Belleza

Resequedad en la piel ¿Qué la causa y cómo tratarla?

resequedad en la piel
Descubre las características de la piel reseca y aprende remedios caseros para tratarla.

¿Sufres de resequedad en la piel? La piel es una barrera que nos protege de los factores ambientales y nos da el sentido del tacto, cuando ésta se ve afectada por la resequedad comienza a tomar una apariencia distinta, se siente áspera, tirante y cuarteada, además no tiene la misma capacidad de cumplir sus funciones protectoras.

La resequedad en la piel es un problema que preocupa a muchas mujeres

Para conseguir una piel radiante y sana es necesario seguir una serie de cuidados y tener en cuenta que ella requiere tanta atención como el cabello y las uñas, o incluso más, pues es el órgano más grande del cuerpo y merece una máxima protección.

Pero, ¿Cómo tratar la resequedad en la piel? ¿Qué hacer para evitarla? A continuación te explicamos cuáles son las principales causas de la resequedad en la piel y qué puedes hacer para tratarla.

resequedad en la piel que es
Las causas de la resequedad en la piel dependen también de los hábitos de cuidado ¡Evalúa los tuyos para que evites la piel seca!

Resequedad en la piel ¿Por qué se produce?

Al sentir tu piel más áspera, seca y escamosa, es muy probable que te preguntes ¿Por qué se reseca la piel?

La piel puede resecarse por muchos motivos. La predisposición genética y la alteración del nivel de hidratación de la dermis y su consiguiente sequedad son dos factores claves, pero la resequedad en la piel se debe, principalmente, a factores externos como el clima, el agua caliente y la falta de hidratación.

Veamos cuáles son las principales causas de la resequedad en la piel:

Causas internas de la resequedad en la piel

  • Predisposición genética a tener un tipo de piel seca
  • El envejecimiento debido a que el metabolismo de la piel se va volviendo más lento
  • Cambios hormonales como en el embarazo o menopausia
  • Una mala alimentación puede contribuir a la resequedad en la piel pues requiere de vitaminas y nutrientes
  • Una deficiencia en vitaminas E, B y C.

Existen otros factores que contribuyen a la resequedad en la piel son los malos hábitos como el consumo de cigarro y el no tomar suficiente agua.

Causas externas de la resequedad en la piel

  • Condiciones climáticas como por ejemplo el frío, el calor, el viento o la sequedad ambiental deshidratan la piel
  • Los cambios de estaciones también pueden secar la piel, sobre todo las épocas más frías del año
  • Duchas o baños frecuentes y largos con agua a temperatura caliente tiene un efecto deshidratante
  • Tratamientos médicos como la radioterapia y las quimioterapias, además de otros medicamentos
  • Uso de algunos jabones, detergentes y productos muy agresivos o dañinos para la piel
  • Bañarse frecuentemente en piscinas con cloro

Es importante destacar que descuidar la piel o un cuidado incorrecto con productos como el jabón o los geles de ducha con detergentes también puede provocar una piel seca.

resequedad en la piel causas
El agua caliente de la ducha también tiene un efecto deshidratante sobre la piel, sobre todo si los baños son largos y frecuentes.

Resequedad en la piel ¿Cómo saber si mi piel esta reseca?

Los signos de la resequedad en la piel suelen presentarse en unas zonas más que en otras. Veamos cuáles son los principales síntomas de la piel reseca para que así la identifiques a tiempo y evites que empeore su condición.

La piel seca contiene menos lípidos y menos agua en su superficie

  • Sensación de tirantez y rigidez
  • Apariencia áspera y en ocasiones irritación
  • Formación de láminas de piel muerta o escamas
  • Sensación de picor a causa de la sequedad
  • Resequedad intensa en ciertas partes del cuerpo: codos, pies, rodillas y manos

El nivel de gravedad del enrojecimiento, irritación o descamación depende de la estructura de la piel en cuestión, pues la sequedad se debe tanto a un nivel de factor natural de hidratación bajo como a una falta de lípidos.

Si notas que los signos de resequedad se agravan, debe acudir al dermatólogo para que sigas un tratamiento específico y mejores la condición de resequedad en la piel.

¿Cuáles son las consecuencias de no tratar la piel seca?

La piel seca es muy común y puede afectar a muchas personas, aunque es más común al envejecer. En la mayoría de los casos, no se trata de un problema grave sino que, de no tratarse como es debido, puede llevar a las complicaciones dermatológicas y ser difícil tratar como:

  • Debilitamiento de la piel, que puede provocar irritación o sangrado. Esto ocurre porque la piel pierde elasticidad cuando le falta suficiente humedad.
  • Labios agrietados o quebrados son también un resultado común de la piel seca.
  • Áreas rojas o inflamadas en la piel son a menudo signos que en alguna infección.
  • En algunos casos, la piel seca puede ser una señal de peligro de dermatitis atópico.
  • La resequedad también puede producir grietas en pies, manos, codos y tobillos, provocando heridas dolorosas y sangrantes, solo si es avanzada.
  • Uno de los problemas de la falta de hidratación en la piel es la aparición de estrías, para evitarlas es importante mantener bien hidratada la piel para lograr que sea flexible y se pueda estirar en casos como aumento de músculo, peso o embarazo sin que se rompa.
resequedad en la piel
Los principales signos de resequedad en la piel son sensación tirante, aspereza, escamosidad, irritación y picor.

¿Cómo tratar la resequedad en la piel? Tips de cuidado e hidratación

No existen fórmulas mágicas para tener una piel sana y radiante, pero cuando se trata de mantener la piel hidratada y combatir la resequedad el secreto radica en tener buenos hábitos y seguir una serie de cuidados que protejan la piel de factores que pueden ser dañinos. Por eso, debes brindarle un mayor cuidado para evitar que se reseque y se irrite.

A continuación te compartimos los mejores tips de cuidado y hábitos saludables para tratar la resequedad de la piel y mantener la hidratación para que mejore su condición y esté súper suave.

1. Sigue una alimentación sana y balanceada

La alimentación es primordial para tener una piel saludable, por eso debes mantener una dieta sana y tratar de comer una mayor cantidad de frutas y vegetales, así como cereales integrales, legumbres, carnes y pescados.

Reduce en lo posible el consumo de comidas saladas y fritas. Sustitúyelas por grasas saludables como por ejemplo, el aguacate, las aceitunas y los frutos secos.

2. Mantente hidratada

El mejor cuidado para tu piel consiste en beber mucho líquido. Toma suficiente agua al día, la recomendación son de 2 a 3 litros al día y otras bebidas naturales, como tés sin azúcar, para asegurarte de que tu cuerpo obtenga la hidratación que necesita.

resequedad en la piel tomar agua
Bebe al menos entre 2 y 3 litros de agua al día para mantenerte perfectamente hidratada.

3. Protege la piel de los rayos UV del sol

Los rayos del sol son la principal causa de envejecimiento prematuro y por tanto, el primer enemigo de una piel sana. Protege tu piel siempre que vayas a exponerte al sol aplicando un protector solar de FPS 50 cada dos horas, y usa  lentes, sombreros o gorros para así proteger además, la salud de tu vista y tu cabello.

No olvides cuidarte lo más que puedas de la exposición al sol.

La exposición prolongada al sol puede causar muchos daños, incluso el cáncer de piel

4. Duerme lo suficiente

Descansar y dormir lo suficiente es muy importante si quieres tener una piel radiante. Pues es durante el descanso que la piel se regenera y se deshace de la piel muerta o vieja, por eso debes dormir al menos 8 horas al día.

5. Evitar las duchas prologadas con agua caliente

Evita siempre que puedas las duchas de agua caliente, en particular si tienes la piel seca, ya que está comprobado que tiene un efecto deshidratante. El agua muy caliente elimina los aceites naturales que hidratan y protegen la piel, agravando así la condición de sequedad.

Si no puedes evitar las duchas calientes, asegúrate de que sean cortas para que el agua no degrade las proteínas responsable de mantener la humedad en la piel.

6. Hidrata tu piel a diario con cremas hidratantes

Las cremas hidratantes son tus mejores aliadas para combatir la resequedad. Aplica a diario una buena crema hidratante corporal justo después de la ducha, para así favorecer la absorción de las propiedades hidratantes presentes en la crema.

Utiliza cremas y productos para el cuidado de la piel que no contengan alcohol, perfumes o colorantes así evitará la irritación y la deshidratación de la piel.

resequedad en la piel
La aplicación de cremas hidratante es especialmente importante para mantener la elasticidad de nuestra piel.

7. Seguir una rutina de belleza facial

En cuanto al rostro, mantener una rutina de limpieza e hidratación diaria es indispensable. Utiliza productos desmaquillantes y de limpieza para remover el maquillaje antes de dormir y mantener un buen aseo.

Luego de la limpieza, aplica una crema facial hidratante preferiblemente a base de aceites para así, asegurarte de reponer la falta de lípidos en la dermis.

8. Reducir los malos hábitos

Evita los malos hábitos, en especial el consumo del alcohol y cigarrillo, pues además de ser dañidos para tu salud, hacen que la piel envejezca más rápido y se vea opaca.

10 Ingredientes naturales para tratar la resequedad en la piel

Si eres de las que prefiere los tratamientos naturales, existen varios remedios naturales fáciles de conseguir que puedes usar para complementar los cuidados diarios y así lucir una piel súper suave e hidratada.

1. Aceite de oliva para hidratar la piel

El aceite de oliva extra virgen contiene muchos antioxidantes, ácidos grasos e hidratantes que te harán lucir una piel más sana y hermosa. ¡Es ideal para combatir la piel seca!

Aplica una capa delgada de aceite de oliva y masajea durante media hora antes de bañarte, en especial en las zonas más afectadas

resequedad en la piel aceite de oliva
El aceite de oliva restaura la humedad de la piel y favorece la regeneración celular

2. Leche para exfoliar

El ácido que contiene la leche exfolia las células muertas de la piel, además de las propiedades antiinflamatorias que alivian la picazón. La leche también aumenta la capacidad de la piel para retener humedad.

Remoja una toalla en una taza de leche y pásala en las zonas afectadas por la resequedad durante 10 minutos. Luego, retira con otro paño de agua tibia. Puedes repetir este tratamiento cada dos días.

El ácido láctico que posee la leche provee hidratación a la piel y ayuda a retener la humedad

3. Avena para aliviar la picazón

La avena es un ingrediente ideal para eliminar la picazón que está asociada a la resequedad en la piel,  contiene propiedades que contribuyen a disminuir la inflamación y eliminar células muertas e impurezas.

Para este tratamiento natural, la avena debe estar bien molida. Añade una taza de harina de avena a una bañera con agua tibia y relájate con un delicioso baño de unos 15 minutos. ¡Notarás una sensación de alivio inmediato!

resequedad en la piel
El baño con la esencia de avena te dejará una sensación de suavidad en todo el cuerpo.

4. Aceite de coco para humectar la piel de forma natural

Es uno de los aceites naturales con más beneficios para la salud y la belleza, por algo es el ingrediente principal de muchas cremas, lociones y serum hidratantes.

Aplica un poco de aceite de coco sobre tu piel antes de dormir, en especial en las zonas afectadas. Al siguiente día, disfruta de un baño de agua fría y repite este proceso por varios días más para obtener buenos resultados.

Y lo mejor, ¡huele divino!

Los ácidos grasos del aceite de coco ayudan a prevenir la pérdida de humedad en la piel

6. Yogur, un hidratante para tu piel

Además de ser muy saludable, el yogur es un excelente hidratante para la piel, ya que posee propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que ayudan a aliviar la resequedad en la piel.

Aplica yogur natural en tus piernas, manos y rostro, deja actuar durante 10 minutos y acompaña con suaves masajes, siempre con mayor énfasis en las partes más afectadas y luego toma un rico baño.

Puedes aplicar el yogur diariamente durante 15 días ¡Verás excelentes resultados!

resequedad en la piel
Gracias a sus altas propiedades de ácido láctico el yogur puede eliminar bacterias que puedan contribuir con la resequedad en la piel.

6. Aguacate para nutrir la piel

El aguacate es considerado un gran aperitivo, pero también un aliado de los tratamientos de belleza. Sus propiedades, vitaminas, ácidos grasos y antioxidantes te ayudarán a mejorar la piel desde el interior y a lucir más hermosa y radiante

Macera el aguacate y aplícalo en tu piel durante 15 minutos, luego disfruta de una rica ducha con agua fría y repite el proceso por 15 días.

Puedes combinarlo con un poco de miel para hacer una mascarilla y seguir el mismo proceso.

resequedad en la piel
Uno de sus componentes que trabaja para mejorar la piel es la vitamina A.

7. Áloe vera para calmar la irritación

Ésta planta es una de las preferidas de las abuelas por ser una aliada de la salud en muchos sentidos. Sus propiedades calmantes y antisépticas ayudan a calmar la irritación y la resequedad en la piel.

Aplica el gel áloe vera natural en la piel seca y déjalo reposar durante 10 o 15 minutos. Luego, retira con abundante agua tibia. Repite dos veces al día, durante 10 días.

resequedad en la piel
Es ideal para hidratar y proteger la piel de irritaciones y cicatrices.

8. Aceite de almendras para suavizar

El aceite de almendras es uno de los más ricos en vitamina E, por tanto es un gran emoliente y lubricador de la piel reseca.

Calienta un poco el aceite y aplícalo en la piel, déjalo actuar durante 30 minutos, en especial en las zonas más afectadas y luego retira con un rico baño.

9. Miel para humectar tu piel

La miel es uno de los mejores tratamientos naturales para la resequedad en la piel. Es antioxidante, antimicrobiana y súper humectante.

Esparce una capa de miel natural y déjala actuar durante 10 o 15 minutos, luego toma un baño relajante y recuerda no usar agua caliente.

resequedad en la piel
La miel ayuda a que la piel este lisa y fuerte. Además contiene vitaminas y minerales.

10. Aceite para bebés

Aunque no lo creas, el aceite para babés es un gran producto para combatir la piel reseca. Al ser un aceite suave y sin quimicos, a menudo se recomienda aplicar unas cuantas gotas de aceite para bebés en todo el cuerpo, preferiblemente después del baño y con la piel húmeda para así reponer la falta de hidratación en la dermis.

¡Los resultados son fantásticos!

Enfermedades relacionadas con la piel reseca

La resequedad en la piel también da lugar a enfermedades de la piel, de hecho, la denominación médica de la piel seca es xerosis, cuyo nombre proviene del griego “xero” que quiere decir seco y del “osis” que significa enfermedad.

Esta enfermedad es causada por la falta de humedad en la piel y puede ser el resultado de envejecimiento (xerosis senil) o por enfermedades como la diábetes que tienen como consecuencia la resequedad en la piel.

La dermatitis atópica y la psoriasis están vinculadas también a la deshidratación, son problemas genéticos y presentan síntomas como inflamación y picores. En estos casos debes acudir a un médico especialista, pues requiere de un tratamiento mucho más específico.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS