Saltar al contenido

Infusiones para embarazadas ¿Son seguras? ¿Cuáles son las mejores?

infusiones para embarazadas las mejores

¿Son seguras las infusiones para embarazadas? ¿Cuáles son las mejores? Beber un rico té puede ser reconfortante, por ello en muchas ocasiones el consumo diario de infusiones forma parte de las costumbres propias en varios países. Sin embargo, al estar embarazada debes tener un especial cuidado con el consumo de infusiones herbales. 

El consumo de té y otros tipos de infusiones para embarazadas siempre han suscitado dudas acerca de sus posibles efectos y su inocuidad.

En ocasiones deberás incluir ciertos alimentos en tu dieta y en otras deberás suprimir su consumo durante el embarazo. Esto es precisamente lo que ocurre con las infusiones para embarazadas, algunas son inocuas mientras que otras simplemente no son recomendables.

infusiones para embarazadas que tomar

El consumo moderado de infusiones durante el embarazo puede ser muy recomendable, si se eligen las hierbas adecuadas.

Infusiones para embarazas ¿Son seguras?

En la actualidad existen numerosas infusiones que no representan peligro alguno ni para el bebé ni para su madre, como por ejemplo ocurre con el típico tilo o la manzanilla. Sin embargo, existen otros tipos de preparaciones como el mate que deberán mantenerse a raya.

Es por ello que la opinión de un médico antes de tomar por nuestra cuenta cualquier tipo de té, es de vital importancia.

Las hierbas que se toman en infusión tienen diversas propiedades y activos que pueden ser beneficiosas o, por el contrario, perjudiciales en el embarazo

Muchas de las hierbas empleadas en las infusiones poseen compuestos o principios activos que pueden llegar a ser relajantes o energizantes. Sin embargo, según la concentración y del tipo de planta que se elija, es probable que algunas bebidas de este tipo posean efectos adversos durante el embarazo.

Si bien es cierto que mantener un sano nivel de hidratación es importante a lo largo del embarazo y la lactancia, las infusiones no pueden reemplazan el aporte de nutrientes y otros electrolitos que brinda el agua.

infusiones para embarazadas seguras

Aunque muchas infusiones puedan ser inocuas, su consumo inadecuado puede ser contraproducente en el embarazo.

¿Qué tipos de infusiones deben evitarse en el embarazo?

Existe una serie de tés e infusiones que, por sus efectos, pueden llegar a ser nocivas para la salud de la madre y del feto. Incluso, es posible que, dependiendo de cada caso, lleguen a promover efectos adversos que atenten con el sano desarrollo del feto, por lo cual deberás restringir su consumo durante el embarazo.

Hay algunas infusiones que no deben tomarse en el embarazo y la lactancia debido a que sus propiedades pueden resultar perjudiciales.

A continuación, te presentamos algunas de estas infusiones:

Boldo y menta de poleo

De acuerdo a reciente investigaciones toxicológicas, las hojas de algunas plantas empleadas comúnmente en infusiones tales como el boldo y la menta poleo pueden llegar a ser bastante nocivas para la salud del feto.

Si se llegan a ingerir ciertas concentraciones de estas plantas, se puede producir un efecto tóxico que pone en riesgo la salud del bebé.

Bebidas calientes de romero, regaliz y salvia

Por otro lado, el romero, el regaliz y la salvia se encuentran totalmente desaconsejadas a la hora de preparar bebidas o infusiones, ya que cuentan con compuestos que facilitan la subida de tensión arterial, incrementa el riesgo de partos prematuros y abortos.

Su uso durante el embarazo puede llegar a ser bastante peligroso, sobre todo en mujeres con un cuadro de preclamsia o con antecedentes de hipertensión arterial.

infusiones para embarazadas de romero

Las infusiones hechas con romero pueden elevar la tensión arterial.

Infusiones herbales de ginkobiloba

Hay cierto tipo de hierbas como el ginkobiloba, que aunque gozan de una gran aceptación y de hecho se ha comprobado sus propiedades al mejorar la capacidad cognitiva y evitar la pérdida de memoria en adultos mayores.

Durante el embarazo, pueden comprometer la salud e incluso la vida del feto al impedir el sano desarrollo de órganos como el corazón.

Sen, cáscara sagrada y equinácea

Existen plantas cuyas bebidas pueden ser capaces de propiciar la aparición de malformaciones en los fetos de animales mamíferos, esto se conoce como efecto teratogéneo.

A pesar de que sus efectos no han sido estudiados en pacientes humanos, no deberías siquiera pensar en consumir infusiones provenientes de plantas como el Sen y la cáscara sagrada o la equinácea.

Infusiones de menta y propóleo

Preparar brebajes a partir de plantas como la menta resulta inadecuado para la madre ya que es posible que puedan ocasionar molestias estomacales y otros trastornos gástricos.

Existen hierbas de uso común como el propóleo de las cuales te recomendamos no ingerir sus infusiones, pues aún no se ha comprobado sus posibles efectos durante el embarazo.

menta

Las infusiones de menta pueden causar trastornos gastrointestinales.

Infusiones de eucalipto

El eucalipto suele ser ampliamente utilizado en nuestra vida cotidiana para elaborar un gran abanico de infusiones. No obstante, su uso es totalmente inapropiado a lo largo del embarazo porque se trata de una planta de alto riesgo.

Si se consume, puede desencadenar episodios de vómito, sangrado y diarrea, entre otros síntomas, por lo que está de más decir que no debería consumirse bajo ningún motivo si se sospecha la presencia de embarazo o incluso al estar amamantando.

Tomar infusiones de eucalipto durante el embarazo, facilita la aparición de sangrados en esta etapa

Infusión de cúrcuma

El empleo de la cúrcuma en salsa, guisos o como especia no está contraindicado en el embarazo. Sin embargo, si se toma como infusión o como complemento alimenticio, puede tener efectos neurotóxicos y abortivos, ya que puede estimular el útero precipitando el parto o incluso provocar un aborto.

curcuma

La infusión de cúrcuma puede estimular el útero, provocando contracciones y flujo menstrual precipitando el parto.

Infusiones desaconsejadas durante la lactancia

Si te encuentras en periodo de lactancia, es muy importante que cuides de tu alimentación, pues gran parte de lo que consumes pasa a tu hijo a través de la leche materna.

En este sentido la pasiflora, el mate y la amapola no deberían formar bajo ninguna circunstancia parte de tu dieta diaria. Al ser procesados por el organismo, estas infusiones herbales pueden sintetizar sustancias nocivas para tu bebé como, alcaloides que pueden provocar toxicidad y afectar sus riñones e hígado.

Otros tipos de infusiones que pueden ser altamente peligrosas

Las infusiones de de ruibarbo, agracejo y anís estrellado, poseen componentes que tienden a estimular las contracciones intrauterinas y el sangrado. Se encuentran totalmente prohibidas durante el embarazo y el periodo de lactancia materna.

Infusiones para embarazadas recomendadas (con moderación)

Como puedes darte cuenta, el hecho de que una planta se utilice para tratar ciertos tipos de afecciones, o incluso si esta posee efectos beneficiosos sobre determinadas clases de enfermedades, no quiere decir que deba ser consumida durante el embarazo.

Durante este proceso, no solo pones en riesgo tu vida, sino que también debes tener muy presente la salud de tu bebé.

A pesar de ello, no todo son malas noticias ya que existen infusiones que pueden ser consumidas por mujeres embarazadas en todo el mundo sin ningún tipo de problema o efecto secundario.

A continuación, te mostramos cuáles son las infusiones para embarazadas más recomendables y populares.

El té

Hoy en día es posible conseguir una extensa variedad de tés. No en vano es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo y gracias a su amplio catálogo de sabores, es posible encontrar un té para cada gusto y para cada persona.

Desde té negro, verde, rojo, matcha y té blanco, cada uno de ellos cuenta con una serie de propiedades que pueden ser sumamente beneficiosas para nuestro organismo.

No obstante, a pesar de que puede ser ingerido durante el embarazo, el té debe ser restringido a no más de dos tazas diarias en mujeres embarazadas.

Esta popular bebida también contiene un alto contenido de cafeína que puede producir sobrepeso en el bebé en la etapa previa a su nacimiento.

Si se toma de manera desmedida puede tener asociado efectos abortivos que impiden la asimilación de sustancias tan importantes como el hierro o el ácido fólico, los cuales son vitales para el sano desarrollo del bebé y la salud de la madre.

infusiones para embarazadas los beneficios

Se recomienda tomar no más de dos tazas de té al día durante el embarazo y la lactancia.

Té rooibos

Gracias a su potente efecto antioxidante, el organismo de la futura madre puede sacar bastante provecho al consumir esta variedad de té.

Al ingerir té de rooibos el sistema inmune se fortalece y esto incrementa considerablemente el nivel de defensas, lo más recomendable es consumirlo de manera moderada en las primeras semanas del embarazo y siempre bajo la supervisión de tu ginecólogo, obstetra o médico de confianza.

te de rooibos

La infusión natural de rooibos aporta antioxidantes que estimulan las defensas.

Infusiones para embarazadas de tomillo

Es capaz de aportar una gran cantidad de vitaminas y otros compuestos saludables para afrontar de la mejor manera posible la primera mitad del embarazo.

Puede ser empleada como un remedio natural contra la sinusitis, además de ofrecer a través de sus infusiones una enorme cantidad de antioxidantes que fortalecen tu cuerpo protegiéndolo de otras enfermedades más comunes como la gripe.

El tomillo contiene minerales esenciales para el crecimiento del bebé como calcio, magnesio, hierro y una sana proporción de fibra.

tomillo

La infusión de tomillo es segura durante el embarazo siempre que se consuma en cantidades normales.

Té de paja de avena

Aporta una gran cantidad de fibra que mejora los procesos digestivos en la madre y le ayuda a mantener bien alimentado a su bebé.

La avena además posee calcio y una gran variedad de antioxidantes que ofrecen una barrera contra una vasta gama de enfermedades.

te de avena

La infusión de paja de avena estimula las terminaciones nerviosas y actúa como tónico para combatir la ansiedad y el estrés

Té de hojas de menta con jengibre y hierba buena

Las náuseas son uno de los síntomas más comunes y molestos del embarazo. El té elaborado en base al extracto de las hojas de jengibre, puede convertirse en tu mejor aliado al momento de mitigar las náuseas, pues actúa de manera prácticamente inmediata para calmar el malestar estomacal.

Al preparar las infusiones con menta, lo más recomendable es no excedernos ni en la temperatura ni en el tiempo de cocción. Pues, al estar expuesta de manera constante a altas temperatura, la menta pierde la mayoría de sus propiedades.

Si se combina además con hierba buena puede obtenerse una infusión efectiva contra los dolores de cabeza.

Recuerda vigilar tu infusión de menta y dejarla hervir solo hasta que se logre separar el extracto de sus hojas y luego retira del fuego.

 jengibre y hierbabuena

La infusión de jengibre contiene antioxidantes, vitaminas y minerales como el selenio, el potasio, hierro, magnesio y zinc.

Infusiones de manzanilla

Gracias a sus increíbles propiedades antinflamatorias y por su inocuidad, la infusión de manzanilla es una de las mejores bebidas calientes que puedes tomar.

Puede utilizarse con toda confianza en el embarazo para tratar problemas de inflamación estomacal, mejorar la calidad del sueño al evitar complicaciones del ritmo circadiano y mitigar el insomnio.

Sin embargo, no debe tomarse de manera continua ya que es posible que afecte el sistema circulatorio y comprometa el sistema inmune.

manzanilla

Beber una taza de infusión de manzanilla también te ayudará a dormir porque esta flor tiene efectos sedantes naturales.

Infusiones para embarazadas de melisa (toronjil) y flor de azahar

La combinación de estas tres hierbas actúa de manera conjunta y eficaz para ayudarte a relajar los nervios durante esta etapa.

También es muy recomendada para regular los niveles hormonales sobre todo durante el último trimestre del embarazo, cuando el estrés y los nervios suelen desencadenar molestias de naturaleza emotiva.

melisa

Si sufres insomnio, puedes tomar esta infusión, ya que el toronjil o melisa cuenta con ligeras propiedades narcóticas.

Como podrás haberte dado cuenta, las infusiones herbales reconfortan y brindan una sensación de calidez única. No obstante, algunas de ellas cuentan con componentes que son inapropiadas durante el periodo de gestación.

Por ello, siempre te recomendamos acudir a una consulta con tu médico de confianza, para que evalúe tu caso particular y determine con precisión el tipo de infusión más adecuado durante el embarazo.

Ante cualquier duda consulta con tu médico de confianza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.