Bebes Familia Maternidad

NUNCA discutas con tu pareja frente al bebé

padres pelando frente a bebe
Cuando los padres pelean, todo el entorno familiar se ve afectado, especialmente cuando ocurren en presencia del bebé.

Aunque la llegada de un bebé es motivo de amor y felicidad, los retos de las primeras semanas, los cambios en la rutina, el dormir poco, el dinero, la división de tareas entre ambos así como las hormonas que afectan a la mamá, pueden hacer que la convivencia en pareja se torne difícil. Muchas veces, las peores discusiones ocurren justo cuando están atendiendo al bebé, y aunque pensemos que por ser pequeñito el bebé no se percata de lo que sucede a su alrededor, la realidad es que la hostilidad del ambiente, el tono de voz y lenguaje corporal que se adoptan en estas situaciones sí tiene un impacto muy negativo en ellos.

Muchos padres creen que sus bebés son pequeños para entender lo que sucede, sin embargo, se ha comprobado que las peleas y discusiones afectan la salud de los bebés

De hecho, según las investigaciones más recientes las discusiones frente a los bebés pueden causar daños irreparables hasta los tres años siguientes.

¿Cómo le afecta a tú bebé cuando peleas con tu pareja?

Los recientes aportes e investigaciones llevados a cabo por la Universidad de Oregon y la Dra. Anne Mannering, advierten que las discusiones de pareja, que se dan por ejemplo, en un elevado todo de voz o en planes de divorcio, pueden afectar el sueño del bebé y modificar sus patrones de dormir en los siguientes 3 años de vida.

Según esta especialista, las constastes discusiones y tonos elevados de voz, como los gritos de una pareja frente a su bebé pueden impactarlo profundamente, hasta el punto de provocarle insomnio y un patrón del dormir por al menos, los siguientes tres años.

Las peleas y discusiones afectan la salud del bebé y pudiéndole causar insomnio durante los próximos 3 años de vida.

Esta realidad no sólo se limita en los niños de familias biológicas, según un estudio realizado por Harold Gordon, de la Universidad de Leicester, Reino Unido, los bebés adoptados que presencian las discusiones de sus padres con frecuencia, también presentarían problemas para lograr conciliar el sueño y tener hábitos de sueño saludables.

Para Gordon, las forma en la que los padres se relacionan entre sí, y la manera en la que manejan los conflictos y discusiones cotidianas frente al bebé influye significativamente en el desarrollo emocional, conductual y académico del pequeño a largo plazo.

Y es que al ser el sueño un factor esencial para el desarrollo saludable del cerebro durante los primeros años de vida, una inestabilidad en los patrones del mismo, puede llegar a traer enormes consecuencias en el desarrollos de los pequeños a la largo plazo.

Al ser el sueño un factor esencial para el desarrollo, esto puede llegar a traer gravisimas consecuencias en el crecimiento de los bebés y su salud

padres enojados frente a un bebe
Son muchos los padres que se preguntan si las discusiones de pareja podrían afectar a un bebé tan pequeño.

Un segundo estudio revela consecuencias más severas

Además de ser un factor determinante para los patrones de sueño de los niños, las discusiones de pareja en frente de los bebés también puede acarrear consecuencias serias al nivel serias a nivel cerebral. Una segunda investigación realizada por la Universidad de Oregon, así lo confirma. Los especialistas encargados de la investigación, realizaron un experimento tomando como muestra 20 bebés de entre 6 y 12 meses, aproximadamente.

La prueba consistía en evaluar la actividad cerebral de los pequeños, por medio de un escáner de resonancia magnética, mientras eran expuestos a adultos que leían frases en distintos tonos de voz. Los resultados revelaron que aquellos bebés que venían de un entorno familiar considerado conflictivo, debido a las peleas de parejas dentro del hogar, reaccionaron de un forma más alterada que los demás bebés estudiados, ante los tonos de voz más elevado y agresivos de las lecturas que le hicieron.

Los niños de familias conflictivas reaccionan de forma más alterada ante los tonos de voz agresivos y elevados

Ante las revelaciones de este estudio, los especialistas explican que desde el primer momento en el que los bebés nacen éstos reaccionan con miedo al escuchar elevados tonos de voz acompañado de un lenguaje agresivo, pues se trata de una emoción que se registra en el subconsciente y marca la vida de los pequeños. De hecho, se ha podido comprobar que aún cuando duermen, los bebés son capaces de registrar en su cerebro los tonos de voz que se dan a su alrededor.

pareja peleando frente a nino
Es importante que las peleas que surjan en pareja no ocurran enfrente de los niños.

Consecuencias de las discusiones de parejas a los bebés según su edad

Crecer en un entorno de discusiones y peleas pueden afectar significativamente a los niños, pues les genera tristeza, angustia e inseguridad, sentamientos negativos que afectan también su desarrollo. Aunque las discusiones de pareja afectan a los niños a cualquier edad, éstas se da de distinta manera.

A continuación te explicamos de qué forma le afectan estas situaciones a tu bebé, según su edad:

  • Bebés de 0 a 18 meses:  Después de un discusión entre mamá y papá, los bebés que aún no hablan se muestra irritable, alterado y nervioso. También presenta dificultades para conciliar el sueño y repentinos despertares durante la noche. Debido a que aún es muy pequeño, él no es capaz de entender la magnitud de la discusión, por lo que aún cuando los padres ya hicieron las paces, el se sigue sintiendo inestable.
  • Bebé de 18 meses / años: A esta edad, los niños ya son conscientes de las consecuencias de su acciones, por lo que ya está en la capacidad de llorar o gritar durante la discusión que esté presenciando. La finalidad de esta conducta, es captar la atención de sus padres para intentar que dejen de pelear.
  • A partir de los tres años de edad: Una vez que está más grandecito, el niño ya puede protestar y como ha comprendido que él es quién aporta la estabilidad en el hogar, se resiste a acudir a la guardería o al preescolar. Cuando los niños presencian muchas actuaciones agresivas, también suelen adoptar comportamientos que ya habían superado como hacerse pis en la cama o chuparse nuevamente el dedo.

Para evitar estas consecuencias en tu pequeño, recuerda pensar en él cuando se avecine una pelea con tu pareja en casa y evita lo más que puedas pelear o discutir cuando tu bebé esté presente, incluso cuando duerme.

Antes de perder el control y pelear recuerda que las peleas afectan la salud de tu bebé

Lo ideal tanto para el bebé como para la relación de pareja, es que aprendan a manejar los desacuerdos, de forma respetuosa, sin gritar y puedan llevar a soluciones siempre estando a solas y en momentos oportunos. Sólo de esta forma podrán evitar llenar al niño de miedos, estrés y ofrecerle un entorno familiar lleno de amor y respeto que tanto desean para él. No nos olvidemos que también al estar presente en estas discusiones los niños aprenden estas conductas hostiles y el trato hacia los demás individuos.

3 comentarios

Click aqui para dejar un comentario

Última actualización del articulo 20 febrero 2018