Estimulación Temprana Familia Maternidad Vida Positiva

Guía educativa: ¿Cómo poner límites a los niños sin dañarlos?

mama e hijo discutiendo
¡Los niños pueden aprender hábitos sin la necesidad de ser castigados!

Todos los que somos padres sabemos que no es tarea sencilla educar a los niños, desde su nacimiento estos se mueven por deseos y en nuestro amor sentimos la necesidad de complacerlos en todo, sin embargo esto no es del todo bueno. Si tienes inconvenientes e inexperiencia, y no sabes cómo poner límites a los niños sin dañarlos ¡No te preocupes! En este artículo te daremos algunas herramientas que pueden mejorar la conducta de tu hijo sin necesidad de pasar por momentos traumáticos.

El neuropsicólogo Álvaro Bilbao a través de una guía educativa muestra las diversas formas que existen para motivar la conducta del niño sin ningún tipo de drama. El autor considera que el método de castigo suele ser dañino y torpe para la educación y formación de tus hijos, por ello ha ideado ciertas pautas efectivas para que todos los padres puedan aprender cómo poner límites a los niños sin dañarlos.

Cómo poner límites a los niños sin lastimarlos: ¡Guía y recomendaciones!

Es muy difícil para todo padre poner limites sin recurrir a los gritos, las amenazas o en algunos casos la violencia psicológica o física. Por otro lado muchas veces sentimos o tenemos el miedo que si ponemos limites los lastimamos, seamos honestos poner un castigo no suena muy agradable. Seguramente te estás preguntando cómo poner límites a los niños sin dañarlos, así como qué alternativas emplear para eliminar de fondo la palabra castigo y que a su vez estimule a tu hijo a tener una conducta más adecuada, ¡tranquila! Bilbao presenta hasta cinco formas de conseguir que esto sea posible:

  • Resuelve sus problemas

El autor infiere en que tú como adulto tienes la capacidad para detectar aquellas cosas que ofuscan o generan molestia en el niño; es ideal adelantarse a esos escenarios molestos, para que este comience a vivir sin ellos, sin siquiera darse cuenta. Para ejemplificar esto el autor expone “Si sabes que tu hijo Santiago tiende a morder a su hermana cuando se frustra, no esperes a la pelea, ayuda a Santiago a no morderla, siéntate cerca de él y cuando lo notes frustrado, ayúdale a controlarse”

La mayoría de los problemas, peleas y situación se dan porque los niños no pueden resolverlas. Enséñale, ayudalo o resuelvelo tú.

  • Genera consecuencias que él entienda

Es común que nuestros pequeños busquen jugar con gran cantidad de juguetes durante un solo día, esto se debe a que su curiosidad es mayor cuando comienzan a descubrir el mundo, por ello, antes de enfadarse y regañarlo por dejar juguetes por toda la casa, cálmate y pon los límites sin necesidad de dañarlos. Si está situación te resulta familiar, ¡tienes la solución! Pon como regla que para sacar un juguete nuevo, debe colocar en la cesta donde almacena todas sus cosas, el que dejará de usar en ese momento.

Definir reglas y consecuencias para comprender las reglas

  • Cambia la perspectiva

Hay formas de premiar a los niños por tener actitudes positivas. El autor recomienda hacerle ver al niño cosas simples como un logro “Los niños que se portan bien en la merienda pueden ver los dibujos”, como es habitual, nuestros pequeños sienten afinidad por las caricaturas, con esta medida, su comportamiento del día se verá estimulado a estar con respecto a los parámetros que tú has establecido.

En vez de castigarlo, enseñale los frutos de su trabajo

  • Repara las acciones con madurez

Acá es muy importante prestar atención: Recuerda que estamos viendo herramientas para poner límites a los niños sin dañarlos, entonces debes tener claro que si un niño recurre a la violencia, no debe responderse con violencia, al contrario, debe mostrarse como se debe actuar. “Cuando un niño pega a su hermano, corregir el daño significa que quién realiza la acción pida perdón y dé un beso o un abrazo al afectado”, recomienda el doctor Bilbao.

Cuando un niño recurre a la violencia, no debe responderse con violencia sino que debe enseñarsele como se debe actuar.

  • Ponte tus límites

El autor recuerda que la lista de “deberes” de una madre o un padre contempla estar atento con tus hijos, ya sea para sus necesidades o para compartir juegos con él.

La importancia de enseñar a colocar límites a tus hijos sin dañarlos recae en que los más pequeños aprendan a adecuarse a los sitios que tú y él frecuentan. No hay situación más incómoda que estar en un acto que requiere de total silencio y tu hijo esté en medio de un berrinche. Según la licenciada María Cecília Veiga, un niño que entiende lo que debe o no debe hacer es un niño que podrá vivir en la sociedad y será respetado por ello.

mama e hijas hablando
El buen comportamiento, la disciplina y el respeto deben ser enseñados desde el cariño.

¿A partir de qué edad es bueno poner límites?

Ya sabemos que como padres debemos poner límites, pero quizás no sabemos a partir de qué edad es recomendable hacerlo. Aunque suene un poco exagerado, los límites deben existir desde que tu niño/a llega al mundo. Si bien durante los primeros meses los niños no entienden diferenciar entre “lo que está bien y lo que no” es labor tuya hacérselo entender. En algo tan sencillo como bañarlo, si al principio el niño se muestra molesto por esto, es ideal conseguir un juguete colorido y llamativo que también se dé un chapuzón cada vez que él lo hace, para que la tina se convierta en otra oportunidad de juego.

Poner límites no tiene que ver con violencia

Contrario a lo que muchos creen, poner límites a tus niños no tiene que ver con violencia. Lo más sano para un niño es crecer en un ambiente donde los pilares fundamentales sea el buen comportamiento, la disciplina y el respeto por el otro, estos atributos deben ser enfocados desde el amor y no desde el terror.

Cómo poner límites a los niños sin dañarlos: A mayor edad, mayor complejidad

A medida que nuestros pequeños comienzan a crecer y descubrir habilidades motoras y lingüísticas, se deben ir adecuando los límites a sus capacidades y necesidades, pero ¿cómo poner límites a los niños sin dañarlos?

La labor de ser padres debe estar ligada a la compresión, la mejor mamá no será aquella que sea más estricta para con su hijo; sino aquella que sepa convivir mayor tiempo con él en tranquilidad. A la hora de corregir un mal comportamiento, debe tenerse claro qué lo está generando, para no realizar medidas estériles.

familia educada
Siempre recurre a las palabras suaves a la hora de imponer los deberes.

Los procesos son lentos, pero los resultados valdrán la pena

Sabemos que cambiar las conductas en las personas y específicamente en un niño no es tarea sencilla, si a partir de ahora usarás algunas de las herramientas que te hemos ofrecido en este artículo para modificar sus hábitos es importante que recuerdes lo siguiente:

  • Los niños aprenden hábitos y costumbres dependiendo su edad: es imposible que un niño de un año comprenda a simple vista que debe colocar todos sus juguetes en un orden específico.
  • Los límites deben estar siempre presente: un niño sin límites estará agotado constantemente, ya que sentirá que nada de lo que haga lo saciará.
  • Es deber de los padres ser emocionalmente fuertes: los niños necesitan sentir seguridad de sus padres para poder disfrutar de su infancia.

Recuerda que los límites que coloques a tus hijos no deben variar según tu estado de ánimo, se puede ser flexible, más no irrespetar tu propia autoridad. Ahora ve y aplica estas herramientas para mejorar aún más tú convivencia con tu adorado chiquillo/a.

Última actualización del articulo 03 septiembre 2017