben a la tracción de los músculos que hay debajo de las mismas.

El botox, al ser inyectado en esos músculos, anula el impulso eléctrico que llega hasta ellos. De esta manera los músculos se relajan y se observa primero una atenuación de las arrugas, para que en los días siguientes prácticamente desaparezcan.

Lo mejor es que el efecto preciso del botox, hace que la expresión del rostro no se altere, ni se modifique la forma, una de las principales preocupaciones de quienes se someten a cirugía.

La piel aparecerá más lisa y la cara más relajada, contribuyendo a dar un aspecto más joven.

¿Cuánto tiempo dura un lifting facial?

El tratamiento facial del lifting no tiene una duración fija determinada ya que no detiene el proceso de envejecimiento cutáneo.

Esto quiere decir que el organismo continúa su proceso natural de envejecimiento tras la cirugía aunque el lifting facial haya conseguido buenos resultados rejuveneciendo la piel del rostro.

Los especialistas en Cirugía Plástica aseguran que la duración del lifting facial se encuentra entre los 8 y los 10 años pero esto depende de diversos factores entre los que se encuentran:

  • El tipo de piel ya que no es lo mismo una piel gruesa y grasa o mixta que una piel fina y seca.
  • Los cuidados rutinarios en la dermis tanto de limpieza como de hidratación.
  • Los hábitos de vida en cuanto a alimentación y ejercicio físico ya que los hábitos saludables contribuyen a unos resultados duraderos.
  • Los hábitos perjudiciales que puedas como el tabaquismo o el consumo de exceso de alcohol de forma muy habitual ya que estos empeoran la calidad de la piel.
  • La estabilidad del peso ya que mientras más cambios de peso mayor afectación se verá en la piel del rostro.
  • La exposición solar. Este punto es muy importante ya que la radiación del sol es uno de los factores más influyentes en el envejecimiento cutáneo.

Los especialistas en Cirugía Plástica aseguran que la duración del lifting facial se encuentra entre los 8 y los 10 años pero esto depende de diversos factores.

¿Cuáles son los riesgos de realizarte un lifting facial?

Pese a considerarse segura la cirugía de lifting facial, pueden existir ciertos riesgos y complicaciones relacionadas con cualquier procedimiento quirúrgico. ¿Quieres conocer de qué clase de riesgos se trata? Sigue leyendo.

Tras una cirugía, en ocasiones se pueden llegar a presentar algunas complicaciones.

Sin embargo, existen ciertas operaciones como el lifting de cuello y el levantamiento de cejas, los cuales resultan ser procedimientos con muchos menos riesgos y, además menos dolorosos que el lifting facial completo.

Como bien hemos mencionado, pese a ser el lifting facial una operación completa y eficaz, siempre puede presentar riesgos de los cuales tendrás que estar al tanto al momento de considerar someterte a este tratamiento.

  • Infección: la cual suele producirse en un área específica produciendo síntomas como inflamación, enrojecimiento, calor localizado y sensibilidad. La infección puede aliviarse con la toma de antibióticos a menos que la infección sea grave.
  • Hematomas: en ocasiones se produce un sangrado bajo nuestra piel, el cual se conoce con el nombre propiamente dicho de hematoma.
  • Reacción a la anestesia: cada persona es un mundo, y resulta que hay algunos pacientes que tienen efectos secundarios tras la anestesia. Sin embargo, este problema es uno de las menos preocupantes, pues dura muy poco y se suele irse tras unas horas.
  • Pérdida de sangre excesiva: En ocasiones se produce una pérdida excesiva de sangre, la cual lleva a un doloroso hematoma, que algunas veces tiene que ser tratado con un procedimiento quirúrgico.

Cicatrices tras un lifting facial

Como bien sabes, cualquier tipo de operación puede dejar cicatrices. Sin embargo, con los avances tecnológicos actuales, la cirugía estética ha evolucionado más que nunca, minimizando bastante la aparición de dichas cicatrices.

Dependiendo del procedimiento y del cirujano encargado de la operación, las cicatrices aparecerán en una u otra zona de la cara.

¡Pero no te preocupes! Las cicatrices empezarán a desvanecerse al poco tiempo, pudiendo ser en la mayoría de las ocasiones indetectables después del primer o tercer mes del lifting facial.

Tras conocer los posibles riesgos, vemos que a pesar de ser un tratamiento eficaz en la mayoría de los pacientes, podemos sufrir complicaciones de gran importancia, por lo que te recomendamos siempre informarte con un especialista.

¿Cómo es la recuperación tras la cirugía?

En el caso del lifting facial el postoperatorio es bastante liviano. No hay dolor, sino una sensación moderada de tensión en las áreas donde hay puntos de sutura.

Los pequeños hematomas o moratones que habitualmente aparecen están en la parte posterior de ambas orejas, debido a que al estar  muchas horas tumbado en el reposo del postoperatorio, se concentran ahí por la fuerza de la gravedad.

La cara suele estar despejada, lo que te permite hacer vida social a los pocos días de la intervención.

Los puntos de sutura se quitan a los 10 días, comenzando la recuperación entonces con los drenajes linfáticos.

Recomendaciones

El lifting facial es una intervención quirúrgica y por ello es necesario controlar ciertos aspectos relacionados con nuestra salud general.

  • En este caso en concreto, debemos estar pendientes de la hipertensión arterial, de si se tienen trastornos de coagulación o de si hay una tendencia a cicatrices hipertróficas.
  • Si se fuma, es importante dejar el hábito al menos un mes antes de la intervención.
  • Esto es así, porque fumar provoca la disminución del flujo sanguíneo y en algunos casos puede ralentizar la evolución favorable de las incisiones de la cirugía.
  • El equipo médico debe saber también si se está tomando alguna medicación. Hay que tener especial cuidado con las aspirinas o determinados fármacos que puedan provocar un incremento del sangrado.

Los riesgos del lifting facial quirúrjico son bajos y generalmente dependen del buen hacer del cirujano.

¿Cuál es el precio de rejuvenecer el rostro con lifting facial?

El precio del lifting facial, como cualquier cirugía, variará según cada paciente, ya que se trata de una intervención muy personalizada según la estructura facial de cada uno de los pacientes y sus expectativas.

Hay que tener en cuenta los costes de los honorarios del cirujano, anestesia, gastos del hospital incluyendo cuidados de enfermería, quirófano y hospitalización, así como la medicación y otros gastos adicionales.

Podemos considerar que el precio aproximado de un lifting facial rondará entre los 6.000 dólares aproximadamente.

Dependiendo si es un tratamiento para rejuvenecer una zona concreta del rostro (cuello, zona inferior o zona superior del rostro), realizar un lifting integral o si incluye un procedimiento de blefaroplastia para corregir los párpados.

Evidentemente el precio de un lifting facial dependerá de las necesidades de cada mujer, porque un cirugía parcial será más económica al ser de menor duración y menor complejidad que una cirugía completa.

El lifting facial es una intervención muy especializada y requiere que el cirujano plástico tenga una amplia experiencia. Para conseguir un buen resultado es importante ser cauto a la hora de definir los objetivos de la intervención, conociendo sus limitaciones.

En buenas manos el cambio de la cara rejuvenece de forma importante. Combinándola con procedimientos de aumento de volumen con grasa el resultado es impresionante.

Te recomendamos que te informes muy bien sobre las clínicas que ofertan este tratamiento y consultar con más de un especialista para que puedas encontrar finalmente la opción que te brinde mayor seguridad y confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *