Familia Maternidad

Conflictos familiares: +25 maneras de que todos salgan ganando

Conflictos familiares
Los principales afectados siempre sera los ninos

¿Qué son los conflictos familiares? ¿Cómo utilizarlos para mejorar la convivencia familiar? Seguramente habrás escuchado la frase “Hasta en las mejores familias pasa…” porque los conflictos familiares están en la mayoría de las familias o todas quienes han discutido sobre las normas de la casa, los permisos de salida de los hijos, de quien colabora más en los quehaceres de la casa y más. ¡Esto es normal!

Y es que, las familias son grupos de personas trabajan en conjunto día a día, lo que sin duda no es sencillo, porque implica negociar, llegar a acuerdos y mantener una comunicación activa siempre. De lo contrario, surgen los conflictos familiares que generan grandes daños en el núcleo familiar si no los trabajamos a tiempo.

No existe la familia perfecta, todas experimentar conflictos familiares la diferencia es si lo usan para crecer o autodestruirse

Los conflictos familiares cuando no son trabajados adecuadamente y a tiempo son los causantes de divorcios, problemas de conducta en los niños, inseguridades, malhumor , distanciamientos entre los miembros de la familias, convivencias incómodas, falta de apoyo entre los miembros, entre otras consecuencias negativas.

Veremos como comprender los conflictos familiares que están teniendo desde una perspectiva que te ayudará tener una mejor convivencia familiar, porque al final todo se trata manejar adecuadamente las emociones y entender al otro.

La mayor causa del malhumor en la familia son los conflictos no resueltos

¿Qué información encontrarás en este artículo?

¿Qué son los conflictos familiares?

Los conflictos familiares son las disputas que tienen dos o más miembros de un grupo familiar que generalmente se encuentran relacionados a la convivencia familiar, en general por intereses opuestos o por carencias de comunicación. Por ejemplo: Quién lavará los platos, quién ayudará al niño con las tareas escolares, si los padres no dan permiso a los niños y los abuelos sí, entre otros conflictos que surgen a diario y que hacen de la convivencia más compleja.

La mayor causas de conflictos familiares son la falta de empatía, o comunicación

Estos conflictos hacen del ambiente familiar un lugar incómodo y desagradable de estar, porque predominan las discusiones, gritos, ambientes tensos, miradas con rabia e incluso hay familias que pueden llegar a la violencia física, verbal y psicológica.

Conflictos familiares
Las peleas son cada vez mas seguidas y los conflictos familiares aumentan

¿Por qué surgen los conflictos familiares en el hogar?

Los conflictos familiares surgen por distintas razones que ocultan fuerte contenido emocional que desatan una discusión a partir de no conseguir las llaves del auto, por ejemplo, siendo motivo de grandes peleas entre dos o más miembros de la familia.

Las molestias que nos genera algunas actitudes y comportamientos de otros miembros de la familia, generalmente están asociadas a la convivencia y la poca flexibilidad que puedan tener algunos miembros para negociar con el otro. Y es que, a veces queremos que las llaves se guarden en un mismo sitio, pero si por equivocación otro miembro de la familia la coloca en otro lugar, entonces eso es motivo de una gran discusión.

La mayoría de los conflictos familiares se deben a las siguientes causas:

  • Falta de empatia: se desconoce o no entiende lo que siente el otro
  • Falta de comunicación: No se dice o expresa lo que sepiensa claramente, el conflicto se origina incluso cuando ambos están de acuerdos
  • Oposición de intereses: El conflicto se debe a que ambos tienen dos posturas opuestas
  • Falta de flexibilidad: Uno o ambos sostienen una postura muy rígida y no se habilita una negociacion
  • Gritos: Similar a la falta de comunicacion, pero en este caso se grita por todo, lo que causa el conflicto son los modos y los gritos no el tema en si.
  • Agresión pasiva: Uno de los dos realiza comentarios o agresiones pasivo-agresivas (si, mayormente somos las mujeres lo que los hacemos)
  • Traslación del conflicto: El conflicto ocurrio en otro lado, pero se traslada al seno familiar. (por ejemplo, en el trabajo)
  • Malhumor cronico y quejas constantes: Cuando se esta de malhumor todo es un problema, todo es un conflicto y se pelea por todo
Conflictos familiares
Disfrutar en familia puede ser lo mas enriquecedor

 

Motivos frecuentes por los que se desatan discusiones en el hogar

Los conflictos familiares se desarrollan por motivos que a veces nos pueden parecen pequeños o insignificante, pero que siempre tienen una gran carga emocional de fondo.

¿Cuáles son las situaciones o motivos más frecuentes por los que se desatan discusiones en el hogar?

Esto nos ayudará a identificarlos y llegar más rápido a la solución o al manejo más adecuado de las emociones.

  • Diferencias entre las parejas.
  • Resistencias a cambios grandes como una mudanza, la llegada de un nuevo bebé o el recibimiento de algún familiar al hogar, como la suegra.
  • Diferencias entre los padres y los abuelos con respecto a la crianza de los niños.
  • Ausencia de tiempo para compartir con la familia.
  • Problemas económicos.
  • Llegada de la adolescencia al hogar.
  • Diferencias entre hermanos.
  • La llegada de un nuevo hermanito a la casa.
  • Sobrecarga de responsabilidades en el hogar por parte de uno de los padres.
  • Diferencias en el carácter de todos los miembros de la familia.
  • Ausencia de tiempo para compartir en pareja.
  • Problemas de salud con alguno de los miembros de la familia.
  • Falta de intimidad en la pareja

Tipos de conflictos que se pueden presentar en el contexto familiar

Los conflictos pueden presentarse de distintas maneras y conocer a qué tipo de conflicto familiar nos estamos enfrentando nos hará tener una perspectiva distinta del mismo, abriéndonos mucho más al entendimiento del otro y de la situación.

1. Conflicto verídico

El conflicto verídico se refiere al problema real que está viviendo la familia y es percibido como tal. Por ejemplo, cuando el niño está teniendo notables dificultades en su aprendizaje, esto se convierte en un conflicto verídico entre los padres donde se disputarán qué hacer para ayudar al niño de la mejor manera sin transmitirle la angustia que los padres sienten.

2. Conflicto contingente

El conflicto contingente es posiblemente el más común en las familias, porque es aquel que se puede solucionar fácilmente pero se percibe de forma realmente compleja por las partes. De esta manera, se crean grandes discusiones que dificultan la relación entre los miebros. Un ejemplo son las discusiones que solemos tener con nuestros hijos adolescentes que en ocasiones por intentar tener la razón siempre, complican más el problema y retrasan su solución.

3. Conflicto desplazado

Otro de los tipos de conflictos más comunes en las familias es el conflicto desplazado, el cual es cuando las partes discuten por una situación distinta o que no tiene conexión con el conflicto original. Un ejemplo que seguramente has vivido es el de no conseguir las llaves y estar apresurada, el estrés del momento nos hace discutir fuertemente con aquel miembro de la familia con el que no te la has llevado tan bien.

4. Conflicto latente

El conflicto latente puede el más complicado de resolver, porque la persona siente incomodidad y molestia hacia el otro, pero no logra identificar el por qué. Son situaciones típicas como miradas de rabia, antipatía, contestaciones odiosas y actitudes de indiferencia hacia otro que no termina de confrontar, sino que se mantiene dando vueltas en estas acciones que ponen tenso el ambiente familiar.

Este tipo de conflictos suelen ocurrir, en caso de agresiones o comentarios pasivos agresivos. En el cual no hay un «conflicto real», sino de muchísimas tonterías que nos alteran

5. Conflictos falsos

Los conflictos falsos se dan por las malas interpretaciones, chismes, idealizaciones hacia el otro, falsas expectativas hacia las situaciones y hacia los demás miembros de la familia.

La familia no siempre es de maravillas y hay que reconocerlo

La familia es un grupo de personas con las que convivimos en nuestro día a día y es importante reconcer que no siempre es lo que más nos agrada hacer. En ocasiones quisiéramos no tener que compartir con algunos miembros de la familia y eso nos puede hacernos sentir culpables, pero la verdad es que es normal. Justo de eso habla el psicólogo español Rafael Santandreu en su entrevista titulada Lidiar con la familia.

Durante la entrevista el psicólogo Rafael Santandreu explica los tres principios por lo que se maneja una familia ideal, los cuales son:

  • No relacionarse por obligación.
  • No ayudar, sino colaborar.
  • Librarse de obligaciones.

 

+25 Consejos para mediar los conflictos familiares y que todos salgan ganando

Los conflictos familiares son más comunes de lo que pensamos y el objetivo de los consejos que te mostraremos a continuación es que podamos aprender negociar y mediar, porque la solución concreta del conflicto la tienen las partes. Veamos qué podemos hacer frente a los conflictos familiares que todos atravesamos.

1. ¿Qué estás sintiendo?

Para dar los primeros pasos para la mediación de los conflictos familiares y retomar la armonía en el ambiente, es necesario que puedas identificar qué estás sintiendo, cómo te sientes en las reuniones familiares y si hay algún familiar en particular con el que sientes molestia o no puedes interactuar de manera natural. El objetivo es identificar el problema y sobretodo, cómo nos sentimos con él.

Para poder solucionar el conflicto, es importante identificar cual es.

2. Expresa más lo que sientes y guárdate menos

Expresa cuán molesta estás por lo que esta haciendo indebidamente la otra persona, llora si te sientes herida por el conflicto familiar y manifiesta lo incómoda que te hacen sentir los comentarios del tro miembro de la familia. De esta manera, evitarás sobrecargarde de emociones negativas que nos nublan la visión para lograr la mediación.

Para solucionar el conflicto hay que poder expresar y decir lo que pensamos

El punto clave aquí es poder expresarlo de forma tranquila, calmada y racional, que la otra persona pueda entender lo que nos sucede.

3. Amor y Paciencia es la clave de todo

La paciencia se vuelve tan vital como la respiración, porque si nos apresuramos en buscar soluciones al malestar que estamos sintiendo en el ambiente familiar, sobre crearemos más tensión y estrés en los demás miembros del grupo familiar. Tómatelo con calma y vamos poco a poco, porque cuando de emociones se trata, cada persona tiene su tiempo para procesarlas.

4. Escucha lo que el otro tiene para decir

A veces los conflictos familiares surgen por no escuchar al otro y comenzamos a discutir, decir todo lo que nos desagrada de la otra personas, pero cuando llega el momento de escuchar, preferimos irnos. El poder darnos la oportunidad de saber qué es lo que el otro quiere expresarnos es muy importante para las relaciones familiares positivas.

También es importante comprender porque el otro actúa y hace lo que hace.

5. ¿Qué significa la familia para ti?

Tal como lo discutió el psicólogo Rafael en la entrevista que vimos anteriormente, nosotros tenemos a la familia muy idealizada, lo cual nos dificulta el vínculo que podamos establecer con los miembros del grupo familiar. Debido a que constantemente nos toparemos con falsas espectativas de ellos y de la familia en general. Cada familia es distinta y funcionan de manera distintas, así como también hay que recordar que no siempre son de maravillas y queremos estar con ellos.

La mejor forma de evitar los conflictos familiares es definir los valores más importantes para nuestra familia y vivir acorde a ellos

6. La flexibilidad es necesaria en la familia

Todos como miembros de una familia necesitamos ser flexibles en algunos momentos, acceder y observar como fluyen las relaciones familiares. Y es que, a veces hay que reconocer que podemos ser bastante rígidos con el otro, como cuando queremos que las camas se arreglen de una manera determinada sin darle la oportunidad al otro de poder elegir.

Hay que aprender a ceder, y a negociar.

7. Los conflictos también significan evolución

La familia es un sistema que nace, crece, se desarrolla y evoluciona. Es decir, se mantiene en constante cambio y generalmente estos cambios son impulsados por conflictos familiares trabajados adecuadamente. Debido a que,  cuando surge el conflicto, es necesario mirar atrás, evaluar, volver a pensar sobre las situaciones vividas y tomar lo que podamos aprender para generar el cambio.

Aprovecha los conflictos para aprender a vivir mejor y unir tu familia

Un secreto que la mayoria de la gente no sabe, es que los conflictos hace que la familia sea más unida, ya que es todos logran entenderse más y se valora la honestidad

8. Conviertete en un observador del conflicto

Más allá de confrontar y adoptar un comportamiento impulsivo ante el conflicto, es importante que podamos dar un paso atrás y observar con detenimiento qué esta pasando. Y es que, suele ocurrir que cuando estamos tan sumergidos en el conflicto familiar, se nos dificulta encontrar soluciones o alternativas porque nos dejamos llevar por las emociones negativas del momento.

Tip!

Deja de reaccionar automáticamente!

9. Coméntale el conflicto a alguien externo al núcleo familiar (pero no a tu mejor amiga)

Poder contar con la escucha de otra personas que no pertenezca al núcleo familiar  puede ser beneficioso, porque nos brindará una perspectiva posiblemente muy distinta y objetiva de la problemática. Esto nos ayudará a pensar mejor sobre el conflicto y encontraras alternativas para mediar.

Cuidado, evita contarselo a tu mejor amiga o alguien que te de un consejo viciado, lo ideal es alguien que te de una opinión honesta y no que simplemente tengas razón.

10. Si el otro no da el primer paso, ¡tú puedes hacerlo!

Si notas que la persona con la que tienes el conflicto familiar no da el primer paso, tú también puedes hacerlo. Recuerda que el objetivo es que ambos puedan sentirse cómodos en casa y reducir los ambientes tensos o desagradables, para así mejorar la convivencia familiar y disfrutar de ella.

11. Así como tú te sientes molesto, la otra persona también

Es importante que siempre podamos ponernos en el lugar del otro, tener presente que así como nosotros podemos estar molestos, tristes o incómodos, la otra persona también puede estar sintiendo lo mismo. Sin duda este es un factor fundamental para más adelante probar la mediación de los conflictos familiares.

12. Evitemos enamorarnos del conflicto

Es necesario que podamos evitar enamorarnos del conflicto, es decir, poner más energía en las discusiones y redundancia que en la propia solución o alternativas para mediar. Y es que, sin duda decir lo que no nos gustas siempre será más sencillo que encontrar soluciones.

13. Respetar la opinión de todos merece respeto

El respeto siempre será un valor principal en todas las relaciones humanas, principalmente cuando se trata de la relaciones familiares. Es por ello que para lograr la mediación de los conflictos familiares, el respeto y escucha activa por las opiniones de todos los miembros del grupo es vital.

14. El amor por la familia está por encima de todo

Ten siempre presente cuánto los amas a cada uno de los miembros de tu familia, tu madre, padre, hermanos, abuelos, tías y primos. A pesar de las dificultades que están atravesando en el momento, el amor es un sentimiento que puede estar por encima de todo y predominar. Así, tendrán la motivación y razón definida por la que quieren resolver el conflicto actual.

15. Deja de gritar

Uno de los peores vicios de las familias modernas son los gritos. Se usan para todo, y todo el tiempo. Los gritos afectan el estado de animo y la salud, lo mejor es aprender a comunicarnos sin gritar. Pues los gritos generan conflicto.

16. No te enojes, primero pregunta

Si vez que el otro hizo algo que te molesta, en vez de enojarte pregunta ¿porque lo hizo?

Intenta comprender su punto de vista, si no estas de acuerdo explicale lo mas claramente, para que pueda comprender que es lo que te molesto o porque para ti esta mal.

Muchas veces los conflictos familiares ocurren por malentendidos

17. No te lo tomes todo tan en serio

Muchas veces, los conflictos ocurren porque no todo es exactamente como queríamos y de la forma en que queríamos. Aprender a no ser tan rígidos, y tomarnos la vida con humor es también clave.

18. Se inteligente

Aprender a ser inteligentes y saber solucionar los problemas es muy importante para solucionar los conflictos familiares.

Por ejemplo, uno de los casos, más frecuentes es el de los hijos que se pelean por a quien le toco la porción de torta más grande

¿Cómo se soluciona?

Muy sencillo, la idea es que uno de los dos se ocupe de cortarla en dos partes y el otro decide con cuál de las dos porciones se queda. Esta es una solución justa, equitativa: “uno corta, el otro elige”.

19. ¿Vale la pena discutirlo?… mejor relajate y disfruta

Si eres inteligente, una de las cosas que se aprende con el tiempo es que no todo merece ser discutido o siquiera vale la pena ser mencionado. Discutir y pelear por todo genera «enemigos» y mal humor. Relajate, deja que el otro gane y quede contento es una buena forma de evitar un mal rato.

Ahora bien, si no quieres que eso se repita…simplemente toma las medidas necesarias para que no vuelva a ocurrir.

¿Vale la pena discutir por todo?

20. Céntrate en 1 problema, no en todo lo que hicieron mal

Si quieres solucionar un conflicto y evitar discutir innecesariamente, céntrate en hablar para encontrar la solución al problema actual, evita hacer un listado de todos los conflictos posibles del pasado que no tienen nada que ver con el conflicto actual.

La regla es «una discusión por conflicto».

Esto también significa, evita guardarte las cosas y que ellas se acumulen. Así como, no intentes solucionar todos los problemas en una charla.

Es importante dejar de tener miedo a discutir, el primer paso es que debemos aprender a hablar sin gritarnos

21. La gente dice tonterías y no sabe porque las dice

Si te encuentras de mal humor por que alguien dijo algo que no te gusto (un insulto, un comentario grosero), recuerda que la gente dice tonterías todo el tiempo, y algo que se aprende con el tiempo… es que ni siquiera sabe porque dice lo que dice..

Déjalo pasar, no vale la pena.  Como dijo la vedette Moría Casan: ¿Qué se puede esperar de un burro más que una patada?

Ahora, si alguien que quieres dijo algo que te dolió, si es importante hablarlo.

22. Da espacio para que los demás puedan reflexionar

Debemos entender que luego de plantear el asunto, muy rara vez la gente lo interioriza automaticamente. Hay un proceso, un tiempo en el cual todos necesitamos. Es importante que respetes tus tiempos y el de los demás.

Estos pueden ser el tiempo que necesita una persona:

  • Para que se le vaya el enojo
  • Para comprender el conflicto
  • Para comprender tu punto de vista
  • Para entender porque esta enojada
  • Para poder expresarlo

Hay que entender, que el otro también se siente igual que uno y que necesita su tiempo y espacio para procesarlo

23. Evita discutir cuando estas enojada

Discutir cuando estas enojadas es sencillamente perder el tiempo. Tomate un momento para tranquilizarte y plantearlo con calma. Si discutes enojada, tu problema sera más irracional y más emocional, lo que no llevará a ninguna solución. Lo mejor es dejar que los demás sepan que estas enojada, que necesitas un tiempo y que se pregunten porque y como pueden ayudarte.

La única forma de solucionar los conflictos familiares es hacerlo de forma calmada y adulta. Discutir de enojada, solo crea peor clima, pues recuerda la emociones se contagian.

Evita discutir cuando estas enojada, las emociones se contagian y toda la casa se pondrá de mal humor

24. Centrate en la solución… y no en pelearte

Y si… peleamos porque tenemos ganas de pelear. Y es así que muchas veces nos centramos en ganar el conflicto a costa de conseguir lo que queremos.

Así que la mejor forma para solucionar los conflictos es centrarse en la solución ¿Que queremos lograr? ¿Decimos cosas que van a causar conflicto y mal estar o que van a traer solución?

25. Se clara, directa y sencilla

La mejor forma de solucionar un conflicto es plantearlo de forma clara y sencilla es decir ¿Que te molesto? ¿Porque? ¿Cómo se puede evitar repetirlo?

Si no puedes definirlo en una sentencia, puntual y sintética, las otras personas no podrán entenderlo sencillamente porque tu no lo entiendes. Seamos claros, nadie entiende un monologo de una hora de quejas.

Se clara y puntual con el problema del conflicto.

26. Respeta las opiniones y emociones de los demás

No importa porque el otro se siente así, es importante respetar sus emociones. Es la única forma de que la gente respete las tuyas. Así mismo, también debemos respetar las opiniones de los demás, y es que la mayoría de las veces nos parecen tontas porque no podemos comprender su punto de vista.

Así fuera, niño o adulto, con razón o sin razón, aprender que el otro tiene derecho a estar enojado, y que el otro tiene derecho a tener otra opinión es clave, y respetarlo es esencial para la convivencia.

Ningunear o despreciar las emociones y opiniones de los demás trae muchísimo resentimiento en la pareja, así como problemas psicológicos en los niños

27. Poner en práctica la mediación

La mediación es un proceso que se basa en la negociación con los miembros del grupo familiar, donde la flexibilidad, paciencia, escucha activa y compresión son elementos fundamentales. A continuacion un vídeo donde explicarán con detalle de que se basa el proceso de mediación, cómo lo podemos aplicar y nos ofrecerán ejemplificaciones del mismo.

 

Libros sobre conflictos familiares

Como sabemos que los conflictos familiares son un tema que nos interesa al ser pillares de la familia, te mostraremos libros que nos amplíen mucho más la información que nos interesa. Además, nos puede ejemplificar las situaciones que nosotros vivimos día a día para que nos podamos dar cuenta que lo sconflictos familiares son más comunes de lo que pensamos, pero su mediación en necesaria para el bienestar familar.

1. Mi abuelo

El libro Mi abuelo de la autora Valérie Mréjen (2007) nos hace ver lo positivo que puede ser convivir en familia a pesar de los conflictos. Y es que, si bien hay momentos en los que nos odiamos, hay muchos otros donde nos reímos por cosas graciosas que hacemos o recordamos. Sin duda, tal como lo dice la autora “Lo que me hacía soportar determinadas situaciones familiares era que siempre había un momento de parodia”.

Lo consigues aqui

Libros sobre conflictos familiares
Entre comedia y risas nos demuestran como funciona las verdaderas familias

2. La mediación en conflictos familiares

La mediación en conflictos familiares (Cárdenas, 1998) nos ofrece amplia información sobre el proceso de la mediación, ideal para trabajar los conflictos familiares que estemos experimentando. El autor nos expone 4 tipos de conflictos, cómo pudiéramos trabajarlos haciendo uso de la mediación.

Lo consigues aqui

Libros sobre conflictos familiares
Conoce que es la mediacion y como aplicarla en tu familia

3. Familia, conflictos familiares y mediación

El libro Familia, conflictos familiares y mediación abarca las necesidades más profundas que puede presentar la pareja y el grupo familiar, al igual que ofrece herramientas para poder satisfacerlas mediando con el conflicto.

Libros sobre conflictos familiares
La mediacion es un punto clave para el trabajo de los conflictos familiares

4. Sana tu familia: Haz que el amor y la vida fluyan de tus ancestros a ti y a tus hijos

Si te interesan cómo se vincula las relaciones ancentrales con las actuales, entonces este libro es para ti. Sana tu familia de la autora y psicoterapeuta Margi Block nos comparte experiencias personas asociadas a las relaciones familiares y es analizado desde una perspectiva donde la herencia familiar es fundamental.

Lo consigues aqui

Libros sobre conflictos familiares
Si te gusta conocer las energias que tiene tu familia entonces este libro para ti

5. El matrimonio y los días

El libro El matrimonio y los días (Vázquez) trata sobre la relación de pareja, el cómo la rutina puede ser trabajada de manera positiva y en pro de la relación. Recuerda que la pareja, los padres son figuras representantivas dentro del núcleo familiar y si la pareja está unificada, la familia funcionará adecuadamente.

Lo consigues aqui

Libros sobre conflictos familiares
Conoce mas sobre el matrimonio y sus verdades

Los conflictos familiares son más comunes de lo que pensamos, la gran mayoría o incluso todas las familias hemos experimentados conflictos entre los miembros. Y es que, la familia es un grupo social que se mantiene en constante cambio positivos o negativos y mayormente estos cambios son impulsados por los problemas familiares.

Es por ello que, la visión únicamente negativa de los conflictos no es tan verdadera, porque nos permite revisarnos como personas y abrir paso al entendimiento tanto propio como de la otra persona.

Si hay amor, los conflictos familiares son una excelente forma de aprender a convivir

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS