Belleza Embarazo Maternidad Vida Positiva

Descubre los mejores ejercicios durante el embarazo

Yoga para embarazadas

Las mujeres deben tener claro que estar embarazadas no es sinónimo de estar enfermas, por lo que mantenerse en reposo absoluto, a menos que el médico así lo exija, no es una regla que no se deba romper. Por el contrario, la Organización Mundial de la Salud estimula a las mujeres embarazadas a que realicen ejercicios “adoptando precauciones adicionales y contando con asesoramiento médico”.

Levantarse de la cama y caminar a la cocina no cuenta como ejercicio, pero escalar una montaña tampoco es lo más recomendado. Todo es cuestión de equilibrio y de conocer las condiciones de cada mujer embarazada. Si nunca haz hecho ejercicios en tu vida no puedes pretender volverte una campeona olímpica, pero tampoco es excusa para no ejercitarte. Seguramente te estás haciendo muchas preguntas acerca del ejercicio y aquí tratamos de responder la mayoría de ellas.

¿Por qué debo ejercitarme durante el embarazo?

Aunque por mucho tiempo los médicos habían sido cuidadosos con el tema de recomendar el ejercicio durante el embarazo, la realidad es que innumerables estudios han detectado muchos beneficios asociados con la actividad física. Hacer ejercicio mejora la circulación de la madre y alivia los dolores de cuerpo que se presentan mientras va evolucionando el embarazo, previene los problemas de tensión que se puede presentar en la gestación y además ayuda a controlar el peso de la madre en un nivel óptimo.

Que la madre se tome el tiempo de ejercitarse también beneficia al bebé. Estudios han comprobado que el riesgo de diabetes e hipertensión en los niños se reduce considerablemente si la madre se ejercitó en el embarazo, también va a mejorar la motrocidad del niño durante los primeros cinco años de vida. Además, tu bebé va a sufrir menos estrés durante el parto si decides tomar tus zapatos deportivos y salir a caminar.

¿Cuáles son los ejercicios recomendados para embarazadas?

Si bien todo depende de la actividad física que la madre haya tenido antes de salir embarazada, existen ejercicios recomendados para casi todos los casos.

Caminar: Es el más recomendado y sencillo de todos. Ayuda a mejorar tu sistema cardiovascular, además que, si lo haces al aire libre puede ser también beneficioso para liberar estrés y disminuir las náuseas.

Nadar: Si nunca te ha gustado la natación entonces no es necesario que lo practiques en el embarazo, pero a las mujeres que sí les encanta zambullirse en la piscina entonces la natación es la mejor opción. Además de ser un ejercicio muy completo, te ayudará en los últimos meses a sentir menos peso en tu cuerpo y relajarte.

Aeróbicos: Son recomendados siempre y cuando no se abuse de la intensidad. Existen clases exclusivas para embarazadas que toman en cuenta los estiramientos y actividades que van a ayudar a mejorar el flujo sanguíneo y a reducir los dolores que experimenta el cuerpo.

Yoga: Es la favorita de muchas mujeres embarazadas y sus beneficios son realmente increíbles. Además de controlar el peso y aliviar los dolores de espalda, las mujeres embarazadas que practican yoga duermen mejor, controlan sus emociones y disminuyen el riesgo de depresión pos-parto.

¿Cuándo debo ejercitarme?

Si ya sabemos que el ejercicio es importante, ahora la pregunta es cuando comenzar. Los médicos recomiendan iniciar los ejercicios a partir de la semana 8 y con una intensidad moderada. La idea es realizar sesiones de 20 a 30 minutos de ejercicio de 3 a 5 veces por semana. Todo ello va a depender de las condiciones físicas de la madre.

Lo más importante es que siempre se consulte con el médico todas las dudas que se tengan y encontrar, junto al experto establecer la rutina de ejercicios más adecuada.

Tags