Familia Maternidad Para chicos

7 claves para criar niños más felices

niña feliz

Si algo queremos las madres es que nuestros hijos que sean los niños más felices del mundo y que sientan que son capaces de hacer todo lo que se proponen si así lo quieren. Sin embargo, la felicidad es un concepto muy subjetivo y hace falta mucho más que desearlo para obtenerlo.

Así que para criar niños más felices hay que poner manos a la obra y lograr que nuestros pequeños estén cada vez más contentos con lo que son y lo que podrían llegar a ser.

123
niña feliz
La felicidad de nuestros niños va a depender del aprendizaje que los padres le den

¿De dónde proviene la felicidad?

Para poder llegar a ser felices lo primero que debemos saber es de dónde proviene la felicidad. Según distintos estudios un 40% de la felicidad está atado a factores genéticos y vinculados con el momento de la concepción y el estado de ánimo de la madre durante el embarazo.

Otro 10% de nuestra felicidad y la de nuestros niños depende de las circunstancias que están a nuestro alrededor. Es decir, de eso que muchas veces no podemos controlar.

Pero lo más importante de los estudios es el 50% de nuestra felicidad va a depender de las emociones que desarrollamos en las distintas circunstancias, por lo que somos completamente responsables de ser felices y de que nuestros niños lo sean.

¿Cómo enseñar a nuestro niño a ser feliz?

Es importante recordar que no hay una fórmula matemática específica para lograr la felicidad, y que tampoco la felicidad es una meta a la que se llega, sino que es una manera de vivir y de transitar la vida.

Enseñar a ser feliz a nuestros niños debe ser una prioridad, por lo que te damos algunos consejos que puedes seguir para lograr este objetivo.

1. Enséñale a comunicarse

Tu niño debe aprender que todo lo que siente, bueno o malo, puede hablarlo contigo sin ningún problema. Esto es muy importante para que no reprima sentimientos que puedan traerles problemas en su desarrollo.

Lo importante es que escuches a tu niño con calma, sin recriminarlo por lo que te diga. Deja que se desahogue y después de eso puedes darle algún consejo o ayudarlo a cambiar su estado de ánimo.

mama columpiando a su hija en el parque
Divertirse junto a tus hijos no solo los hace más felices sino que crea un mayor vínculo entre ustedes

2. Juega con tu niño

Jugar es la mayor diversión de los pequeños de la casa, así que deja que tu pequeño se divierta con sus amigos y juegue por el parque sin ningún problema. Despreocúpate un poco por el hecho de que la ropa de tu niño se ensucie, el objetivo es que sea feliz.

Además, también debes participar en los juegos con tu niño. Si te pide jugar con él no lo rechaces y date la oportunidad de divertirte junto a él.

3. Haz ejercicio junto a tu niño

Todos sabemos que al hacer ejercicio se libera una mayor cantidad de endorfinas en el cuerpo que dan una sensación de felicidad instantánea. Además, hacer ejercicios también trae muchos beneficios para la salud física y mental de nuestro cuerpo y nos activa para el resto del día.

Ve a trotar con tu pequeño y haz ejercicios junto a él. Además que será beneficioso para la felicidad de ambos, también los unirá mucho más como madre e hijo.

4. Descubre las aptitudes de tu niño

No todos los niños son iguales, y no todos tienen los mismos gustos y habilidades, así que es importante que desde que tu niño esté pequeño vayas conociendo sus gustos para apoyarlos en ellos.

Los niños son más felices mientras hacen lo que les gusta, así que celebra sus logros e incentiva a tu pequeño a seguir adelante en lo que te gusta.

5. Enséñale que fracasar no es malo

Para ser feliz es necesario aceptar la derrota. Los fracasos que tengamos en la vida son muchas veces necesarios para que aprendamos a valorar las cosas y para que tengamos un mejor proceso de aprendizaje.

Es importante que tu niño entienda que no siempre en la vida se gana y que perder en algún momento no tiene que ser motivo para ser infeliz.

6. Jamás lo compares

Comparar a tu niño con su primito o amiguito es algo que nunca deberías hacer. Decirle que es mejor o peor en algo que otro niño solo hará infeliz a tu pequeño y creará rencores entre los niños.

Así que lo mejor es dejar esos comentarios de lado. Recuerda que para corregir alguna conducta no es necesario que compares con familiares o amigos.

7. Educa a tu pequeño en valores

Es importante que tu niño sepa lo que es bueno y malo, y lo mejor para ello es que  lo eduques en valores claros que lo ayuden a tener una convivencia sana con los demás y que en el futuro le evitarán muchos inconvenientes.

Enseñar gratitud, compromiso, colaboración y bondad es muy importante para nuestros niños, pero la única manera de lograr que ellos aprendan es con el ejemplo.

2 comentarios

Click aqui para dejar un comentario