Embarazo Maternidad Vida sana

¿Por qué se hinchan los pies en el embarazo?

Embarazada con pies hinchados
Los pies hinchados en el embarazo, están relacionados con la retención de líquidos y problemas en la circulación.

Durante el embarazo la sensación de hinchazón en tobillos y pies es tan común como inevitable y sus síntomas son evidentes. La impresión de peso en las piernas, la incomodidad a la hora de caminar, las molestias cuando se usan algunos zapatos y la ligera inflamación en otras zonas del cuerpo, son unas de las manifestaciones más frecuentes que nos indican que estamos sufriendo de un edema.

La sensación de los pies hinchados en el embarazo, también conocidos como edemas son más frecuentes al final del día, durante las épocas de calor o después de permanecer mucho tiempo sentada o de pie y suelen agravarse en las últimas semanas de embarazo debido a la presión que ejerce el bebé en la región pélvica.

¿Por qué se hinchan los pies durante el embarazo? En las embarazadas, la hinchazón se presenta especialmente en las partes inferiores del cuerpo, como las piernas, los tobillos o los pies y se produce debido a una acumulación excesiva de líquidos en los tejidos, muy característica durante este periodo. En la mayoría de las veces la hinchazón en los pies solo representa una molestia más, pero aún así puedes seguir ciertas medidas para minimizar sus efectos y prevenirlos.

¿Por qué se hinchan los pies en el embarazo? 

Los pies hinchados en el embarazo, son un problema muy común que surge por distintos motivos. La mayoría de las mujeres que lo padecen son saludables, pero cuando están esperando un bebé, experimentan esta sensación porque existe un mayor flujo de sangre en su cuerpo, que puede ocasionar el bloqueo de algunas venas, además la retención de líquidos tan común de este periodo también es una de sus causas principales. Veamos 5 razones por las qué se hinchan los pies durante el embarazo:

  • Retención de líquidos: La hinchazón en piernas, tobillos y pies en el embarazo aparece cuando se acumulan demasiados líquidos en los tejidos. Durante el embarazo, se produce una mayor cantidad de agua corporal debido al efecto de las hormonas en nuestro cuerpo, que estimulan la retención de líquidos y sodio por parte del riñón.
  • Aumento del flujo de sangre: Debido al agua corporal, la sangre se encuentra con más resistencia y esto produce una mayor presión, que puede ocasionar una especie de bloqueo en las algunas venas de los tobillos y de los pies.
  • Presión del útero: A medida que avanza el embarazo y tu panza aumenta de tamaño, el bebé ejercerá una mayor presión en los vasos sanguíneos que se encargan de transportar la sangre desde las extremidades inferiores hasta el corazón.
  • Esa tensión hace que la sangre que regresa de tu piernas hacia el corazón circule más lento de normal, y esto provoca que los fluidos de las venas se retengan, causando la hinchazón en las piernas y en los pies.
  • El aumento de peso: El aumento de peso excesivo en el embarazo también puede favorecer a la sensación de pies hinchados.
  • Las posturas: Permanecer mucho rato de pie o sin mover las piernas durante el día, así como el consumo de sal en exceso y los niveles bajos de potasio, contribuyen a la aparición de esta molesta sensación.
  • Las elevadas temperaturas 
embarazada recostada con los pies elevados
Después del parto la hinchazón en tus piernas y pies, desaparecerá a medida que tu cuerpo elimine la retención de líquido.

En las mujeres con embarazo múltiple o con exceso de líquido amniótico, el útero tiende a ganar más peso, lo que seguramente puede alterar la circulación sanguínea. Por esta razón, se considera una molestia más frecuente y severa en estos casos particulares.

¿La hinchazón durante el embarazo se puede convertir en un problema importante?

Tener un cierto grado de hinchazón en piernas y pies durante el embarazo es bastante normal. Estamos reteniendo más líquidos nuestra circulación cambia. Sin embargo, debes estar más atenta si presentas hinchazón en la cara y alrededor de los ojos e hinchazón pronunciada en las manos y pies con exageración, ya que esto puede indicar que tienes un problema que requiere más atención y cuidado como la preeclampsia.

En estos casos, es importante que consultes con el médico y recibas una atención inmediata. Asimismo, existen casos en el que la hinchazón perdura incluso después del nacimiento del bebé. Esto sucede porque la sangre que la mamá compartía con la placenta vuelve para ella, y la hinchazón deja algunos rastros en el cuerpo, como el aumento en la incidencia de varices y hemorroides.

Pero no hay nada de qué preocuparse, con una dieta balanceada y la lactancia materna, las molestias de la hinchazón que pudieron permanecer en tu cuerpo disminuirán hasta que desaparezcan.

porque se hinchan los pies en el embarazo
Si el único síntoma es la hinchazón de pies, ¡no te preocupes! es una de las molestias más comunes en el embarazo.

¿Se puede prevenir la sensación de los pies hinchados en el embarazo?

La sensación de los pies hinchados en el embarazo significa mucho más que no poder usar nuestros zapatos favoritos, su aparición también provoca algunas incomodidades y molestias. Por ello, te traemos una serie de recomendaciones que te ayudarán a prevenir su aparición y a disminuir sus efectos, ¡Toma nota!

  • Cuida y presta atención a tu alimentación

Procurar cuidar tu alimentación y llevar una dieta balanceada que te ayude a estar saludable y a mantener un aumento de peso dentro de los límites adecuados. Para eliminar la retención de líquidos la alimentación es fundamental, así que te recomendamos incrementar el consumo de frutas y verduras que contengan un alto porcentaje de agua y que a su vez posean propiedades diuréticas ya que favorecerán a la estimulación del riñón.

Disminuir la cantidad de sal en tus comidas también es importante, así que si deseas condimentar tus comidas lo más aconsejables es que lo hagas con ajo o con limón pues son más beneficiosos para el organismo.

  • Bebe mucha agua

Beber mucha agua siempre será una de las recomendaciones más frecuentes e importantes, pues además de mantenerte hidratada te ayudará a eliminar las toxinas y residuos que ya no necesitas en tu organismo. Procura entonces tomar entre 8 y 10 vasos de agua diarios para controlar la retención de líquidos y así disminuir la sensación de hinchazón en los pies.

mujer bebiendo un vaso de agua
Aunque resulte increíble, beber más agua hará que tu cuerpo retenga menos líquido.
  • Ejercicios para mantenerte activa

Activar la circulación es clave para disminuir la hinchazón en piernas y pies. Para conseguirlo, debes evitar el sedentarismo y practicar alguna actividad física que te mantenga en forma y en movimiento. Una de las prácticas más recomendadas por los especialistas, son los ejercicios acuáticos como la natación o la hidrogimnasia pues la permanencia en el agua te ayudará a aliviar la sensación de pies hinchados y favorecer la circulación.

Pero si no eres muy amante del agua, también es muy beneficioso caminar todos los días o practicar otros ejercicios adecuados para el embarazo como el pedalero sobre una bicicleta estática, el yoga, el pilates que ayudarán a estirar todas la partes del cuerpo.

  • Evita permanecer en la misma postura por mucho tiempo

Recuerda que durante el embarazo no se recomienda estar en la misma postura demasiado tiempo, ya sea que te encuentres de pie o sentada, así que procurar realizar pequeñas pausas cada hora, e intercambiar las posturas por ejemplo,  sentarte si has estado mucho tiempo de pie o dar caminatas cortas si has estado sentada.

Algo que siempre debes evitar al estar sentada es cruzar las piernas, ya que esta posición sólo dificulta aún más la circulación de la sangre en tu cuerpo.

embarazada estirándose
Mantenerte activa y estira tu cuerpo durante el embarazo es fundamental para aliviar la hinchazón de los pies y las piernas cansadas.
  • Evita las altas temperaturas

Las altas temperaturas son uno de los factores que más contribuyen a que los piernas y pies se hinchen en el embarazo, por eso evitar estar expuesta al sol y caminar en los días de más calor durante mucho tiempo e intenta mantenerte lo más fresca y cómoda posible.

  • Usa calzado cómodo

Una de las cosas más imprescindible para disminuir las molestias de la hinchazón en los pies es llevar un calzado apropiado que sea lo suficientemente cómodo y amplio para que tus pies no se sientan muy oprimidos. Además de facilitar el caminar, usar un calzado cómodo te puede ayudar a reducir las posibilidades de sufrir otras lesiones musculares, puesto que durante el embarazo tanto los músculos como los ligamentos se ablandan y están más débiles. Un mal calzado suele ser la principal razón por las qué se hinchan los pies en el embarazo.

¿Qué puedo hacer para aliviar y disminuir los efectos de la hinchazón en los pies?

Las molestias que causan la hinchazón en los pies a la mujer embarazada no pueden evitarse a un 100% pero sí pueden ser aliviadas con algunos cuantos trucos.

  • Recuéstate de costado

Recostarte de costado es la posición más recomendada para dormir bien durante el embarazo, pero además de asegurarte un buen descanso, esta postura te ayudará a aliviar el aumento de presión al que se ven sometidas las venas. Dado a que la vena cava se encuentra en el lado derecho de nuestro cuerpo, se aconseja recostarse más sobre el lado izquierdo, aunque cualquiera de los dos lados funciona.

¿Se hinchan los pies en el embarazo? dormir de lado
Duerme y descansa del lado izquierdo y obtendrás múltiples beneficios .
  • Eleva tus pies regularmente

En la tarea de aliviar la hinchazón en piernas y pies, mantenerlos ligeramente elevados mientras estas acostada o descansando te ayudará a reducir la inflamación rápidamente, pues estarás favoreciendo la circulación de la sangre en tus piernas. Puedes utilizar un reposa pies o un cojín para apoyarlos y así mantenerlos en alto mientras estas sentada o recostada. Lo ideal es que estires las piernas con frecuencia y alternes la posición de tu pies.

  • Mueve tus pies y estíralos todos los días

Estira tus piernas y pies con frecuencia, realiza movimientos circulares con los tobillos y mueve los dedos de tus pies, también puedes estirar tus piernas colocándolos hacia adelante y flexionando tus pies y dedos hacia la dirección de tus pierna para ayudar a disminuir la retención de líquidos.

  • Baños de agua fría y caliente

Realizar baños con agua fría o caliente es una de la formas mas relajantes para cuidar tus pies y aliviar la sensación molesta que produce la hinchazón. Se recomienda realizarlos al final de día cuando el cansancio se acumula. Si los prefieres con agua caliente, puedes añadir un poco de sal y esperar durante 10 minutos.

Si por el contrario deseas hacerlo con agua fría, añade un poco de hielo pues el agua debe estar lo más fría que puedas aguantar. Remoja tu pies y espera unos 10 minutos, esto bajará la inflación y activará la circulación al mismo tiempo. Este es un excelente truco para activar la circulación y evitarla hinchazón de los pies

¿se hinchan los pies en el embarazo? Baños frío en pies
Cuida tus pies y remójalos en agua regularmente.
  • Masajes en movimientos circulares

El cuidado de los pies incluye que los hidrates a diario con una crema humectante y realices pequeños masajes circulares para liberar las tensiones acumuladas en tus piernas y pies. Si no puedes hacerlos por ti misma, pídele a tu pareja que te ayude mientras ambos se preparan para ir a dormir. ¡Tus pies hinchados y cansados te lo agradecerán!

Recuerda que aunque la hinchazón en piernas y pies te dan una sensación molesta e incomoda, estos pueden aliviarse con estos pequeñas recomendaciones. Además se trata de algo pasajero, pues una vez que nazca tu bebé, el edema desaparecerá bastante rápido y en la misma medida en la que tu organismo regrese a su estado normal y elimine el exceso de líquido.

2 comentarios

Click aqui para dejar un comentario