Familia Maternidad Vida Positiva

Los Valores Familiares (más importantes) para enseñarle a tu niño en casa

El amor es primordial en crianza de los niños

Fomentar los valores familiares en el hogar trae consigo las más grandes satisfacciones para nosotras las mamás, ya que tendremos hijos felices, quienes llevarán un estilo de vida positivo y sano. Asimismo, los valores familiares son parte esencial al momento de establecerse los comportamientos y actitudes frente a ciertas situaciones. Es por ello que, procurar una educación en casa basada en valores familiares siempre será la mejor opción para nuestros niños.

Los padres deben definir los valores familiares que quieren transmitirles a sus hijos

Además, es importante saber que como mamás tenemos el rol protagónico cuando de inculcar valores en los niños se trata. Recordemos que, somos su principal ejemplo a seguir en la infancia, y es que es la etapa del desarrollo donde el niño establecerá las bases sólidas de sus propios valores personales.

Por otro lado, la familia como su grupo social más significativo para el niño será la responsable del crecimiento como persona sensible y consciente del pequeño. Pues, la familia es el primer grupo por el que se rodea el niño al nacer y generalmente es por el que reciben más amor y seguridad. Por tanto, el pequeño le otorgará mayor importancia a lo inculcado por este grupo familiar que por cualquier otra persona.

La empatía es toda virtud en los niños

¿Que son valores familiares?

Los valores familiares son el conjunto de valores que unen a una familia, y que son compartidos por todos los individuos de la familia en su conjunto. Es decir, son aquellos valores que los padres les transmiten a sus hijos y que a su vez fueron enseñados por sus abuelos, hermanos, tíos y demás familiares o seres queridos.

Los valores familiares son el conjunto de valores, ideas y creencias que son compartidos por todos los individuos de la familia

Muchas veces estos valores son transmitidos inconscientemente, por ejemplo con el ejemplo cotidiano y la interacción diaria. Y otras veces los valores familiares son transmitidos de forma activa, como puede ser la practica de la religión, la lectura de un cuento o el tipo de educación.

A partir de los valores familiares, cada individuo desarrolla sus valores personales.

La importancia de los valores familiares

La importancia de los valores en la familia es que permite ofrecer a los niños una educación basada en valores. Es decir, convertirlos es personas sensibles, amorosos y conscientes del mundo que los rodea. Transformarlos en la mejor versión de ellos mismos. De esta manera, los niños podrán marcar la diferencia al tener interés en ayudar a los demás, ser comprensivos y solidarios. Y es que, generalmente los adultos más exitosos y mejores personas son aquellos niños que fueron educados con valores familiares.

La mejor forma de educar transmitir los valores familiares es con el ejemplo de nuestra conducta

Los valores familiares determinan la actitud del niño ante la vida, si mismo y los demás

Adicionalmente, al ser la familia el primer grupo social donde está inmerso el niño, se fijará el aprendizaje de establecimiento de relaciones interpersonales afectivas, llenas de sentimientos y respeto mutuo. Así, el niño también encontrará la felicidad al compartir con otras personas, disfrutar del tiempo con la familia o amigos.

En conclusión, los valores familiares les enseña al niño como debe comprender y actuar ante el mundo

Valores familiares que nunca pueden faltar en el hogar

Existen innumerables valores para los niños, sin embargo hay valores familiares claves que al incluirlos en su crianza, marcan una gran diferencia en su estilo de vida y en el desarrollo de la personalidad. Pues, los niños comienzan a tener una percepción de la vida mucho más positiva, poniendo lo sentimientos en un plano importante.

Veamos los valores familiares que no pueden faltar en la educación de los niños en casa.

1. Empatía

Ser empático es poder reconocer al otro como personas, tratar de entenderlos, para que de esta manera podamos ofrecer nuestra ayuda. Un niño empático es aquel comparte su desayuno con otro niño que olvidó traerlo.

Como mamás podemos enseñar a nuestros hijos a ser empáticos a través de juegos donde deban colocarse en los zapatos del otro. Por ejemplo, un juego que pueden realizar en familia es hacer un círculo con un par de zapatos de todos los miembros de la familia. La idea es que el niño se ponga los zapatos de todos y al ponérselos, imite al dueño de los mismos. Así, ira comprendiendo la empatía a través del juego.

2. Humildad

El valor de la humildad es una gran virtud que cualquier niño puede tener, ya que será capaz de ofrecer su ayuda con sencillez, libre de pretensiones y mostrando sus sentimientos más puros. Un niño humilde es aquel que no le importará jugar con cualquier otro niño, sin importar estatus social o condiciones por estilo de vida.

Para fomentar la humildad en los niños, podemos hacerlos parte de eventos sociales de caridad, donde nosotras también participemos ayudando a los demás. Recordemos que no podemos enseñar los valores que nosotras mismas no aplicamos.

Nos guste o no, los padres siempre transmitimos a los niños los valores familiares en el día a día

3. Respeto

Las relaciones interpersonales más valiosas son las que se basan en el respeto, pues nos dan las mejores experiencias gratificantes y nos llenan el corazón de amor. Por tanto, enseñémosle a nuestros niños sobre el principal de los valores familiares: el respeto

Una forma de mostrarles lo importante que es el respeto, es mediante nuestra relación con ellos. Escuchemos con atención sus puntos de vista, tomémoslo en cuenta sin prejuicios u omisiones y evitemos las expresiones que degraden las capacidades del niño.  De esta manera, ellos podrán tener un modelo claro de las relaciones de respeto y amor.

El compañerismo es fundamental en los grupos familiares

4. Compañerismo

El compañerismo es un factor vital al momento de trabajar en equipo, lo que sin duda hace falta cuando de un grupo familiar se trata. Además, el niño que aplique el compañerismo, será capaz de llevar a cabo trabajos grupales en el colegio, tener un grupo de amigos que tengan un adecuado funcionamiento.

Asimismo, enseñarles sobre el compañerismo es sencillo cuando es aplicado por los propios padres con el manejo del hogar. También, podemos planificar actividades juntos en familia, donde repartamos actividades que ameriten trabajar en armonía, como por ejemplo preparar la comida en familia. Esta será una divertida experiencia para todos, y estaremos enseñándole sobre uno de los valores familiares que es el compañerismo.

5. Gratitud

Más que un valor familiar es toda una fortaleza del niño que posea la gratitud. Y es que, aunque no lo creas, la gratitud es considerada como una de las principales fortalezas personales del ser humano por Martin Seligman, creador de la psicología positiva.

Como mamás podemos enseñarles de gratitud a nuestros hijos, pidiendo que digan gracias a las demás personas cada vez que sea necesario, así como también hacerlo nosotras. Asimismo, es importante resaltar que las gracias no solo se le pide cuando recibe algo material, sino también cuando disfruta de una tarde agradable con alguien, cuando le preparan el desayuno o cualquier otro gesto amoroso.

Los valores familiares determinan la actitud del niño ante la vida, si mismo y los demás

El agradecimiento es muy importante pues permite reconocer al otro y a uno mismo. Además permite y comprender incluso las circunstancias negativas como positivas, por lo que el agradecimiento ayuda al aprendizaje y evolución del carácter.

Por el contrario, es muy importante socialmente pues no hay nada más desagradable que una persona desagradecida

6. Autoestima: Confianza en sí mismo

La confianza es uno de los motores más fuertes que puede tener la personas para afrontar los retos del día a día, por tanto como mamás fomentar la confianza en los niños es parte de los valores familiares que le debemos inculcar. Un niño que confía en sí mismo es aquel que no tienen miedo de explorar el mundo, crear juegos, dibujos, decir lo que piensa y puede establecer nuevos vínculos afectivos con las personas.

Una forma de incentivar la confianza en los niños es felicitándolos por sus logros, y motivándolos a continuar cuando fallen. Ayudarlos a comprender que no siempre las cosas salen como queremos, explicarles que todas las personas podemos cometer errores, pero que lo más valioso es poder aceptarlos y seguir adelante para solucionarlos y cumplir nuestras metas.

Por otro lado, es importante saber que la sociedad actualmente ha creado modelos sociales “perfectos” que obligan a los niños a entrar en estos estereotipos de maneras muy forzadas. Como mamás, tenemos la responsabilidad de que sean ellos quienes decidan qué ser en la vida, siempre y cuando apliquen los valores familiares aprendidos.

7. Aceptación

A veces los niños pueden ser muy crueles, y es que desconocen los diferentes personas como son, sus valores y sus creencias Esto es normal, pues los niños están todavía aprendiendo. Sin embargo, está en nosotras como mamás fomentar los valores familiares como la aceptación.

Aceptar a la otra persona con sus características, personalidad y particularidades es reconocer lo valioso de cada individuo y de si mismo. Nosotras como adultas, sabemos que en ocasiones esto puede resultar difícil, porque es mucho más sencillo querer amoldar a las demás personas a nuestro estilo de vida. Pero, es importante saber que no es lo más sano.

Los valores familiares les enseñan a los niños como deben comprender el mundo y los demás

Para enseñar a los niños a aceptar a las demás personas como son, con sus valores y creencias puede ser a través de conversaciones sobre lo importante que son sus amistades, las cualidades de cada uno de sus amigos y las propias. Asimismo, el cómo pueden complementarse como grupo de amigos y disfrutar de las virtudes de cada uno.

Los valores familiares son un factor vital en la crianza de los niños en casa, porque les permitirá ser personas conscientes, sensibles y capaces de extenderle la mano al otro. Además, poniendo en práctica los valores familiares experimentarán un estilo de vida diferente, con una percepción mucho más positiva y saludable para todos los miembros que conforman el hogar.

Disfrutemos junto a nuestros niños enseñándoles sobre lo importante que es ser una persona regida por los valores familiares más significativos.

Última actualización del articulo 15 marzo 2019

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS