Embarazo Vida sana

Mareos en el embarazo: ¡Descubre cómo evitarlos!

mareos en el embarazo
Los mareos en el embarazo son un síntomas muy frecuente durante los primeros meses.

Al comienzo del embarazo, puede que te sientas un poco mareada o llegues a desvanecer en algún momento, al cambiar tu postura o hacer un esfuerzo físico veamos que puedes hacer.  Aunque el sentir mareos en el embarazo te asuste, debes saber que se trata de un síntoma completamente normal, pues desde el primer momento en el que tu bebé comienza a formarse, tu sistema cardiovascular sufre cambios importantes y la cantidad de sangre que bombea tu corazón puede aumentar drásticamente.

La sensación de mareos y desmayo en el embarazo es muy frecuente durante el primer trimestre del embarazo

Los mareos en el embarazo, al igual que la sensación de desmayo, son muy frecuentes durante el primer trimestre, pero en ocasiones también puede sentirse a lo largo de todo el embarazo. Aunque el cuerpo está preparado para enfrentar todos los cambios que implicar tener un bebé, es absolutamente normal que el sistema cardiovascular no logre seguir el ritmo y de vez cuando, provoque que te sientas mareada, aturdida e incluso te desmayes.

Los mareos, contrario a lo que muchos piensan, son un mecanismo de defensa  y durante el embarazo resultan completamente normales. Te explicamos todas las causas que provocan estos síntomas de mareos en el embarazo y las medidas que puedes tomar para evitarlo ¡Sigue leyendo!

Descubre más sobre los Malestares del embarazo: Consejos y trucos para cada trimestre

Mareos en el embarazo ¿Por qué ocurren?

https://youtu.be/swe_pbehrEw

Si te encuentras durante el primer trimestre, puede que ya hayas experimentado algunos mareos en el embarazo, la primer pregunta es ¿por qué ocurren los mareos?

123

En el trascurso de estos primeros tres meses, el sistema cardiovascular se ve sometido a varios cambios para adaptarse a la presencia del bebé, pero a medida que este logra adaptarse puede sentirte un poco descompensada.

Es normal experimentar mareos y malestares en el embarazo como consecuencia de los cambios que experimenta el cuerpo

Para sustentar al bebé, tu sistema cardiovascular debe hacerle frente al aumento de volumen de la sangre, el cuál pasa de un 30% a un 50%. Para compensar este cambio, el corazón también comienza a bombear más sangre por minuto y automáticamente aumentan las pulsaciones.

Por otro lado, el aumento de las hormonas tan frecuente en esta etapa, provoca que los vasos sanguíneos se relajen y se ensanchen. Aunque esto puede ayudar al flujo de la sangre para el bebé, también puede retrasar el retorno de la sangre y provocar que la presión arterial disminuya más de lo normal.

Esta disminución en el flujo de la sangre, hace que el cerebro no reciba lo suficiente y cuando esto sucede, es muy probable que te sientas mareada o incluso te desmayes.

mareos en el embarazo
En el embarazo es normal que la tensión arterial disminuya.

Otras causas frecuentes de los mareos en el embarazo

Aunque el principal motivo por el que aparecen los mareos y la sensación de desmayo durante el embarazo se debe a los cambios en el sistema cardiovascular, estos también pueden ser causados por la hipoglicemia, es decir por los bajos niveles de azúcar en la sangre, los cuales pueden ocurrir porque el cuerpo se está adaptando a los cambios en el metabolismo.

Ya para el segundo trimestre, los mareos en el embarazo pueden ser provocados porque el tamaño de la panza puede ejercer presión sobre los vasos sanguíneos e interferir levemente en la circulación. Si te recuestas boca y el tamaño de tu pancita ha crecido considerablemente, el peso de tu bebé presionará la vena cava (la vena más importante del cuerpo, que transporta la sangre desde la parte inferior del cuerpo al corazón), tendrás una baja de tensión y automáticamente te sentirás mareada.

Muchas veces los mareos son consecuencia del tamaño de la panza

La falta de hierro también puede ser una causa importante de los mareos durante la etapa de embarazo, por ello las mujeres embarazadas que sufren de anemia o tienen venas varicosas pueden ser mucho más susceptibles a padecer mareos, que aquellas que no lo padecen. Si te esfuerzas exageradamente al practicar alguna actividad física o pasas mucho calor, también puede que te sientas mareada.

¿Qué hago si me siento mareada y aturdida?

Antes que nada debes saber que los mareos no son más que un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo. Cuando el cerebro no recibe suficiente flujo sanguíneo, este alerta al resto de cuerpo y ordena que el cuerpo se coloque en posición horizontal al desmayarnos, para que el retorno de la sangre se reanude una forma fácil y rápida.

Ahora que te encuentras en estado, debes estar muy atenta a los mareos y sensaciones de desmayo pues las caídas pueden ser peligrosas. Por esta razón, lo primero que te aconsejamos es que recuestes de costado y permanezcas tranquila. Al recostarte aumentará el flujo sanguíneo hacia el corazón y el cerebro, como te lo explicamos anteriormente, lo cual impedirá que te desmayes y la sensación de mareo desaparezca.

Se debe estar muy atenta a los mareos y desmayos pues las caídas pueden ser peligrosas.

Si te encuentras en la calle y te es imposible recostarte, siéntate lo antes que puedas para evitar el desmayo y la caída. Si tu pancita te lo permite, coloca la cabeza entre las rodillas para que el flujo de la sangre pueda ascender a la parte superior de tu cuerpo.

Ante cualquier sensación de mareo lo mejor es sentarse

También es importante que te vayas a lugar fresco y te quites algo de ropa para recuperar el aire. Si te encuentras en casa y puedes hacerlo, sumerge tus brazos en un tobo de agua fría y posteriormente, tómate un poco de café o alguna bebida azucarada que te ayude a regular los niveles de azúcar en la sangre para que te sientas mejor.

embarazada con mareos
Sentarse o recostarse puede ayudar a reanudar la circulación sanguínea y aliviar la sensación de mareos.

6 Consejos para prevenir los mareos en el embarazo

¿Eres de las que sufre los mareos y la sensación de desvanecimientos muy a menudo? ¡Tranquila! Tanto los mareos como los desmayos pueden prevenirse.

A continuación te compartimos algunos de los consejos más eficaces que puedes hacer para disminuir la aparición de los mareos en el embarazo.

1. Al dormir, acuéstate de costado

Una vez arribes al segundo y tercer trimestre de embarazo, es importante que no te recuestes boca arriba, pues como hemos visto, el peso del bebé puede ejercer presión en la vena cava, enlentecer la circulación de la sangre, provocando la sensación de mareos. Por esta razón se recomienda que siempre que te vayas a recostar, lo hagas de costado, preferiblemente del lado izquierdo.

2. Levántate lentamente

Al sentarte o permanecer mucho rato de pie, la sangre se acumula en la parte inferior del cuerpo, por lo que es muy posible que el cuerpo no logre reincorporarse nuevamente cuando te levantes. Cuando esto sucede, no hay un retorno suficiente de sangre desde las piernas al corazón, por ello la tensión arterial baja y te sientes mareada.

123

Para evitarlo, levantaste lentamente y de forma progresiva del sofá, de la cama o incluso de la bañera para que tu cuerpo tenga chance de recuperarse y conseguir el ritmo habitual del flujo sanguíneo.

3. Evitar permanecer mucho tiempo de pie

Estar mucho rato de pie también puede empeorar el retorno del flujo sanguíneo a la parte superior del cuerpo, por ello es mejor que evites estarlo. Si por alguna razón no puedes tomar asiento, mueve las piernas ocasionalmente para que favorezcas la circulación. También puedes usar medias comprimidas, pues son excelentes en estos casos.

Evita estar parada por mucho tiempo

4. Aliméntate frecuentemente

En el embarazo la buena alimentación es indispensable, asi que si no comes lo suficientemente bien, disminuirán tus niveles de azúcar en la sangre y te sentirás mareada en todo momento. También es muy importante que te mantengas hidratada, pues al practicar ejercicio y pasar por mucho calor, la poca hidratación también puede ocasionar mareos.

Lleva contigo algunos snaks saludables como fruta, jugos, frutos secos, nueces o granola para que este comiendo constantemente pero en pocas raciones y de forma saludable.

5. Evitar lugares dónde haga excesiva calor 

Las altas temperaturas durante el verano, en algunos lugares, como las duchas calientes, pueden provocar que los vasos sanguíneos se dilaten, haciendo que baje la tensión arterial y aparezca los molestos mareos.

6. Hacer ejercicio de forma moderada

Al igual que ocurre con la ansiedad, practicar ejercicio de forma exagerada, puede provocar un incremento de la frecuencia cardíaca e hiperventilación (respiración rápida y profunda) los cuales facilitan la aparición de mareos y desmayos durante el embarazo.

El ejercicio es muy beneficioso para activar la circulación sanguínea siempre y cuando lo realicemos de forma moderada. Así que comienza a practicar tu rutina poco a poco y de forma progresiva, pero si aparece un mareo ¡es momento de parar!

mareos en el embarazo embarazada recostada
Siempre que te marees, recuéstate y si puedes, coloca tus piernas elevadas.

Mareos y desmayos: ¿En qué momento hay que consultar con el médico?

Durante el embarazo, sentir mareos o sensación de desmayo luego de levantarte rápido, pasar mucha calor o no haber comido bien, no es para nada extraño y casi nunca es una señal de alarma, pero si estos vienen acompañados de visión borrosa, dolores de cabeza o palpitaciones fuertes es momento de ponerte en contacto con tu médico. Estos síntomas pudieran alertar sobre una anemia severa u otra enfermedad que puede estar afectando tu embarazo.

También resulta un motivo de alarma si al marearte, notas sangrado o algún dolor abdominal, pues podría ser una señal de que estas sufriendo un embarazo ectópico, una placenta baja, o desprendimiento de la placenta. Cuando esto suceda ¡acude inmediatamente al médico!

Los mareos en el embarazo suelen ser más frecuentes al comienzo pero en la medida en la que el cuerpo se adapta a los cambios y a la presencia del bebé, este tiende a desaparecer. Recuerda que si sientes que se avecina un mareo, recuestaste de costado y permanece tranquila unos minutos, ¡pronto te sentirás mejor!

Recuerda siempre consultar con tu médico para ver tu caso particular

Aquí puedes leer más sobre Malestares del embarazo: Consejos y trucos para cada trimestre