Embarazo Vida sana

Una mujer embarazada NUNCA debe pelear ni tener discusiones

embarazada triste

El embarazo es una de las etapas más hermosas que tiene la dicha de vivir una mujer, pero a pesar de ser un momento lleno de ternura y felicidad, este también puede convertirse en un motivo para tener dudas, preocupaciones y ciertas discusiones entre pareja. Aunque las discusiones son inevitables, es importante evitarlas durante el embarazo, ya que cualquier sentimiento de enfado o disgusto que experimentemos puede afectar al bebé.

Seguramente habrás escuchado más de una vez la expresión de “cálmate, eso le hará daño a tu bebe”

Y es que las situaciones de estrés y enfado no sólo impactan a la mamá, sino que  también afecta en gran medida la salud y el desarrollo del bebé.  Pero, ¿De qué forma influyen las discusiones en el embarazo? ¿Cómo afectan al bebé en el embarazo? ¿Cuáles son las consecuencias a largo plazo?

Todos las emociones que experimenta la mamá durante el embarazo afectan al bebé

Al estar dentro de nuestro vientre, el bebé puede experimentar los mismos sentimientos que atravesamos, como emoción, alegría, tristeza y enfado, y repercutir en él, a corto, mediano y largo plazo. Por ello, cuando nos vemos afectadas emocionalmente, las peleas, los conflictos y estrés constantes pueden provocar desequilibrios hormonales en nuestro cuerpo e influir de manera negativa en el desarrollo físico y mental del bebé que está creciendo en el vientre materno.

Durante el embarazo los bebés experimentan las mismas emociones que sienten la futura mamá

De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de California, el motivo por el cual los desequilibrios hormonales pueden dañar al bebé, tiene que ver con el hecho de estas tienden a liberar ciertos químicos en el organismo de la mamá que pueden ser absorbidos por el bebé y generar efectos negativos.

embarazada triste acostada
Las discusiones y emociones negativas afectan en gran medida las hormonas y el desarrollo físico y mental del bebé

Consejos para evitar las discusiones y el estrés en el embarazo

Para evitar cualquier inconveniente que nos perturbe o nos haga perder la tranquilidad durante el embarazo, te enumeramos todos algunas recomendaciones que debes procurar durante el embarazo, para que tú y tu bebé se encuentren a salvo.

  1. Evitar actividades físicas de gran dificultad: Todo lo que suponga un esfuerzo muy elevado puede comprometer tu salud física y el desarrollo del bebé. Aunque la actividad física es muy beneficiosa, no todas las disciplinas son aptas durante el embarazo, ni todas las rutinas pueden practicarse.
  2. Buscar tranquilidad: Las hormonas está a todo lo que da y los nervios pueden alterarse fácilmente, por ello es sumamente importante evitar cualquier cosa que nos altere o nos disguste.
  3. Mantener un nivel bajo de estrés: El estrés es malo para cualquiera, pero para las embarazadas lo es aún más. Intenta mantener un nivel bajo de estrés haciendo cosas que te relajen como leer un libro, ver una película o tomar un baño relajante todos los días, te resultará de gran ayuda.
  4. Cuando estés de mal humor busca actividades que te alegren. Por ejemplo, ver una comedia, escuchar musica o comer tu antojos favorito.
  5. Para hablar de ciertos temas difícil, lo ideal es que se tomen un tiempo y se pongan de acuerdo entre ambos para hablar tranquilos, sin interrupciones ni malos modos.
  6. Evita los malos modos.
  7. Evita gritar
  8. Riete, diviertete, y alegrate. Cuando te sientas mal, o te duele algo, lo ideal búrlate de lo mal que te sientes.
  9. Si estas de mal humor, sensible o de poca paciencia. Diles a los demás, para que te respeten.
  10. Mimate, cuídate y hazte regalos.
  11. Piensa en el bebé y las cosas positivas de tu nueva vida
  12. Ocupa la mente y planifica las cosas que tienes que hacer o que te gustaría hacer.

Los cambios hormonales, la ansiedad y el estrés son los principales inconvenientes que se enfrentan las mamás durante el embarazo

Te recomendamos leer: ¿Crisis de angustia? ¡Dile sí al embarazo positivo!

Razones por las que una mujer embarazada Nunca debe pelear ni discutir

Según los especialistas, las situaciones de estrés que provocan las peleas y discusiones que se experimentan durante el embarazo, puede provocar en el bebé los siguientes efectos:

1. Desarrollo más lento del bebé

Cuando dejamos llevar por el estrés que nos provocan los problemas cotidianos y económicos, o las discusiones en pareja, podemos estar susceptibles de sufrir un cuadro depresivo que pueden no sólo afectarnos emocionalmente sino interferir en el desarrollo del bebé, provocando que este se produzca de una forma mucho más lenta de lo habitual.

Es muy importante que prestes atención a ciertas señales, para que puedas determinar si estas atravesando algún cuadro de depresión. Si no descansas adecuadamente o sientes que últimamente te encuentras demasiado alterada, sufres de estrés y tu sentido el apetito ha disminuido, es posible que estés padeciendo depresión prenatal.

Para que puedas superarlo de la mejor manera y evitar cualquier inconveniente con el desarrollo de tu bebé, acude a un especialista, él sabrá cómo ayudarte para que te sientas mejor.

2. Un bajo peso al nacer

Al igual que ocurre con el desarrollo cerebral del bebé, los distintos cambios hormonales que nos provoca los disgustos y situaciones de estrés durante el embarazo, pueden ejercer cierta tensión en la embarazada y ocasionar que el bebé tenga un bajo peso al nacer.

bebé bajo peso al nacer
Las tensiones, el estrés y los disgustos durante el embarazo pueden repercutir en el peso del bebé al nacer.

3. Afecta el desarrollo cerebral del bebé

Uno de los motivos por el cual el bebé puede presentar problemas relacionados con su desarrollo cerebral, son los cambios hormonales que se desencadenan en nuestro organismo cuando experimentamos un episodio fuerte de estrés y estos suelen repetirse frecuentemente.

Las diferentes emociones liberan químicos en nuestro cuerpo, durante el embarazo estos químicos son absorbidos por el bebé

Todos estos químicos que se liberan mientras discutimos o nos enojamos, pueden ser absorbidos por el bebé e impactar también en su desarrollo cerebral. Así que no hay una razón mejor que esta, para alejarse de las peleas y las situaciones que nos produzcan estrés. En caso, lo ideal durante el embarazo es pasarla bien y estar alegre por convertirnos en mamá

4. El parto puede producirse de manera prematura

Los nervios de las embarazadas pueden alterarse con facilidad. Para nadie es un secreto que nos encontramos mucho más susceptibles ante los disgustos, peleas y discusiones, pero lo que muchas no sabíamos es que tenemos el riesgo de aumentar la presión arterial y desequilibrar nuestro organismo.

Si la hipertensión gestacional que experimentamos se vuelve estable, esta puede desencadenar serios problemas en el desarrollo del bebé. Pero si esta aumenta hacia el final del embarazo, existe la posibilidad de presentar problemas en la placenta, lo cual puede provocar un parto prematuro y por lo tanto, poner en riesgo nuestra vida y la del bebé.

Lo ideal es tener un embarazo positivo, alegre y centrarnos en esta nueva experiencia de ser mamá

5. Puede afectar en la conducta a largo plazo

Según demuestran algunas investigaciones, los problemas de conducta que presentan los niños tienen una relación directa con el estado emocional que tiene la mamá durante el embarazo. Y es que todos los cambios hormonales que experimentemos durante la gestación, así como los cambios de humor constantes pueden influir en el desarrollo emocional del bebé, llegando a ocasionar con el tiempo problemas de conducta en el niño, así como baja autoestima y agresividad.

Se afirma que las conductas de los niños muchas veces son consecuencias de las emociones que vivieron las mamás durante el embarazo

nino conducta consecuencia del embarazo
Los cambios de humor constantes en el embarazo pueden influir en el desarrollo emocional del bebé en el futuro.

¿Qué pasa si la mamá llora durante el embarazo?

Se sabe que el estrés que ocasionan las peleas y discusiones durante el embarazo puede afectar al bebé, pero ¿qué pasa si lloramos muy a menudo?

Las investigaciones indican que el verdadero problema no es tanto el llanto, sino más bien la razón por la que se originó el mismo. Si lloramos, liberaremos las emociones que nos produjo el disgusto, por lo tanto llorar es la mejor opción que tenemos para sentirnos bien después de una fuerte discusión.

No debe confundirse el llanto con estar triste. 10 Razones por las que sientes tristeza en el embarazo

Durante el embarazo la conexión que tenemos con el bebé va mucho más allá de lo físico, así lo asegura el especialista prenatal Thomas Verny, “todo lo que una mujer embarazada siente y piensa es comunicado a través de neurohormonas a su bebé en gestación”.

De hecho, a partir del sexto mes de embarazo el bebé percibe todo lo que la mamá piensa y siente, ya que todas las hormonas que se producen en su cuerpo pasan por la placenta y llegan al bebé.

Sabemos que las hormonas no ayudan mucho y que no siempre es fácil conservar la calma, pero es sumamente importante que intentes mantenerte lo más alejada posible de las peleas, el estrés y los disgustos, recuerda que de tu bienestar depende que tu bebé crezca y se desarrolle de forma saludable y feliz.

Por eso te recomendamos ¿Cómo afrontar las 4 emociones negativas más comunes en el embarazo?

Referencias:
Prenatal maternal stress programs infant stress regulation.
Exposure to prenatal psychobiological stress exerts programming influences on the mother and her fetus

12 comentarios

Click aqui para dejar un comentario

Última actualización del articulo 27 enero 2018