Hogar

¿Cómo y cada cuánto lavar el baño? +10 Pasos para dejarlo impecable

cada cuanto lavar el bano
Aplica estos tips para lavar tu baño y mantenerlo perfectamente limpio y aseado

¿Cada cuánto lavar el baño? ¿Cómo y con cuánta frecuencia se debe lavar el baño? El baño es uno de los espacios que mayor aseo y limpieza requiere en el hogar, pues es allí donde más hongos, bacterias y gérmenes se acumulan, sobre todo cuando no hay un aseo adecuado.

El baño es la habitación que más suciedad y gérmenes tiende a acumular en el hogar

Quizá tu baño se ve reluciente y no tiene mal olor, pero esto no significa que esté impecable. Si ya llevas más de 15 días sin lavarlo, es posible que haya una gran cantidad de gérmenes y bacterias acumuladas, ya que es durante este tiempo que pueden reproducirse e implicar una amenaza para la salud.

La humedad es la causante principal de que se genere moho y suciedad, por eso fundamental que sepas cada cuánto lavar el baño. Sigue estos pasos y recomendaciones para lavarlo correctamente y dejarlo impecable.

cada cuanto lavar el bano pasos
El plazo de tiempo en que las bacterias y la suciedad se acumulan en el baño es de entre una y dos semanas.

¿Cada cuánto lavar el baño?

El baño de la casa amerita una limpieza óptima, profunda y frecuente, por eso debe lavarse con regularidad, al menos una vez por semana. 

Los expertos aseguran que la limpieza del baño debe ser diario porque lo usan muchas personas diariamente y para diferentes necesidades pero, si no tienes tiempo, conviene lavarlo a profundidad una vez por semana. Según estudios, éste es el periodo en que tardan las bacterias y la suciedad para acumularse y convertirse en una amenaza para la salud.

El baño debe lavarse a profundidad una vez a la semana

En el baño hacemos nuestras necesidades fisiológicas y distintas rutinas de higiene, como ducharnos, lavarnos las manos, entre otras, de ahí la importancia de mantenerlo limpio y desinfectado. Para saber cada cuanto lavar el baño, deber tener en cuenta cuándo asear cada rincón de este espacio:

  • Inodoro: Dos veces por semana
  • Lavamanos: Una vez por semana, máximo cada 15 días
  • Ducha: Una vez por semana, incluyendo lavado de cortina de baño
  • Piso: Todos los días
  • Cambio de toallas: Cada tres días
  • Esponjas: Cada vez que las uses
El lavado del baño es obligatorio debido a la acumulación de hongos, bacterias y gérmenes que puedan afectar la salud.

¿Cómo y cada cuánto lavar el baño? ¡Hazlo en solo 10 pasos!

A la hora de lavar el baño, debes tener en cuenta que es uno de los lugares que más se ensucia en la casa, precisamente porque es un espacio de aseo personal en el que se hacen necesidades fisiológicas y rutinas de higiene.

Para lavar el baño correctamente hay que limpiar cada rincón y lavar todos los accesorios dentro del baño ¡Sigue estos 10 tips para que tu baño quede impecable!

1. Lava todos los espacios

El baño es un lugar muy importante en el hogar, pues es un espacio de aseo personal y, por ende, debe permanecer impecable.

Cuando nos referimos a la limpieza del baño, esta comprende todos los elementos del toilet, es decir, lavamanos, inodoro, ducha, piso, paredes, etc. Solo lavando bien cada área, lograremos que el baño se mantenga limpio.

Para lavar todos los espacios debes dedicarle cierta cantidad de tiempo a cada uno. Puedes lavar primero el inodoro, luego la ducha, la cerámica o azulejos, el lavamanos, etc.

Inodoro

Es el elemento del baño que más bacterias y gérmenes acumula, por lo que debes prestar especial atención a su limpieza y desinfección.

  1. Lávalo con ayuda de esponjas y una bayeta, esta última te permitirá fregar el interior del inodoro y eliminar la suciedad que se pega en su interior.
  2. Usa jabón, cloro y desinfectante para neutralizar los malos olores, las bacterias y los gérmenes
  3. Para una limpieza correcta es importante que, con las esponjas, friegues el exterior del inodoro.

Ducha

La ducha se debe lavar entre una y dos veces a la semana. Para asegurarte de limpiar la ducha correctamente, te recomendamos seguir los siguientes tips de limpieza:

  1. Echa jabón en las paredes y el suelo de la ducha.
  2. Agrega cloro y desinfectante, y friega con una escoba o cepillo.
  3. Usa esponjas para limpiar las paredes y las manillas de metal de la regadera, pues en estas también se acumula suciedad.
  4. Retira los detergentes con abundante agua.

Si usas tina, no la laves con cepillo sino con una esponja que sea exclusiva para su limpieza. Usa jabón, cloro y desinfectante y agrega agua caliente al desagüe.

Es importante que la tina permanezca seca para que no se produzca moho. Siempre que la uses, vacía el agua depositada y deja que se seque. Por ningún motivo debes dejar el agua estancada, esto es fuente de larvas, mosquitos y zancudos.

Lavamanos

Usa una esponja pequeña o un cepillo de dientes que ya no uses para fregar bien el lavamanos, recuerda que también debes enfocarte en la manilla. Agrega cloro en el desagüe para eliminar malos olores y posibles gérmenes alojados allí.

cada cuanto lavar el bano tips
Si deseas, puedes agregar un poco de agua caliente en los desagües del baño, es un truco muy efectivo para eliminar bacterias.

Paredes y pisos

La escoba es nuestra mejor aliada, con ella puedes fregar bien paredes y pisos. Usa jabón y agua abundante.

Ropa de baño

Si tienes una bañera con cortina, se recomienda lavarla cada cierto tiempo, preferiblemente en la lavadora. En cuanto a las toallas y juegos de baños, lo ideal es que los cambies cada semana.

2. Recuerda los rincones

No tiene caso que limpies el baño y te olvides de los rincones, pues en ellos se aloja mucha suciedad y moho.

  1. Utiliza un recipiente con dosificador y un cepillo pequeño para limpiar estas áreas
  2. Incluso puedes depositar rocíos de cloro para eliminar el moho

No olvides limpiar también los accesorios de metal dentro del baño, como perillas, grifos, etc. Luego de hacerlo, asegúrate de secar una bayeta seca o papel absorbente para evitar las marcas de agua.

cada cuanto lavar el baño
Es recomendable usar una manguera para lavar el baño, pues la presión de agua arranca la suciedad de los rincones

3. Detergentes y utensilios adecuados

Cuando se trata de lavar el baño, no solo basta con agua y jabón; el cloro, desinfectante, aromatizantes, blanqueador y demás productos especiales para el baño permiten que éste quede impecable.

Cada producto de limpieza tiene una función específica, por eso, lo ideal es que uses los más adecuados para lavar tu baño.

  • Asegúrate de elegir los productos correctos: lee las etiquetas de cada uno para confirmar que contienen componentes especializados para eliminar los gérmenes y las bacterias.
  • Ten a la mano los utensilios adecuados como esponjas, cepillos, escoba, trapos… los mismos deben terne un uso exclusivo para el baño.

Utiliza productos y utensilios especiales para el inodoro y la ducha

4. ¿Cada cuánto lavar el baño, la cortina de baño y la alfombrilla?

La cortina de baño y la alfombrilla son imanes de bacterias y gérmenes debido al contacto frecuente con la humedad. Por eso, es un error omitir su limpieza y aseo.

Cada vez que laves el baño, recuerda lavar bien ambas piezas con jabón, desinfectante y un cepillo exclusivo para fregarlas. Deja que remojen en detergente para desinfectarlas mejor y asegúrate de que reciban ventilación, pues al colocarlas en su sitio deben estar secas.

Un buen truco para eliminar las bacterias de las cortinas y alfombras es rociar agua caliente con vinagre y limón.

5. Limpia los accesorios

Recipientes, cajones, espejo, contenedores, repisas… todos los accesorios del baño deben limpiarse cada vez que lo laves. En ellos también se acumulan gérmenes y ácaros, pues la humedad del baño favorece su producción.

Acostúmbrate a limpiar todos los accesorios del baño cada vez que lo asees

Para su limpieza y desinfección puedes utilizar trapos y cepillos, aunque no ameritan una desinfección tan profunda, de igual forma debes ponerle atención a su higiene.

Mientras menos accesorios coloques en el baño, más rápida y efectiva es su limpieza.

6. Cambia las toallas de baño

Las toallas de baño se deben cambiar y lavar semanalmente, es decir, cada vez que lavemos el baño. Al igual que ocurre con las alfombras y cortinas, las toallas de baño tienden a acumular muchos ácaros y gérmenes porque son usadas frecuentemente para secar la humedad de las manos y el rostro.

Si a la hora de lavar el baño no cambias, ni lavas, las toallas que estas utilizando, debes saber que tanto la humedad, como la suciedad que se deposita en ellas es perjudicial para la salud. Mételas a la lavadora o cámbialas por unas toallas limpias cada vez que hagas limpieza en el baño.

Lo ideal es que cada miembro de la familia tenga una toalla de baño, pues si todos usan una, es mayor la humedad que recibe y, por ende, mayor la acumulación de suciedad.

Si las toallas no se decoloran, usa cloro y agua caliente para desinfectarlas

7. Cambia la ropa de baño

Si eres de las que viste el baño con piezas para el inodoro, ten en cuenta que estas también necesitan mantenimiento. Cada vez que laves el baño, retíralas y ponlas en remojo con agua y jabón. Luego, ingrésalas a la lavadora.

Si tienes otro juego de ropa de baño cámbialo sino, espera que seque bien al sol para que no obtengan mal olor.

Vestir el baño y combinarlo con toallas u otros accesorios le da un estilo muy bonito a tu hogar

8. Usa aromatizantes

El aspecto que más preocupa sobre el aseo baño es el hecho de neutralizar los malos olores. Por ello, procura utilizar detergentes con aromas agradables cada vez que laves el baño y usa aromatizantes que puedan mantener dentro del mismo un olor a frescura y limpieza.

Puedes usar velas aromáticas, incienso, esencias naturales, difusores con esencias, plantas aromáticas, etc.

Cada vez que uses el baño rocía algún aromatizante dentro para que se neutralicen los malos olores y no queden atrapados

9. Limpia utensilios al terminar

Es un grave error terminar la limpieza del baño y dejar los utensilios que has usado dentro y sucios. Lo primero que debes hacer es colocarlos fuera del baño, pues no es higiénico que los mantengas allí.

Además, es indispensable que al terminar de lavar el baño asees cada utensilio, escoba, trapos, trapeador, cepillos, palea, bayeta. Agrégales agua, cloro, jabón y enjuaga bien.

Por último, se recomienda que cada cierto tiempo renueves los utensilios de limpieza, pues mientras mas lo uses se deterioran y obtienen mal olor.

10. Mantén el baño seco

El baño es un lugar húmedo y por ello es propenso a la acumulación de bacterias y gérmenes. Disminuye su producción manteniéndolo seco.

Cada vez que laves el baño, limpia y seca las paredes, griferías y el suelo ¡no dejes nada húmedo! Tampoco debes colorar la ropa de baño, toallas, cortinas y alfombras humedecidas pus esto favorece la creación de moho y mal olor.

cada cuanto lavar el baño
Si tu baño tiene ventana déjala abierta, la ventilación es importante para eliminar malos olores.

Tips de limpieza para mantener el baño impecable

Mantener tu baño impecable no tiene que ser una tarea difícil, puedes hacerlo teniendo en cuenta algunas recomendaciones que deben convertirse en una rutina de limpieza del hogar para todos los miembros de la familia.

¡Toma nota de los siguientes tips!

  • Productos de calidad: Al usar productos de calidad, exclusivamente diseñados para lavar el baño y con componentes especiales, será más sencillo mantener el baño impecable. La acción de estos detergentes elimina la suciedad y su propagación.
  • Aromatizantes concentrados: Utiliza aromatizantes que neutralicen los malos olores que en este espacio se generan. Algunas ideas son: un frasco con hojas de albahaca seca o flores de lavanda, enciende una vela aromática de tu fragancia favorita, utiliza aerosoles cada vez que uses el baño y un dosificador con desinfectante para el inodoro.
  • Ventilación: Si en tu baño hay ventanas déjalas abiertas para que el baño se conserve seco y evites la concentración de vapores químicos que desprenden los productos. Si no tienes ventanas, opta por abrir la puerta varias veces al día para que reciba ventilación.
  • Limpieza rápida: Al finalizar el día, cuando nadie vaya a usar el baño, es bueno hacer una limpieza rápida ¿Cómo? Agrega jabón y desinfectante al inodoro y friega con la bayeta, pasa una esponja con desinfectante por el lavamanos y el trapeador por el piso.
  • Toallas individuales: Asegúrate de que el uso de las toallas de baño sean individuales, pues así evitas que se ensucien demasiado rápido y que estén mojadas siempre. Al mantenerlas secas también puedes prevenir malos olores y la producción de hongos.
  • Seca luego de bañarte: Es un error muy común bañarse y dejar el piso del baño mojado, si deseas que este permanezca impecable, debes incorporar el hábito de secar el piso siempre que termines de bañarte.

Un baño impecable es de nuestras grandes satisfacciones como amas de casa, por eso siempre debemos tener en cuenta cada cuánto hay que lavarlo y cómo se lava correctamente. Cuidando su mantenimiento semanal, el cambio de toallas y aseo de accesorios podemos conservar el baño limpio y evitar la propagación de bacterias, gérmenes, ácaros y hongos que se producen por la humedad.

Dedica un día completo a la limpieza profunda de tu baño, ya que este es un espacio que siempre ha de estar aseado.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS