Embarazo Maternidad

5 pasos para evitar la acidez durante el embarazo

mujer embarazada tomando su barriga

La acidez es una sensación de ardor en el estómago que surge cuando los ácidos que se producen en él suben al esófago y provocan mayor sensibilidad y molestias en esa área. Los estudios señalan que cerca del 50% de las mujeres embarazadas sufren de acidez, principalmente en el último trimestre, y para algunas de ellas es la primera vez que lo padecen.

La razón para que aumente la probabilidad de sufrir acidez en el embarazo se debe a que el útero va creciendo durante el proceso de gestación, por lo que va presionando al estómago y logrando con ello que el ácido suba al esófago y genere esa sensación de calor y ardor.

Otro motivo que confluye para generar acidez en las mujeres embarazadas es la hormona de la progesterona, pues su aumento en el cuerpo provoca que los músculos del esófago se relajen y esa separación muscular entre el estómago y esófago se vea disminuida, por lo que se hace mucho más sencillo el paso de fluidos.

Si bien la acidez es un proceso natural durante el embarazo, se pueden tomar algunas medidas para evitar que ocurra muy seguido y disminuir así la sensación de ardor en el cuerpo.

Vigila lo que comes

Existen muchas comidas que pueden aumentar las probabilidades de padecer acidez, por lo que es importante vigilar la dieta para disminuir lo episodios que se puedan presentar.

Si quieres evitar la sensación de ardor en el estómago, entonces queda prohibido el consumo de gaseosas, la cafeína, todos los cítricos, los alimentos preparados con picante, así como los tomates, el vinagre y los alimentos grasosos o muy condimentados.

Fija un horario para comer

Una causa de acidez en las mujeres embarazadas, y en general para todas las personas que sufren constantemente con esta condición, es saltarse las horas de comida y por consiguiente no tener un horario fijo para alimentarse.

Lo más recomendable es comer pequeñas porciones de comida en periodos más cortos de tiempo. De esta forma el estómago siempre está lleno, pero no lo demasiado como para causar que aumenten los ácidos encargados de diluir la comida.  También es importante que no comas antes de dormir, sino un mínimo de dos horas antes.

Duerme sobre almohadas

Como los músculos entre el estómago y el esófago son cada vez más blandos en las mujeres embarazadas, el acostarse totalmente horizontal puede provocar que sea mucho más fácil que el paso del ácido de un lugar a otro.

Dormir sobre varias almohadas o un almohadón especial para mujeres embarazadas coloca a la parte superior del cuerpo en una posición más alta que el estómago, por lo que los ácidos no deberían subir.

Utiliza ropa cómoda

Aunque muchos puedan pensar que la ropa que se usa no tiene ninguna relación con la acidez, la realidad es que está comprobado que el uso de prendas de vestir ajustadas pueden provocar mayores sensaciones de ardor en el estómago.

La ropa ajustada al cuerpo, principalmente el uso de cinturones que presionan la cintura, pueden provocar un mayor reflujo gástrico. Por el contrario, la ropa holgada, además de generar una sensación de frescura, evitan que se presione la zona baja de cuerpo y aumenta las probabilidades que los ácidos del estómago se queden en su lugar.

Toma mucha agua y algún antiácido

Beber líquidos no cítricos ayuda a reducir los niveles de acidez en el estómago. Es recomendable que las mujeres embarazadas tomen suficiente agua en el día, aunque debe tomarse entre comida y no junto a ellas, pues esto sí puede ayudar a aumentar el nivel de acidez.

También una opción es tomar algún antiácido que alivie la sensación de ardor en el estómago, aunque primero se debe consultar con el médico para que prescriba un medicamento adecuado para mujeres embarazadas.

6 comentarios

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *