Embarazo Vida sana

¿Cuáles son las consecuencias del aborto?

consecuencias del aborto
En la mayoría de los casos a las mujeres, casi nunca les advierte sobre todas las consecuencias que pueden ocurrir tras un aborto.

Ajeno a la discusión moral o legal, lo que no se habla es que tras un aborto son muchas las mujeres que se exponen a riesgos y complicaciones serias de salud. Independientemente de si se trata de un aborto inducido o un aborto natural, este es un procedimiento muy complicado que puede traer consecuencias físicas, psicológicas y emocionales para la mujer. Las consecuencias del aborto abarca un sinnúmero de aspectos físicos y psicológicos que en la mayoría de las ocasiones, son sumamente difíciles de superar.

El aborto es una situación difícil de superar

123

Involuntario o no, la interrupción de un embarazo no es una situación es fácil y en la mayoría de los casos el aborto es una pérdida importante y dolorosa para la mujer, por lo que resulta muy importante conocer todas las consecuencias que implica sufrir un aborto espontáneo o inducido, y cómo puede afectar la vida de una mujer física, emocional y psicológicamente tanto a corto y largo plazo.

Causas y consecuencias del aborto

Las razones por la cual una mujer puede sufrir un aborto, depende mucho cada situación que vive. Hay mujeres que aun cuando les ilusiona la idea de tener un bebé, se enfrentan con las dificultades de la edad, los hábitos, las enfermedades y otras cuestiones de serias salud pueden provocar que están sufran de un aborto espontaneo. Se estima que, el 1% de las parejas que intentan concebir experimenta aborto recurrente

Las mujeres que pasan por un aborto experimentan diferentes complicaciones físicas y psicológicas que afectan su calidad de vida

Otras en cambio, no sólo no contemplaban la idea de quedar embarazadas, sino que debido a errores en los cálculos de sus días de fertilidad, métodos anticonceptivos fallidos, una poca responsabilidad al cuidarse, además de otras razones sociales, o económicas, pueden terminar en un aborto inducido.

Aunque los motivos por la cual una mujer puede atravesar por un aborto son muchas, la mayoría de ellas desconoce por completo todos los efectos y consecuencias posibles que pueden sufrir como secuela para el resto de sus vidas. Además de las numerables complicaciones físicas, las mujeres que pasan por un aborto pueden atravesar por diversos trastornos emocionales y psicológicos que resultan realmente difíciles de superar.

Según datos del Ministerio de Salud de la Nación Argentina en 2011 se registraron 47.879 egresos hospitalarios por complicaciones obstetricas relacionadas al aborto (sea inducido o espontaneo) del cual el 19% corresponde a mujeres menores de 20 años. Vale agregar que en Argentina, en el 2012 murieron 33 mujeres por complicaciones relacionadas con el aborto, y 43 en el 2016.

Consecuencias del aborto en la adolescencia

Una de las causas de aborto más importantes a tomar en cuenta es la edad de la mujer, pues tanto física como psicológicamente, quedar embarazada a los 26 años es muy diferente que esperar un bebé a los 15. Al quedar embaraza en la adolescencia, son muchos los aspectos que pueden aumentar las probabilidades de sufrir un aborto.

En Argentina el 19% de las complicaciones relacionadas por el aborto ocurrieron en mujeres adolescentes

Al tratarse de chicas adolescente muy jóvenes, en ocasiones el aborto puede producirse de forma espontánea, ya que sus órganos aún no están del todo maduros para poder albergar a un bebé.

Se estima que alrededor del 25% de todos los embarazos terminan en abortos espontáneos, y la mayoría de ellos suceden entre los primeros 3 meses de gestación. Asimismo, hay adolescente que por miedo a ser juzgadas, o “arruinar sus vidas”, recurren al aborto inducido. En muchos casos, el aborto ocurre sin tener la autorización de sus padres, sin supervisión medica o bajo condiciones poco seguras.

Se estima que 1 de 4 embarazos terminan en abortos espontáneo

Sea de forma natural o inducida, las consecuencias del aborto en la adolescencia son muchas y van desde complicaciones físicas, hasta problemas psicológicos y emocionales. El hecho de atravesar por un aborto siendo adolescente, puede provocar  consecuencias psicológicas mucho más graves, incluso con secuelas para el resto de su vida.

Al no alcanzar aun una madurez emocional que les permita asumir la difícil experiencia de perder a un hijo, las adolescentes pueden terminar atravesando grandes problemas de autoestima, remordimientos, depresión, sentimientos de pérdida, de culpa, pesadillas, agotamiento muy difícil de sobrellevar.

Por ello es de suma importancia, que en cualquier situación de aborto de jóvenes adolescentes, estas reciban el apoyo de sus padres y familia en todo momento, así como terapias psicológicas que la ayuden a superar esta difícil situación. En otras palabras, la única solución posible es acompañar a la mujer con el fin de lograr su bienestar.

El apoyo y acompañamiento es indispensable para una adolescente que ha pasado por un aborto o este pasando por un embarazo

Vale agregar según la Unicef  el 15% de los nacimientos en Argentina son de embarazos adolescentes: 6 de cada 10 no son planificados y 1 de cada 10 mujeres abandona los estudios por estas razones.

 

consecuencias del aborto adolescente
Alrededor del 25% de todos los embarazos terminan en abortos espontáneos.

¿Cuáles son las consecuencias del aborto espontáneo?

Para las mujeres que tienen un embarazo deseado y esperado, sufrir un aborto espontaneo es una experiencia totalmente debastadora, pues se trata de un proceso en el cuál su embarazo se ve interrumpido por una serie de causas naturales que en la mayoría de las veces, suceden de forma inesperada.

Desde el punto de vista médico, el aborto espontaneo o natural, es la expulsión espontánea del embrión antes de la semana 20 de embarazo o la pérdida de un bebé que aún no supera los 500 gramos de peso.

80 % de las perdidas de embarazo ocurren antes de las 12 semanas

Lamentablemente, las posibilidades de sufrir un aborto espontáneo son relativamente altas, de hecho se estima que el 20% de los embarazos que fueron detectados previamente terminan en abortos espontáneos.

En las mujeres que desconocían la existencia de su embarazo, las cifras aumentan a un 50%, según diversos estudios.

Consecuencias físicas y emocionales del aborto espontáneo

La mayoría de las mujeres que han sufrido un aborto espontáneo, no suelen presentar ningún tipo de consecuencias físicas, ya que pueden recuperar su periodo menstrual normal al transcurrir las primeras cuatro o seis semanas después del aborto, incluso existe la posibilidad de que muchas mujeres vuelvan a quedar embarazadas nuevamente, luego de tener su primer periodo menstrual.

Aunque un aborto espontaneo no tiene consecuencias físicas para la mujer, los síntomas y todo lo que implica pasar por un proceso de aborto, cómo los dolores abdominales, las hemorragias, la intervención médica y la pérdida inesperada del bebé, puede marcar emocionalmente a la mamá.

Entre un 50 y 70% de los abortos espontáneos en el primer trimestre ocurren por anormalidades cromosómicas en el óvulo fertilizado

Luego de pasar por una experiencia así, es de esperarse que una mujer sufra consecuencias emocionales importantes, como sentimientos de culpa o una depresión, ya que tal como ocurre en la depresión postparto, esta muchas veces ocurre debido a un desajuste hormonal provocado por la experiencia de un aborto espontáneo.

Los especialistas aseguran que el impacto psicológico varía mucho de mujer a mujer, pero se ha logrado identificar las etapas emocionales por las que una mujer suele atravesar, luego de tener una pérdida o aborto espontaneo.

Al perder un embarazo es muy común que la mujer experimente depresión como consecuencia del desajuste hormonal

Las etapas de las consecuencias emocionales del aborto espontáneo son cinco, y se dividen de la siguiente manera:

  • Negación: La negación es considerada la primera etapa por la cual atraviesan las mujeres que han sufrido un aborto natural, y se reconoce cuando el dolor de la pérdida del bebé aún está muy presente en la mamá. La etapa de la negación, puede durar semanas o meses y su superación, constituye el primer paso en la recuperación de una mamá.
  • Miedo: Luego de una experiencia tan traumática y dolorosa, las mujeres pueden experimentar un gran miedo, al pensar en la posibilidad de volver quedar embarazadas y perder a su bebé nuevamente.
  • Depresión: La depresión es una de las etapas más habituales, pues son muchas las mujeres que luego de sufrir un aborto en un momento muy avanzado de su embarazo experimentan sentimientos y emociones depresivas muy difíciles de superar a corto plazo.
  • Retiro: La etapa del retiro es la más importante, pues representa el momento en el cual la mujer deja de pensar tanto en la pérdida y se da cuenta que es momento de retomar su vida normal y seguir adelante.
  • Aceptación: La aceptación de lo ocurrido desde un punto de vista saludable, es la última etapa del proceso. Se trata de un momento que ayuda a la mujer a sentirse en paz consigo misma y con su entorno. Cuando se alcanza esta etapa, la recuperación es absoluta.

Para poder hacerle frente a la difícil experiencia de perder a un bebé y superar todas las consecuencias del aborto espontáneo, es necesario que las mujeres reciban todo el apoyo y comprensión que le puedan ofrecer su pareja, amigos y familiares, ya que además de requerir tiempo, las mujeres deben sentirse comprendidas, acompañadas y escuchadas en todo momento.

Esto las ayudará a sentirse mejor consigo mismas y comprender lo que sucedió como una experiencia de vida.

consecuencias del aborto
El aborto espontaneo es una experiencia difícil de superar, especialmente cuando el tiempo de embarazo ya es muy avanzando.

¿Cuáles son las consecuencias del aborto inducido?

Las causas por las cuales una mujer opta por el aborto inducido son muchas y diversas, por lo que casi siempre se trata de una decisión que involucra ciertos aspectos económicos, psicológicos, o sociales son muy personales.

Independientemente de las razones por las cual algunas mujeres toman la decisión de interrumpir su embarazo de forma intencional, el procedimiento que implica practicar un aborto inducido puede traer grandes consecuencias físicas, emocionales y psicológicas que pueden afectar considerablemente la vida de una mujer, sobre todo si se trata de un aborto inducido no seguro.

Con respecto a la práctica del aborto inducido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) distingue dos tipos de abortos:

  • El aborto seguro, aquel que es llevado a cabo por personas capacitadas, especialistas y técnicas seguras.
  • El aborto inseguro, peligroso o clandestino, que ocurre cuando se practica por personas inexpertas, en un entorno que no cumple con las condiciones mínimas de salud. En este sentido, las consecuencias del aborto inducido dependen mucho de las personas capacitadas y las condiciones en las cuales este se llevó a cabo.

¿Cuáles son las consecuencias físicas y psicológicas del aborto inducido? ¿Cómo afecta a la mujer este tipo de prácticas? ¿Qué diferencias hay entre las consecuencias de un aborto natural y un aborto inducido?

A continuación veremos todas las consecuencias físicas y psicológicas que implica la práctica de un aborto inducido.

Aborto consecuencias físicas para la mujer

A diferencia del aborto espontáneo, las causas por las cuales lleva a cabo un aborto inducido no es una reacción natural del cuerpo, sino más un proceso médico forzado que tiene como objeto interrumpir el embarazo antes de las 20 semanas de gestación. Cuando este procedimiento no se realiza bajo condiciones médicas adecuadas y seguras, con personas capacitadas y técnicas correctas, el aborto inducido puede traer como consecuencia para la mujer un sinnúmero de consecuencias físicas y riesgo graves para la salud.

Según el tipo de técnica o procedimientos de aborto provocado, las consecuencias físicas del aborto inducido pueden ser más graves que otras.

Veamos cuáles son los procedimientos y tipos de abortos inducidos y sus consecuencias físicas.

consecuencias del aborto
El aborto no seguro es una de las cuatro principales causas de mortalidad materna.

Consecuencias del aborto quirúrgico

Antes de conocer cuáles son las consecuencias del aborto quirúrgico, es importante que tengas en consideración en qué consiste y cuáles son las técnicas a través de la cual se lleva a cabo. El aborto quirúrgico es el procedimiento más utilizado por la ginecología para practicar el aborto inducido, sea tanto por embarazo no deseado o por complicaciones, ya que es que considerado uno de los más seguros cuando se realizan entre la semana 6 y 12 de embarazo.

Sin embargo, el tiempo gestacional dependerá del tipo de técnica de aborto quirúrgico sea conviene hacer. Este tipo de procedimiento, se divide en dos tipos de técnicas: aborto por aspiración, el cual consiste en succionar los tejidos de la placenta y el feto del útero de la mujer con una jeringa manual o bomba eléctrica de aspiración, y el método de dilatación y raspado, que implica un proceso complejo en cual se efectúan cortes para extraer los tejidos.

Este último se utiliza sólo cuando la técnica de succión no es factible. Sin embargo no es recomendado por la OMS, ya que representa riesgos peligrosos para la mujer. Si se realiza bajo normas médicas adecuadas y un equipo médico competente, los riesgos son menores.

El aborto por aspiración y sus consecuencias en la salud de la mujer

El aborto por aspiración o succión es considerada una de las técnicas más utilizadas por la ginecología, de hecho en todos los países desarrollados se emplea esta técnica cuando se trata de abortos inducidos como consecuencia de un problema de salud importante durante el embarazo, como enfermedades o complicaciones para la mamá, embarazo ectópico, malformaciones del feto o embarazo no deseado.

Debido a que el aborto por aspiración es uno de los métodos de aborto quirúrgicos, este se debe llevar a cabo en un centro de salud con un personal médico capacitado y equipos seguros, ya que de lo contrario las posibilidades de que ocurran complicaciones y consecuencias  negativas son mayores.

El aborto por succión o aspiración puede realizarse hasta semana 13 de embarazo, y consiste en un procedimiento sencillo que se lleva cabo durante aproximadamente 15 minutos. Una vez se dilate el cuello uterino, se procede a realizar la aspiración de la placenta y el feto, a través de una jeringa o bomba eléctrica.

Como en cualquier otro procedimiento de este tipo, el aborto por aspiración suele provocar efecto secundarios tales como sangrado y dolores vaginales algunos días después del tratamiento. Sin embargo, existe la posibilidad de que ocurran complicaciones serias.

Aunque se trata de un procedimiento avalado por la OMS, la técnica de succión puede traer las siguientes consecuencias:

  • Infecciones que pueden afectar las trompas de Falopio.
  • Daños en el cuello del útero.
  • Alergia a la anestesia.
  • Adhesiones intrauterinas o síndrome de Asherman, los cuales aumentan los riesgos de complicaciones en embarazos futuros.
  • Inflamación de la pelvis
  • Trauma de la cérvix
  • Hemorragia
  • Trauma renal
  • Perforación del útero
  • Esterilidad.

Aborto sin legrado consecuencias

Cuando luego de hacer una primera ecografía en el embarazo, el bebé no tiene actividad cardiaca y se produce un aborto natural, o cuando se realiza un procedimiento de aborto quirúrgico y este no fue del todo terminado, es decir aún se registran restos de tejido en el útero de la mamá, es necesario hacer un legrado para poder limpiar por completo el útero y evitar futuras complicaciones. Pero, ¿Qué ocurre cuándo se realiza un aborto sin legrado? ¿En qué situaciones es necesario el legrado? ¿Cuáles son las consecuencias de un aborto sin legrado?

Si se experimenta un aborto natural o se desea interrumpir el embarazo, el tiempo de gestación es muy importante, ya que en el caso de tener un embarazo de 6-7 semanas, se puede tomar en consideración otras opciones además del legrado, como el aborto farmacológico y la expectación, pero en algunos casos aún es probable que se requiera el procedimiento quirúrgico de legrado.

Aunque la práctica del legrado depende de la decisión de cada mujer y las indicaciones del médico, las consecuencias de practicar un aborto sin legrado suelen pasar por algunas complicaciones e infecciones pélvicas.

El Aborto por dilatación o raspado y sus consecuencias

La técnica de dilatación o raspado es sumamente riesgosa y delicada, y suele llevarse a cado a partir entre la semana 15 y la semana 26 del tercer trimestre, cuando ya no es posible practicar el aborto por succión. El aborto por dilatación o raspado, consiste en la dilatación del útero materno, seguida de una extracción de los tejidos de embarazo con el uso de herramientas quirúrgicas y de succión especiales.

Para poder abrir el cuello uterino y extraer los tejidos, el médico emplea un instrumento llamado laminaria, y otro conocido como cureta para eliminar por  medio de un raspado cualquier tejido que se encuentre dentro del útero. Al ser un procedimiento practicado en los últimos meses de embarazo, la Organización Mundial de la Salud recomienda hacer uso de esta técnica sólo en casos  necesarios.

Los riesgos de este procedimiento incluyen, las mismas consecuencias de la técnica de succión y todas las que nombraremos a continuación:

  • Hemorragia
  • Infección del tracto genital
  • Laceración intestinal
  • Absceso pélvico
  • Perforación uterina y tromboembolismo.

Aborto farmacológico y sus consecuencias  

El aborto farmacológico es aquel que se produce por medio de una combinación de medicamentos específicos, que sólo resultan efectivos en las primeras semanas de embarazo. Aun cuando no requieren una intervención quirúrgica, el aborto farmacológico debe realizarse bajo supervisión médica responsable, ya que es muy importante que antes del proceso, la mamá se someta a exámenes de sangre y de ecografía para determinar el tiempo de gestación.

También es de suma importancia que la mamá no padezca alguna enfermedad importante como hipertensión arterial, diabetes, enfermedades endocrinológicas, inmunológicas, entre otras, ya que en ese caso, no sería para recomendable este tipo de aborto. Para las mujeres que tienen un embarazo más avanzado, existe otro tipo de procedimiento que se realiza mediante el uso de medicamentos, como la inyección salina.

123

Veamos en qué consiste cada uno de ellos y las consecuencias y riesgos que implican para la mujer.

consecuencias del aborto farmacologico
De cada cien mujeres que se practican un aborto farmacologico, dos o tres mujeres tendrán que ir al doctor.

Consecuencias del aborto con pastillas

Antes de la semana 6 de embarazo, la técnica más recomendable para interrumpir un embarazo, son las pastillas abortivas. Se trata de un medicamento que impide el desarrollo del embrión entre la primera y tercera semana de embarazo, mediante la privación de la progesterona, una hormona indispensable para el desarrollo y crecimiento del bebé.

El aborto con pastilla consiste en tomar 200 miligramos de mifepristona en la primera etapa. Al transcurrir las 36 o 48 horas se deberán tomar 800 miligramos de Misoprostol y dos analgésicos adicionales. Una vez se ponga en marcha el proceso, es muy probable que la mujer experimente una serie de síntomas o efectos secundarios como sangrado vaginal, náuseas, dolores abdominales y en algunos casos, vómitos.

Además de los dolores y el sangrado vaginal, las consecuencias del aborto con pastillas suelen reducirse al riesgo de sufrir hemorragias. Si bien se trata de una consecuencia poco probable ya que sólo 2 o 3% de las mujeres lo sufren, es muy importante que se tome en consideración, ya que de experimentarse, es necesario ir al hospital cuánto antes para que se pueda controlar la hemorragia.

2-3% de las mujeres sufren hemorragia en el aborto con pastillas

Otras complicaciones o consecuencias del aborto con pastillas están relacionadas con la posibilidad de sufrir una infección, las cuales también son poco probables, pero igual de importantes a la hora de padecerlas, por lo que también es necesario acudir al médico.

Por último, es posible que el efecto de las pastillas provoque diarrea, fiebre y escalofríos.

Inyección salina

La inyección salina es otro de los procedimientos de abortivos que se llevan a cabo cuando una mujer tiene un embarazo muy avanzando, es decir luego de alcanzar las 16 semanas. Consiste en extraer el líquido amniótico del útero y en su lugar, se inyecta una solución salina que pone fin al embarazo en un máximo de 12 horas.

Este procedimiento provoca que la mujer experimente dolores muy similares al de un trabajo de parto y elimine los tejidos del embarazo. Este tipo de procedimiento puede traer como consecuencias varias complicaciones graves como la ruptura del útero, embolismo pulmonar, y otros peligrosos coágulos intravasculares.

Aborto incompleto consecuencias

Un aborto se considera incompleto cuando luego de experimentar un proceso de aborto farmacológico o quirúrgico, aún permanecen tejidos del embrión y de la placenta en el útero materno. Aunque el embarazo ha sido interrumpido y no hay forma de que el embrión continúe su desarrollo, existe la posibilidad de que aún queden restos de tejidos y productos del embarazo en tu cuerpo.

Cuando se experimenta un aborto incompleto, las mujeres comienzan a sufrir una serie de síntomas y malestares fuertes como sangrado vaginal prologado por tres semanas (más de lo que normalmente dura un ciclo menstrual), dolores insoportables en la parte baja del vientre y fiebre. Un aborto incompleto tiene consecuencias muy graves para la mujer, por lo que resulta sumamente necesario que se acuda al hospital o al médico para poder completar el proceso de aborto en su totalidad.

El aborto incompleto ocurre cuando permanecen tejidos, y placenta dentro del útero de la mujer

De permanecer tejidos o restos de sangre del embarazo en el cuerpo, la mamá experimentará hemorragias intensas o una infección grave. Debido a las complicaciones y consecuencias que un aborto incompleto puede traer a la mujer, el tratamiento que se realiza para un aborto incompleto, como el aspirado, raspaje o legrado es legal en todos los países.

El Aborto: Consecuencias psicológicas

La mayoría de las mujeres que han sufrido un aborto suele atravesar por situaciones físicas y emocionales muy difíciles de superar, de hecho múltiples investigaciones han encontrado que el malestar psicológico que se produce tras un aborto puede perdurar hasta cinco años después de llevarse a cabo la interrupción del embarazo.

Aun cuando se practique en condiciones médicas seguras, ningún tipo de aborto es completamente seguro para la salud de la mujer, ya que además de las consecuencias físicas que se pueden tener, también hay secuelas psicológicas que pueden afectarla. Aunque los síntomas disminuyen durante los primeros meses después del aborto espontáneo, se estima que un 25% de las mujeres experimenta depresión clínica al año.

Entre las consecuencias psicológicas y emocionales, la más común es el síndrome post-aborto, un trastorno emocional que se caracteriza por sentimientos de culpabilidad, pesar, angustia, depresión, insomnio, sensación de pérdida, baja autoestima, entre otros problemas psicológicos. 

Se estima que las consecuencias psicológicas de experimentar un aborto pueden perdurar durante varios años.

Incluso, es posible que la mujer sufra de ciertas patologías psicológicas como la neurosis, tendencias suicidas e imágenes recurrentes que recuerden su desagradable experiencia tras sufrir el aborto, así como dolor ante la presencia de mujeres embarazadas, bebés y niños pequeños.

Mientras más tarde se produzca el aborto, mayor es el daño psicológico para la mujer.

Estas son las consecuencias más frecuentes que puede experimentar una mujer luego de haber sufrido un aborto:

  • Sentimientos de culpabilidad: Aun en situaciones delicadas de salud, la mamá que sufre un aborto puede sentirse muy culpable ante la pérdida de su bebé. Pensamientos como, “si me hubiera cuidado mi bebé estaría vivo”, “todo fue mi culpa porque no me cuidé”, suelen ser muy comunes entre las mujeres que sufren un aborto.
  • Miedo a quedar embarazada de nuevo: Tras una experiencia tan difícil y traumática, el sumamente normal que las mujeres se sientan inseguras de volver a salir embarazada, pues les aterra la idea de tener que pasar por lo mismo otra vez. Es importante que la mujer se tome todo el tiempo que necesite para recuperar la confianza y sentirse bien consigo misma.
  • Sensación de pérdida: El hecho de perder al bebé que tanto le hacía ilusión tener, puede hacerle sentir a la mamá una sensación de vacío muy triste que es posible nunca logre superar del todo.
  • Pérdida del apetito sexual: Según estudios de la Universidad de Ginebra, muchas de las mujeres que abortaron voluntariamente, han registrado alteraciones en las relaciones sexuales y en el deseo sexual. Todos los sentimientos contradictorios de culpabilidad, pérdida y desconfianza en sí misma, puede provocar que la mujer se sienta sin ánimos de volver a su vida normal. Esto sumado al miedo de volver a quedar embarazada pueden hacer que se produzca una pérdida en el apetito sexual, así como problemas entre pareja.

La depresión y la ansiedad son los síntomas más difíciles que experimentan las mujeres que sufren una interrupcion del embarazo

Un estudio afirma que el 20% de las mujeres que experimentan un aborto espontáneo se vuelven sintomáticas de depresión y/o ansiedad; en la mayoría de las mujeres los síntomas persisten durante 1 a 3 años posteriores, afectando seriamente su calidad de vida y los embarazos posteriores.

consecuencias del aborto
A una mujer le puede tomar 5 años recuperarse emocionalmente de un aborto.

En cualquier circunstancia, el aborto no es completamente seguro para la mujer, pues supone riesgos físicos que a su vez viene acompañadas de otros efectos psicológicos y emocionales que pueden marcar la vida cualquier mujer para siempre.

Ya sea inducido o espontáneo, el aborto es puede ser una experiencia difícil de superar, por lo que es muy importante que las mujeres sean apoyadas y acompañadas durante el proceso que implica interrumpir su embarazo.

Las mujeres que experimentan un aborto necesitan y deben ser acompañadas

El tiempo será el mayor aliado para curar las cicatrices que deja la experiencia de un aborto en la vida una mujer. Alado de amigos, familiares y ayuda profesional, la esperanza de poder salir adelante es mucho más alentadora y posible. Indiferentemente de la elección voluntaria o involuntaria estas mujeres que experimentan un aborto necesitan y deben ser acompañadas.

Número útil. El 0800-222-3444 brinda información y contención sobre salud sexual y reproductiva en todo la Argentina