Embarazo Maternidad

Comer frutas y verduras beneficia el embarazo

En los últimos años, el debate en la comida se centró entre los alimentos orgánicos y transgénicos, omitiendo la comida que no tiene realmente ningún valor alimenticio: la comida chatarra.

Cuidar la alimentación de todos los días es muy importante, ya que dejar atrás la comida basura y reemplazarla por un mayor consumo de frutas y verduras siempre es una excelente opción para la salud de cualquier persona, pero en el caso de las mujeres que están embarazadas o en busca de un nuevo bebé, estos beneficios se multiplican por dos.

Incluso, muchas mujeres llegan a debatir todo el tiempo los diferentes tipos de dietas, si lo que comen es orgánico o transgénico, o si una u otra fruta es buena o mala dependiendo de su procedencia o cantidad de calorías, mientras consumen comida realmente poco saludable. Como consecuencia de la televisión y la publicidad, la comida basura nos parece tan cotidiana que ni siquiera nos cuestionamos su consumo.

Lo importante es tomar conciencia de lo que comemos para ir mejorando nuestra dieta hacia una alimentación más equilibrada, con mayores cantidades de hortalizas y frutas y que sustituyan a la comida chatarra a la que tanto estamos tan mal acostumbrados.

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer debe estar en las mejores condiciones para llevar un proceso de gestación lo más saludable posible, por ello las comidas rápidas que resultan tan deliciosas y tentadoras pueden afectar seriamente la salud de la madre y el bebé.

Son muchas las enfermedades asociadas a un inadecuado consumo alimenticio que se pueden manifestar durante el embarazo, pues los cambios hormonales hacen que las mujeres se encuentren más expuestas a desarrollar por ejemplo, la diabetes gestacional, hipertensión o algún tipo de miocardiopatía; padecimientos que están relacionados con el consumo de alimentos con alto contenido calórico.

Empezar a cuidar un poco más lo que comemos y aumentar la ingesta de frutas y verduras puede ser una sana y rica decisión a la hora de mantener tu cuerpo saludable.

Deja de lado las bebidas cola y dale paso a las frutas

Muchas personas no están conscientes de lo que contiene la comida con la que se alimentan, el primer paso es saber qué le estamos dando a nuestro cuerpo y revisar la cantidad de azúcar o grasa que está agregada en cada alimento. De esta forma es posible tener una idea más clara de lo que es saludable y de lo que no. Sin lugar a dudas, las gaseosas están en la lista de los alimentos no saludables, pues además de no contener ningún nutriente, tienen un alto contenido de azúcar que puede provocar muchos problemas en las mujeres embarazadas.

Se trata de ser consistentes con el tipo de alimentación que queremos llevar, por ejemplo una ensalada con una gaseosa, es un poco contradictorio y realmente no hace diferencia, es mejor reemplazar estas bebidas por un jugo exprimido, un licuado o batido, de esta forma estarás llevando una comida 100% saludable que te hará sentir mucho mejor.

Una gaseosa o refresco de 600 ml puede contener hasta 15 cucharadas de azúcar, además de la cafeína y otros componentes que son contraproducentes para las mujeres embarazadas.
Por su parte, las frutas tienen un sabor dulce mucho más natural que puede disminuir la ansiedad. Los especialistas recomiendan comer la fruta en porciones más que en batidos y licuados, pues a los jugos generalmente se le añade azúcar u otro tipo de edulcorantes.

Cambia las papas fritas por una rica ensalada

Una forma de comer gran cantidad de verduras es por medio de las ensaladas que, además de ser nutritivas, proporcionan nutrientes y vitaminas a tu cuerpo, lo cual es fundamental para embarazo. Las ensaladas, a diferencia de los snacks y de los alimentos que se venden en las cadenas de comida rápida, no contienen las grasas saturadas que se pueden encontrar en una típica hamburguesa acompañada por papas fritas.

La comida chatarra además de contener muchas calorías, tiene un gran porcentaje de grasa y sodio que generan problemas de hipertensión, especialmente en las mujeres embarazadas.

Respecto a las papas fritas el problema se duplica, pues recientes estudios señalan que este alimento está asociado directamente con el aumento de los casos de diabetes durante la gestación.
Si no eres muy fanática de las verduras y las ensaladas, un buen truco es buscar nuevas receta. Puedes encontrar con facilidad nuevos sabores en nuevas comidas basadas en verduras que son realmente una delicia y son más sanas. ¡Atrévete a descubrir algo nuevo!

Crea un calendario de comidas

No es sencillo cambiar de hábitos y dejar de lado todas las comidas chatarras de buenas a primeras puede ser bastante difícil. Uno de los consejos que dan los expertos es crear un calendario semanal con las comidas que vas a consumir, de estar forma tendrás una guía y será mucho más fácil no salirte de ella.
Al contar con un esquema de tus comidas semanales podrás hacer las compras que necesitas centrándote en los alimentos saludables. Vaciar la alacena y la heladera de los snacks que te pueden tentar es también algo que puedes hacer.

Muchas personas creen que comer frutas y verduras es un castigo, o que este tipo de comida no es rico. Lo que debemos saber es que el gusto, es decir creer que una comida es rica o fea, es una cuestión psicológica. El gran truco es que en vez de castigarte: ¡disfrútalas! Prueba nuevos platos y recetas o comienza reemplazando las comidas poco a poco y de forma continua. Puedes cambiar tu estilo de vida, los hábitos y la alimentación de forma gradual.

Si sientes que necesitas ayuda para mejorar tu alimentación no dudes en pedirla. Puedes ir a un nutricionista que te ayudará a cambiar tus hábitos alimenticios por una dieta más saludable que te beneficiaran a ti y a tu bebé.

Es muy importante reemplazar la comida chatarra por alimentos más saludables, como frutas y verduras, luego podemos preocuparnos por las distintas dietas, las calorías o investigar si realmente hace diferencia el hecho de que un alimento sea transgénico, tradicional u orgánico. Dejar de lado la comida chatarra es la mejor opción que puede tomar una mujer embarazada.

Recuerda que tu cuerpo es el hogar de tu bebé, y las frutas y verduras son sin dudas los mejores alimentos. Tener presente esto en cada momento hará que te cuides más en tu próxima comida.