Saltar al contenido

Mechas rubias para darle un look fresco a tu rostro

mechas rubias

Las populares mechas rubias marcadas de los 90 se han retirado para dar paso a una tendencia mucho más encaminada a lo natural. Técnicas como el balayage o las babylights se han convertido en las favoritas de celebridades e influencers, pero ¿cuál escoger? ¡Te contamos!

Los reflejos de luz creados en el pelo pueden ofrecer un efecto de claros y oscuros que resaltan la estructura natural del cabello.

Existen estilos que simplemente no pasan de moda y uno de los más resaltantes son las mechas rubias. Las hay de diferentes grosores, tonos y largos, pero algo común en todas es que consiguen aportar un aire súper glam a tu apariencia.

Si estás buscando un look diferente para arrasar en tus reuniones de fin de año, hacerte unas mechas en casa puede ser tu solución. Lo mejor de todo es que son mucho más fáciles de aplicar de lo que piensas y solo deberás tener en cuenta algunas recomendaciones.

Las mechas rubias pueden adaptarse a cualquier cabellera y realzar aún más su belleza natural.

¿Cómo lograr mechas rubias de 10?

Las variantes son casi infinitas, por lo que escoger la forma correcta puede convertirse en una tarea casi imposible. Para brindarte un poco de luz en el camino hacia esas mechas rubias que cambiarán tu look para bien, presta atención a las siguientes recomendaciones.

Define tu estilo

Las mechas rubias se adaptan a todas, sin embargo, hay diferentes acabados. Desde las mechas californianas hasta las platinadas, hay un estilo idóneo para cada mujer.

Los cambios no están prohibidos, el hecho de que unas mechas se adapten a tu estilo no quiere decir que no puedas cambiarlas. Puede que tu tonalidad predilecta sea el color miel, pero en una oportunidad puedes probar a hacerlas de otro tono, más finas o en mayor cantidad.

Procura que el estilo que escojas vaya acorde a tu personalidad, de esta forma tendrás más posibilidades de que te guste el resultado.

Ten presente que el look que decidas llevar en tu melena debe estar bien definido antes de comenzar el proceso de teñido. El hecho de improvisar sobre la marcha puede terminar en resultados desastrosos para tu cabello.

Decoloración o tinte

En cuanto al color de las mechas, no se trata solo de escoger un rubio y ya, la colorimetría va mucho más allá. Las mechas rubias van con todas, sin embargo, algunos tonos pueden resaltar más en ciertos tonos de piel.

Esta es una de las razones principales por las que es recomendable asistir con un experto, pues no solo se trata de obtener un resultado armónico, sino también de cuidar el cabello en el proceso. Pero no te preocupes, si quieres conseguir ese cambio por ti misma, también podrás lograrlo.

En cuanto a la elección de volúmenes para el oxígeno, todo dependerá del contraste que busques respecto a tu cabello natural o tono base. Para cabellos bastante oscuros es necesario un volumen de 40, mientras que para tonos castaños es recomendable optar por 30 volúmenes.

Si tu cabello es naturalmente rubio y solo quieres dar unos pequeños matices, oxígeno de 20 o 10 volúmenes serán más que suficientes.

No siempre es necesario decolorar el cabello para hacer mechas rubias, pero sin dudas los mejores resultados se obtendrán tras una decoloración. Es importante que si decides realizar este paso en casa seas muy cuidadosa, ya que podrías afectar la salud de tu melena.

Cuidados posteriores

Con el tinte no termina el trabajo, para que el acabado sea realmente bonito y duradero, deberás tener ciertos cuidados especiales. Toma nota de estos consejos y evita daños que podrían perjudicar el tono o estructura de tus mechas.

  • No te excedas con el lavado. Lo ideal es que laves tu cabello solo 2 o 3 veces por semana para evitar que se reseque o destiña.
  • Nada de agua caliente. El agua muy caliente puede desvanecer el color de tus mechas, por esto lo mejor es que utilices una temperatura templada o fría en tu rutina de lavado capilar.
  • Evita las piscinas. El cloro de las piscinas es muy abrasivo y podría afectar tus mechas, así que si vas a la piscina lo mejor será que utilices un gorro o no sumerjas tu cabello.
  • Adquiere productos especiales para cabello teñido. Un champú matizante ayudará a preservar el efecto que hayas conseguido.
  • Nutre tu cabello. Los tratamientos humectantes y nutritivos son un must have luego de tinturar el pelo. Es recomendable que al menos una vez por semana te apliques un tratamiento de cuidado profundo para cuidar tu cabellera.
  • Pausa otros tratamientos. Cirugías capilares o permanentes deberán decir adiós por un tiempo. El proceso de decoloración ya es bastante agresivo, como para sumar otros tratamientos.
  • Adiós calor. Los reflejos rubios se destiñen y debilitan con el calor, así que para conservarlos intactos por más tiempo será mejor evitar el calor excesivo.
  • No te olvides de la protección. Los rayos solares también afectan la coloración del tinte, por lo que conviene que utilices una pequeña cantidad de protector de calor durante el verano.

Un cabello que ha sido tratado químicamente, sobre todo si es fino o con tendencia al quiebre, será más sensible a daños.

Mechas rubias con diferentes estilos

Las mechas rubias son todo menos aburridas. Se trata de un estilo audaz y elegante que durante décadas se ha mantenido como el favorito de muchas famosas. Además, puedes adaptarlas y combinarlas hasta crear un estilo realmente único.

Debido al gran abanico de posibilidades que ofrece este estilo, es recomendable que repases algunos de los favoritos antes de decidir cuál será el que se adapta a ti.

Platino ceniza

Estas mechas suelen ser de un rubio bastante claro, por lo que no resultan favorables para las chicas con cabello oscuro o negro y de piel cálida. Si deseas probarlas sí o sí, solo reduce unos tres tonos de tu color natural.

Llevar reflejos rubios implica cuidados y mantenimientos constantes, pero se trata de un estilo que merece la pena el esfuerzo.

Caramelo

Se trata del look favorito de las chicas en primavera y verano, ya que aporta un toque cálido y muy juvenil. Además, es ideal para chicas morenas tanto de cabello oscuro como claro, con piel cálida y ojos cafés. El peinado perfecto para lucirlas serán unas ondas sueltas.

mechas rubias

Los tonos rubios ofrecen gran versatilidad a la hora de combinarlos, siempre aportando luminosidad y movimiento.

Medio cabello

Las mechas de medio cabello solo se aplican, como su propio nombre indica, en la mitad del cabello. Generalmente van de raíces a pintas y se aplican por la coronilla y los laterales, aunque también puedes decolorar la capa superior y dejar las inferiores al natural.

Esta coloración tiene la capacidad de iluminar los mechones al igual que el sol, ofreciendo así un efecto fresco y veraniego.

mechas rubias

Onduladas, lizas o rizadas, las melenas con mechas rubias resaltarán la belleza de quién las porte.

Babylights

Las mechas babylight se parecen mucho a las mechas tradicionales en que van de raíces a puntas. Sin embargo, los reflejos son muy finos y se aplican menos separados para dar un aspecto más natural.

Optar por varias mechas finas te dará un efecto natural, en cambio, si las haces más gruesas obtendrás un resultado más atrevido y expresivo.

Unas babylights te harán el centro de atracción en cualquier lugar.

Balayage

Las mechas balayage son una tendencia que ha llegado para quedarse y la razón es que a diferencia de las alternativas anteriores favorecen a todo tipo de cabellos. Sin importar el largo o el tipo de cabello que tengas, estas mechas te funcionarán.

Las ya famosas mechas balayage ofrecen un efectos útil y desenfadado, capaz de quitarte algunos años.

Ombré

Mientras que el balayage crea algunas mechas de luz por todo el cabello, el ombré crea un contraste marcado entre raíces oscuras y puntas más claras.

Para obtener este efecto de forma correcta es recomendable aplicar el decolorante en las puntas y luego cepillar hacia arriba hasta llegar al punto deseado.

Lo que más destaca a las mechas de colores rubios es que están asociadas con el verano, la elegancia, el glamour y la sofisticación.

Sombré

Sombré es un ombré más sutil, por lo que sigue el mismo proceso de coloración, pero en este caso, la diferencia de tono entre raíces y puntas es mucho menos perceptible. Esta técnica es la indicada para aquellas personas que quieran que sus mechas rubias sean casi indetectables.

mechas rubias

Una coloración con mechas rubias puede durarte con muy buen aspecto por aproximadamente 6 meses.

Écaille

La version más cálida del balayage son unas mechas en color caramelo y rubio miel aplicadas sobre un color de base castaño. Ideal para personas castañas, esta técnica aplica tonos dorados para obtener un efecto brillante natural.

Écaille es la palabra francesa para carey.

Underlights

Las mechas rubias marcadas y solo en la capa inferior del cabello ofrecen un contraste digno de las más atrevidas.

No se trata de crear movimiento o zonas de luz, se trata de marcar la diferencia con un aspecto mucho más osado y vanguardista.

Inevitablemente conseguirás un aspecto más juvenil con esta opción.

Mechas rubias en casa

Para obtener los mejores resultados lo ideal es visitar estilistas expertos, sin embargo, un bonito resultado no es un objetivo imposible de conseguir en casa.

Además, para hacerte mechas rubias tú misma, solo debes contar con algunos implementos y seguir 7 sencillos pasos.

Materiales necesarios

Antes de comenzar el proceso de tus mechas rubias necesitarás tener todos los materiales a mano. No te preocupes, la mayoría seguro ya los tienes en casa.

  • Guantes de látex. Debes proteger tus manos, ya que trabajarás con químicos que pueden resultar abrasivos.
  • Tazón y espátula. Básicos para mezclar la preparación, ya sea decoloración o tinte.
  • Brocha o pincel. Esenciales para aplicar el producto sobre el cabello, aunque también podrías esparcirlo solo con la ayuda de tus manos.
  • Peine fino. El cabello debe ser tratado por secciones, por lo que no debe tener nudos. Además, es mucho más fácil separar el cabello con un peine, en lugar de hacerlo con tus manos.
  • Papel de aluminio o gorro para mechas. Acá deberás tener en cuenta el resultado que buscas, mechones gruesos o finos. También puedes utilizar papel film en lugar del aluminio, o simplemente omitirlo.
  • Polvo blanqueador. Asegúrate de conseguir un polvo blanqueador de buena calidad, pues algunos pueden terminar dañando demasiado las hebras capilares.
  • Oxígeno en crema. Dependiendo del acabado que busques, más claras u oscuras, deberás escoger el volumen correspondiente, entre 10 y 40%.
  • Tinte. Tras decolorar el cabello puedes aplicar un tinte, esto con la finalidad de obtener distintos tonos o matizar el resultado de la decoloración.

Puedes conseguir cualquiera de estos implementos en farmacias, perfumerías o tiendas especializadas en productos de cosmética.

Paso a paso

Una vez que has definido cuál es el acabado que buscas y ya tienes todos los materiales necesarios para conseguirlo, es momento de poner manos a la obra.

  1. En primer lugar deberás lavar muy bien tu cabello y peinarlo hasta eliminar cualquier nudo. No apliques calor para secarlo, utiliza solo una toalla para retirar el exceso de agua.
  2. A continuación, divide tu cabello y selecciona los primeros mechones que serán tratados. También puedes colocarte un gorro para mechas, esto hará el trabajo más sencillo, pero solo podrás hacer mechas finas.
  3. Seguidamente colócate los guantes y mezcla el polvo blanqueador con el oxígeno en crema en el recipiente. Si harás las mechas solo con tinte entonces vierte el tinte en lugar del decolorante. Mezcla hasta obtener una consistencia homogénea.
  4. Aplica el producto en las áreas a decolorar con la ayuda de una brocha o pincel. Hazlo de forma rápida pero ordenada. Es importante que no ensucies el resto del cabello, y que el producto tenga más o menos el mismo tiempo de acción en todos los mechones.
  5. Envuelve los mechones en papel aluminio o deja actuar al aire libre. Tú misma podrás ir revisando que tan decolorado está el cabello o seguir los tiempos recomendados por el fabricante.
  6. Después que ha pasado el tiempo deberás enjuagar muy bien el cabello hasta retirar muy bien el producto. Acá puedes aplicar un poco de champú matizador o pasar al tinte, para este último bastará con seguir las instrucciones del fabricante.
  7. Finalmente aplica una mascarilla nutritiva para restaurar las fibras que han sido afectadas por los químicos, enjuaga y seca.

¡Tip! Utiliza una toalla sobre tus hombros para proteger tu piel y tu ropa de manchas o irritaciones.

Si deseas un cambio más sutil, correr menos riesgos, o maltratar menos tu cabello, entonces puedes descartar el polvo de colorante y hacer las mechas utilizando solo la mezcla del tinte.

mechas rubias

Las mechas con gorro resultan ideales para cabellos cortos, mientras que la opción del aluminio va de maravilla con mechones más largos.

Consejos para unas mechas rubias sin complicaciones

No todas somos expertas en el mundo de los tintes, pero si queremos hacer este trabajo por nosotras mismas, lo mejor será tomar algunas precauciones y seguir los consejos de los especialistas.

Toma nota de los siguientes truquitos para asegurarte de que tus mechas no fallarán:

  • Si utilizas el gorro para mechas y tienes el cabello largo, no lo recojas dentro de este. Deja que sobresalga por la nuca y cúbrelo con una toalla.
  • No tienes que sacar pelo por todos los agujeros del gorro, si quieres pocas mechas hazlo cada 2 o 3 perforaciones.
  • Lava las mechas con el gorro puesto y deja el champú sobre estas para retirarlo más fácilmente. Luego podrás lavar tu cabello como de costumbre.
  • Evita al máximo el contacto de la mezcla decolorante con el cuero cabelludo, esto podría provocarte irritaciones. Con que omitas unos milímetros de la raíz será suficiente.
  • Utiliza dos espejos o pide a una amiga que te ayude, de esta forma podrás trabajar mucho mejor la parte trasera de tu cabeza.
  • Nunca guardes mezcla sobrante, prepara la cantidad adecuada y si te sobra un poco lo mejor será que la deseches.
  • Comprueba si eres alérgico al producto al leer las instrucciones de uso.
  • No cubras el cabello con un gorro de ducha mientras la mezcla está actuando.
  • Usa ropa vieja durante la aplicación. Las salpicaduras de tinte son imposibles de remover y no queremos eso en tu blusa favorita.
  • Evita inhalar el polvo de la decoloración mientras lo mezclas con el líquido revelador. Lo mejor será que realices todo el proceso en un espacio abierto o con buena ventilación.
  • No dejes el decolorante por demasiado tiempo en el cabello, ya que podrías dañarlo.

Si deseas llevar unas mechas muy claras o platinadas, es recomendable que lo hagas en un proceso gradual y no de golpe. Deja el cabello reposar por algunas semanas entre cada tratamiento de coloración.

La carta de colores y las instrucciones de los productos que adquieras te ayudarán a encontrar el tiempo de aplicación adecuado para tu cabello.

Sea cual sea el estilo o tonalidad que elijas, las mechas rubias serán siempre un acierto. Acude con un profesional especializado en mechas o investiga muy bien todos los detalles de este procedimiento, antes de dar el gran paso.

Comenzar por degradados y cambios sutiles te asegurarán un éxito rotundo al hacerte mechas rubias en casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.