Embarazo Maternidad Vida sana

La importancia de la presencia del padre en el parto

Pareja joven en el hospital esperando el nacimiento de su bebé
La emoción y las ganas de vivir ese momento tan hermoso superan a los miedos que pueda tener el papá

Atrás quedaron aquellos días en los que el padre sólo se limitaba a esperar el nacimiento de su bebé desde el otro lado de sala, sin tener ningún tipo de participación durante el momento del parto. Ahora los tiempos han cambiado, y los papás también tienen la posibilidad de involucrase activamente y convertirse en una gran ayuda y apoyo para las mamás en el momento del parto. Además de formar parte de uno de los momentos más especiales en la vida de ambos.

La presencia y compañía de nuestra pareja durante el parto, es fundamental, pues no hay mejor apoyo para una mujer embarazada que la compañía de la persona que más ama en ese instante tan emocionante y especial, pero difícil y doloroso al mismo tiempo. El rol del papá en el parto ha adquirido cada vez más importancia con el tiempo,  y es que su participación puede ser clave para mitigar los dolores de las contracciones y para tranquilizar los nervios de la futura mamá.

¿Cómo es el rol del padre en el parto?

El lugar de tu pareja durante ese momento tan importante, será a tu lado, para tomarte de la mano y ayudarte a afrontar los difíciles dolores del trabajo de parto y la dilatación, pues fuera de lo que normalmente se piensa, el nacimiento de un bebé es un acontecimiento que los involucra a ambos, y que requiere de una preparación previa por medio un plan de parto, para que juntos puedan enfrentar con mayor seguridad este momento. En cuanto a la ayuda y colaboración que tu pareja puede brindarte se encuentran la siguientes:

Embarazada y su pareja en la sala de parto
La presencia del papá en estos momentos es fundamental ya que su papel durante el parto es cada vez más significativo
  • Dar apoyo y tranquilidad

En ese momento, cuando sientes tantas emociones distintas, la presencia de tu pareja puede hacer la diferencia. Nadie mejor que él, sabrá cómo levantarte el ánimo y consolarte si tienes mucho miedo o estás muy nerviosa. Además de ayudarte a incorporarte cada vez que lo necesites, sus palabras cariñosas para decirte lo bien que lo estás haciendo resultan de gran apoyo para poder seguir con las respiraciones que seguro aprendieron juntos en las clases prenatales.

Ya sea que te hable con cariño o permanezca callado para complacerte porque así lo prefieres, su compañía y afecto te trasmitirá toda la serenidad, y actitud positiva que necesitas durante estos momentos.

Es importante saber que esta ahí.

  • Ayuda a controlar las contracciones

Es en el momento de las contracciones, cuando la participación del papá juega un rol fundamental. Es justo en este instante el que debe poner en práctica todo lo aprendido en las clases prenatales y estar atento si llegas a romper fuente. Será de mucha utilidad el que se preocupe por medir las contracciones, tanto en lo que se refiere a la intensidad como a la frecuencia, y la duración, ya que de esta manera sabrá cuando habrá llegado el momento correcto de ir al hospital.

  • Mitiga los dolores

Además de estar atento del tiempo y la frecuencia de las contracciones, el papá también puede ser muy útil para distraer a la mamá del dolor que esta sintiendo, por medio de algunos masajes en las zonas lumbares, ya que tienden a ser las más dolorosas. También pueden proporcionarle algunas caricias en sus brazos y cuello para que e relaje un poco y no se sienta tan presionada por las contantes contracciones.

Mujer embarazada junto a su pareja descansando
En los momentos de mayor dolor y malestar, los papás se convierten en una gran ayuda, pues sólo ellos sabrán como transmitirnos serenidad y tranquilidad
  •  Ayudar a seguir el ritmo de las respiraciones

Otra de las grandes razones para que el padre esté presente en la sala de parto, es para ayudar a que su pareja realice correctamente los ejercicios de respiración, aquellos que ambos aprendieron en las clases prenatales, y que por motivos de nervios y agitación del momento, la futura mamá no consigue adoptar. Por ello será el papá, el que la tranquilice y la motive con su ejemplo a realizar juntos las respiraciones aprendidas para cada fase del parto.

  • Corta el cordón umbilical del bebé

    Una vez haya llegado el esperado instante en el que bebé vaya a nacer, es muy posible que el papel del papá se convierta en uno de los más importantes, ya que si el médico lo permite y el papá lo desea también, podrá tener el gran honor de cortar el cordón umbilical, siguiendo por supuesto, las indicaciones de los profesionales. Sin duda alguna, será una de las experiencia más especiales y única, que tendrá la oportunidad de vivir un hombre, y si no se trata de un papá muy nervioso, le encantará hacerlo.

    Papá sosteniendo a su bebe recién nacido
    La posibilidad de cortar el cordón umbilical, es un modo más de involucrase en la llegada del bebé
  • El contacto piel a piel durante sus primeras horas

Son muchos los estudios que han demostrado los beneficioso que es para el bebé recién nacido, experimentar un contacto piel a piel con sus padres en el instante de haber nacido, y a pesar de que la madre la que puede tener el privilegio de conocerlo y tenerlo entre sus brazos primero, el padre también puede formar parte de este hermoso momento, por eso cuando tenga la oportunidad, es importante que lo tome entre sus brazos y mientras lo acoge en su pecho, abrazarlo para trasmitirle todo su calor, protección y afecto.

Ese contacto piel a piel, puede convertir el momento del nacimiento en uno de los acontecimientos más hermosos tanto para los recién estrenados padres, como para el bebé que acaba de nacer, ya que se trata de una experiencia única e irreemplazable, que le permite al pequeño poder sentir toda el cariño, la protección y afecto de su padres.

Para los padres es un privilegio poder ser testigo junto a su pareja, del momento tan milagroso que significa el nacimiento de su bebé, y es que poder conocer a su pequeño por primera vez, después de nueve meses de espera, es algo que ningún papá se quiere perder. Su presencia marcará la diferencia y sus caricias, abrazos y palabras contribuirán a hacer de este momento, uno más especial e inolvidable para ambos.

Como puedes ver, son muchos los aspectos que hacen fundamental la presencia del padre durante el parto, pues tanto madre como bebé necesitan de su apoyo, compañía y cariño en un acontecimiento tan especial de nuestras vidas.

La presencia del padre es importante pero…

Psicológicamente la presencia del padre en el parto es importante para saber que esta ahí contigo en ese momento, que te apoya y que al menos de forma inconsciente no te ha abandonado. Por supuesto, hay que tener presente que muchos hombres no pueden frente a esta situación, pueden ponerse muy nerviosos que nosotras. Por ello, es importante pues deberás evaluar si deseas que tu pareja este y si te es bueno que el este presente. En caso de que tu pareja no pueda acompañarte, y si no quieres estar sola en el momento del parto podrías optar por una doula.

¿Te gustaría que tu pareja este en el parto?

 

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *