Familia Maternidad

7 claves para que tu niño piense como un emprendedor

niño con traje azul

Muchas veces los padres seguimos el esquema de crianza que nuestros padres nos enseñaron. Queremos que nuestros niños crezcan, vayan a una buena universidad, se gradúen y consigan un buen empleo en el que puedan escalar de posición con los años. Sin embargo, esta no tiene que ser la mejor opción para nuestros pequeños.

Los nuevos planteamientos que se realizan respecto a la educación de los niños nos señalan que debemos criar a nuestros pequeños para que asuman mayores riesgos y se conviertan en emprendedores, más que en empleados.

Desarrollar las potencialidades para que nuestros hijos aprendan a emprender desde que son muy jóvenes es esencial para su futuro, ya sea para que se conviertan en empresarios exitosos o para que estas habilidades puedan ejecutarlas en cualquier puesto de trabajo.

niña acostada en el cesped
Es importante motivar la creatividad de nuestros pequeños para resolver pequeñas cosas

Tranquilos, no te decimos que te olvides de que tu niño vaya a la universidad, sino que planteamos que deben existir mayores alternativas. Recordemos que muchos de los grandes empresarios de hoy en día son solo jóvenes que desarrollaron su creatividad y tuvieron las suficientes habilidades para convertir sus emprendimientos en todo un éxito.

Sólo hay que fijarse en empresas como Google, Facebook o Twitter que nacieron por la idea de chicos que apenas estaban en la universidad y que se han convertido en grandes empresas tecnológicas de todo el mundo. Si quieres que tu niño tenga una posibilidad como ésta, entonces es importante que los motives desde el principio con pequeñas cosas.

1. Dale responsabilidades de líder

En nuestra casa queremos cerciorarnos que todo está bien y muchas veces dejamos de lado a nuestros pequeños de los planes familiares. Si es tu caso, entonces intenta cambiar un poco y empieza a brindar mayores responsabilidades de liderazgo a tu pequeño.

Por ejemplo, déjalo que organice una excursión con sus amigos, que coordine el refrigerio, las actividades que realizarán, así como todas las cosas que deben llevar. Después chequea con él la lista para que le recuerdes algo que se le haya olvidado. Esto lo podrá motivar a emprender muchos más proyectos.

2. Ayuda a tu pequeño a tomar riesgos

Esto puede parecernos difícil a los padres. Lo que siempre queremos es que nuestros niños estén lo más seguros posibles, pero es importante que aprendan a tomar riesgos para que vean los resultados positivos que lograrán con ello.

Lanzarse a la piscina por primera vez, aprender a manejar bicicleta, cambiar la forma cómo presenta un trabajo en la escuela por uno que le parece más divertido son solo algunas de las cosas que tu pequeño puede hacer. Todos los riesgos ocasionan al inicio miedo al fracaso, pero debes enseñarle que el que no arriesga nunca pierde, pero tampoco gana.

3. Deja que desarrollen la creatividad

¿Tu niño quiere pintar el cielo rojo y la tierra azul? No hay ningún problema. Generalmente nosotros guiamos a nuestros pequeños según lo establecido por la sociedad, pero es importante que nuestros niños puedan romper estos modelos de forma creativa, pues esto lleva a la innovación, lo cual es el impulso de cualquier emprendimiento.

En cualquier momento tu niño puede ser creativo. Puedes retar o plantear varios problemas a tu pequeño para que él busque la solución de la forma más creativa posible.

niño sonriendo
Ayuda a tu niño a conseguir la respuesta de todas las preguntas que se hace y déjalo que siga preguntando más y más cada día

4. Nunca reprimas los sueños de tu niño

Si una etapa de la vida está llena de sueños es la de los niños, así que es importante que siempre los apoyes, por más descabellado que te pueda parecer.

¿Tu pequeño quiere ser astronauta, presidente, jugador de fútbol o cantante? ¿Por qué no? Apoya su idea y explícale que para llegar a eso debe trabajar mucho y ser constante, una de las principales características del emprendedor.

5. Mientras más pregunten mejor

Un niño que no pregunte simplemente no es un niño. Es completamente normal que los pequeños pregunten por qué el cielo es azul, por qué el sol brilla o por qué su amigo de la escuela tiene el cabello rubio y el de él es más oscuro. Lo importante es que los padres no nos desesperemos con tantas preguntas y, por el contrario, motivemos a que nuestros pequeños la hagan.

Las preguntas llevan a los niños a buscar respuestas y soluciones a problemas, lo que les da las herramientas para innovar y ser emprendedores desde pequeños.

6. Enseña a tu niño que los fracasos no siempre son negativos

De todo fracaso siempre se aprende, y esto lo tiene que saber tu pequeño. Que algo no salga como él lo desea no tiene que convertirse en toda una tragedia, sino en un momento para reflexionar acerca de lo que salió mal y lo que se puede cambiar para hacerlo mejor.

Las personas que no pueden lidiar con la derrota entonces jamás se convertirán en emprendedores exitosos. Todos los grandes empresarios sufrieron derrotas y muchos de ellos vieron fracasar sus empresas, pero eso no los desmotivó, sino que los hizo mucho más fuertes y salieron adelantes.

7. Motiva a tu niño a trabajar en equipo

Para emprender hay que trabajar mucho, pero también hay que saber pedir ayuda y trabajar en equipo. Poder delegar trabajo y llevarse bien con las demás personas es importante para tener éxito al emprender cualquier proyecto.

Lo grandes proyectos del mundo se realizaron con la colaboración de varias mentes brillantes, por lo que incentivar a tu niño a trabajar en coordinación con un equipo y visualizar las potencialidades de cada uno de los miembros es lo ideal.

4 comentarios

Click aqui para dejar un comentario