Embarazo

Flujo marrón en el embarazo ¿Qué significa y cuáles son las causas?

Conoce las causas del flujo marron en el embarazo y en otros momentos de la mujer

Es muy frecuente que las mujeres presenten flujo vaginal, pero, cuando se torna de color café, se despierta la preocupación. Y, aunque son muchas las causas de esta secreción, el proceso de implantación es la más frecuente. Por eso se presenta el flujo marrón en el embarazo, sobre todo en las primeras semanas.

El flujo marrón en el embarazo solo debería presentarse al inicio de la gestación y no durante toda la etapa

 Al inicio del embarazo son muchos los síntomas que se manifiestan en la mujer, mareos, nauseas, vómitos, cansancio, ausencia de menstruación y entre ellos, se puede incluir el sangrado de implantación. Este no es común en la mayoría de las mujeres, pero algunas de ellas presentan un flujo marrón como indicador de que inicia la gestación en su útero.

Además, el flujo marrón suele aparecer en los días que la mujer espera su menstruación y como no baja de color rojo intenso, es una señal de que su ovulo se ha fecundado. Ante este síntoma lo mejor es hacerse una prueba de embarazo y acudir de inmediato a un ginecólogo.

Pero, ¿Cuánto tiempo dura el flujo marrón en el embarazo? ¿Significa algo malo para la madre o el bebé? ¿Cuál es el tratamiento? ¡Resuelve todas estas dudas con la información que te compartimos!

El flujo marrón se debe a la secreción de sangre vieja acumulada, esta puede ser de una ruptura interior leve o de menstruaciones acumuladas

¿Qué es el flujo color marrón?

El flujo color marrón es una secreción vaginal que contiene sangre, pero, esta es vieja, por lo que ha perdido su color rojo llamativo. Generalmente es inofensivo, es decir que no representa riesgo alguno para la salud de la mujer.

Las causas de su aparición son muy variadas, en algunos casos puede ser signo de que la menopausia está cerca; en otros, se trata de un sangrado de implantación que conlleva al embarazo.  Muy rara vez se trata de infecciones o enfermedades, ya que estas se manifiestan con otros síntomas específicos.

El flujo color marrón suele secretarse antes de un período suele ser una secreción vaginal que contiene sangre. El flujo color café que ocurre cuando no estás esperando tu período puede preocuparte. Sin embargo, el flujo color café antes de un período en general no es causa de preocupación.

El flujo vaginal marrón obtiene esa tonalidad porque posee pequeñas cantidades de sangre vieja que ha tardado en salir del  útero

 ¿Cuando estás embarazada te baja flujo marrón?

El flujo marrón puede significar que estás embarazada pues, esta secreción suele aparecer en algunas mujeres durante la implantación del cigoto en el útero. Debido a que esta zona está llena de venas y vasos que pueden romperse, produciendo un pequeño sangrado que tarda en salir y es por eso que la sangre envejece, cambia de rojo a marrón.

Pero, este flujo marrón no debería acompañarte durante todo el embarazo. Es decir, no es un síntoma que debe estar presente durante las 36 semanas o más de gestación. Puede ocurrir en las primeras semanas y luego tiende a desaparecer. De no ser así, hay que consultar con el ginecólogo.

Además, debes saber que el flujo marrón no siempre aparece anunciando que estás embarazada. En algunas mujeres se presenta por otras razones

Otras causas del flujo marrón

El flujo vaginal es común en la mayoría de las mujeres, pero, cuando este se presenta en color marrón significa que hay algún cambio en tu organismo que incluye sangrado leve. No siempre se debe al proceso de implantación, hay otras posibles causas que debes tener en cuenta ¡Veamos cuales son!

Menstruaciones

En muchas mujeres aparece el flujo marrón antes de su menstruación, se debe a que es muy ligero y aun no contiene mucha sangre. Es muy común que suceda unos 2 días antes de la menstruación y no representa ningún peligro.

También se puede presentar flujo marrón al terminar el periodo de menstruación y es normal.  Se debe a que el útero comienza a limpiarse, el flujo menstrual se vuelve ligero nuevamente y sale la sangre acumulada.

El flujo marrón relacionado con la menstruación suele ser oscuro al principio y luego aclararse, no dura más de un par de días

 Cambios hormonales

Otra posible causa del flujo vaginal marrón es la perimenopausia, es decir, la etapa previa a la menopausia, la cual anuncia que la menstruación dejará de llegar. Este flujo como señal de cambio hormonal lo presentan mujeres entre los 40 y 50 años, sobre todo, si ellas son de ciclo irregular.

Si estas entre la edad de la perimenopausia, debes estar atenta a otros síntomas como sudoraciones, sofocos, sequedad vaginal, dolor de cabeza, insomnio

 Manchas por ovulación

Son pocos los casos en que las mujeres tienen flujo marrón durante los días de ovulación o días muy fértiles. Si se presenta es muy ligero y se debe a que el óvulo maduro irrumpe el ovario, provocando un pequeño sangrado.

Si en estos días de ovulación sientes una punzada o pequeña molestia abdominal es por este proceso, sin embargo, el sangrado no siempre aparece

Reacción a anticonceptivos

Los anticonceptivos hormonales hacen un revestimiento del útero para que este se haga más fino, lo que puede provocar que en vez de la menstruación aparezca un flujo marrón. Por esta razón, las mujeres que toman anticonceptivos suelen tener este flujo.

También es común que se tenga un sangrado intermenstrual, es decir, flujo marrón entre tus menstruaciones, pues las hormonas hacen que el revestimiento del útero sea menos estable.

Si tomas tus anticonceptivos de forma correcta y se presenta este flujo marrón, no hay nada que temer, es un efecto secundario

Reacción a relaciones sexuales

Es posible que tras tener relaciones sexuales intensas tengas un poco de flujo marrón. Esto se debe a que en algunas ocasiones, el pene o un juguete sexual puede penetrar demasiado profundo haciendo sangrar tu útero.

Si sientes dolor y tienes este flujo, dile a tu pareja que baje el ritmo de intensidad. En caso de que los síntomas sean muy fuertes consulta el médico.

Algunas posturas permiten que la penetración sea muy profunda, ten cuidado al tener sexo para no lastimar tu útero

Embrazo con anomalías

En últimas instancias y casos muy escasos, el flujo marrón se presenta en embarazos no normales. Pueden ser  señal de un aborto espontáneo o un embarazo ectópico. Si sospechas que el flujo marrón se debe a un embarazo, lo mejor es hacerte una prueba e ir de inmediato al ginecólogo.

En casos más graves el flujo marrón podría deberse a una enfermedad. Por eso, es recomendable que al presentarlo acudas a un médico estés o no embarazada

¿Qué significa cuando te baja flujo marrón en el embarazo?

Durante los primeros días de gestación, es decir, en las 2 primeras semanas, el flujo marrón podría significar que en el cuerpo se está dando un proceso de implantación. Pero, si ya has pasado por esta etapa y la gestación va más avanzada, tener flujo marrón es una señal de alerta porque traería consecuencias al bebé en formación.

Se puede tratar de cambios en el pH vaginal, en este caso se presenta flujo marrón por 2 o 3 días y no es señal de preocupación dilatación del cuello uterino, etc. También la embarazada podría tener un pequeño flujo marrón tras hacer algún esfuerzo físico, por ejemplo, subir escaleras, alzar peso, etc.

Otras causas y consecuencias en la gestación

  • Riesgo de aborto: Si el flujo marrón está acompañado de otros síntomas como cólicos abdominales, dolores, sangrado rojo oscuro, existe el riesgo de un aborto espontáneo. Al presentar flujo marrón sabiendo que estás embarazada es una urgencia acudir al médico para examinar al bebé.
  • Embarazo ectópico: Más que una consecuencia es una causa, pero debes mantenerte alerta. Si además del flujo marrón hay pérdida de sangre a través de la vagina, puede ser un embarazo ectópico.
  • Alteraciones del cuello uterino: El flujo oscuro en gran cantidad puede asociarse a complicaciones como parto prematuro o ruptura de la placenta.
Ante cualquier caso es necesario e importante consultar con el obstetra, pues si se manifiestan otros síntomas habría consecuencias graves

¿Qué infecciones pueden provocar flujo marrón?

El flujo marrón no suele representar algún peligro para la mujer, sin embargo, al ser muy frecuente, es posible que sea señal de infecciones y molestias internas. Se puede tratar de:

  • Enfermedad pélvica inflamatoria (EPI)
  • Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) como gonorrea
  • Clamidia
  • Cuerpo foráneo retenido, como un tampón, preservativo, juguete sexual o anillo vaginal
  • Vaginosis bacteriana

Debes mantenerte alterta y acudir al médico, sobre todo, si presentas también:

  • Flujo con mal olor
  • Picor vaginal
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Dolor al orinar
  • Sensibilidad en el abdomen
  • Fiebre o escalofríos
El médico evaluará tu situación y tras examinarte, detectará de qué se trata, cual es el tratamiento adecuado para la infección y para detener el flujo marrón

 ¿Cuánto tiempo dura el flujo marrón en el embarazo?

Al inicio del embarazo, en las primeras semanas, es común que el flujo marrón dure entre 4 y 8 días, tras la fecundación. Este sería el sangrado de implantación que, en algunas mujeres suele bajar en los días que correspondían a su menstruación.

En los primeros 3 meses de embarazo este flujo marrón puede ser recurrente, debido a una serie de cambios que experimenta la mujer semana tras semana. Sin embargo, no debería ser tan constante, a veces es señal de que algo anda mal. Lo mejor es que tu obstetra te examine y pueda tomar acciones para parar este sangrado con tono café.

También puede bajar un flujo marrón oscuro al final del embarazo. Esto es señal de una pérdida de sangre y siempre debes reportarla al obstetra. En caso de que sea un flujo marrón muy claro con algunos hilos de sangre, se trata del tapón mucoso como signo de que se acerca la hora del parto.

El embarazo es una etapa en la que la mujer enfrenta muchos cambios hormonales, por eso un profesional debe estar a cargo de monitorear a la mujer y al bebé en formación

¿Cuál es el tratamiento para flujo marrón en el embarazo?

El tratamiento asignado dependerá de la causa que origina el flujo marrón. Si se debe a una candidiasis, el ginecólogo indicará medicamentos antifúngicos. En caso de que sea por Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) es necesario tomar   antibióticos y hacer una serie de análisis de laboratorio.

Si el flujo no está relacionado con enfermedades o infecciones, que es cuando se presenta por implantación o esfuerzo en el embarazo. La mujer debe guardar reposo, evitar esfuerzos y cansancio físico. También las situaciones de estrés.

De igual modo, se recomienda tener en cuenta los siguientes cuidados:

  •  Evitar usar jabones y lociones hidratante, antibacterianos y antifúngicos en la zona íntima
  • Solo usar el jabón íntimo que ha indicado ginecólogo
  • Usar ropa íntima de algodón, limpia y fresca
  • No aplicar detergentes fuertes, suavizantes o cloro en la ropa íntima
  • Lavar la ropa interior con agua y jabón neutro
  • Reducir el uso de protectores diarios
  • Lavar la región íntima máximo de 2 veces por día, para que no disminuya la protección natural de la mucosa de esa región

Si estás embarazada, evita alzar peso, hacer mayores esfuerzos como subir muchas escaleras, ejercicios intensos, etc. Las primeras semanas son cruciales así que debes mantenerte en estado de calma y relajación para no afectar la formación del feto.

El flujo vaginal es muy común en las mujeres, sin embargo, despierta una señal de alerta cuando esta secreción se torna de color marrón o café claro. Pero, generalmente no es para preocuparse porque solo en pocos casos se trata de una afección para la salud.

De igual modo, es recomendable que si secretas manchas de color café o marrón, acudas de inmediato al ginecólogo. Este será el encargado de detectar cual es la causa y como frenarlo para que no genere consecuencias graves. Asimismo, en caso de que estés embarazada o sospeches de un embarazo siempre es importante que te examine un profesional, así sales de dudas y cuidas tu salud y la del bebé.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.