Embarazo Vida sana

Cólicos en el Embarazo: ¿Es normal sentir dolor en la zona abdominal?

colicos en el embarazo mujer embarazada con colicos
Los cólicos en el embarazo ocurren debidoo a los cambios normales que se producen en esta etapa.

¿Has sentido algún tipo de dolores abdominales durante el embarazo? ¡Tranquila! Sentir cólicos en el embarazo o algún tipo de dolor en el vientre de vez en cuando, es bastante común, y la mayoría de las mujeres embarazadas lo han experimentado. Sin embargo, si los cólicos llegan a ser muy fuertes, significa que algo no va bien y debemos acudir al médico cuanto antes.

Los cólicos son un dolor en la zona abdominal y se pueden experimentar en cualquier etapa del embarazo como consecuencia de la presión que ejerce el bebé

¿Que son los cólicos en el embarazo?

Los cólicos en el embarazo, normalmente son malestares en la zona abdominal y suelen ser muy similares a los que se siente durante la menstruación. Aunque este tipo de malestares son más comunes durante los primeros meses, se pueden experimentar en cualquier etapa del embarazo, en parte, a la presión que ejerce el bebé en los músculos y ligamentos, a medida que va creciendo. Además, los típicos nervios que puede sentir la futura mamá, en conjunto con otros factores, también pueden provocar que esa zona se vea resentida.

Es importante que prestemos atención a la intensidad de dolor que estamos sintiendo.

¿Por qué se producen los cólicos en el embarazo?

Existen diversas causas que pueden provocar los habituales cólicos en el embarazo, la mayoría de ellas son síntomas y malestares comunes en el embarazo, que no representan ningún problema grave y que pueden ser aliviados fácilmente.

  •  Implantación del bebé: Una de las causas más comunes, es cuando el bebé llega a implantarse en el revestimiento del útero, es decir, la presión natural que ejerce cuando crece. La mayoría de las embarazadas sienten este tipo de presión como si se tratara de cualquier dolor menstrual y normalmente dura uno o dos días.
  • Gases e hinchazón: Puesto que las hormonas en esta etapa provocan que la digestión sea mucho más lenta, las mujeres embarazadas somos mucho más propensas a sentir cólicos en el embarazo, producto de los gases e hinchazón en esa zona.
  • Estreñimiento: Al igual que los gases, las embarazadas también acostumbramos a sufrir de estreñimiento, pues las hormonas también impiden que el paso de la comida a través del sistema digestivo sea más lento. Además la presión del bebé también contribuye a que suframos de este problema.
  • Contracciones de Braxton Hicks: Una de las causas más famosas de los cólicos en el embarazo, son las contracciones de Braxton Hicks, pues ya en el tercer trimestre de embarazo es común experimentar algunas contracciones o una especie de endurecimiento en la zona abdominal. Estas contracciones son leves e indoloras pero  a medida que se acerca la fecha de parto, su molestia se intensifica.
  • Dolencias en los ligamentos redondos: A mitad del embarazo, los músculos y ligamentos que sostienen al útero se expanden para poder sostener al bebé que va creciendo. Este estiramiento provoca dolores fuertes y punzantes que suelen sentirse en el bajo vientre. Normalmente aparecen cuando se cambia de posición bruscamente, como cuando te levantas de la cama, te das la vuelta, toses o tienes un día muy agitado.
  • Relaciones intimas: Durante las relaciones intimas con tu pareja también es posible experimentar algún tipo de contracción durante o después de haber tenido un orgasmo. Normalmente son leves e inofensivas y mientras no perduren por mucho tiempo, no hay motivo para preocuparse.
cólicos en el embarazo
En el tercer trimestre, se pueden presentar contracciones o un endurecimiento en el vientre.

¿En qué situaciones graves ocurren los cólicos en el embarazo?

Sentir malestares y dolencias durante el embarazo es normal, puesto que nuestro cuerpo está siendo sometido a muchos cambios. Uno de los más comunes son los cólicos o dolores abdominales, los cuales normalmente surgen debido a otros síntomas propios del embarazo, pero cuando el dolor es muy fuerte y persistente, es posible que se trate de un problema más grave, como los siguientes:

Embarazo extrauterino

Los embarazos extrauterinos suceden cuando el óvulo se implanta fuera del útero, y por lo general en una de las trompas de Falopio. Debido a lo complicado que puede llegar a ser este tipo de embarazo, es común que se presenten algún tipo de contracciones o cólicos en el embarazo, especialmente al comienzo. Si el embarazo extrauterino no se trata a tiempo, este puede llegar a romper una de las trompas y provocar incluso la muerte.

Así que no dudes en llamar a tu médico si llegas a presentar algunos de estos síntomas:

  • Dolores o malestar al tocar el abdomen. (Si es un dolor agudo, si viene y va o solo afecta a un lado del abdomen)
  • Ligeras pérdidas de sangre o hemorragias por la vagina.
  • Dolor que se intensifica durante alguna actividad física o al hacer esfuerzos cotidianos como toser.
  • Dolor en el hombro (se debe a la acumulación de sangre en el diafragma que ocurre cuando se da la ruptura de una trompa de Falopio).

Parto prematuro

En este caso, las contracciones o cólicos en el embarazo actúan como una señal para indicar que hay un parto prematuro. Este tipo de situación se presenta cuando las contracciones dejan de ser las de Brixton Hicks, y pasan a ser las contracciones propias del parto, es decir, las que dilatan el cuello uterino antes de la semana 37 del embarazo.

En el caso de que llegues a sentir los siguientes síntomas no dudes en llamar a tu médico ¡Es probable que tengas un parto prematuro!

  • Aumento de flujo vaginal o cambio en el tipo de flujo. (especialmente si notas una consistencia acuosa o mucosa)
  • Algunas pérdidas de sangre o hemorragias vaginales.
  • Dolores parecidos a los de la menstruación.
  • Contracciones frecuentes que excedan seis en el lapso de una hora
  • Mayor sensación de presión en la zona de la pélvis.
  • Molestia o dolor repentino en la parte baja de la espalda.

Aqui puedes leer más sobre las contracciones

Aborto espontáneo

Cuando se trata de un aborto espontáneo, el primer síntoma de alerta es la pérdida de sangre o hemorragia vaginal, acompañada por dolores abdominales por unas horas e incluso por algunos días después. El dolor de este tipo de cólicos se parece más a un retortijón pero también es continúo, además de leve o agudo.

Aunque se presenta sobre la pelvis, también puede sentirse en la parte baja de la espalda.

Desprendimiento de placenta

El desprendimiento de placenta, ocurre cuando la placenta se aleja del útero justo antes de que nazca el bebé. Aunque los síntomas de esta complicación son distintos, los dolores de espalda o contracciones son uno de los más notorios.

También se puede sentir cómo el útero se contrae y permanece endurecido, como si se tratara de un calambre que no desaparece. Si notas este tipo de malestares y la presencia de alguna hemorragia acude al médico lo antes posible.

La preeclampsia

La preeclampsia es bastante grave, pues produce ciertos cambios en los vasos sanguíneos que son capaces de afectar varios órganos como el hígado, los riñones, la placenta y el cerebro. Las mujeres que presentan preeclampsia suelen presentar hipertensión arterial y proteína en la orina, después de la semana 12 de embarazo.

Cuando la preeclampsia es severa, puede causar un dolor intenso o sensibilidad en el abdomen superior.

Infección en el tracto urinario

En esta etapa, las mujeres nos volvemos más vulnerables a contraer cualquier tipo de infecciones urinarias y algunas de estas es la infección renal o pielonefritis. El dolor en la parte baja abdominal, así como el dolor al orinar, pueden ser síntomas de una infección del tracto urinario.

Así que si llegas a sentir algo parecido, es importante que lo consultes con tu médico de confianza, pues de los contrario esta puede derivar a otras complicaciones como una pielonefritis o en un parto prematuro.

colicos en el embarazo mujer embarazada con cólicos abdominales
Nunca debes ignorar un dolor abdominal muy fuerte o persistente.

¿Cómo puedo aliviar los cólicos en el embarazo?

Para aliviar los cólicos en el embarazo, solo basta con llevar a cabo los siguientes consejos:

  • Lo primordial es descansar: Reposar y relajar cuerpo; ayudará mucho a calmar los malestares.
  • Cuando sientas dolor, siéntate y eleva las piernas. Trata de tranquilizarte y no pensar en el dolor.
  • Mantener una dieta balanceada: La alimentación también es clave en estos casos, por ello es importante eliminar el consumo de alimentos fritos y grasosos, ya que pueden empeorar la hinchazón.
  • Baños de agua caliente: Aplicar un poco de calor en la zona abdominal, también contribuye a calmar los cólicos.
  • Caminar y cambiar de posición: En estos casos se recomienda caminar para relajar el cuerpo o cambiar de posición, ya que suele ser muy efectivo para calmar el dolor.
  • Sin aún persiste el dolor: Pregúntale a tu médico de confianza si puede recetarte algún tratamiento de analgesia o algún fármaco espamolítico.

Si los dolores de los cólicos durante el embarazo son intensos no dudes en ir al médico.

Cólicos en el embarazo ¿Cuándo debo acudir al médico?

Mientras los dolores de los cólicos en el embarazo sean leves y desaparezcan con un poco de descanso, no hay de qué preocuparse. Pero si por alguna razón llegas a experimentar algunos de estos síntomas, es momento de que acudas al médico, ya que los casos más graves suelen ser bastante peligrosos.

  • El dolor es severo y en lugar de desaparecer, aumenta.
  • Dolor en la parte baja del abdomen, acompañado por contracciones
  • Pérdida de sangre o hemorragias.
  • Fiebre y escalofríos
  • Calambres vaginales, sangrado, síntomas gastrointestinales y mareos
  • Molestias al orinar
  • Mareos y vómitos
  • Calambres, junto con dolor en el hombro o cuello.

Recuerda que si durante el embarazo, tu cuerpo está muy agotado o nervioso, sufrirá muchas más molestias que si se encuentra en reposo y calmado, por ello, trata de seguir todas nuestras recomendaciones para que los síntomas de cólicos en el embarazo sean mucho más leves. Pero si notas que los calambres que acompañan los cólicos aumentan y son persistentes, debes consultar con un especialistas por si la causa del dolor se debe a otro motivo más serio.

4 comentarios

Click aqui para dejar un comentario.