Embarazo

¿Cómo combatir el cansancio en el embarazo?

cansancio en el embarazo causas

Sentir mucho sueño y cansancio en el embarazo, sobre todo durante el primer trimestre, es muy común y normal. En esta etapa, tu cuerpo se ve sometido a un enorme gasto de energía debido a que el bebé se está desarrollando. Además, atraviesa por grandes cambios hormonales, provocados por el aumento de la progesterona, que son en parte responsables del repentino cansancio.

El sueño y el cansancio es un síntoma muy frecuente durante las primeras semanas de embarazo

Aunque no todas las mujeres embarazadas experimentan los mismos síntomas, el cansancio es, sin lugar a dudas, uno de los más comunes y frecuentes. De hecho, para muchas mujeres el cansancio es uno de los primeros síntomas de embarazo que aparecen antes de hacerse la prueba.

Hay mujeres que mantienen su ritmo de energía a lo largo del embarazo, pero otras se sienten tan agotadas que desearían pasar el primer trimestre durmiendo y descansado. En estos casos, la fatiga es una sensación difícil de sobrellevar, por eso te compartimos sencillos consejos que puedes poner en práctica para superarla.

cansancio en el embarazo
El cansancio en el embarazo es un síntoma totalmente normal y común, en especial en el primer y último trimestre de embarazo.

¿Qué causa el cansancio en el embarazo?

Durante los primeros meses de embarazo, es muy común que las embarazadas tengan más sueño y cansancio que de costumbre, pues sus cuerpos dedican mucha energía en la formación del bebé.

Por otro lado, debido al aumento de peso, el tamaño del útero y el crecimiento que experimenta el bebé para el último trimestre de embarazo, es posible que regrese la fatiga y la falta de energía en las últimas semanas.

Pero mas allá del esfuerzo del organismo para albergar el bebé, hay otras molestias comunes del embarazo que también contribuyen al cansancio. Veamos cuáles son todas las posibles causas del cansancio en el embarazo.

1. Cambios hormonales

Los cambios hormonales debido al aumento en los niveles de progesterona, suele ser una de las principales causas de la fatiga y el sueño en el embarazo. Esta hormona tiene un efecto tranquilizante que puede inducir el sueño en la embarazada.

2. Cambios físicos propios de la gestación

Los grandes cambios que sufre el organismo de la embarazada, como el aumento drástico en el volumen sanguíneo, puede hacer que la futura mamá esté más agotada que de costumbre, ya que su corazón late más rápido de lo habitual.

La demanda extra de energía que tiene el organismo para albergar bebé es una de las principales causas del cansancio en el embarazo

Como se trata de una etapa que implica un gran consumo energético por parte del bebé, es de esperarse que no te sientas al 100%, sobre todo en el primer trimestre ¡No olvides que albergar un bebé requiere mucho tiempo y esfuerzo! 

3. Náuseas y vómitos

Las náuseas y vómitos que experimentan muchas de las mujeres embarazadas, también pueden restar energías ya que alteran el funcionamiento normal del cuerpo.

Tanto la pérdida de peso debido a la náuseas, como la ansiedad y las preocupaciones habituales que surgen en esta etapa, pueden agotarte al final día.

4. Anemia por falta de hierro

La fatiga repentina en esta etapa también puede ser un síntomas de anemia por falta de hierro, una enfermedad que puede ser común en este periodo.

Si notas que estás en exceso cansada y tienes otros síntomas, lo más recomendable es que consultes con tu médico pues las probabilidades de sufrir anemia en el embarazo son un poco altas.

Las embarazadas pueden sufrir de anemia, bajas de tensión y ligeras subidas de temperatura.

cansancio en el embarazo factores
La demanda de energía por parte del bebé, los cambios hormonales y las molestias propias del embarazo pueden impedir un buen descanso.

5. Insomnio y problemas para conciliar el sueño

Debido a los dolores de espalda y el insomnio, es posible que tengas problemas para conciliar el sueño. Aunado a ello, tener que levantarte en varias ocasiones durante la noche para ir al baño, te impide un descanso correcto, además el estrés, la falta de ejercicio y otros aspectos pueden contribuir a ello.

6. Depresión

Aunque no lo creas, sufrir de depresión en el embarazo también puede causar fatiga e insomnio. Si te sientes triste o con un estado de ánimo depresivo, no logras cumplir con tus actividades diarias o tienes pensamientos negativos que afectan tu embarazo, acude de inmediato a tu médico para que te aconseje y te remita a un psicoterapeuta.

¿Cuánto dura la sensación de cansancio en el embarazo?

La sensación de cansancio en el embarazo varía de mujer a mujer. Hay embarazadas que no se sienten en lo absoluto cansadas durante el embarazo, otras en cambio, notan una enorme pérdida de energía durante el primer trimestre y sienten una gran necesidad por dormir, mientras que otras se sienten agotadas por las incomodidades del último trimestre.

La sensación fatiga y cansancio es mucho menor durante el segundo trimestre de embarazo

Lo más probable es que al llegar al segundo trimestre, recuperes los niveles de energías y te sientas de maravillas, pues la mayoría de los síntomas molestos desaparecen y el tamaño de la panza aún no es tan grande como para incomodarte. Sin embargo, hay mujeres que pueden tener algunos problemas para dormir debido a los calambres de los ligamentos del útero.

Para el último trimestre, la falta de energía puede volver a notarse, pues el aumento de peso es mayor y el tamaño de la barriga es más impotente. Al ocupar más espacio, resulta mucho más incomodo el dormir, sin mencionar los posibles dolores lumbares, los movimientos del bebé, la acidez estomacal, entre otras molestias, así como las ganas frecuentes de orinar.

cansancio en el embarazo cuanto dura
Los niveles de cansancio varían durante las distintas etapas del embarazo, siendo el primer trimestre el más agotador de todos.

¿Cómo sobrellevar el cansancio en el embarazo?

La sensación de cansancio y sueño durante el embarazo de debe a muchos factores y, aunque los relacionados con las hormonas no pueden controlarse, sí puedes hacer algunos ajustes en tu día a día para sobrellevar los cambios físicos y así combatir el cansancio en el embarazo.

Lo más recomendable en esta etapa es que te tomes todo con mayor tranquilidad y trates, en lo posible, de descansar, evitar las horas extras de trabajo y practicar alguna actividad que te ayude a relajarte y disminuir el estrés.

A continuación te damos recomendaciones útiles para combatir el cansancio en el embarazo y sobrellevar la falta de energía de la mejor manera. ¡Toma nota!

Disminuye las actividades y compromisos laborales

El trabajo no es un impedimento durante el embarazo, pero tomar horas extras o llenarte de compromisos labores pueden repercutir de forma negativa en tu bienestar, sobre todo si estás experimentado cansancio o fatiga.

Para que el trabajo te resulte más llevadero, considera la posibilidad de reducir tus horas o de realizar «Home office» para evitar el tener que salir muy temprano al trabajo todos días de la semana.

Comparte las tareas domésticas con tu pareja y déjalas a un lado cuando no te sientas del todo bien y, si tienes hijos, pídele a un familiar o amiga cercana que los cuide por ti, algún día de la semana, para que puedas descansar y tomar una siesta.

La idea es que disminuyas tus actividades cotidianas para que no te sientas tan cansadas y puedas sobrellevar esta etapa de cansancio.

Descansa lo suficiente

Siempre que te sientas cansadas y quieras dormir ¡Hazle caso a tu cuerpo! Sentirse cansadas en esta etapa es completamente normal, por lo que es importante que descanses y duermas lo suficiente.

Para asegurarte de tener un buen descanso, intenta dormir más temprano de lo usual, y siempre que tengas tiempo libre toma una merecida siesta de por lo menos 15 minutos.

Duerme 8 horas durante la noche e intentar tomar siestas de 15 o 20 minutos después de la comida

Si trabajas, tómate un descanso, busca un lugar tranquilo y recuéstate unos minutos a la hora del almuerzo.

Duerme un par de horas más a la noche y toma una siesta siempre que lo necesites (si es posible).

Has pausas durante el día

Si durante el día pasas mucho tiempo sentada por tu trabajo, te recomendamos hacer pausas con frecuencias para respirar profundamente, levantarte y estirar un poco las piernas.

Si por el contrario tienes que estar mucho tiempo de pie, de vez en cuando, siéntate y descansa con las piernas elevadas para favorecer el retorno venoso.

Sigue una dieta sana y balanceada

La alimentación es un aspecto muy importante durante el embarazo. Todo lo que consumes tiene una relación directa en como te sientes, tanto por dentro como por fuera. Una dieta a base de verduras, frutas y cereales, así como de proteínas y leche descremada, puede ayudarte a mejorar tus niveles de energía.

Las comidas con mucha grasa, como la «fast food», en cambio, te resta mucha energía y no es nada saludable para tu embarazo. Para sentirte mejor y llevar un embarazo más saludable, incluye estos alimentos y propiedades en tus comidas:

  • Alimentos ricos en hierro como las verduras verdes, la carne roja, los huevos y el pescado.
  • Alimentos ricos en fibra como la avena, la quinoa, el pan y los cereales integrales.
  • Las proteínas que encuentras en la carne, el pescado y los huevos.
  • Pasta y arroz son buenos ejemplos de hidratos de carbono que son fuente de energía para tu organismo
  • Vitamina C como naranjas, fresas, limones y otros vegetales ricos en esta vitamina.

Aunque en el primer trimestre no hace falta que aumentes tu aporte caloríco, si es fundamental que lo hagas en el segundo trimestre con unas 340 calorías extra y en el último trimestre con alrededor de 450 calorías al día.

Seguir una dieta saludable y con los nutrientes que necesita tu cuerpo, te hará sentir llena de energías.

Bebe mucho líquido

Otra recomendación que te ayudará a reducir el cansancio es mantenerte bien hidratada tomando suficiente agua en lugar de bebidas con altos niveles de cafeína como el café, algunos tés y bebidas cola.

Si la sensación de orinar constantemente interrumpen tu sueño muy seguido durante la noche, prueba a beber menos líquidos antes de acostarte y más durante el día.

Practica ejercicios con regularidad

Es posible que lo último que desees hacer en este momento es practicar algún tipo de ejercicios, pero si incorporas alguna actividad física en tu rutina, de intensidad moderada como ejercicios de estiramiento o una caminata de 20 o 3o minutos te sentirás mucho mejor.

 Llevar una vida más tranquila, disminuir el nivel de actividad diaria y practicar ejercicios te ayudarán a aumentar los niveles de energía

Si sientes con mucho cansancio durante el embarazo ya sabes que no debes preocuparte, pues se trata de un síntoma que pasará una vez inicies el segundo trimestre. Mientras tanto, procura disminuir el estrés y relajarte antes de ir a dormir haciendo un ritual o rutina de sueño.

Desconéctate de todo, lee un libro, escucha música, toma un baño caliente relajante para que tu cuerpo se relaje y puedas descansar mejor.

Recuerda que si la sensación de fatiga viene acompañada de otros síntomas como pérdida de apetito, debes consultar con tu médico para descartar la anemia en el embarazo.

Ante cualquier duda consulta con tu médico ginecólogo obstetra de confianza

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS