Embarazo

Ecografía Ginecológica: ¡Lo que necesitas saber sobre este examen médico!

ecografia ginecologica
La ecografía ginecolígica nos ayuda a diagnosticar numerosas patologías, de una forma, rápida y sencilla.

Acudir a una revisión ginecológica anual para asegurarnos de que todo va bien es muy importante, ya que de esta depende que podamos lograr la detección temprana de cualquier problema que pueda surgir en nuestros órganos reproductores. Dependiendo de la edad y de los hallazgos en la revisión ginecológica, es probable que el ginecólogo nos solicite algunos exámenes complementarios, como la ecografía ginecológica.

La ecografía ginecológica se ha convertido en una exploración rutinaria dentro de la ginecología

Aunque no se trata de un examen estrictamente necesario, la ecografía ginecológica se aplica rutinariamente dentro de la ginecología, ya que resulta muy efectiva gracias a sus importantes aportes en la búsqueda de diagnósticos. Pero si es la primera que escuchas sobre ella, es probable que te preguntes para qué sirve y por qué es tan importante durante una revisión ginecológica, por ello veamos todo lo que necesitas saber sobre esta técnica tan importante.

123

¿Que es la ecografía ginecólogica?

La ecografía ginecológica es un instrumento complementario de exploración que utilizan los ginecólogos en una revisión o consulta, cuando desean obtener una mayor información sobre los órganos reproductores femeninos de su paciente. La ecografía ginecológica se utiliza para examinar y visualizar los órganos reproductores de la mujer de una forma no invasiva por medio de ultrasonidos.

Por medio de ultrasonidos y de una forma no invasiva, la ecografía ginecológica permite examinar y visualizar los órganos

En las mujeres, este tipo de examen de ultrasonido pélvico puede ayudar a identificar y examinar los genitales internos de la mujer, como el útero, los ovarios, el cérvix, las trompas de Falopio, cuello del útero y la vagina, para llegar a un diagnóstico más específico. Al igual que el resto de los exámenes rutinarios, la ecografía ginecológica es una técnica que no necesariamente debe realizarse cada año, sino cuando el ginecólogo lo indique, ya que por lo general se utiliza para poder dar con algún diagnóstico.

Ecografía ginecológica abdominal en mujer
La ecografía ginecológica es una técnica de exploración no invasiva que se usa para visualizar los genitales femeninos.

Visión del útero en una ecografía ginecológica

La ecografía es una técnica que por medio de ultrasonidos, se pueden definir los órganos del cuerpo. En otras palabras, nos permite obtener la representación de los órganos en imágenes, debido a que el sonido es reflejado de una forma distinta, según el contenido en líquido de los diferentes tejidos. 

Con una ecografía ginecológica se puede  obtener una amplia visión de tu útero

En el caso de la ecografía ginecológica, los hay de distintos tipos, y cuando se trata de una ecografía especial, es decir de un “efecto Doppler”, también se puede obtener información valiosa acerca de la velocidad y el desplazamientos de la sangre.

 Visión de los ovarios (en edad fértil) en una ecografía ginecológica

La ecografía ginecológica juega un rol fundamental en la detección temprana de cualquier posible alteración en los órganos reproductores de la mujer, y en especial de algunos tipos de cáncer, como por ejemplo, el cáncer de ovarios.

Detectar a tiempo una enfermedad te puede salvar la vida

En el caso de estar potencialmente expuestas al cáncer de ovario, a través de una detección precoz, las mujeres podemos mejorar de una forma increíble la supervivencia de esta enfermedad a largo plazo, e incluso tener el privilegio de contar con la aplicación de tratamientos menos agresivos y mucho más eficaces.

Síntomas que pueden ser diagnosticados a través de una ecografía ginecológica

Los exámenes de ultrasonidos pélvicos en las mujeres, pueden contribuir de una forma significativa a diagnosticar algunos de los síntomas que pueden experimentar las mujeres, como:

  • Sangrado anormal
  • Dolores pélvicos
  • Todo tipo de problemas menstruales

La ecografía ginecológica no es un examen de rutina que debe realizarse cada año si no cuando el ginecólogo lo indique

Además de ayudar a identificar los siguientes problemas:

  • Formaciones palpables tales como quistes ováricos y fibroides uterinos
  • Cánceres ováricos o uterinos
Ecografía ginecológica mujer joven en consulta con ginecologo
En la actualidad la ecografía ginecológica es una exploración rutinaria dentro de la ginecología.

¿Cómo se realiza la ecografía ginecológica?

Las ecografías ginecológicas se pueden realizar por distintas vías, y dependiendo de estas vías se puede hablar de:

  • Ecografía transabdominal: Las ecografías vía abdominal casi siempre quedan indicadas únicamente para aquellas mujeres que no han mantenido relaciones sexuales, o en casos  en los que el ginecólogo no puede valorar del todo bien, por medio de la vía vaginal. Como por ejemplo, en casos de miomas grandes o por la poca visibilidad de los ovarios por vía vaginal. Por esta vía, se puede visualizar un área más grande, pero con menor definición.
  • Ecografía transvaginal: En las revisiones ginecológicas, los médicos utilizan principalmente la vía vaginal, con la ayuda de un pequeño trasductor, ya que con esta se obtiene una excelente definición de las imágenes de los ovarios y el útero. Al poder situar la sonda del ecógrafo mucho más cerca de los tejidos, las imágenes son más claras y grandes que con la abdominal. Pero debido a que la movilidad es más pequeña, el área a examinar es menor.

 ¿En qué ocasiones se realiza una ecografía ginecológica?

La ecografía transvaginal normalmente es indicada por el ginecólogo, cuando las mujeres presentan la posibilidad de padecer los siguientes problemas:

  • Hallazgos anormales en examen físicos, como quistes, tumores fibroideos u otras neoplasias.
  • Sangrado vaginal anormal y problemas menstruales.
  • Ciertos tipos de infertilidad.
  • Dolores pélvicos.
  • Patología tumoral benigna y maligna en cérvix, endometrio, miometrio, trompas y ovarios.
  • Esterilidad: análisis de posibles lesiones que justifiquen esta situación.
  • Reproducción.
  • Uroginecología.
  • Para guiar procedimientos invasivos.

Tipos de ecografía ginecológica

Existen varios tipos de ecografía ginecológica y dependiendo de lo que desee estudiar el ginécologo, serán utilizadas alguna de ellas. Veamos cuáles son las más usadas:

  • Ecografía ginecológica convencional o 2D: Este tipo de ecografía ginecológica es la más frecuente y proyecta la imagen en “escala de grises” (pantalla en tonos grises). Se puede realizar por la vía vaginal y la vía abdominal.
  • Sonohisterografía o Ecografía ginecológica doppler: La sonohisterografía también se usa para indagar posibles anormalidades uterinas en las mujeres, en especial aquellas que presentan infertilidad o múltiples abortos espontáneos. El denominado efecto Doppler, es una variedad de la ecografía 2D y también forma parte de un estudio de histerosonografía, se utiliza para valorar y medir el flujo sanguíneo. Las imágenes por ultrasonido Doppler pueden ayudar al ginecólogo a estudiar:
  • Obstrucciones en el flujo sanguíneo (tales como coágulos).
  • Flujo sanguíneo en los pólipos, tumores o malformaciones congénitas.
  • Várices y aneurismas pélvicas.
  • Ecografía ginecológica 3D: Este tipo de ecografía pertenece a una tecnología de alta gama, y también está disponible en algunos ecógrafos y centros médicos. El ultrasonido tridimensional (3D) es muy útil en algunos casos, pues permite la evaluación del útero y los ovarios en planos que no pueden ser fotografiados en la forma convencional. Por lo general se utilizan para detectar:
  • Anormalidades uterinas
  • Cicatrices uterinas
  • Pólipos endometriales
  • Fibroides
  • Cáncer (especialmente en pacientes con sangrado uterino anormal)
mujer en consulta ginecologica Ecografía
La menstruación no es una contraindicación para hacerse una ecografía vía vaginal.

¿Cómo es la preparación antes de hacerse una ecografía?

En el caso de que tu médico te indique realizar una ecografía por vía vaginal, no es necesario que lleves a cabo ninguna preparación. Si el estudio es por vía abdominal, es necesario que orines 3 horas de realizar la prueba y bebas un litro de agua una hora antes de realizar el examen, pues el tener la vejiga llena facilita la obtención de las imágenes.

¿En qué momentos se puede hacer una ecografía ginecológica?

Por lo general, la ecografía ginecológica se puede realizar en cualquier momento, pero dependerá de lo que desee investigar el ginecólogo. En el caso de que busque estudiar la anatomía del útero, se puede realizar en cualquier ocasión, pero si lo que desea evaluar el ginecólogo es la cavidad endometrial o la persistencia de un quiste de ovario, lo más indicado es hacerlo justo después de haber terminado la menstruación. Y si lo que se quiere es constatar si la paciente está ovulando, se deberá hacer una semana después de la menstruación.

La ecografía ginecológica es importantísima porque permite diagnosticar numerosas patologías como tumores o qusites.

La ecografía ginecológica es una prueba que le permite a los ginecólogos diagnosticar numerosas patologías, de una forma rápida y sencilla. Gracias a esta tecnología, nuestro médico puede evaluar más de cerca el útero, los ovarios y la trompas de falopio para poder diagnosticar posible presencia de quistes ováricos, tumores benignos o malignos, miomas o fibromas uterinos entre otras alteraciones.

Recuerda que la prevención temprana es indispensable para poder hacer frente a cualquier problema serio que podamos llegar a padecer, y si acudimos anualmente a nuestra respectiva revisión ginecológica, tendremos más posibilidades de tener un diagnóstico en fases iniciales y antes de que produzcan síntomas. ¡De ti depende cuidarte!