Familia Maternidad

Disciplina infantil: 8 claves que te ayudarán a mejorar la crianza y la convivencia familiar

Es momento de otorgarles responsabilidades propias a los niños

Cuando tenemos niños en casa la disciplina es uno de los principales temas que tenemos en consideración las madres. La principal educación de los niños se da en casa, donde la disciplina infantil juega un rol fundamental. Habitualmente se entiende disciplina como algo malo, pero recordemos que los límites sanos y positivos contribuyen a la conformación de personas responsables y fuertes.Ya que, la educación que reciban los niños determinará su estilo de vida en el futuro. Además que la disciplina infantil ayuda a conformar la autoridad de los padres y mejora la convivencia familiar

La disciplina infantil es esencial para el desarrollo positivo de los niños, la autoridad de los padres y la convivencia familiar

A veces a las mamás nos cuesta un poco poner disciplina cuando de nuestros hijos se trata. Pensamos que los hacemos sufrir terriblemente, y la verdad es que le estamos ofreciendo una educación basada en valores, como el respeto, amor y humildad. Es importante que, tengamos en cuenta que los niños están creciendo y los valores los van aprendiendo poco a poco. Para un actuar positivo de los padres es esencial la disciplina cuando hay niños en casa.

Veamos consejos que te ayudarán a aplicar una disciplina infantil positiva, que nos ayudaran a reforzar las fortalezas y autoestima de tu niño.

La mejor disciplina se basa en los valores

8 Normas para aplicar la disciplina infantil sana en casa

El objetivo de aplicar la disciplina infantil sana y positiva con nuestros niños, es brindarle herramientas, nuevas opciones para actuar desde los ideales del pequeño. Asimismo, guiamos a los niños para que tengan un estilo de vida positivo y exitoso.

Recuerda que tener límites sanos en casa es incrementar enormemente el bienestar personal del niño.

1. Normas claras, específicas y puntuales

Es importante que las normas que establezcamos en casa sean muy específicas. Lo idea es que el niño pueda entender una norma simple como “Recoge todos tus juguetes cuando termines de jugar”, en lugar de dar una larga norma donde el niño se distraiga mientras se la decimos.

En vez de “ordena tu cuarto”, optemos por reglas mas puntuales como “recoge esos juguetes”

Ten en cuenta que los niños tienen corto tiempo para atender a una misma cosa y las reglas muy elaboradas o genericas le son dificiles de entender.

2. Adiós castigos para niños

Diferentes estudios han demostrado que los castigos en niños tienen un efecto negativo tanto en la crianza como en la psique del niño.

Psicólogos que se han dedicado a estudiar los efectos del castigo, encontrando que refuerzan las conductas negativa de los pequeños, ya que las madres colocan gran parte de su atención intentando que el niño cumpla el castigo.

Los niños no comprenden el castigo y porque hicieron mal

Asimismo, a veces los padres colocamos castigos que pueden no ser comprendidos por los niños, porque la explicación después del castigo no se da al pequeño. Dicha situación puede ser interpretada negativamente por el niño, creando emociones negativas en él o ella, principalmente miedo.

En otras palabras, los niños pequeños no logran comprender la relación entre el castigo y lo que hicieron mal.

3. Debemos otorgar responsabilidades y tareas de acuerdo a sus capacidades

Suele suceder que como madres no queramos otorgarles responsabilidades a los niños cuando son pequeños, ya que solo queremos que jueguen todo el día. Sin embargo, como mamás debemos saber que ponerle responsabilidades y tareas propias a los niños, les permitirá ser adultos responsables de sus actos.

Recordemos que la educación de casa es una de las más importantes.

Asignar tareas y responsabilidades acordes a la edad es esencial para los niños y les mejora la autoestima

Asimismo, las responsabilidades que les demos a los niños deben ser propias y de acuerdo a sus capacidades, como por ejemplo recoger sus juguetes al terminar, bañarse, acomodar sus camas, cepillarse los dientes, entre otras posibilidades.

Además el cumplimiento de estas tareas le ayuda a mejorar su autoestima ya que los hace sentir útiles y que pueden colaborar con la familia.

¿Porque la gran mayoría de los niños no quieren hacerlas?

Sencillamente, porque se asocia a las tareas como algo negativo, que nadie en la familia quiere hacer o muchas veces como un castigo. En otras palabras, el niño entiende que hacer esas tareas esta mal. Debemos cambiar esa idea, y comprender las responsabilidad y tareas como algo positivo y parte de la vida. Algo que nos enorgullese y que nos hace sentir útiles.

4. Mantenernos firmes como mamás y ser coherentes con las reglas

Es importante que una vez dada la norma y reglas nosotras como mamás nos mantengamos firmes. Y es que, puede ocurrir que en ocasiones nuestros niños lloren desconsoladamente y nosotras accedemos a darles lo que quieren, desapareciendo casi instantáneamente el llanto.

Sin embargo, hay que estar atentas cuando el niño de verdad está indicando algún dolor o incomodidad ante la norma. Esto solo lo sabremos nosotras las madres, quienes conocemos más que nadie a los hijos.

Las reglas y normas están para cumplirse

Otro punto importante es ser coherentes con las reglas. Es muy confuso para un niño decirle que no puede hacer algo porque esta mal, mientras que ve los demás lo hacen. Tampoco tiene sentido que un día si y otro no. Lo importante aquí es la coherencia de las reglas y dar el ejemplo.

Se debe evitar poner reglas en un mal momento, las reglas deben tener un porque

Por ultimo, no se trata de poner reglas porque si. En general, los padres solemos poner reglas como castigo, a último momento y de mala gana, o cuando estamos de mal humor. Es importante que las reglas tengan un propósito claro, cumplan una función positiva, por lo que es importante pensar la reglas y sus consecuencias, pues sino es imposible ser coherentes y las terminaremos rompiendo nosotros mismos.

Lo cual nos quitara autoridad y respeto ante nuestros propios hijos.

Aplicar la disciplina infantil forma adultos responsables y exitosos

5. Respetar los horarios de sueño

El sueño para todo ser humano es vital, ya que es el momento en el que nuestro cerebro y cuerpo en general se regenera. Cuando somos niños, el crecimiento más importante se da mientras dormimos. Es por esta razón que, los horarios de sueño son intocables, sobretodo cuando hay niños en casa.

Los niños en ocasiones pueden presentar mayor nivel de energía en las noches, porque suelen dormir en las tardes o gastan pocas energías en casa.

Definir y respetar el horario de sueño de los niños es muy importante

Es importante que toda la familia ayude. Por tanto, cuando se aproximen las horas de dormir, podemos ir apagando las luces en casa, despegarnos de los aparatos electrónicos como televisores, computadoras o celulares y quizás leer algún dulce cuento.

6. Enseñemosle el respeto a los niños

Sin dudas, el respeto forma parte de la disciplina infantil, además resulta fundamental para la formación del niño.

El respeto se enseña mediante la imitación y el ejemplo. Los niños buscan actuar como las personas más significativas para ellos, es decir, padres, abuelos y personas que han sido amorosos con los niños.

El respeto es parte esencial de la disciplina y de la vida

Además, podemos fomentarlo mucho más con pequeños reforzadores positivos. Por ejemplo, si notamos que el niño le esta pegándole a otro niño es importante que le digamos por qué no le debe pegar a otra persona. Por otro lado, es difícil decirle que esta mal que lo haga, si en casa el niño ve que se hace eso. Por eso, los padres también debemos respetar a los niños

7. Permitirle al niño que se exprese adecuadamente

Otra de las normas que puede ser implementada como parte de la disciplina infantil es darles el espacio para expresarse. La mejor manera para que el niño aprenda los códigos para comunicarse con las personas, es permitiéndole que se expresen, que participen en conversaciones. Todo ello bajo las principales normas como el respeto y el derecho de palabra.

Recordemos que el aprendizaje de los niños se basa en las experiencias y la observación.

Es nuestro deber como padres, enseñarle a los niños a expresarse de forma adecuada en las diferentes situaciones sociales.

8. Obedecer las normas de mamá y papá por igual

Cuando hay niños en casa, es importante que los padres sean coherentes con las normas que manejen. Por tanto, las conversaciones de entre los padres para establecer las normas de los niños son vitales. Esto es muy importante ya que el niño puede confundirse o jugar con las normas de los padres. Y es que, lo que no pueda conseguir con mamá, correrá a donde papá para obtenerlo. Esto suele ocurrir cuando de padres separados se trata.

Ambos padres deben estar de acuerdo y saber las reglas y normas

También es una estrategia para manipularlos a ambos padres con que “quiere más a papá o mamá” de acuerdo a quien le da lo que el quiere. Este tipo de manipulación, ambos padres pierden ya que el niño se vuelve malcriado y manipulador.

Sin embargo, esto se puede evitar simplemente conversando.

Por otro lado, se debe evitar el “preguntale a mamá/papá”. Lo ideal es que ambos padres puedan expresar la misma regla o norma.

Es muy importante definir las normas y reglas entre mamá y papá a priori

La disciplina infantil es flexible y se adapta a cada niño y a cada familia.

Recordemos que el objetivo de la misma es enseñarle al pequeño a vivir con un estilo de vida saludable y positivo. Siempre basándonos en el respeto y disfrutando del amor de los padres y otros familiares.Es importante tener en cuenta que los niños son personitas sensibles y muy fuertes, capaces de hacer mucho aunque a nosotras las madres nos cueste admitirlo, porque nunca querremos que dejen de ser nuestros niños.

¿Que crees que es lo más importante en la disciplina infantil?