Saltar al contenido

¿Cómo saber si tengo piel seca o deshidratada? ¡Aprende a diferenciarlas!

piel seca deshidratada

¿Tengo piel seca o deshidratada? Cuando la piel se siente tirante, áspera y tiene poca elasticidad con frecuencia decimos que está seca y deshidratada, pero tener un tipo de piel seca no es lo mismo que tener piel deshidratada.

Como es bien sabido, existen diferentes tipo de pieles: seca, grasa, normal y mixta. Cada una de ellas tiene características diferentes que dependen de factores externos e internos.

La sequedad y la deshidratación de la piel no es lo mismo. Ambas necesitan cuidados pero no de la misma manera

Si con frecuencia sientes la piel tirante, con descamación, picazón y enrojecimiento, pero no sabes cuál es la razón, seguramente debes estar preguntándote si, en efecto, tu tipo de piel es seca, está deshidratada o, peor aún, podrías estar confundiendo una con otra.

Aprende a diferenciar la piel seca de la piel deshidratada, para sea cual sea el caso, le brindes a tu piel los cuidados adecuados que tanto necesita.

piel seca deshidratada

La piel seca y piel deshidratada tienen mucho síntomas en común: aspereza, tirantez, descamación, sensación acartonada… pero no son lo mismo.

¿Tengo piel seca o deshidratada?

Lo primero que debes saber es que la piel seca es un tipo de piel que se caracteriza por sufrir de sequedad como consecuencia de la escasa actividad de las glándulas sebáceas. Cuando se tiene un tipo de piel seca, a esta le faltan grasas que le impiden retener lípidos y agua en la epidermis.

La falta de lípidos se debe a muchos factores como el sol, altas o bajas temperaturas y hasta de la alimentación.

Ambas, ya sea la piel seca o deshidratada le quitan luminosidad y suavidad a la apariencia de la piel

La piel deshidratada, en cambio, es una condición temporal provocada por los bajos niveles de humedad sobre la piel. A una piel deshidratada simplemente le falta agua. Si su nivel de agua se encuentra por debajo del 10%, cuando normalmente debería estar entre el 10-20%, está deshidratada.

Al ser de piel seca, las probabilidades de sufrir piel deshidratada es más elevada.

 

¿Cómo identificar la piel seca?

La piel seca es la consecuencia de una escasa actividad de las glándulas sebáceas, que provoca en altos niveles una escasa hidratación sobre la piel. Además, favorece la aparición de arrugas y líneas de expresión antes de tiempo.

¿Cómo se si tengo una piel seca?

Si tienes piel seca, puedes apreciar con facilidad una apariencia agrietada, escamada y en algunas ocasiones irritada en las zonas más notorias y sensibles como la cara, codos y pies.

Su textura suele ser un tanto áspera y es común ver manchas en distintas zonas. Ocurre lo mismo cuando estas ante condiciones de sequedad extremas, pero aunado a ello, también aparece una sensación de picor y tensión en la piel que incluso puede tornarse dolorosa.

Síntomas de una piel seca

Los síntomas de la piel seca son dependientes del entorno, edad y condiciones ambientales. Si tienes alguno de estos síntomas, es posible que tengas una piel seca:

  • Sensación de tirantez en la piel.
  • Puedes notar que cambia su textura, se vuelve áspera.
  • Descamación de leve a grave.
  • Líneas o grietas finas.
  • Piel de color gris ceniza.
  • Irritación o enrojecimiento.
  • Grietas profundas que pueden sangrar, cuándo se vuelve grave.
piel seca deshidratada diferenciar

Para que una piel esté hidratada y sana, debe tener niveles de agua óptimos, entre 15-20%

¿Qué causa sequedad en la piel?

Existen muchos factores inducidos y naturales que provocan la sequedad en la piel. Usualmente las causas de una piel seca suelen ser externas, pero en algunas ocasiones también se debe a una cuestión genética, por lo que no es posible erradicarla, sino mas bien controlarla o mejorarla aplicando los cuidados necesarios a tu piel.

  • Baños calientes: Extender tus duchas calientes por tiempos prolongados pueden ser el causante de la piel seca. Pasa lo mismo en tinas o piscinas de temperaturas altas.
  • Calor: Las personas que suelen estar cerca de estufas, fogones, calefactores y chimeneas tienden a tener una piel seca, ya que estos aparatos suelen restarle humedad a la superficie de la piel.
  • Clima: Las temperaturas bajas suelen ser una de las principales causas de la sequedad en la piel.
  • Jabones o detergentes: Los componentes químicos suelen ser dañinos para la piel porque reducen sus niveles de humedad. Es por esto que hay que tener cuidado en las piscinas, al exponerse a altas cantidades de cloro
  • Otras enfermedades de la piel. Las personas con afecciones cutáneas, como la dermatitis atópica o la psoriasis, son mucho más propensas a tener la piel seca.

Características

Si tienes estás características, probablemente seas de piel seca:

  • Piel apagada y sin luminosidad.
  • Los poros son pequeños.
  • Carece de protección ante factores externos como frío, viento, sol, atmósfera seca, cremas, entre otros.
  • Una sensación desagradable, áspera para el tacto y poca elasticidad.
  • Aparecen con facilidad arrugas antes de tiempo o mientras pasan los años y son más notorias.
  • Puede perder su color y textura.
  • No tolera jabones ni lociones.
  • Presenta mínima o nula sudoración.
  • No controla los niveles de humedad.
  • Los síntomas pueden agravarse en temporadas o temperaturas frías.

Puede que durante el embarazo, las mujeres por sus cambios hormonales tiendan a tener una piel seca o deshidratada y no está mal, esto forma parte de esos factores internos. Solo debes tratarla con cremas hidratantes y mucho líquido.

piel seca deshidratada cuidados

Aunque la piel seca y deshidratada no son lo mismo, suelen coincidir en muchas cosas.

¿Cómo cuidar la piel seca?

La alimentación, la hidratación, la aplicación de cremas hidratantes y la manera en que limpies tu piel serán elementos esenciales para mantenerla cuidada y evitar sequedades innecesarias y molestas.

  • Evita lavar tu piel con agua y jabón común. Lo más recomendable es usar un limpiador neutro o jabones a base de productos naturales sin químicos.
  • Exfoliar la piel 2 veces por semana te ayudarán a eliminar esas células muertas, impurezas y a mantener tu piel siempre lista para la hidratación.
  • Nunca olvides usar cremas nutritivas e hidratantes que restauren los niveles de agua de forma profundo y duradera sobre tu piel.

Para combatir la sequedad en tu piel debes usar cremas hidratantes y nutritivas

Para más consejos te recomendamos: ¿Cómo cuidar la piel seca y qué productos usar? ¡Recupera la hidratación de tu piel!

¿Cómo identificar la piel deshidratada?

Cuando tienes la piel deshidratada los niveles de agua están por debajo de lo habitual, por lo se trata de una condición temporal de la piel. La deshidratación puede darse en todos los tipos de piel (grasa, seca o mixta) ya que está relacionada con la cantidad de agua y no de grasa en ella.

Cualquier tipo de piel puede verse afectada y estar deshidratada

Como la piel deshidratada también pierde luminosidad, brillo, suavidad y tiende a estar tirante y sin elasticidad, es más fácil confundirla con la sequedad de la piel, pero hay signos que las diferencian entre sí.

¿Qué favorece la deshidratación de la piel?

Son varios los factores externos por los cuales la piel pierde agua y altera sus niveles de hidratación. ¡Veamos! 

  • Cambios de temperatura: Los cambios repentinos de temperatura afectan la humedad de la piel, sobre todo en los cambios de estación.
  • Falta de líquido: La deshidratación es falta de agua en la piel. Lo ideal es tomar el suficiente liquido en el día.
  • Alimentación: Lo que comes siempre se verá reflejado en tu piel. Si no consumes frutas y vegetales que aporten suficientes nutrientes y vitaminas, tu piel puede verse afectada.
  • Estrés o cansancio: El estrés un factor que suele incidir en el aspecto de tu piel, así como el cansancio, por lo que es fundamental descansar lo necesario.
  • Cosméticos y maquillaje: Usar maquillaje y ciertos cosméticos no está mal, pero debes tener en cuenta que sus componentes suelen provocar piel deshidratada.

Descubre si tu piel está deshidratada ¡Prueba este test!

Toca tu piel con la yema de tus dedos. Si la notas rugosa, tensa y aparecen pequeñas lineas parecidas a estrías al poner los muslos tensos, tu piel esta deshidratada.

piel seca deshidratada diferencias

Cuando la piel se deshidrata los síntomas suelen ser muy similares a los de la piel seca, razón por la cual solemos confundirlas.

Síntomas y características de la piel deshidratada

La pérdida de agua suele reflejarse en la piel. Si tu piel comienza a presentar alguno de estos síntomas, puede que tengas una piel deshidrata más no seca.

  • Se hace notar el aumento de los poros
  • A simple vista su textura y apariencia luce cansada, áspera y reseca.
  • La piel se vuelve hipersensible a jabones y al agua caliente.
  • Puede presentar alto nivel de grasa. Si a pesar de estar tirante, con descamaciones y áspera, la piel presenta brillos (típicos de la piel grasa o mixta), probablemente tu piel esté deshidratada
  • Puedes sentir una leves tirantez al tocarla
  • Aparecen estrías en cualquier parte del cuerpo.

Por último, pero no menos importante, es que se trata de una condición temporal de la piel, a diferencia de la sequedad.

¿Cómo cuidar la piel seca deshidratada?

Si tu piel está deshidratada, lo primero que debes hacer es recuperar esos niveles o reservas de agua que se han secado o perdido por distintos factores.

Para ello es indispensables que tomes más agua, evites las exfoliaciones muy agresivas o frecuentes y utilices productos hidratantes como cremas, serums y sprays de agua.

  • Usa limpiadores faciales y corporales suaves y exfolia 1 o 2 veces por semana si no presentas irritación. Recuerda que los peelings o las exfoliaciones frecuentes pueden resentir tu piel.
  • Aplica cremas hidratantes pues son tus mejores aliadas para recuperar mantener los niveles hídricos de tu piel. Úsalas tanto en el día como en la noche.
  • Obtén los componentes adecuados. Asegúrate de que contengan: Aceite de Argán, que es especialmente bueno para la piel seca, así como también Ácido hialurónico, que hidrata en profundidad. Otros componentes buenos para tu piel son: colágeno, ceramidas y urea.
  • Usa productos con base oleosas, la piel seca y deshidratada necesitan hidratación basada en aceites para regular la hidratación en la piel.
  • Rocía prays de agua termal. Aportan frescura y procuran confort en la piel. Son muy útiles cuando los ambientes son muy secos o cuando te encuentras en una habitación con calefacción o aire acondicionado.
piel seca deshidratada cuidados

El secreto para mantener una piel hidratada es tener hábitos saludables y utilizar productos hidratantes aptos para el tipo de piel.

¿Cuándo consultar al médico?

Cuando la piel está seca o deshidrata, la mayoría de las veces responde a la aplicación de cremas hidratantes, mascarillas y a ciertos hábitos saludables, sin necesidad de acudir a un experto.

Sin embargo, si tu tipo de piel es seca, es difícil saber si solo está seca o seca deshidratada, sobre todo si la piel no responde a ciertos cuidados y tratamientos. En estos casos, lo mejor es que visites a un dermátologo para que mida los niveles de grasa y agua, y así salir de dudas.

Debes acudir al doctor en caso de: 

  • No ver mejoría luego de aplicar las recomendaciones.
  • Si presentas irritaciones y enrojecimientos que no disminuyen.
  • Si presentas pizacón y se torna muy molesto,
  • Si se convierten en heridas o infectan.
  • Si tienes grandes zonas de descamación o de excoriación de la piel

Debes prestar atención a los primeros síntomas que presenta tu piel y no dejar que se convierta en un problema más grave.

Recomendaciones adicionales para cuidar tu piel ¡No lo olvides!

Mientras mayor cuidado le tengas a tu piel, menor será el riesgo de padecer una piel seca o deshidratada. Sin embargo, el mayor problema no es lidiar con esto, sino actuar a tiempo para evitar que la condición de sequedad o deshidratación empeore.

Sigue esta recomendaciones y tu piel se mantendrá perfectamente hidratada y bien cuidada.

  • Una alimentación saludable es fundamental para mantener una piel nutrida, hidratada y suave. Comienza por incorporar a tus comidas alimentos ricos en agua como la piña, sandía y pepino,
  • Crea una rutina de cuidado para limpiar, exfoliar e hidratar tu piel todos los días, de día y de noche.
  • Usa cremas para la piel especiales para la piel seca o deshidratada que contengan propiedades humectantes, hidratantes y nutritivas
  • Bebe abundante agua: Recuerda que consumir al menos 8 vasos de agua a diario puede ser vital para el cuidado de tu piel. Tu organismo te lo agradecerá.
piel seca deshidratada como es

Si presentas irritaciones fuertes debes acudir a un especialista.

Aunque parece fácil identificar cuando tu piel esta deshidratada y poco nutrida, para muchas no lo es. Si tu piel comienza a perder brillo, su textura se torna diferente, molesta y hasta tirante, probablemente esté deshidratada, pero si la sequedad es «inherente» aunque varía con el tiempo y la aplicación de cremas, quiere decir que es seca.

Recuerda que mantener la piel sana es cuestión de salud e higiene, ya que actúa como barrera protectora. Sin el cuidado necesario, nuestra piel no puede ejercer sus funciones de la mejor manera, por el contrario, puede generar consecuencias negativas para la salud.

Ante cualquier duda consulta con tu médico dermatólogo de confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.