Embarazo

Embarazo de alto riesgo ¿Qué es? ¿Cómo prevenirlo

embarazo de alto riesgo
Conoce más sobre el embarazo de alto riesgo y como prevenirlo

¿Qué es un embarazo de alto riesgo? ¿Cómo evitarlo o prevenirlo? ¿Es necesario seguir un tratamiento? Un embarazo de alto riesgo es una condición compleja durante la gestación que puede poner en peligro la vida de la madre y el desarrollo del feto.

Solo un 10% de las mujeres presenta embarazo de alto riesgo

Contracciones prematuras, dolor de cabeza y sangrado vaginal, son algunas de las señales de un embarazo de alto riesgo, condición que es poco común en las mujeres, pero suele producirse cuando ciertos factores influyen en el desarrollo del embarazo.

El embarazo de alto riesgo, como su nombre lo define, pone en riesgo la salud y la vida de la madre, el bebé o ambos, ya que suele dificultar la gestación y ocasionar otras afecciones en el organismo de la embarazada. Este tipo de embarazo suele ser muy peligroso, sin embargo, existen formas de controlarlo y lograr que el feto se desarrolle de forma exitosa, fuera de peligro.

¿Cómo puede detectarse un embarazo de alto riesgo? ¿Es posible prevenirlo? ¿Hay tratamiento para esta condición? Te compartimos la información necesaria para despejar las dudas sobre el embarazo de alto riesgo.

Un embarazo de alto riesgo puede ocasionar otras enfermedades en la madre, malformaciones en el bebé o la muerte de ambos

¿Qué es un embarazo de alto riesgo?

Un embarazo de alto riesgo es aquel en el que tanto en la madre como en el bebé, presentan complicaciones. Este tipo de embarazo amerita una mayor atención médica, ya que los riesgos son más altos. La embarazada debe mantenerse en control con su doctor antes de la gestación, en el parto y luego de el para evitar accidentes.

Un embarazo es de alto riesgo cuando surgen complicaciones potenciales que podrían afectar a la madre y al bebé

El embarazo de alto riesgo se produce por diversos factores que, no solo afectan la gestación, sino también pueden afectar el parto. Este tipo de embarazo no es común, apenas un 10% de las mujeres suelen presentarlo. En algunos casos se desarrolla desde el inicio de la gestación, otros se vuelven de alto riesgo a medida que este progresa.

Ante esta condición de la gestación, los cuidados son muy importantes, pero no debes tomarlos a tu manera, sino con ayuda profesional. No dudes en ningún momento contarle a tu ginecólogo con detalle si en algún momento sientes síntomas de embarazo de alto riesgo, pues él es quien se encarga de detectarlo e indicarte lo que debes hacer.

embarazo de alto riesgo que es
El embarazo de alto riesgo puede prevenirse con control ginecológico previo.

¿En qué situaciones un embarazo es de alto riesgo?

Una mujer puede presentar embarazo de alto riesgo por varias razones, algunas son ginecológicas u obstétricas, como manifestación de su organismo ante la gestación; otras se desarrollan a medida que el embarazo progresa por circunstancias que le afectan a la madre.

Algunas causas y factores que influyen en un embarazo de alto riesgo son:

Problemas de salud

Las enfermedades y afecciones padecidas o existentes, como hipertensión, diabetes, hipotiroidismo o hipertiroidismo, hepatitis, toxoplasmosis VIH, cualquier otra enfermedad crónica o de transmisión sexual, pueden afectar gravemente el embarazo.

La hipertensión arterial  en el embarazo es una condición de cuidado y atención, ya que puede ocasionar un cuadro de preeclampsia. En una gestante normal, el riesgo no aumenta porque se presentan cuadros leves, pero es mujeres hipertensas, es de alto riesgo. También, la diabetes gestacional presenta complicaciones, ya que se trata de una intolerancia a carbohidratos que exige una atención y control más exhaustivo.

Por esta razón, las mujeres con un diagnostico así son propensas a un embarazo de alto riesgo.

Antecedentes obstétricos

Si la embarazada ha presentado abortos involuntarios con anterioridad, pérdidas fetales en embarazos previos, malformaciones o anomalías congénitas del feto, crecimiento intrauterino retardado, parto prematuro o cualquier otra afección, existe la posibilidad de presentar un embarazo de alto riesgo.

Otras condiciones como la patología de la coagulación, que es el descenso del nivel de plaquetas en la madre gestante o en el feto, pueden afectar el embarazo. Si la embarazada ha presentado este cuadro en embarazos anteriores debe notificar al médico para evitar posibles trombofilia en el embarazo actual.

Asimismo, las gestantes que tengan antecedentes de un parto prematuro, pues en ocasiones, se puede desarrollar un riesgo de prematuridad, ocasionando que el bebé nazca antes de las 37 semanas, con bajo peso y otros problemas de inmadurez en su organismo.

Sobrepeso y obesidad

La obesidad y el sobrepeso son condiciones que ponen es riesgo la salud, más aún cuando se trata de un embarazo, pues aumenta la posibilidad de presentar problemas de presión arterial, preeclampsia, diabetes gestacional, mortinatalidad y otras afecciones que ponen en riesgo la vida de la madre y el bebé.

En ocasiones, las complicaciones de gestación se deben a un afección médica previa al embarazo

Embarazo múltiple

Los embarazos gemelares o múltiples son más delicados que los de un solo bebé, por ello el riesgo ante las posibles complicaciones es mucho mayor. Una gestación múltiple requiere mayor atención y cuidado, pues, en  ocasiones suele desarrollarse de forma normal y sin complicaciones,  pero algunas mujeres pueden presentar un embarazo de alto riesgo.

Esta condición puede variar, tomando en cuenta las condiciones de salud de la madre, su edad, entre otros factores. Sin embargo, es necesario que la madre se mantenga en un seguimiento constante con su doctor para prevenir cualquier incidente.

embarazo de alto riesgo causas
Las complicaciones durante el embarazo son mayores para las mujeres que están embarazadas de gemelos o más de dos bebés.

Patologías Maternas

Las patologías maternas son complicaciones que se presentan durante el embarazo, y que pueden afectar gravemente la salud de la madre y el desarrollo del feto. Estas son: cardiopatía, neumopatía, patologías autoinmunes; como la artritis reumatoide, esclerodermi, y patologías crónicas, En caso de  manifestarse algún, el embarazo es altamente riesgoso.

Las infecciones que padezca la madre también representan riesgo en el embarazo, el citomegalovirus o la toxoplasmosis, pueden pasar la placenta y  causar alteraciones en el desarrollo del feto.

Edad

El embarazo en menores de 18 años es riesgoso, asimismo lo es para mujeres mayores de 38 años. Durante estas estas edades, suelen presentarse problemas de preeclampsia y presión arterial alta gestacional.

Estrés o depresión

La salud y tranquilidad mental y emocional son muy importantes durante el embarazo. Una mujer que se encuentra ansiosa, estresada o preocupada la mayor parte del tiempo, se verá afectada y puede poner en alto riesgo su salud y la del bebé durante la gestación.

Adicciones

El consumo de alcohol, tabaco, drogas u otras sustancias alógenas puede provocar daños durante el embarazo, especialmente afectan la formación y desarrollo del feto, lo que se convierte en un embarazo de alto riesgo.

Las mujeres con probabilidad de tener un embarazo de alto riesgo deben recibir atención médica antes de su embarazo, durante la gestación y en el parto. De lo contrario estarían poniendo en peligro su vida y la del feto.

embarazo de alto riesgo las causas
Las mujeres propensas a un embarazo de alto riesgo deben tener control ginecológico previo a su embarazo

¿Cómo se detecta un embarazo de alto riesgo?

Un embarazo de alto riesgo puede detectarse y debe controlarse con ayuda profesional. En estos casos es ideal que la madre, teniendo en cuenta los factores que le perjudican, asista a una consulta preconcepcional, es decir, antes de planificar su embarazo o al momento de saber que está en estado.

Para detectar si se trata de un embarazo de alto riesgo, es importante indicar al ginecólogo todo su historial médico, para que él pueda descartar o acertar la posibilidad y poder tomar acciones para de control durante la gestación.

Dependiendo de las circunstancias de tu embarazo, tu médico gineco-osbtetra te podría recomendar realizar una serie de pruebas para confirmar o descartar riesgos

Es necesario también someterse a una serie de estudios y exámenes, tales como análisis de sangre y de orina, cultivos de orina u otras muestras biológicas, estudios genéticos, ecografías. Dentro de las pruebas más frecuentes están:

  • Ultrasonido especializado:  es un tipo de ecografía fetal que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia para generar imágenes del bebé en el útero. Ayuda a identificar cuando hay un problema sospechado o alguna anomalía en el desarrollo del feto.
  • Amniocentesis: Es la extracción de una muestra del líquido amniótico, sustancia encargada de rodear y proteger al bebé en el embarazo. Se hace para identificar ciertas condiciones genéticas, como anomalías graves del cerebro o la médula espinal.
  • Ecografía de longitud de cuello del útero:  El médico aprovecha el ultrasonido para medir la longitud de su cuello uterino, de esta forma, determina si usted está en riesgo de trabajo de parto prematuro.
  • Cordocentesis: Es la toma de muestras de sangre umbilical percutánea, en la que se extrae un poco de sangre fetal del cordón umbilical. Permite identificar condiciones cromosómicas, trastornos de la sangre e infecciones.
  • Pruebas de laboratorio:  Muestra de sus secreciones vaginales para verificar la fibronectina fetal, una sustancia que actúa como un pegamento entre el saco fetal y el revestimiento del útero, su presencia podría causar un trabajo de parto prematuro. Además, incluye análisis de orina para detectar infecciones de las vías urinarias o enfermedades infecciosas como el VIH y la sífilis.
  • Perfil biofísico:  Es una prueba prenatal que se utiliza para verificar el bienestar del bebé, consiste en monitorear la frecuencia cardiaca fetal y su actividad. Es la más común.

En caso de que el embarazo de alto riesgo se presente durante los 9 meses, el doctor podrá detectarlo con el seguimiento que requiere el diagnóstico y otros exámenes.

Los profesionales de la salud recomiendan a las mujeres tener un control ginecológico para evitar riesgos en su embarazo

¿Cuáles son los síntomas de un embarazo de alto riesgo?

Para detectar un embarazo de alto riesgo es necesario que un médico te evalúe y te someta a una serie de análisis. Sin embargo, es importante que te mantengas alerta ante cualquier síntoma o complicación que sientas durante la gestación, pues estos podrían ser los que te indiquen alguna anomalía con tu embarazo.

Algunos síntomas de un embarazo de alto riesgo son:

  • Sangrado vaginal
  • Fuertes dolores de cabeza y constantes
  • Desmayo o pérdida de conciencia
  • Fallas en la visión
  • Dolor en el abdomen o pelvis
  • Secreción vaginal
  • Dolor o ardor al miccionar
  • Baja actividad del feto
  • Aparición de contracciones
  • Pérdida de líquido amniótico antes de las 37 semanas

No todas las mujeres presentan los mimos síntomas pero, en el embarazo, cualquier malestar inusual debe reportarse al médico para que realice el diagnostico e indique qué hacer ante cualquier circunstancia.

Si llegas a presentar alguno de estos síntomas, lo ideal es que acudas a tu ginecólogo lo antes posible.

Ponerte en control con el ginecólogo puede evitar que tu salud y la del bebé corran peligro

¿Cuáles son las complicaciones de un embarazo de alto riesgo?

Detectar un embarazo de alto riesgo es muy importante, porque así previenes cualquier complicación que ponga en peligro tu vida y la del bebé.

Mientras te mantengas en control y le hagan un chequeo periódico a tu embarazo, los riesgos son menores, pero, de lo contrario, se pueden presentar algunas complicaciones graves como:

  • Tener un bebé con un peso mucho más bajo de lo saludable y seguro
  • Parto prematuro
  • Hemorragias
  • Malformaciones en el bebé
  • Un bebé bajo de peso y medida
  • Preeclampsia
  • En casos extremos, la muerte de la madre o del bebé

Para evitar cualquiera de estas complicaciones lo ideal es que te mantengas en control ginecológico desde el comienzo de tu embarazo y durante los 9 meses de gestación.

embarazo de alto riesgo
Mantenerte en control médico te permitirá conocer los cuidados necesarios durante tu embarazo de alto riesgo

¿Cómo prevenir un embarazo de alto riesgo?

El embarazo de alto riesgo puede prevenirse y tratarse con ayuda profesional. Un buen control de la gestación puede evitar las posibles complicaciones, de manera tal que el embarazo pueda desarrollarse con éxito.

Para prevenir un embarazo de alto riesgo debes tener en cuenta ciertos aspectos, como los siguientes:

  • Control ginecológico: Para una mujer es muy importante tener control y seguimiento con su ginecólogo, esto le permite mantener su órgano reproductor saludable y en condiciones de embarazarse. Así también se previenen infecciones y enfermedades.
  • Planificación de tu embarazo: Los embarazos planificados te permiten prepararte, no solo económicamente, a nivel emocional y mental, sino también de forma física. Tu organismo, preferiblemente, debe estar en condiciones fuertes y saludables para que el embarazo no tenga ningún riesgo.
  • Tomar medicamentos: Las vitaminas y minerales son parte de la preparación de tu organismo ante un embarazo. Por eso, tomar ácido fólico todos los días, antes y durante de la gestación es ideal para prevenir los riesgos.
  • Alimentación nutritiva y balanceada: La mayoría de los nutrientes que obtenemos son gracias a la alimentación y, esta debe ser balanceada y completa antes, durante y después del embarazo. Se recomienda el consumo de verduras, frutas, proteínas, cereales y legumbres, todos los nutrientes que te permitan fortalecer el sistema inmunológico.
  • Tranquilidad: La estabilidad emocional y mental influye durante el embarazo, por eso, es recomendable que vivas con tranquilidad para evitar situaciones que generen estrés, ansiedad o depresión, y terminen por causarte un embarazo de alto riesgo.
  • Peso saludable: La obesidad y el sobrepeso son de las principales causas del embarazo de alto riesgo, por ende, debes evitarlas. Cumple la dieta que tu doctor te indique y, si deseas, realiza ejercicio bajo supervisión y recomendación profesional.
  • Dejar las adicciones: El consumo de alcohol, tabaco o drogas es nocivo para la salud y más cuando se trata de un embarazo. Por esa razón, este tipo de adicciones deben dejarse a un lado.  
embarazo de alto riesgo prevencion
La planificación del embarazo con ayuda profesional es de gran ayuda para evitar riesgos y accidentes

Cuidados durante un embarazo de alto riesgo

Un embarazo de alto riesgo amerita mucho más cuidado y atención, ya que, cualquier factor que se salga de control puede poner en riesgo la vida de la madre y el bebé.

Te compartimos algunos cuidados que deben tener durante el embarazo de alto riesgo ¡Toma nota!

  • Consultas periódicas: Como mínimo, debes terne una consulta con tu ginecólogo para que evalúe tu salud y la del bebé mediante una ecografía. Esto permitirá conocer el estado de ambos y controlar el desarrollo a medida que va avanzando.
  • Ejercicio supervisado: El ejercicio no está prohibido para las embarazadas, sin embargo, debe realizarse con sumo cuidado para evitar accidentes, más aún si se trata de un embrazo de alto riesgo. Por eso es importante que cuentes con ayuda profesional y autorización de tu ginecólogo. Recuerda que deben ser rutinas moderadas, no excesivas.
  • Meditación: Esta práctica te ayudará a cuidar tu mente y tu ser, con ayuda de la meditación obtendrás la tranquilidad y fortaleza necesaria para disfrutar tu embarazo. En estas condiciones de alto riesgo, la ansiedad y la preocupación suelen jugar en contra, por eso debes aprender a controlarlas y hacerle frente para que no te dominen.

Además de estos cuidados y prevenciones, debes tener en cuenta las cosas que ponen en peligro el embarazo. Evita cargar objetos pesados, someterte a situaciones tristes, molestas, hacer deportes extremos y movimientos bruscos, realizar actividades peligrosas, ingerir alimentos y medicamentos que te causen alergia o estén contraindicados en el embarazo.

Un embarazo de alto riesgo puede producirse al inicio de la gestación o durante ella, lo importante es que en cualquiera de los casos cuentes con ayuda profesional para que puedas evitar accidentes que pueden ser graves y mortales, tanto para ti como para el bebé.

No tomes esta condición como lo peor que te ha podido pasar, aunque no es común en las mujeres, el embarazo de alto riesgo puede tratarse y superarse con tratamientos y cuidados especiales. Ten en cuenta que tu ginecólogo te ayudará a sobrellevar la situación e indicará qué debes hacer para que todo marche perfecto.

Ante cualquier duda consulta con tu médico especialista de confianza

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS