Dietas Embarazo Vida sana

Té para embarazadas: ¡Descubre cuáles son los más beneficiosos!

mujer bebiendo una taza de té
Una de las mejores formas de ingerir líquido es con té e infusiones de plantas naturales, ya que son bebidas muy saludables

Tomar muchos líquidos en el embarazo es esencial, así como cuando estamos en el periodo de lactancia, pero debido a las precauciones que debemos tener durante esta importante etapa, encontrar bebidas que no perjudiquen a nuestro bebé dentro del vientre o a través de la lactancia resulta muy complicado. Normalmente se nos suele advertir de los riesgos a los que podemos estar expuestas si consumimos bebidas con cafeína-café, los sabores de las bebidas de cola e incluso el té.

Aunque siempre hemos pensado que el té y las infusiones de plantas naturales son un tipo de bebida saludable e inofensivo, puesto que ambos contienen propiedades muy beneficiosas para nuestra salud, no debemos olvidar que cada una de las bolsitas de té o infusiones tienen propiedades distintas que las hace adecuadas o no para ciertas cosas. Por lo tanto, no todas resultan recomendables en cualquier momento y para cualquier persona, especialmente si estamos embarazadas.

Sin embargo, no todos los tipos de infusiones de plantas naturales o tés son perjudiciales para nuestra salud. De hecho, hay algunos que resultan muy beneficiosos durante el embarazo; ayudan a contrarrestar los malestares propios de este periodo y sirven como una excelente alternativa ante el consumo del café y demás bebidas contraindicadas durante el embarazo. Sólo es cuestión de informarse, saber cuáles están permitidos y tomarlos con moderación.

 ¿Se puede tomar té e infusiones durante el embarazo?

El consumo de agua durante el embarazo y el periodo de lactancia es sumamente importante. Si la bebemos en las cantidades recomendadas, su aporte nos asegurará tanto a nosotras como a nuestro bebé mantenernos perfectamente hidratados; además, contribuirá a que él pueda desarrollar todas sus funciones vitales de la manera más adecuada y saludable.

A pesar de que beber agua es una de las cosas más vitales para nuestro cuerpo, para muchas mujeres embarazadas tener que hacerlo puede resultar todo un desafío, especialmente cuando sienten las típicas molestias que surgen cuando crece el volumen placentario y éste presiona la vejiga.

Si eres de las que no les gusta mucho el sabor natural del agua y te resistes a tomarla en las cantidades que necesitas, no te preocupes, pues hay muchas alternativas y una de las mejores formas de hacerlo sin tener mucha sed es bebiendo té para embarazadas o infusiones de plantas naturales. Pero ¿cuáles son adecuadas en el embarazo y cuáles pueden perjudicar a mi bebé?

En general, tomarse una taza de té para embarazadas no tiene por qué ser perjudicial para tu bebé, sin embargo, hay que prestar atención a los ingredientes que poseen ya que algunos de ellos pueden causar problemas en nuestro embarazo, especialmente si se toman en exceso. El principal riesgo que suponen este tipo de tés durante la dulce espera, es que al tener propiedades estimulantes pueden llegar a provocar contracciones tempranas y, en el peor de los casos, llevarnos a sufrir un aborto espontáneo o un parto prematuro.

Por esta razón, es fundamental conocer bien las composiciones de cada té o infusión, así como las propiedades que poseen para poder elegir el té que más conviene y favorece durante nuestro estado.

té para embarazadas
Algunos tés pueden causar problemas durante el embarazo, especialmente si se toman en exceso.

Beneficios de los tés para embarazadas

En general son muchos los beneficios que puedes conseguir bebiendo té para embarazadas, siempre y cuando los tomes con moderación y como una alternativa para ingerir líquidos y sustituir el consumo de otras bebidas como el café. La variedad de té para embarazadas e infusiones que existen son muy amplias y cada tipo aporta beneficios y propiedades diferentes. Así, los tés para embarazadas como el de hierbas, contienen nutrientes de fácil absorción que aportan antioxidantes y vitamina C.

Para las embarazadas en particular, resulta muy beneficioso este tipo de té, ya que reduce la ansiedad y el estrés que podemos sentir en esta etapa e incluso nos puede ayudar a disminuir los síntomas de náuseas en las mañanas y preparar a nuestro vientre para el trabajo.

Por ejemplo, el té de manzanilla favorece nuestra digestión, mientras que el té de jengibre y el de menta alivian las náuseas y el dolor producido por el ardor de estómago. Por su parte, el té de diente de león reduce la retención de líquidos y alivia el dolor de estómago, pero el té de hoja de ortiga nos aporta altos niveles de hierro, magnesio y calcio del que podemos consumir un par de tazas.

Finalmente, el té de bayas también se considera uno de los más beneficiosos a partir del segundo trimestre, puesto que ayuda al cuerpo a prepararse  para el nacimiento del bebé y previene las posibles hemorragias. Además, nos aportar calcio y magnesio. Pero sea cual sea el que decidas tomar, sólo se deben beber máximo tres tazas al día.

mujer embarazada tomando una taza de te
Si los tomas con moderación, los tés para embarazadas pueden aportar muchos beneficios a tu organismo.

¿Cuáles tipos de tés o infusiones debo evitar durante el embarazo?

Aunque muchos resultan muy beneficiosos y saludables, otros por el contrario pueden convertirse en un gran riesgo para las embarazadas, especialmente si se toman en exceso. Por ello es sumamente importante tener en cuenta cuáles tipos de tés o infusiones debemos dejarlos para otra ocasión y evitarlos definitivamente durante nuestro embarazo. A continuación, te indicaremos que tipos y propiedades de té no son seguros de consumir para ti y para tu bebé.

taza de té
Dong quai, ginseng, milenrama, pennyroyal y la efedra son otros tipo de tés que se deben evitar en el embarazo.

Té o infusiones no recomendados

Entre los tés no recomendables durante el embarazo se encuentran:

  1. Té de salvia: El té a base de hojas de salvia contiene una sustancia llamada tujona, la cual se cree que puede estimular el útero y provocar abortos espontáneos e hipertensión arterial.
  2. Té de perejil: Si se toma este tipo de té en grandes cantidades también puede resultar muy riesgoso, ya que aumenta el riesgo de aborto espontáneo, además de afectar en el desarrollo adecuado de tu bebé.
  3. Té verde: El té verde puede ser tan beneficioso como perjudicial, por ello es importante beberlo con mucha moderación. Muchas veces no se recomienda en el embarazo porque contiene grandes cantidades de cafeína y reduce la absorción de ácido fólico, pero si lo tomas ocasionalmente te puede ayudar a regular el azúcar en sangre y evitar el desarrollo de diabetes gestacional.
  4. Té raíz de regaliz: Lo mejor es evitarlo puesto que puede subir la tensión arterial.
  5. Té de manzanilla: El té de manzanilla es otro de los tipos de tés que posee grandes beneficios en el embarazo. Ayuda a combatir el insomnio, la ansiedad, las náuseas y los problemas digestivos, pero por los posibles problemas circulatorios que se cree puede causar en el bebé, se recomienda no consumirla a menudo.
  6. Té de eucalipto: El eucalipto casi siempre se recomienda por tratar problemas respiratorios, pero cuando se trata del embarazo lo mejor es evitarlo. La principal razón es porque puede provocar náuseas, diarrea o vómitos tanto en las mujeres embarazadas como en las que están en periodo de amamantar.
  7. Té de Mentha pulegium: Este té es uno de los más peligrosos ya que puede llevar a tu bebé a sufrir malformaciones, en los peores casos.
  8. Té de planta ruibarbo: ¡Nunca lo tomes en el embarazo! Este tipo de té es tan fuerte que puede provocar contracciones uterinas hasta el punto de hacerte abortar.
  9. Té de hoja de boldo: El boldo es una planta originaria de Chile que es muy popular en el área de la medicina alternativa y la cocina, sin embargo, sus propiedades están contraindicadas en el embarazo debido a que puede dar lugar a contracciones y partos prematuros.
  10. Té de valeriana: El té de valeriana es famoso por ayudar a conciliar el sueño, no obstante, algunos expertos desaconsejan su uso durante el embarazo. En el caso de que desees ingerirlo, sólo bebe una taza al día y hazlo moderadamente.

¿Cuáles son los tés para embarazadas más recomendados?

Siempre que lo tomemos con moderación, la mayoría de los tés para embarazadas de hierbas y frutas son seguros y beneficiosos para contrarrestar los malestares propios del embarazo. Está bien si deseas tomar dos o tres tazas de té al día, especialmente si lo haces para sustituir el café que tanto acostumbrabas tomar, pues de esta forma conseguirás reducir la cantidad de cafeína que ingieres.

La mayoría de los tés para embarazadas de hierbas y frutas son usados también para cocinar (mejorana, hierbabuena, anís) por ello resultan tan buenos como saludables. Te recomendamos que no te limites a un solo tipo y por el contrario te animes a probar hierbas de diferentes sabores y mantener la variedad para que así puedas gozar de todos sus beneficios. Como éstos contienen las mismas sustancias químicas que se usan en los remedios hechos a base de plantas medicinales, los tés para embarazadas aportarán muchos beneficios a tu cuerpo.

Para que puedas disfrutar de una relajante taza de té sin preocuparte por si te harán daño a ti o a tu bebé, a continuación te diremos cuáles son los más recomendados para tomar durante el embarazo.

té para embarazadas
Los tés para embarazadas sirven como una excelente alternativa ante el consumo del café y las bebidas de cola.
  • Té negro 

El té negro es quizás la variedad de té para embarazadas más inofensiva, especialmente si se toma descafeínado ya que si los ingerimos excesivamente en su forma natural (con cafeína) esta sustancia puede traspasar la placenta y afectar el ritmo cardíaco del bebé. También es importante que tomes en cuenta que el té negro puede tener un efecto diurético y, en los casos más severos, puede dar lugar a la deshidratación.

Te recomendamos tomarlo sin cafeína y usarlo también como base para hacer tus propias bebidas calientes en combinación con frutas, jugos u otros alimentos saborizantes.

  • Té rooibos

El té rooibos es otra de las opciones más recomendadas para las embarazadas pues contiene antioxidantes que estimulan las defensas y el sistema inmunológico, que muchas veces suelen estar bajos durante las primeras semanas del embarazo. El té rooibos favorece la circulación sanguínea y ayuda a prevenir algunas reacciones alérgicas que pueden agravar las reacciones inmunológicas.

  • Té de paja de avena

La avena es una hierba sumamente beneficiosa y nutritiva que alivia y protege el sistema nervioso, además proporciona vitaminas y minerales esenciales que toda embarazada necesita ingerir. Si tomas un té de paja de avena sentirás inmediatamente una sensación de bienestar pues ayuda muchísimo a combatir la fatiga, la depresión y te relaja lo suficiente como para darte un sueño reparador.

A pesar de que el té de paja de avena nutre y equilibra la producción de hormonas así como fortalece el útero, es muy probable que su sabor no sea de mucho agrado para algunas embarazadas, así que si al intentar tomarlo te causa náuseas es mejor que no lo bebas, pues de ser así te puede provocar alergias.

  • Té de jengibre

Generalmente, la mayoría de las hierbas que se utilizan para cocinar son inofensivas para la salud de las embarazadas. De hecho, muchas de ellas son bastante beneficiosas, tal es el caso del jengibre. El té de jengibre es uno de los más recomendados durante el embarazo ya que ayuda a aliviar las molestas náuseas tan comunes en los primeros meses de gestación. Tal y como se recomienda con los demás tés para embarazadas, debes ser prudente en su ingesta ya sea que lo tomes en infusión o en cápsulas.

  • Té de ortiga

El té de ortiga es probablemente uno de los tés para embarazadas que más beneficios aporta debido a que contiene un alto contenido en vitaminas y minerales como el hierro y el calcio. Estimula el flujo de la sangre y resulta un gran tónico para el cuerpo así como beneficioso para los riñones y las glándulas suprarrenales.

Si tomas el té de ortiga, este activará tu metabolismo y por lo tanto te ayudará en la absorción de los mismos nutrientes que proporciona.

Es también una planta astringente que tensa y reafirma los tejidos.

  • Té de tomillo

El té de tomillo es perfecto para las embarazadas ya que es una excelente fuente de antioxidantes y vitaminas como hierro, manganeso, calcio y fibra. Normalmente se recomienda para aliviar los dolores de la menstruación pero también puede resultar de mucho alivio para los dolores que suelen aparecer en el primer trimestre de embarazo.

Algunas recomendaciones importantes sobre el té para embarazadas

Cuando decidas disfrutar de una bebida caliente tan saludable y beneficiosa como el té de jengibre, el té de ortiga o el mencionado tomillo, te recomendamos hacerlo de vez en cuando y sin tomarlo en cantidades excesivas. Por su parte, el café que suele estar en entredicho también puede ser inofensivo siempre y cuando sea sin cafeína y nos limitemos a tomar una sola taza al día, asimismo ocurre con el té verde y negro cuando se toman descafeinados.

  • No exageres en el consumo de algunos tés de hierbas, ya que pueden ocasionarte problemas en el útero.
  • Bebe de una a tres tazas de té al día y procura no hacerlo más veces.
  • Toma té verde de vez en cuando, ya que contiene un poco de cafeína.
  • Evita los tés de salvia y perejil mientras estés embarazada.
  • Procura no tomar siempre el mismo tipo de té y varía las opciones para que no te aburras.
  • Otros tés recomendables en el embarazo son el té blanco y el té de jazmín.

Si eres amante de las bebidas calientes y buscas sustituir las tazas de café, lo mejor que puedes hacer es crear tus propias infusiones a partir de hierbas y otros alimentos naturales que son igual de seguros durante el embarazo como el limón, miel, naranja, manzana o jengibre. Eso sí, por más que tu abuela te lo recomiende como el mejor remedio casero, no uses plantas desconocidas para prepararte un té. Lo mejor es que vayas por lo seguro y utilices las hierbas conocidas o las bolsitas de té preparadas comercialmente.

Última actualización del articulo 05 julio 2017