Embarazo Maternidad Vida sana

Almohadas para embarazadas: Beneficios, Tipos y Uso para dormir mejor

almohada para embarazada
Adiós a las noches de insomnio y dolor de espalda, almohadas premamá están especialmente diseñadas para dar un respaldo cómodo a nuestro cuerpo.

Una de las cosas más complicadas y difíciles de lograr durante el embarazo es dormir bien. Si estás embarazada, seguramente habrás pasado  más de una noche entera dando vueltas en la cama tratando de conciliar el sueño. A veces simplemente es porque no conseguimos la posición ideal, otras porque los malestares y dolores lumbares o estomacales no nos dejan ni respirar, mientras que a la vez nos preocupa que postura adoptar sin ocasionar alguna molestia a nuestro bebé.

Las almohadas para embarazadas te ayudarán a dormir mejor evitando los malestares del tamaño de la panza y dolares lumbares

A medida que van pasando los meses la panza va aumentando su tamaño, y con ello conciliar el sueño y el descanso que necesitamos se hace cada vez más difícil, pero ¡No te preocupes!

Actualmente existen almohadas para embarazadas especialmente diseñadas para solucionar estos problemas, los cuales te podrán proporcionar el descanso que tanto necesitas. Por ello te traemos una guía especial para que conozcas sus beneficios, los diferentes tipos de almohadas para embarazadas que existen y cuál es la  forma correcta de utilizarlas.

Beneficios de las almohadas para embarazadas

Durante el embarazo, especialmente en el último trimestre de gestación, muchas mujeres nos sentimos cansadas debido a los malestares, náuseas y dolores de espalda que experimentamos y que a la hora de dormir parece que se multiplican.

Las almohadas para embarazadas están diseñadas para ayudarte a dormir mejor con la incomodidad de la panza

Por ello, el descanso y el equipo que se utilicemos para dormir son aspectos indispensables para el bienestar tanto de la madre como del bebé.

Una almohada prenatal para apoyar puntos claves del cuerpo podría ser todo lo que necesitas para dormir tranquilamente, y es que este tipo de almohadas están diseñadas para aportarte todo el confort y descanso que necesitas.

Estos son algunos de sus beneficios de las almohadas durante el embarazo:

  • Están confeccionadas para adaptarse totalmente a la forma del cuerpo de las mujeres embarazadas
  • Proporcionan un ajuste perfecto a la espalda, vientre, caderas y piernas cuando la mujer se acuesta.
  • Reduce la posibilidad de moverse demasiado en cama
  • Alivia los dolores pélvicos, de cadera y de espalda.
  • Son compactas para no ocupar demasiado espacio en la cama.
  • Están contorneadas especialmente para ayudar a las madres a prevenir la acidez estomacal y los problemas de espalda.
  • Son perfectas para dormir, relajarse e incluso para amamantar al bebé
  • Su lavado es tan fácil como meterlas en la lavadora
  • También pueden convertirse en un elemento importante para la lactancia de nuestro bebé, ya que proporcionan un gran apoyo y reduce los calambres en brazos y hombros.

Tipos de almohadas para embarazadas

Actualmente podrás encontrar una gran variedad de almohadas prenatales, con diferentes estilos, formas, materiales y rellenos para escoger según tus gustos y necesidades.

Sin embargo, acá te traemos una guía básica sobre los tipos de almohadas para embarazadas más conocidos.

Existen diferentes tipos de almohadas de embarazadas, cada una de ellas esta pensada para diferentes posiciones o formas de dormir

Almohadas comunes o regulares:

Muchas mujeres prefieren intentar dormir con las almohadas que ya tienen en sus casas, y es que todo dependerá de ubicarlas estratégicamente en los puntos donde necesitas más apoyo. La ventaja de no invertir en una almohada para premamás es que se trata de cualquier almohada que encuentres en casa y puedes seguir usándolas después del embarazo.

Pero pueden llegar a ser incomodas, ya que se desacomodan con facilidad cada vez que te mueves.

Mujer embarazada durmiendo de costado
Colócalas donde mas apoyo necesites

Almohadas en forma de cuña:

Este tipo de almohadas se caracteriza por tener forma de triángulo o de una media luna, y estar fabricadas de espuma. Su función es brindar soporte a la panza cuando duermes sobre tu costado.

La ventaja de las almohadas en forma de cuña, es que son más pequeñas y las puedes guardar con más facilidad, e incluso utilizarla luego del embarazo. Su diseño es perfecto para que ajustes el apoyo conforme crece tu panza, y ayuda a aliviar el dolor focalizado en una zona específica. Pero quizás una sola cuña no sea suficiente y necesites de almohadas adicionales para tu cabeza, espalda y piernas. La marca Langria, es la mejor opción para apoyar tus rodillas.

Aqui la consigues

Embarazada recostada sobre dos almohadas de cuña
Son perfectas si tus dolores se sitúan en un solo lugar de tu cuerpo

Almohadas grandes en forma de U:

Las almohadas en forma de U suelen venir en tamaño XXL con el fin de confortar todo el cuerpo entero, es decir, para que puedas apoyar cada parte de tu cuerpo, desde la cabeza, panza y piernas hasta la espalda.

Su principal ventaja es que promueve dormir de lado ( izquierdo o derecho), la postura más adecuada para el embarazo, y ayuda a mantenerte en esta posición al dormir, ya que limita tu capacidad de movimiento. Algunas tiene todo el contorno del cuerpo silueteado para prestar soporte a todo tu cuerpo y protegerte de posibles golpes.

El único problema de este tipo de almohadas es que su gran tamaño las hace muy difíciles de manejar, además de ocupar mucho espacio en la cama. Prueba la almohada de la marca Sanggol, para tu mayor comodidad

Aqui la consigues

Mujer durmiedno sobre una almohada para embarazada
Se amolda a todo tu cuerpo para proporcionar la mayor comodidad

Almohadas en forma de C o de cuerpo entero:

Las almohadas en forma de C suelen ser las más preferidas por las embarazadas. Están diseñadas para que duermas sobre tu costado y tengas apoyo en tu cabeza, bajo tu panza y entre tus piernas, los lugares estratégicos para tu buen descanso. Si las escoges en forma de C, puedes colocar la apertura en el frente o atrás, según tu preferencia.

Las almohadas de cuerpo entero te brindan apoyo donde más lo necesitas, pero su tamaño al igual que las almohadas en forma de U puede ser incómodo para tu pareja. Prueba la almohada de marca Lulando, vienen en distintos colores a tu gusto.

Aqui la consigues

Almohada en forma de C
Están diseñadas para que duermas sobre tu costado y tengas apoyo en tu cabeza, bajo tu panza y entre tus piernas

Almohadas de forma recta y alargada:

Son muy parecidas a las de forma de C, pues su forma alargada también funciona para apoyar todo tu cuerpo. Su característica principal es que son más manejables y resultan muy útiles para que puedas encontrar una postura cómoda en la cama a la hora de dormir.

Aqui la puedes encontrar

Almohada para dormir embarazada
No sólo son útiles durante el periodo de gestación, también pueden convertirse en un elemento importante para la lactancia de nuestro bebé.

¿Cómo usar las almohadas para embarazadas correctamente?

Una vez que hayas  encontrado una almohada que cumpla con tus necesidades y gustos, usarla apropiadamente es también muy importante. Casi todas las almohadas están diseñadas para dormir de lado, la postura más adecuada para tu estado de embarazo.

¿Cómo usar una almohada para embarazada?

  1. Apoya bien tu cuello: Cuando duermes de lado, darle apoyo a tu cabeza y cuello es importante, así tu columna permanecerá lo más recta posible. La mayoría de las almohadas para embarazadas te permitirán apoyar tu cuello sobre ellas, y adoptar una postura para mentarte bien alineada.
  2. Apoya la almohada bajo tu panza: Mientras estas recostada sobre tu costado, levanta suavemente tu pancita y ajusta ahí una parte de tu almohada para embarazadas. Esta posición ayudará a que el peso de pasa no presione tus musculo y pulmones, haciéndote sentir más ligera y cómoda.
  3. Coloca la almohada entre tus piernas: Dormir con una parte de la almohada entre las piernas y las rodillas, eliminará la presión en la espalda y el vientre, además de mejorar la circulación.
  4. Eleva las rodillas: Como una opción a la postura anterior, también puedes colocar tus rodillas sobre la almohada para conseguir un mayor descanso en las piernas evitando su hinchazón.
  5. Procura que tu espalda también esté bien apoyada: Esto te dará alivio y confort en tu espalda, ademas de evitar que quieras girar tu posición boca arriba, en medio de la noche. Por último, apoyar la cabeza en la parte superior de la almohada para que tengas una muy buena noche.

Recomendaciones para elegir la mejor almohada

Detalles importantes que debes tener presente a la hora de comprar una almohada para embarazada:

  • Procura que la almohada que vayas a comprar esté fabricada en algodón o en poliéster hipoalergénico, esto las hace muy transpirables.
  • Puede costar un poco adaptarse al uso de este tipo de almohadas, así que lo mejor es ir haciéndolo lentamente.
  • Si no tienes dinero para comprar una almohada especial para embarazadas, prueba usar varias almohadas normales para proteger esas áreas adoloridas de tu cuerpo.

Al usar una almohada como esta, el soporte que te puede brindar, la comodidad y el apoyo ayudará a que no sientas la necesidad de cambiar de posición tan seguido al dormir, y de esta manera logres dormir toda la noche sin interrupciones y sin dolores al despertar a la mañana siguiente.

Recuerda que el descanso es una de las recomendaciones esenciales para llevar un embarazo sano.

Sin embargo, serán tus preferencias y comodidad el factor decisivo para que escojas la mejor almohada para ti ¡Escoge la que mas te guste!

9 comentarios

Click aqui para dejar un comentario

Última actualización del articulo 18 octubre 2018