Familia Maternidad

Preadolescencia: ¿Qué es y como guiar a nuestros hijos en esta etapa?

Preadolescencia
La preadolescencia es la etapa ideal para guiar a los hijos

Si bien hay mucha información sobre la adolescencia, se habla muy poco de la preadolescencia, casi como si no existiera este paso tan importante en el desarrollo de nuestros hijos. En la preadolescencia, los jóvenes comienzan a tratar de prepararse para los cambios que se le avecinan en la adolescencia.

Como mamás podemos aprovechar la fase de la preadolescencia como una fase para ayudarlos a prepararse a esos cambios emocionales y físicos propios de la adolescencia, para que puedan experimentarla de la forma más amena y placentera posible. Y es que, todos sabemos la adolescencia es una etapa que suele ser conflictiva, difícil y suele causar mucho malestar psicológico para los jóvenes.

Cuándo los niños no son niños, pero tampoco son adolescentes 

Te mostraremos sencillos tips que te ayudarán a guiar a tu hijo durante la preadolescencia, conociéndose como persona, fortaleciendo su autoestima y afianzar su seguridad lo que sin duda será clave cuando entre en la adolescencia. Hoy día, la etapa de la preadolescencia se acorta mucho más y es una etapa vital en la vida de los jóvenes, por lo que como mamás debemos brindarle ese apoyo a nuestros hijos en pro de su bienestar psicológico.

Veremos ¿Qué es la preadolescencia? ¿Que cambios ocurren en esta etapa? ¿Cómo ayudar a nuestros hijos en la preadolescencia?

La preadolescencia es la etapa de transición entre la niñez y la adolescencia, donde los niños experimentan más cambios sociales y psicológicos que físicos.

¿Qué es la preadolescencia?

Preadolescencia
La etapa de la preadolescencia cada dia se vuelve mas corta

La preadolescencia es aquella etapa que todos los seres humanos atravesamos como una fase de transición entre la niñez y la adolescencia. Es la fase de transición corresponde entre los 11 y 14 años de edad en lo jóvenes. Sin embargo, expertos han considerado que hoy día la preadolescencia se comienza a los 8 años de edad, principalmente en las chicas.

La preadolescencia ocurre entre los 11 y 14 años de edad pero las niñas puede incluso comenzar a los 8 años de edad

La preadolescencia le permite a los jóvenes prepararse para la adolescencia, porque a pesar que de que comienzan a experimentar algunos cambios especialmente psicológicos, desconocen lo que se les aproxima en la adolescencia con los cambios físicos, y lo que implica en la sociedad la entrada a la adultez.

El cambio más importante en la preadolescencia se da en el ámbito social

Los cambios en la preadolescencia son pocos como a nivel fisico, por ejemplo, inicio prematuro de la menarquía o menstruación en algunas jóvenes y en pocos se comienza a ver algunas señales del acné adolescente, pero el cambio más importante se da en el ámbito social. Los gustos cambian, hay otros intereses y la necesidad de ser aceptado en algún grupo social comienza a ser bastante notorio e importante.

En la preadolencia los cambios no son fisicos más bien sociales

Cuando los expertos señalan que la preadolescencia se está adelantado cada vez y que ahora se pudiera decir que comienza a los 8 años aproximadamente, se refieren a los cambios social. Porque, a los 8 años de edad las chicas comienzan a preocuparse más por su aspecto físico, quieren imitar con mayor convicción a algún artista favorito o incluso a la/el líder del grupo al que pertenece en el colegio, el amor de pareja empieza a tomar mayor fuerza, desean tener teléfonos inteligentes para comunicarse con sus amistades, pero todo esto se da en paralelo con otras conductas un poco más de niños como, por ejemplo, seguir durmiendo con su peluche.

En esta etapa aparecen los ídolos, y los modelos de como les gustarían ser

Como toda etapa de transición, la preadolescencia suele ser confusa para los padres y para los hijos también, por lo que brindarles una guía será la mejor ayuda que le podamos dar y así puedan disfrutarse su preadolescencia y adolescencia.

¿Cómo ayudar a nuestros hijos en la preadolescencia?

Las mamás somos la principal figura representativa para los hijos, por lo que nuestro rol es vital al momento de ofrecerles la mejor guía durante cualquiera de las fases de su vida, especialmente en la preadolescencia. Desde la paternidad, debemos entender a la preadolencia como  el cambio de nuestros hijos pequeños, dejan de ser niños para convertirse adolecentes.

Veamos algunos consejos que nos darán las señales necesarias para guiar a nuestros hijos durante la preadolescencia:

Genera confianza en tu hijo

La confianza es un factor necesario si queremos ayudar a nuestro hijo y puedes aprovechar la preadolescencia para fortalecerla aún más para que tu hijo pueda sentirte como su mejor apoyo. La confianza se genera conversando sobre el día a día sin juzgarlo y no ser radicales al momento de hablar sobre límites.

Incentiva la negociación con tu hijo

La negociación es necesaria con los preadolescentes, porque será a través de ella que podrás colocar límites y que ellos puedan cumplirlos. Recuerda que, cuando imponemos límites solo ganamos hijos que los romperán, por lo que la negociación es la mejor opción para ambos, pues le estamos dando la oportunidad de que se expresen y nosotras poder guiarlos. Es mejor aprender a negociar en esta etapa y definir el vinculo que tenemos con ellos. Si no en la adolencia nos encontraremos con grandes peleas.

Da inicio a las conversaciones sobre el autocuidado y el respeto hacia el otro

La sexualidad es un tema que está muy presente en los preadolescentes hoy día, por lo que pasarla por alto no es una opción. Si bien puede ser un tema incómodo de conversarlo con nuestros hijos, es súper valioso y necesario hacerlo desde la preadolescencia.

Puede dar inicio a la conversación hablando sobre el autocuidado del cuerpo que se da a través del aseo personal, uso de cremas corporales, cuidarnos al enfermarnos y después de enfermarnos como medida preventiva y por supuesto, conversar sobre los métodos anticonceptivos. Además, cuando se trata de sexualidad el respeto hacia el otro es fundamental, ya que debemos considerar que se encuentran en una etapa de exploración y curiosidad hacia el otro, por lo que resaltar la importancia de respetar el espacio personal de las demás personas es vital.

Conoce las amistades de tu hijo

Conocer las amistades de nuestros hijos suele ser muy enriquecedor, porque nos permite conocer más acerca ellos mismos, sus gustos y saber quién la/el líder del grupo lograremos identificar las conductas que busquen imitar este personaje y como poder abordarlas positivamente. Incluso, si tu hijo es el/ la líder podremos motivarlo a ser un líder positivo, que puedan disfrutar de cada etapa de su vida sin apuros. Para conocer las amistades de nuestros hijos podemos organizar pijamadas, reuniones en casa o compartir en parques públicos.

Hazle saber las fortalezas que tiene y cuánto lo amas

Es importante que resaltemos las fortalezas que tiene nuestro hijo, diciéndolas cuando alcance algún logro por más pequeño que sea, esto permitirá que tu hijo pueda internalizar sus capacidades y creer de lo que es posible de alcanzar. Además, lo que nunca puede faltar y ayuda en enormes cantidades a nuestros hijos es el amor que le damos día a día, nunca dudes en decirle un “Te amo hijo” o “Te extraño”, porque así tu hijo se sentirá valorado, amado y protegido por su figura más representativa.

Enseñarles a elegir

La preadolecencia es una etapa fantástica para enseñarles a elegir, a tomar decisiones. Por supuesto, recordando que son niños. Es una etapa muy social, por lo cual es interesante que aprendan pequeñas cosas como elegir su ropa, cuidados personales, y otras actividades, evaluando los pro y contras. Ir jugando con definir su futuro, la carrera que les gustaria hacer, o reconociendo sus propios atributos positivos.

Incentivar las responsabilidad con libertades

Esta etapa es ideal para poder darle enseñarle a asumir responsabilidades, lo que le permite obtener libertades. Es una excelente etapa para que aprendan el valor del trabajo, por ejemplo pueden ayudar en el trabajo de papa, un primer trabajo o realizar otras actividades para ganarse un dinero extra lo cual es una gran motivación.

Lo mejor es utilizar esta etapa de preadolecencia para enseñarles los valores que queremos ver de ellos cuando sean adultos, ya en muy poco tiempo lo que no hayan aprendido se vera en carne propia: peleas, faltas de respeto, adolescentes demandantes y maleducados.  Ya que dejaran de ser niños para convertirse en jóvenes con personalidad, y carácter que ya no nos obedecerán como antes.

Y muchos padres se encuentran con la paradoja que tenían hijos amorosos, pero adolescentes de terror.

No son niños, ni adolecentes

En la etapa de la preadolecencia, los niños comenzaran a actuar como adolescentes. Es uno de los errores más frecuentes en los que caen los padres: darle ese lugar de adolescente con todos los beneficios y responsabilidad que esto implica.  Es un gran error tratar a tu hija de 8-11 años como si tuviera 15-17 años. Sin embargo, la realidad es que todavía es un niña solo que más grande.

Recordemos que si bien puede actuar como adulta, psicológicamente no es.

La preadolencia es muy importante

La preadolescencia es una etapa maravillosa de la vida que no se puede pasar por alto como pareciera ocurrir actualmente, donde lo niños ya añoran ser adolescentes, sin pasar por esta fase previa de la adolescencia.

Como mamás tenemos un rol importante, guiarlos durante este proceso de transición a la adolescencia con amor y el mayor entendimiento de los jóvenes, explicándoles sin tabúes sus dudas y abrazándolos cada día para que se sientan amados y protegidos.

Última actualización del articulo 03 enero 2018