Embarazo

Estimulación intrauterina ¿Por qué es importante practicarla?

Estimular a tu bebé desde el vientre contribuye con su desarrollo, salud y bienestar físico, emocional y psicológico

¿Qué es la estimulación intrauterina? ¿Por qué es importante? ¿Cómo practicarla? Como futura mamá has de saber que el bienestar de tu pequeño en formación es lo primordial, y durante el embarazo puedes contribuir con su desarrollo y crecimiento.

La estimulación prenatal puede practicarse desde el primer trimestre de embarazo hasta el último

Una de las formas más positivas y efectivas es practicando la estimulación intrauterina o prenatal, actividad que consiste en aplicar ciertas técnicas para que el bebé tenga un desarrollo favorecedor, óptimo y saludable.

A través de ciertas prácticas fáciles, relajantes, el bebé y la madre podrán establecer vínculo afectivo. Además de estimularlo en varios niveles, como lo son el visual, auditivo, táctil y motor.

Pero, ¿En qué consiste la estimulación prenatal o intrauterina? ¿Cómo puede practicarse? Te compartimos esta información y un listado de actividades que puedes hacer en tu embarazo ¡Veamos!

La madre y el bebé desarrollan un vínculo muy especial durante el embarazo, y aplicando ciertas técnicas este vínculo será cada vez más fuerte

¿Qué es la estimulación intrauterina?

La estimulación intrauterina o prenatal es una actividad que consiste en practicar durante el embarazo una serie de técnicas que facilitan la comunicación del bebé con su exterior, tanto a nivel afectivo como sensorial, físico y mental. Entre tantos beneficios, permite potenciar su desarrollo mediante ciertas prácticas auditivas, táctiles, visuales y motoras.

Esta actividad es muy favorable para la gestación, ya que se empiezan a estimular las habilidades del bebé desde que está en el vientre. Además, es muy positiva para establecer vínculos entre padres e hijos.

La estimulación intrauterina  consiste en comunicarse con el bebé mientras que este se encuentra en el vientre. Hacerlo es muy fácil y todo un deleite para los padres durante la dulce espera, pues se trata de acariciarlo, hablarle y tener con el pequeño un contacto cercano. Esto favorece la relación que habrá entre ellos luego del nacimiento.

A través de esta estimulación se pretende desarrollar lo más que se pueda las capacidades y habilidades del bebé, teniendo en cuenta que desde los primeros meses de gestación él puede reconocer la voz de su madre y de quienes lo rodean. También un bebé desde el vientre es capaz de percibir sonidos musicales, sensaciones de caricias y otras muestras de afecto.

Asimismo, el bebé puede captar el estado de ánimo de su mamá. Por esto es importante que la embaraza sea consiente y responsable de sus emociones y actitudes, ya que estas repercuten en el desarrollo de su pequeño.

La estimulación intrauterina es una técnica que ayuda a ambos a disfrutar esta etapa con tranquilidad, armonía e ilusión. Pues, una mujer que se comunica con su bebé, le dedica tiempo y le estimula, seguramente tendrá un embarazo y un bebé sano, sobre todo, a nivel emocional.

¿Por qué es importante?

La estimulación intrauterina es importante porque optimiza el sano desarrollo del bebé desde que está en el vientre. Además de fortalecer el vínculo afectivo entre él, su mamá, su papá y demás familiares.

Estudios afirman que a través de esta técnica, es posible que los bebés se preparen de forma positiva para desenvolverse en su entorno. Siendo más atentos, menos llorones y con una buena rutina de sueño.

La importancia de esta estimulación también radica en que tanto la mamá como el bebé aprenden a comunicarse aún sin conocerse. Es posible que la conexión entre ambos se fortalezca, pues el bebé percibe el cariño de su madre y actúa ante este con movimientos.

Desde el tercer mes de gestación puede practicarse la estimulación intrauterina para ver sus efectos positivos en el bebé.

La estimulación prenatal o intrauterina se establece con cuatro técnicas: auditiva, táctil, visual y motora

Beneficios de la estimulación intrauterina

Son muchos los beneficios que la estimulación intrauterina o prenatal aporta al bebé. Por ejemplo, que promueve la salud física y mental, genera seguridad emocional, mejora el control cefálico y tono muscular. A parte de estos, están los siguientes:

  • Fomenta el desarrollo de los sentidos: Los bebés estimulados desde el vientre muestran al nacer mayor desarrollo a nivel visual, auditivo, lingüístico y motor.
  • Favorece la calidad de sueño: Está demostrado según estudios que la estimulación ayuda a los bebés a dormir mejor, se mantienen alerta, pero seguros de sí mismos y más tranquilos.
  • Mejora sus habilidades cognitivas: Muestran mayor capacidad de aprendizaje, su concentración y razonamiento es mejor, pues debido a su sentido de alerta, se calman con facilidad al escuchar voces reconocibles, música. Algo que aprenden desde el vientre materno.
  • Desarrolla el vínculo socio-afectivo entre la madre y el bebé: Las madres que estimulan a sus bebés suelen disfrutar más la etapa del embarazo, se sienten seguras, tranquilas y activas. Esto les ayuda a tener una buena experiencia en el nacimiento y la etapa de lactancia. Por su parte, los bebés también suelen experimentar tranquilidad y bienestar.
Practica varias técnicas y actividades que aporten beneficios a tu embarazo, que te hagan sentir plena y tranquila

Técnicas de estimulación intrauterina

La estimulación prenatal o intrauterina tiene muchísimos efectos positivos en la formación del bebé, y esto es porque abarca gran parte del desarrollo de sus sentidos.

En esta práctica se estimula a nivel sensorial, auditivo, visual, táctil. También el área motora y no se pueden obviar los beneficios emocionales que dan a la mamá y el bebé.

Por eso es importante que la embarazada conozca todas las técnicas de estimulación que puede ejecutar durante la gestación ¡Veamos cuales son a continuación!

Técnica táctil

Mediante esta se pretende estimular la comunicación receptiva del bebé a través de su piel. Se recomienda utilizar varios instrumentos para ello, por ejemplo, masajeadotes, texturas, etc. La madre puede aplicarlos en el vientre desde la sexta semana de gestación.

Esta estimulación se transmite a la médula espinal y luego al cerebro, lo que produce efectos físicos en el bebé, es decir en sus movimientos.

Esto ayuda a ejercer vibraciones que se transmiten a través del líquido amniótico y son captados por los nervios periféricos de la piel del pequeño.

Es recomendable masajear el vientre materno todos los días, pasando sobre este objetos de diferentes texturas, por ejemplo, telas, peluches, etc.

Técnica visual

La técnica visual va dirigida hacia aprovechar las capacidades de seguimiento visual del bebé. Se realiza de forma efectiva al llegar al cuarto mes de gestación y para esta se puede usar tanto luz natural como luz artificial.

Esta estimulación consta de proyectar luz a través del vientre materno para que los fotones lleguen al feto a través de la pared abdominal. Así se estimula la retina ocular, el nervio óptico y la corteza cerebral del bebé. Lo que es de ayuda para que desde temprana edad el pequeño tenga mejor orientación y dirección visual.

La mamá puede tomar unas horas de sol (luz natural) o usar lamparitas (luz artificial) para proyectar iluminación al vientre

Técnica auditiva

Consta de conectar al bebé con el mundo exterior mediante sonidos, melodías y voces. Es uno de los sentidos que más se puede estimular, ya que se desarrolla a partir de las 14 semanas de gestación. Desde esta etapa el pequeño podrá reconocer sonidos internos y externos.

La madre puede hablarle, cantarle y colocarle música a su vientre, deben ser melodías suaves de agrado para ambos

Técnica motora

Esta estimulación es para mejorar el equilibrio y el movimiento del feto. Se puede practicar a partir de las 10 semanas de gestación, ya que en esa etapa se forman los canales relacionados con el equilibrio.

La madre puede realizar diferentes ejercicios físicos apoyados en una respiración correcta y consiente.

Nadar, caminar, hacer yoga, son algunas de las actividades recomendadas para la estimulación intrauterina motora

Actividades de estimulación intrauterina

La estimulación intrauterina puede practicarse de muchas maneras y con variadas actividades. Todas estas consisten en favorecer el desarrollo del bebé, así que deben realizarse con mucho cuidado, preferiblemente siguiendo los consejos de una profesional en el tema.

Sin embargo, la mayoría puedes hacerlas en casa bien sea sola o en compañía de tu pareja ¡Toma nota de cuales son!

Escuchar música y otros sonidos

Colocar música a un volumen suave es una actividad muy relajante para la mamá y el bebé, este en el vientre puede percibir sonidos y melodías que no solo estimulan zonas de su cerebro sino que le inspiran tranquilidad, pues es muy sensible el sentido del oído.

La música escogida debe agradar a la mamá, de esta forma el bebé no la rechazará. Lo que se pretende es que exista una conexión especial entre ambos a través del ritmo y las melodías. El volumen de la música debe ser adecuado para que el bebé no se asuste ni se agite.

También es positivo que des un paseo en espacios naturales, el sonido de las aves, por ejemplo, conecta al bebé con su exterior

 Acariciar el vientre

Darle caricias y masajes al bebé es muy estimulante, les haces sentir la cercanía que hay entre él, sus padres u otros familiares, especialmente la madre. Por ello, se recomienda crear rutinas de caricias y masajes exclusivas para el pequeño.

Toma tiempo para colocarte crema en el vientre, date masajes en forma circular y aprovecha de decirle cosas positivas.

Establecer rutinas para consentirlos y brindarles afecta mediante el tacto les transmite afecto, amor y dedicación

 Hablar con el bebé

El sentido del oído no solo se estimula mediante música y sonidos, sino también hablándole al bebé. Este tipo de actividad ayuda a que el pequeño reconozca la voz de sus padres desde que está en el vientre para que una vez nazca pueda asociarlos fácilmente.

No hay un momento específico para esto, ya que la madre, especialmente, puede hablarle en cualquier momento del día. Decirle cosas agradables, contarle sobre su familia, hacer oraciones, etc.

Es recomendable que mamá y papá le hablen constantemente, asimismo pueden cantarle y leerle algún libro o cuento

Terapias alternativas

 La aromaterapia, musicoterapia, colorterapia y otras terapias son ideales para estimular el desarrollo y crecimiento del bebé. Además, ayudan a que la madre experimente momentos de relajación, contribuyendo con su tranquilidad y buen estado de ánimo.

Estas técnicas las puede practicar la madre sola o junto a su pareja, se recomienda que compartan las actividades

 Baños largos

El agua es un buen recurso de relajación y disfrute, mientras que así lo sienta la madre. Los baños largos o unos minutos en la piscina servirán para transmitir al bebé el placer del baño, las sensaciones del agua y la frescura.

Si cuentas con una tina puedes agregar esencias para que sea más relajante, sino igual puedes disfrutarlo dando masajes al vientre con una esponja.

Si es de meterte a una piscina aprovechar para flotar y nadar un poco, además de ser estimulante es bueno para la salud de la madre

 Bailar

El baile con movimientos suaves es una buena forma de estimular el equilibrio del bebé y otras de sus habilidades motoras. Puedes balancearte suavemente al ritmo de la música, hacer varios giros y disfrutar la melodía. Es válido hacerlo sola o en compañía de tu pareja.

Esta actividad cumple doble función, por un lado la estimulación motora y por otro la sensorial, mediante el oído

Movimientos con luz

Tomar 10 minutos de sol con la panza descubierta es una actividad súper favorecedora para estimular el sentido visual del bebé. Por eso, es recomendable aprovechar el clima soleado cuando se está embarazada. Además, es una recarga de vitamina D para el organismo.

Por otro lado, los movimientos de luz con linternas o luces de colores también es positivo para esta estimulación. Solo debes acostarte con las luces de tu habitación bajas y usar estas herramientas para hacer el ejercicio.

El bienestar de los pequeños es la prioridad de toda madre, y es fundamental contribuir con este desde que ellos están en el vientre materno. Por eso, la estimulación intrauterina juega un papel tan importante durante la gestación, ya que está comprobado que al realizarla, tanto las madres como los bebés se mantienen más tranquilos y saludables en esta etapa.

Además, son muchos los beneficios para el pequeño. Desde una buena relación y conexión con su madre, hasta el desarrollo y fortalecimiento de sus habilidades sensoriales, motoras, sociales, etc.

Si estás en la dulce espera, apuesta por la estimulación intrauterina, bien sea siguiendo información certificada o buscando ayuda profesional ¡Anímate!

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.