Embarazo

Comezón y picor en el embarazo: ¿Que hacer si te pica, te aparecen ronchas o irritaciones en la piel?

picor en el embarazo
El picor es un síntoma que puede aparecer a partir del tercer o cuarto mes de embarazo, es decir, a medida que la pancita va creciendo.

¿Estás embarazada y al crecer tu pancita comenzaste a sentir picor en todo tu cuerpo? El picor en la piel durante el embarazo no suele ser tan común como las náuseas, pero es un síntoma que puede llegar a afectar hasta el 20% de las mujeres embarazadas y aparecer a partir del tercer o cuarto mes de gestación a medida que la panza y los senos van creciendo como consecuencia natural de la distención de la piel, siendo estás las zonas más frecuentes.

El 20% de las mujeres embarazadas sufren de picazón durante el embarazo

La repentina necesidad de rascarte por todas partes es muy común entre algunas mujeres embarazadas. Por un lado, la piel de la panza y los senos se ve sometida a un gran estiramiento que puede provocar picor como una reacción natural, por el otro los cambios hormonales que se experimentan durante el embarazo, como el aumento en los niveles de estrógenos, también pueden ser responsables de la sensación de picazón en el cuerpo durante la gestación.

Aunque el picor en el embarazo es totalmente común, esta sensación puede ser bastante leve o incluso tratarse de un síntoma insoportable y muy molesto, por lo que puede variar mucho en intensidad, zona y momento del día en el que aparece. Sentir picor en la piel no es más que otro síntoma del embarazo, pero en ocasiones puede tratarse de una complicación más seria, por lo que es importante saber por qué ocurren, cómo se presentan y qué hacer para aliviarlos cuando aparezcan.

¿Qué causa el picor en el embarazo?

Durante el embarazo, la mayoría de las mujeres atraviesan por grandes cambios hormonales, metabólicos y endocrinos que pueden provocar entre otras cosas, modificaciones en la piel como la aparición de picor y sensación de comezón en distintas partes del cuerpo, como el abdomen, las caderas y los pechos.

Veamos cuáles son las causas más comunes del picor en el embarazo y por qué es tan frecuente:

  • Picor por distención de la piel: Para acomodarse según el crecimiento y necesidades del bebé, la piel se estira, se tensa y aumenta su tamaño poco a poco, para luego volver a su estado normal como si fuera un elástico. Es precisamente esta distención de la piel la que provoca sequedad y sensación de picazón en el abdomen y pechos a partir del segundo trimestre de embarazo. Es la causa más frecuente de los picores y aunque es muy molesto, desaparece una vez se dé el parto.
  • Picor por cambios hormonales: Otra de las causas comunes del picor en el embarazo está relacionado con las hormonas y el aumento de los estrógenos que generan esa sensación de querer rascarnos. Aunque suele ser más frecuente en las zonas que más se estiran como el vientre y los pechos, algunas mujeres embarazadas también pueden experimentar picor en las palmas de las manos y plantas de los pies.
  • Picor por alergias o resequedad de la piel: El picor también pueden aparecer por la sensibilidad de la piel, en especial si tiende a ser muy seca o si padeces eczema o reacciones alérgicas. Otra cosa que puede hacer quela picazón aumenten durante el embarazo es alguna alergia que tengas y en este sentido el tipo de alimentación.

El picor en el embarazo es una molestia sumamente normal que tienden a desaparecer después del parto. Pero también es muy probable que aunque te encuentres embarazada no tengas picores, pues no se trata de un síntoma universal y cada embarazo es completamente distinto.

No todas las embarazadas sufren de picazón, aunque algunas picazones pueden estar relacionadas a enfermedades dermatologicas

mujer con picor en el embarazo
Puedes sentir la necesidad de rascarte por todas partes, pero suele manifestarse en el vientre y los pechos.

¿Qué tipo de afecciones pueden provocar picor en el embarazo?

El picor en el embarazo suele ser molesto pero muy común y fácil de aliviar. Sin embargo, existen otros tipos de picores que aparecen relacionado a condiciones y enfermedades dermatológicas típicas del embarazo, mejor conocidas como dermatosis gestacionales que debido a sus múltiples síntomas pueden ser difícil de diagnosticar por lo que es importante conocerlas y acudir al médico para un diagnóstico más certero.

Veamos cuáles son las afecciones que pueden provocar picor en el embarazo y cómo puedes reconocerlas.

Pápulas y placas pruriginosas y urticariformes del embarazo

Cuando el picor en el embarazo comienza a ser mucho más intenso y además del abdomen y los pechos, se extienden a brazos y piernas, es posible que se trate de una dermatosis del embarazo, en este caso de pápulas y placas urticarianas pruriginosas del embarazo (PPUP). La Erupción polimorfa o PUPP es una afección que afecta a 1 de cada 150 embarazadas y suele presentarse a través de ronchas y manchas rojas con una apariencia más vistosa que un sarpullido, que provocan comezón y sensación de picor severo.

La PUPP es afecta a 1 de cada 150 embarazadas y se presenta a través de ronchas y manchas rojas

Por lo general, la PPUP aparece a partir del tercer trimestre pero también puede suceder antes y en ciertas ocasiones tener presencia después de haber dado a luz, sin embargo es más frecuente en las mujeres primerizas y en aquellas que tienen un embarazo múltiple. Las erupciones no sólo aparecen el abdomen, sino también en áreas donde hay presencia de estrías, como en las nalgas y los muslos o en la espalda.

Aunque el picor puede llegar a ser insoportable, la PPUP es una condición sumamente inofensiva que puede aliviarse a través de un tratamiento a base de pomadas y esteroides, además de desaparecer por sí sola después de haber dado a luz.

Prurigo del embarazo

El prurigo gestacional es otra de las condiciones o dermatosis típicas del embarazo que aunque es poco común, también puede convertirse en una de las razones por la cuales se experimentan el picor en el embarazo. Se caracteriza por presentar lesiones o ronchas diminutas como si se tratara de picaduras de insectos que pueden tener aspecto eczematoso. Estas lesiones suelen aparecer en la parte posterior de las extremidades y tener presencia a finales del segundo trimestre o a principios del tercero.

Como la mayoría de este tipo de afección, el prurigo del embarazo puede provocar comezón intensa y ser muy molesto, por lo cual el tratamiento para su alivio incluiría medicamentos de uso local y antihistamínicos. Normalmente desaparece tras el parto, pero en ocasiones pueden continuar unos meses más.

Si bien no existe riesgo, el prurigo del embarazo puede ser muy molesto por la comezón intensa

Tampoco en este caso existe ningún riesgo para la mamá, ni para el bebé pero si es posible que se repita en un embarazo posterior.

Herpes gestacional o Penfigoide gestacional

Otras de las condiciones que pueden llegar a desarrollar el molesto picor en el embarazo es el conocido herpes gestacional, o penfigoide gestationis, una afección autoinmune de la piel que afecta a las mujeres embarazadas. Aunque suele presentarse en forma de manchas y ronchas al igual que las afecciones anteriores, las erupciones de la penfigoide gestacional empiezan como urticaria para luego convertirse en ampollas acompañadas de enrojecimiento y picazón que deja heridas y costras al romperse.

Aunque lo más probable es que aparezca entre el segundo y tercer trimestre de embarazo, el penfigoide gestacional puede tener presencia y desaparecer a lo largo del todo el embarazo, incluso surgir semanas después de dar a luz, por lo que no se trata de una afección exclusiva del embarazo. Las erupciones que se presentan con esta condición surgen alrededor del ombligo y se extienden hacia otras partes como brazos, piernas, manos y pies.

A diferencia de las anteriores, este tipo de afección es un poco más serio ya que está relacionado con un mayor riesgo de parto prematuro y complicaciones del bebé al nacer como el bajo peso, por lo que resulta de vital importancia que consultes con tu médico y recibas la atención necesaria. Lo más común es que el tratamiento incluya la administración de esteroides por vía oral debido a la complejidad que supone.

picor en el embarazo cremas
Los picores pueden venir acompañados de una lesión en la piel, como manchas o máculas, vesículas pequeñas o incluso lesiones por el rascado.

Colestasis intrahepática

Por último, existen un tipo de picor muy típico en el embarazo que puede aparecer en el segundo trimestre y estar relacionado a un síntoma de colestasis intrahepática del embarazo. Este es un problema hepático que se manifiesta mediante la sensación de picor y afecta principalmente la planta de los pies y las palmas de las manos, siendo mucho más intenso durante la noche, dificultando el descanso nocturno de la mamá.

Cuando se presenta la solestasis intrahepática, el flujo de bilis hacia el cuerpo se ve interrumpido ocasionando como consecuencia que las sales biliares se acumulen en la piel y produzcan comezón generalizada severa e incontrolable. En un principio, el único síntoma que se experimenta es la picazón, pues afección por sí misma no produce erupciones. Sin embargo, la piel se puede enrojecer, irritar e incluso llegar a generar pequeñas lesiones al rascarse mucho.

Algunas veces la picazón produce una erupción severa, también puede provocar ictericia leve, orina, heces color oscuro, pérdida de apetito y náuseas que pueden llegar a provocar implicaciones médicas tanto para la mamá como para el bebé, por lo que deberás consultar con tu obstetra inmediatamente si presentas este diagnóstico.

Aunque puede parecer inofensiva la colestasis intrahepática aumenta el riesgo de que tu bebé nazca sin vida, por ello es necesario que te sometas a un tratamiento para mejorar la función hepática, reducir la comezón y otros síntomas que puedas presentar.

Afortunadamente, todos sus síntomas desaparecen a los pocos días de dar a luz, tardando poco más de una semana.

Ante cualquier mancha, picor o roncha de presencia continua lo ideal es consultar con el medico

 ¿Cómo aliviar el picor en el embarazo?

Antes de aplicar cualquier tratamiento es importante saber que son muchas las condiciones y enfermedades que pueden provocarlo, por lo que te recomendamos acudir a unos especialistas para que descarte otro posible motivo que puedan estar afectándote al provocar dicho picor.

Una vez estés segura de que se trata de un picor leve, te recomendamos tomar en cuenta los siguientes consejos para calmar y aliviar el picor en el embarazo ¡Toma nota!

  • Hidrata tu piel: Lo más importante a la hora de calmar la picazón, es la hidratación de la piel pues el mismo se puede intensificar con el resecamiento de la piel. Aplicar una buena crema hidratante te ayudará a aliviar los picores y a evitar la aparición de las molestas estrías que aparecen mientras la piel estira.
  • Elige una loción humectante de aloe vera o caléndula: Ambas propiedades resultan muy eficaces, pero para un mayor alivio te recomendamos conservarla dentro del refrigerador, para obtener un efecto refrescante.
  • Duchas de agua caliente: Evita las duchas prolongadas con agua muy caliente, ya que secan la piel y aumentan la sensación de picor.
  • Utiliza ropa holgada: Evita lo más que puedas las prendas de ropa muy ajustadas que puedan irritar la piel, e inclínate por aquellas de materiales naturales como el algodón, para que ayude a que la sangre circule bien.
  • Baños de agua tibia: La sensación del agua tibia sobre la piel puede ayudar a aliviar el picor, así como también aplicar hielo sobre la zona.
  • Evita las bebidas con teína como el café, el té o la coca-cola porque incrementan los picores al aumentar la tensión o presión.
  • Utiliza jabones neutros o de textura suave para ducharte.
  • Aplica aceite de trigo: Un consejo casero efectivo es que te apliques aceite de trigo con un poco de algodón en las zonas que te pican, así aliviarás la sensación
  • Estira la piel y haz masajes: Un truco es tumbarse y empujar la piel de los costados hacia arriba para que el abdomen no esté tan tirante.

Siempre que se trate de picor por distensión de la piel, estas recomendaciones sencillas te serán de gran ayuda. Sin embargo es posible que la sensación de picazón sea tan molesta que necesite algo más fuerte.

En estos casos, los tratamientos para el picor en el embarazo van desde aplicación de lociones (con mentol) o aplicación de otras pomadas con fármacos que disminuyen el picor, hasta tratamientos con medicamentos de forma oral y corticoides. Siempre consultar con el médico antes de aplicarte cualquier loción, crema o remedio.

picor en el embarazo consejos
La solución más sencilla para aliviar el picor es dar un paseo todos los días, pues mejorarás la circulación de la sangre.

¿Cuándo debo preocuparme y consultar al médico?

Aunque sentir un poco de picor en el embarazo es muy común, si llegas a experimentar una picazón severa en las manos y en los pies, o notas que tu piel presenta un sarpullido tienes comezón en todo tu cuerpo, tu orina es de color oscuro, tienes náuseas, vómito, pérdida de apetito o cualquier otro síntoma fuera de lugar te recomendamos consultar de inmediato con tu médico para que descartes la posibilidad de padecer colestasis gestacional, dicha enfermedad que afecta el hígado y que también podría poner en riesgo la salud del bebé.

¡No ignores ningunos de estos síntomas!

La pura presencia de picor en el embarazo podría indicar la posibilidad de sufrir ciertas condiciones que pueden afectar tu salud y la de tu bebé, además de requerir atención especial para su alivio, así que recuerda siempre informar a tu médico sobre los picores en el embarazo y demás síntomas que puedas sentir cuando aparezcan.

Ante cualquier duda consulta a tu médico