Embarazo

Vómitos en el embarazo ¡Causas y consejos para evitarlos!

vomitos en el embarazo

El embarazo trae consigo distintos síntomas y malestares, uno de los más comunes durante el primer trimestre son los vómitos en el embarazo. Incluso antes de saber o hacerse el test, muchas mujeres experimentan náuseas y vómitos como una señal inequívoca de que están en la espera de un bebé.

Las náuseas y los vómitos son comunes durante el primer trimestre de embarazo.

Suelen presentarse, sobre todo, a primera hora en la mañana, al apenas levantase de la cama o al momento del desayuno, pero algunas embarazadas los perciben durante todo el día. Afortunadamente, los vómitos desaparecen para el segundo trimestre, pero pueden persistir a lo largo del embarazo en algunos (raros) casos.

vomitos en el embarazo
Los vómitos en la dulce espera se producen por efecto del aumento de las hormonas en el embarazo.

Vómitos en el embarazo ¿Por qué aparecen?

Las náuseas y vómitos son uno de los síntomas más comunes del embarazo. Sin embargo, los expertos no están seguro de por qué las mujeres son propensas a sentir el estómago revuelto en las mañanas y ganas de vomitar.

La causa más probable de las náuseas y vómitos en el embarazo es el aumento de la hormona Beta-hCG, la cual es segregada tanto por el espermatozoide fecundando como por la placenta.

Esta hormona favorece la aparición de estas náuseas sobre todo cuando se trata de un embarazo gemelar o múltiple, porque son varios los bebés que la producen, al mismo tiempo, en el cuerpo de la mamá.

Las náuseas y vómitos en el embarazo son un indicio de que las hormonas propias de esta etapa, tienen  niveles elevados

La progesterona es otra de las hormonas que influye en la aparición de náuseas y vómitos, pues al aumentar sus niveles en el cuerpo, relajan el aparato digestivo, facilitan el reflujo de las comidas y estimulan el centro emético (del vómito).

Los sentidos y las emociones tienen mucho que ver

Otra de las posibles causas de la aparición de náuseas y vómitos son el rechazo natural a ciertos olores y sabores por parte de las embarazas. Tanto el sentido del gusto como del olfato aumentan notablemente en esta etapa, por lo que cualquier sabor u olor puede provocarles una sensación de rechazo o repulsión.

Por otro lado, algunos expertos aseguran que el desencadenante más importante de los vómitos es el psicológico, es decir, cómo vive la futura mamá su embarazo.

El 70% de las mujeres embarazadas experimentan náuseas o vómitos durante el embarazo

¿Cuánto tiempo duran los episodios de náuseas y vómitos?

Las náuseas y vómitos son de los síntomas más habituales entre las mujeres embarazadas, y suelen aparecer en la semana 6 y 14 del embarazo debido a que es el periodo en que las hormonas gonadotropina coriónica y progesterona están en pleno rendimiento, por lo tanto, una vez que culmina el primer trimestre la producción disminuye.

Por lo general, las mujeres que experimentan náuseas en el embarazo, suelen notarlas muy temprano por las mañanas y vomitar una o dos veces al día.

Las náuseas y vómitos en el embarazo se manifiestan, sobre todo, a lo largo del primer trimestre.

Raramente, las náuseas y vómitos persisten en el segundo y tercer trimestre, sin embargo, es posible que algunas mujeres continúen con el malestar a lo largo del embarazo.

Aunque los vómitos tienden a disminuir a medida que avanza el embarazo, muchas mujeres pueden experimentar luego acidez estomacal, especialmente en el último trimestre cuando el útero está más grande y comprime el estómago.

vomitos en el embarazo sintoma
Si experimentaste náuseas y vómitos en un embarazo previo, es común que vuelvas a padecer estas molestias

Consejos para aliviar las náuseas y vómitos

Al tratarse de síntomas típicos del embarazo, no hay forma de prevenir la sensación de malestar y ganas de vomitar durante el embarazo, pero sí puede intentar disminuir en lo posible la frecuencia en la que aparecen, siguiendo estos sencillos y prácticos consejos

¡Toma nota y gánale la batalla a las náuseas y vómitos!

1. Has 5 o 6 comidas al día

El primer consejo para evitar o disminuir las náuseas y ganas de vomitar es comer poco y con frecuencia. Al hacer entre 5 o 6 veces al día, evitas que tu estomago esté vacío por mucho tiempo y con ello el malestar que causan las náuseas.

Además, se recomienda evitar hacer comidas copiosas que te dejen muy llena. Lo mejor es comer seguido pero en poca cantidad a lo largo del día.

2. Come antes de levantarte de la cama

A menudo las náuseas y ganas de vomitar aparecen muy temprano por la mañanas, por eso conviene comer algo antes de levantarte como unas galletitas saladas. De esta forma, compensas la hipoglucemia (déficit de azúcar en la sangre) y evitas que aparezca esa sensación de estomago revuelto.

vomitos en el embarazo tips
Ten galletas a la mano para comer al despertar, ya que es una excelente forma de prevenir la sensación de náuseas y vómitos.

3. Evitas ciertas comidas

Son muchas las comidas y alimentos que pueden provocarte malestar y ganas de vomitar, como las comidas muy grasas o en exceso picantes, así como aquellas muy especiadas. Por esta razón, evítalas siempre que puedas.

4. Bebe abundante agua

Tomar suficiente agua es un consejo de buena salud en general, pero en este caso también lo es para evitar la deshidratación y la pérdida de sales a causa de los vómitos. Recuerda siempre tomar abundante agua, en especial entre comidas.

5. Desayuna sin beber líquidos

Para mantener a raya las náuseas y vómitos, lo mejor es desayunar sin tomar líquidos. Espera al menos 3 o 4 horas después de la hora del desayuno para tomar tu taza de café o té, pues ya habrá pasado la hora más difícil del día.

vomitos en el embarazo comidas
Comer comidas pequeñas varias veces al día, en lugar de tres comidas grandes te ayudará a la hora de disminuir los vómitos.

6. Come alimentos fríos y sólidos

Otro consejo útil para disminuir las ganas de vomitar es inclínate por comer alimentos fríos o frescos y sólidos en lugar de café caliente, sopas y caldos.

7. Consume suplementos vitamínicos

Los suplementos vitamínicos son muy importantes durante el embarazo y en el caso de los vómitos, la vitamina B6 es muy útil, ya que puede ayudar a mitigar las náuseas y los vómitos.

8. Reduce tu ritmo de actividad y descansa

Cuando los episodios de náuseas y vómitos son frecuentes, la embaraza pueden sentirse más cansada que de costumbre, por lo que es importante disminuir el ritmo de actividad y descansar para reponer energías.

9. Pide al médico que te recete algún medicamento

En caso de las náuseas y vómitos sean muy frecuentes y afecte tu día a día, pídele a tu médico que te recete algún medicamento contra las náuseas que puedas tomar durante el embarazo.

Los antiácidos suelen ser buenas opciones en estos casos, al igual que los medicamentos específicos que contienen vitamina B6 (piridoxina) y doxilamina, ya que además de ser seguros, son muy efectivos para aliviar estas molestias.

10. Prueba hacer una sesión de acupuntura

Según estudios, la acupuntura es una técnica alternativa eficaz para aliviar y disminuir estos síntomas. Investigadores brasileños desvelaron que alrededor del 75% de las mujeres embarazadas que fueron tratadas con sesiones de acupuntura mejoraron sus síntomas y digestión.

Sin embargo, no se recomienda pinchar el área zona del abdomen o en la parte baja de la espalda.

¿Cuándo preocuparse por los vómitos en el embarazo?

Para la mayoría de las mujeres embarazadas las náuseas y vómitos son solo una molestia desagradable, sin embargo, es posible que algunas experimenten vómitos severos con frecuencia, los cuales pueden provocar deshidratación y una falta de nutrientes importantes.

En casos excepcionales, la embarazada puede padecer de hiperémesis gravídica y necesitar un ingreso hospitalario para evitar la deshidratación, hasta que se recupere.

Entre el 1 y 2% de las embarazadas tiene hiperémesis a causa de los vómitos

La hiperémesis gravídica se produce debido al aumento brusco de la hormona bHCG al inicio de la gestación, y suele ser más frecuente en embarazos gemelares y en la enfermedad del trofoblasto, así como también puede ser común en mujeres embrazadas que tienen un mal manejo del estrés.

Al tener problemas con su alimentación, quienes sufren de hiperémesis presentan problemas a nivel nutricional, por eso es importante tratarlo a tiempo.

vomitos en el embarazo malestar
Las mujeres cuyas madres han padecido náuseas y vómitos en el embarazo son más propensas de experimentar estos síntomas.

Consecuencias de no tratar la hiperémesis gravídica

La hiperémesis durante el embarazo puede causar desnutrición y deshidratación aguda. Además está relacionado con depresión, aislamiento y problemas en el entorno social, pues las embarazadas que la padecen suelen sentirse inseguras fuera de casa y con otras personas.

De no tratarse a tiempo, la hiperémesis puede dar lugar a alteraciones encefálicas por déficit de vitaminas del grupo B, lesiones del esófago, neumotórax o alteraciones de la función renal.

¿Sufrir de náuseas o vómitos le pueden causar algún daño al bebé?

Aunque las náuseas y los vómitos provocan mucho malestar y pueden hacerte sentir agotada, no revisten ningún daño para el bebé. Sin embargo, en caso de sufrir hiperémesis, existe el riesgo de que el bebé tenga bajo peso al nacer, el cual depende del peso de la madre.

Además, es importante aclarar que los mitos que existen en torno al bebé y los vómitos en el embarazo carecen de base científica, pues no tienen relación alguna con el sexo del bebé y tampoco con la cantidad de pelo con la que este nazca.

¿Cuándo acudir al médico?

Si tienes episodios de vómitos muy repetitivos (alrededor de 4 veces al día) has perdido peso y tu cuerpo no tolera los alimentos o bebidas, lo más recomendable es acudir al médico para evitar una deshidratación.

vomitos en el embarazo
Las náuseas y vómitos no son motivo de preocupación, siempre y cuando no se generen de forma frecuente y excesiva.

Las náuseas y vómitos son molestias que casi todas las mujeres experimentan, ya que aparecen típicamente desde el inicio del embarazo. Por suerte, disminuyen su intensidad después las nueve semanas y, en general, desaparecen después de los primeros 3 meses de gestación, por lo que no tienes de qué preocuparte.

Recuerda tomar mucha agua entre comidas para mantenerte bien hidratada y seguir todos los consejos que te hemos compartido para disminuir la frecuencia con la que aparecen y puedas sentirte mucho mejor.

Ante cualquier duda consulta con tu médico ginecobstetra de confianza

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS