Belleza

Piel deshidratada ¡Causas, consecuencias, tips y remedios para tratarla!

piel deshidratada

¿Cómo saber si mi piel está deshidratada? ¿Qué hace que mi piel se deshidrate y cómo puedes evitarlo? Cuando la piel se deshidrata es porque carece de agua, por tanto la deshidratación puede afectar a todos los tipos de piel, incluso las pieles mixtas y grasas, y comprometer su función barrera.

La falta de hidratación en nuestra piel puede causar molestias como descamaciones, picor y grietas, pero no hay de qué preocuparse, ya que puedes revertir este negativo aspecto con una rutina de cuidado e ingredientes naturales que de seguro tienes en casa.

Una piel deshidratada no es más una piel con gran falta de agua

Una piel sana tiene su propio sistema para mantenerse en equilibrio, el problema llega cuando agentes externos o internos afectan este balance y producen un mal funcionamiento, lo que se traduce en piel deshidratada.

Para mantener tu perfectamente hidratada, te contamos todo lo que necesitas saber para combatir este problema y lucir una tez radiante.

piel deshidratada que es
Una piel deshidratada y en exceso tirante no puede desempeñar correctamente su función barrera.

¿Cómo se si mi piel está seca o deshidratada?

Con frecuencia se confunde la piel deshidratada con la piel seca pues, aunque parezcan lo mismo, son dos condiciones muy diferentes.

La piel deshidratada es un estado transitorio causado por factores internos y externos como: temperaturas extremas, consumo insuficiente de agua, falta de humedad en el ambiente o el uso de cosméticos agresivos que reducen la cantidad de agua en el organismo.

La piel deshidratada carece de agua, mientras que la piel seca de lípidos, es decir, le falta nutrición

Por otra parte, se considera piel seca al tipo de piel que, por factores genéticos, tiene un descenso en el nivel de lípidos, ácidos grasos esenciales.

Síntomas de piel deshidratada

Muchas veces se cree erróneamente que la piel grasa está libre de sufrir deshidratación, sin embargo, todos los tipos de piel son susceptibles a deshidratación. La falta de agua se traduce en un malestar en el rostro y en la totalidad o parte del cuerpo, sobre todo tras darse una ducha de agua caliente.

Aunque los síntomas sean muy similares, no hay que confundir una piel deshidratada con una piel seca. Para que aprendas a identificar la deshidratación cutánea es importante que conozcas sus síntomas:

Ausencia de brillo

La piel se ve apagada y sin brillo, por lo que el rostro puede parecer cansado y falto de vitalidad. En pieles grasas la falta de brillo puede ser un síntoma menos evidente.

¿Cómo combatirlo?

Debes utilizar una crema facial y corporal que hidrate de manera profunda. Para las ojeras, utiliza un contorno de ojos revitalizante que contenga vitamina B3.

Es importante mantener nuestra piel hidratada para lucir siempre jóvenes y radiantes.

piel deshidratada rostro
La deshidratación en nuestra piel puede tratarse en casa (si es leve) y prevenirse con ingredientes naturales.

Exceso de tensión

La piel deshidratada se muestra tirante y tensa. La falta de elasticidad y suavidad se notará más o menos dependiendo del grado de deshidratación.

¿Cómo combatirlo?

A la hora de limpiar tu rostro utiliza un limpiador suave formulado con ingredientes naturales, así eliminarás todas las impurezas y no dañarás ni resecarás más tu rostro.

Pérdida de turgencia

Cuando la deshidratación es de moderada a grave, aparece una disminución o pérdida de turgencia, esto quiere decir que el retorno de la piel a su posición normal tras haber sido sostenida durante unos segundos será lento.

¿Cómo combatirlo?

¡Mucha agua! Recuerda que debes beber entre 1/2 y 2 litros de agua diarios, de lo contrario este tipo de efectos aparecerán en tu piel.

Piel deshidratada tiranteProcura utilizar limpiadores delicados con la piel de tu rostro.

Descamación

Con la falta de agua, la piel comienza a desprenderse, mostrándose irregular y rugosa, lo que puede conducir a una descamación. Al igual que cuando nos quemamos en la playa.

¿Cómo combatirlo?

En este punto debes utilizar una crema hidratante intensa con textura refrescante, que aporte los nutrientes necesarios y calme la irritación.

Cuando una piel seca está deshidratada los síntomas suelen agravarse en la zona de las mejillas. En cambio, las pieles grasas y mixtas experimentarán los primeros síntomas en el nacimiento de las cejas, la nariz y alrededor de la boca.

piel deshidratada escamas
 Este punto suele estar acompañado de picores e irritación.

¿Por qué se deshidrata la piel?

El agua en nuestra piel realiza un desplazamiento de la dermis a la superficie, empapando las distintas capas al hacerlo. Este flujo de agua se denomina PIA (pérdida insensible de agua).

La capa superior de la epidermis está protegida en la superficie por una película hidrolipídica que frena el proceso de evaporación. Si se altera esta barrera fisiológica, la PIE se acelera y la piel se reseca.

Esto puede ser producto de toda una serie de factores:

  • Ambientales: el frío, el viento, las estaciones, la contaminación y los rayos UV.
  • Externos: el tabaco o el alcohol y la mala alimentación.
  • Emocionales: el estrés o el cansancio.
  • Enfermedades: como eccema atópico o psoriasis, afecciones tiroideas o diabetes.
  • Tratamientos con fármacos: por ejemplo, los destinados a combatir el acné o el colesterol.
  • Limpieza excesiva: si te bañas con demasiada frecuencia puedes eliminar la capa de agua y aceites naturales.
  • Agua muy caliente: bañarse con agua caliente también elimina los aceites naturales y produce irritación e inflamación.
  • Jabones muy fuertes: si los jabones no son ph neutro pueden desbalancear el ph natural.
  • Exceso de exfoliación: si se hace muy seguido se puede eliminar la capa protectora.
Tu piel es una barrera delicada. Así que siempre debes mantenerla protegida de los factores externos.

¿Qué consecuencias puede dejar la deshidratación en mi piel?

Cuando la piel deshidratada no recibe los cuidados necesarios para regresar a su estado natural, pueden aparecer consecuencias como:

  • Aparición de ojeras muy marcadas.
  • Manifestación temprana de arrugas y líneas de expresión.
  • Deterioro y envejecimiento en la apariencia del rostro.
  • Aparición de estrías de deshidratación.

Los efectos de la deshidratación en la piel pueden llegar a revertirse, sin embargo, lo ideal es evitarlos.

¿Cómo evitarlo? ¡Siguiendo una rutina de belleza y cuidado!

Para evitar esta condición es imprescindible crear y apegarse a una rutina de hidratación, que debe responder a tu tipo de piel, estilo de vida y necesidades.

En líneas generales esta rutina debe incluir limpieza, exfoliación y humectación.

  • Busca un jabón natural o un limpiador suave que respete las barreras protectoras de la piel y su ph.
  • Para exfoliarte, puedes utilizar, una vez a la semana, un cepillo facial y un guante de crin o esponja natural para el cuerpo.
  • El humectante debe ser el indicado para tu tipo de piel.

Al ser constante en el cuidado de tu piel, notarás como ésta te lo agradece haciendo que luzcas ¡joven, radiante y hermosa!

Para mantener la viveza y salud de la piel es importantísimo evitar, en la medida de lo posible, que la deshidratación llegue a producirse.

¿Cómo tratar la piel deshidratada? Tratamientos estéticos y productos

La deshidratación de la piel es un problema sencillo de tratar. Debe iniciar con una alimentación adecuada y una ingesta apropiada de agua, para luego, aplicar un tratamiento especializado, monitoreado por un especialista en estética.

  • Microdermoabrasión: Consiste en eliminar las células muertas de la piel para lograr una epidermis más rejuvenecida.
  • Skinboosters: Se introduce ácido hialurónico en la dermis para retener el agua.
  • Despigmentación de las ojeras: Es un tratamiento que actúa sobre la melanina, consiguiendo eliminar el tono oscuro que se produce en las mismas.
  • Peelings químicos superficiales: Al usar ácido glicólico o mandélico, los peeligs químicos exfolian y aportan una importante dosis de luz al rostro.
  • Factores de crecimiento plaquetario: Mediante proteínas secretadas se estimula la regeneración celular, favoreciendo el aspecto rejuvenecido de la epidermis.

Estos procedimientos siempre deben ser indicados y realizados por un profesional de la salud.

Piel deshidratada peeling
A la hora de recurrir a algún procedimiento estético, consulta a un profesional de la salud correctamente calificado.

Productos, cremas y lociones de venta en farmacias

Entre los tratamientos más accesibles y que puedes conseguir en cualquier farmacia están:

  • El ácido hialurónico: Es una parte esencial en la rutina de belleza, ya que hidrata con gran profundidad.
  • También existen cremas con ceramidas que ayudan a reestructurar la piel.

El ácido hialurónico hará que nuestra piel luzca más tersa e hidratada.

En estos casos es importante que conozcas las diferencias entre una crema hidratante y una humectante:

  • Hidratante: Aporta el agua que requieren las células para su correcto funcionamiento, actuando en las capas más profundas de la piel. Se suelen acompañar de vitaminas A, C y E, minerales, aminoácidos y ceramidas. En términos generales se recomiendan a personas jóvenes, con piel normal, grasa o mixta, así como en clima caluroso.
  • Humectante: Actúa como barrera de protección, evitando la evaporación del agua que contiene el tejido. Favorece la captación de agua del ambiente, integrándola a la superficie y reestableciendo el manto de la piel. Son productos ricos en glicerina, urea, alatoína o pantenol, que se aconsejan más para adultos y personas mayores, en piel seca o reseca y clima frío.
  • Y finalmente ¡colágeno! En cualquiera de sus presentaciones. Esto te ayudará a combatir las señales de envejecimiento.
piel deshidratada
La correcta hidratación nos puede prevenir muchos problemas, uno de ellos es la deshidratación de la piel.

Tratamientos naturales para combatir la piel deshidratada

La mejor hidratación para proteger por completo el organismo y permanecer saludables es tomar la cantidad de agua recomendada. Además la alimentación es esencial, toda dieta debe incluir una ingesta adecuada de vitaminas provenientes de distintos alimentos, en especial de frutas y verduras.

Si lo que quieres es combatir la deshidratación de forma natural y sin gastar dinero es importante que, además de incluir estos alimentos en tu dieta, aproveches sus nutrientes para combatir la deshidratación de tu piel con tratamientos y remedios caseros.

¿Qué mejor manera de prevenir la piel deshidratada que con productos naturales? 

Aceite de coco

Este aceite equilibra el Ph de la piel, previene arrugas y tiene acción antiinflamatoria, además de contribuir a la hidratación. Aplícalo en poca cantidad con masajes circulares.

Aceite de almendras

Tiene un efecto hidratante y nutritivo sobre la piel. Actúa contra los efectos de la sequedad y previene el envejecimiento.

Aceite de oliva

El aceite de oliva extra virgen es un alimento imprescindible en una dieta completa y equilibrada. Además su gran poder nutritivo y su contenido en ácidos grasos esenciales lo convierten en un ingrediente muy efectivo en la cosmética casera.

Al momento de aplicarlo sobre la piel, puedes calentarlo un poco para que penetre mejor y realiza suaves masajes. Este ingrediente proporciona hidratación, nutrición y elasticidad a la piel.

piel deshidratada aceite de oliva
El aceite de oliva posee ácidos grasos esenciales que nutre la piel y previene su deshidratación, sobre todo en pieles secas.

Aceite de rosa mosqueta

Ya sea en formato de aceite o como base en cremas, tiene grandes beneficios para nuestra piel. Uno de ellos es su alto contenido en vitamina A, que aumenta los niveles de humedad.

Miel de abejas

Es rica en ácidos grasos y antioxidantes naturales que favorecen la regeneración de la piel, nutriéndola e hidratándola. Se puede utilizar sobre todo para suavizar y calmar las irritaciones de la piel producidas por la sequedad.

Aplica una fina capa sobre la piel y déjala actuar por 20 minutos.

Áloe vera

Esta planta tiene un fuerte efecto hidratante, aliviando las irritaciones y descamaciones que puedan producirse por la sequedad.

Para su aplicación, en el caso de la piel deshidratada te recomendamos crear una crema a partir del gel, añadiendo algunas gotas de aceite de coco, aplicar, dejar actuar por 15 minutos y retirar.

Aguacate

Es rico en proteínas, antioxidantes y ácidos grasos esenciales. Para su provecho, tritura el aguacate hasta formar un puré y aplícalo en la piel por 30 minutos. Retira con abundante agua.

Pepino

El pepino es muy efectivo para hidratar la piel y desinflamar el cutis. Para usarlo sobre la piel, debes cortar dos rodajas para los ojos y triturar medio pepino. Aplicar el pepino triturado por tu piel, déjalo actuar unos minutos y enjuaga.

piel deshidratada pepino
Debido a su elevado contenido en agua, el pepino es un ingrediente maravilloso para hidratar la piel de forma natural.

Banana

Es una fruta rica en vitaminas y minerales que benefician la piel. Tritura una banana madura y aplícala en tu rostro durante 20 minutos. Enjuaga y repite por lo menos 3 veces a la semana.

Avena

Sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes resultan efectivas en caso de prurito, dermatitis atópica, erupciones e infecciones virales. Debes moler las hojuelas e hidratarlas con agua para luego aplicarla sobre tu piel con suaves masajes.

Al aplicar la avena humedecida y posteriormente retirarla, estarás realizando una suave exfoliación gracias a su textura arenosa.

También puedes disolverla en el agua de la bañera, sumérgete en ella al menos 20 minutos y no enjuagar, sólo seca tu piel suavemente y aplica tu crema humectante habitual.

Agua de rosas

El agua de rosas es una forma económica de añadir humectación extra a la piel. Puedes hervir una taza de pétalos en una taza de agua y dejar enfriar.

Utiliza un spray para pulverizarla sobre toda tu piel, luego aplica humectante y sella con un poco de aceite de almendras o de coco.

Miel, yogur y cúrcuma

Haciendo una mascarilla con esta combinación mejorarás el PH de la piel, gracias al ácido láctico del yogur, y restablecerás el balance de lípidos, gracias a la cúrcuma.

Mezcla una cucharada de yogur natural, una cucharada de miel y una cucharadita de cúrcuma. Aplica en la piel y deja actuar por 15 minutos. Enjuaga con agua fría y sella con tu humectante preferido.

Miel, avena y manzanilla

Otra combinación de excelentes ingredientes que tendrá acción hidratante y antiinflamatoria la puedes realizar colocando una cucharada de avena triturada con otra de té de manzanilla frío, mezcla y luego agrega una cucharadita de miel. Obtendrás una pasta para aplicar en el rostro por 20 minutos y luego retirar con agua tibia.

piel deshidratada miel
Para calmar la sensación reseca y tirante de la piel deshidratada, este remedio natural es muy efectivo.

 

Tanto los tratamientos naturales como los productos de farmacia pueden ser útiles para tratar la piel deshidratada cuando el problema es leve. Si la sequedad persiste, lo mejor es acudir al dermatólogo para conocer otras opciones de tratamiento.

Recuerda beber mucha agua, alimentarte correctamente, decirle no al tabaco y al alcohol y no abusar de las exfoliaciones. Utiliza un jabón neutro, usa crema hidratante a diario, utiliza cosméticos hidratantes y no abuses del sol.

Ante cualquier duda consulta con tu médico dermátologo de confianza

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS